Santa Cruz de la Sierra
25 Agosto 2014

Las autoridades firmaron el lunes un acuerdo con presos para terminar con un motín en una cárcel de Cascavel, estado de Paraná (sur de Brasil), que ha dejado cuatro reos muertos -dos de ellos decapitados- mientras se aguarda la liberación de dos agentes penitenciarios rehenes.

"Hay un acuerdo firmado entre la policía y los presos para finalizar el motín. Ahora se están trasladando prisioneros a otro penal, porque se destruyó casi la mitad de esta cárcel. Luego se soltarán a los dos agentes rehenes y se da por terminado el incidente", dijo Elson Faxina, portavoz de la secretaría de Justicia de Paraná, a la AFP.

"Del motín participaron unos 800 presos, es decir, el 80% de los reos. Aún la policía tiene que entrar a constatar si hubo más víctimas y los daños materiales", agregó.

En la mañana del domingo un grupo de presos aprovechó la entrega del desayuno para reducir a los agentes penitenciarios e iniciar una revuelta en esta cárcel que cuenta con 1.140 reos y tiene capacidad para 1.181, según información oficial.

El sindicato de agentes penitenciarios aseguró, no obstante, que la capacidad real del recinto es de 900 presos.

Durante la revuelta, dos prisioneros fueron decapitados y otros dos murieron tras ser lanzados desde los techos de los pabellones por los reos amotinados, de acuerdo con las autoridades.

La policía no ha podido identificar aún a los cuatro muertos, y los presos han impedido el retiro de los cuerpos de los decapitados del penal, según la Secretaria de Justicia de Paraná.

El domingo 145 presos ya habían sido trasladados a otras cárceles porque eran amenazados por los amotinados, informó la entidad.

Los presos exigían un mejor diálogo con la dirección de la prisión, comida de mejor calidad y una flexibilización del régimen de visitas.

En Brasil hay actualmente 548.000 presos y hacen falta 207.000 plazas suplementarias para evitar el hacinamiento, según la ONG de derechos humanos Conectas, que trabaja en el tema carcelario.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

20 Agosto 2014

13 presos lograron escapar de una cárcel brasileña en el estado de Goiás. La noticia sorprende aún más porque grabaron su fuga con un teléfono celular y luego lo subieron a Internet.

Los prisioneros filmaron como se desplazaban por el túnel que ellos mismos excavaron y que comunicaba el baño de su celda con la granja de la cárcel.

Las cámaras de seguridad del lugar grabaron cuando los sujetos saltaron el muro de la cárcel.

Según las autoridades, tuvieron hasta dos meses, después de que su celda pasase la última inspección, para acometer la excavación.

Dos de los 13 ya fueron detenidos. Un tercero se entregó a la policía.

Las autoridades ya investigan si hubo negligencia o complicidad entre los agentes que trabajaban ese día en la prisión para que se diera el escape.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

Últimas Noticias

Prev Next

Ministros llaman a esperar el cómputo of…

Ministros llaman a esperar el cómputo oficial: “Estamos bastante confiados en el resultado final”

Los ministros de Comunicación y Relaciones Exteriores llamaron este lunes a esperar el cómputo oficial...

El origen del imperio Kardashian

El origen del imperio Kardashian

Sin duda, las hermanas Kardashian son las más famosas del mundo. Han conseguido contratos millonarios...

EEUU y el Reino Unido piden transparenci…

EEUU y el Reino Unido piden transparencia en el conteo electoral de Bolivia

La presión internacional sobre el Órgano Electoral sube. Representantes de los gobiernos de Estados Unidos...