Santa Cruz de la Sierra
29 Abril 2019

El líder del Estado Islámico (ISIS), Abu Bakr al-Baghdadi, reapareció en nuevo video, luego de cinco años oculto, donde prometió vengar las muertes de sus militantes muertos.

No está claro cuándo y dónde se filmó el video, pero Baghdadi se refirió en tiempo pasado a la lucha de Baghouz, que duró meses, en el bastión final de ISIS en el este de Siria, que terminó el mes pasado.

Medios internacionales indicaron que el líder del grupo islamista dio su último sermón en la Gran Mezquita de Mosul, Irak, en julio de 2014.

Se rumora que el iraquí de 47 años, padece diabetes, fue herido o muerto varias veces en el pasado, pero su paradero nunca ha sido confirmado.

Hay una recompensa de $25 millones de dólares por su captura.

El hombre está sentado y visiblemente con mayor peso que la última vez que fue captado en público y de refiere a las batallas perdidas. Junto a él hay un arma de asalto.

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

 

 

 

 

 

23 Abril 2019

El balance de los atentados del domingo en Sri Lanka aumentó este martes a 310 muertos, después de que varios heridos sucumbieran a sus lesiones, anunció la policía local.

Las autoridades detuvieron hasta el momento a 40 personas en el marco de la investigación sobre estos ataques, que fueron atribuidos a un movimiento islamista local, el National Thowheeth Jama'ath (NTJ), precisó el portavoz de policía Ruwan Gunasekera.   El balance anterior era de 290 muertos y el número de heridos se mantiene en alrededor de 500.

Sri Lanka guardó la mañana de este martes tres minutos de silencio en homenaje a las víctimas de los atacantes, que atentaron contra hoteles de lujo e iglesias en las que se celebraba la misa del Domingo de Pascua, en varios puntos de esta isla del Sur de Asia.

El gobierno declaró este martes como día de luto nacional. Las banderas de todas las instituciones gubernamentales ondean a media asta, las tiendas de bebidas alcohólicas están cerradas y las televisiones y emisoras de radio deben adaptar su programación musical.

En la iglesia de San Antonio de Colombo, escenario del primer atentado la mañana del domingo, decenas de personas rezaron en silencio, con velas en las manos y algunas aguantando las lágrimas a duras penas. Al concluir los tres minutos de silencio, la multitud inicio una oración en voz alta.

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

 

 

 

 

23 Abril 2019

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría de la serie de ataques en el Domingo de Resurrección en Sri Lanka contra iglesias y hoteles de lujo que causaron la muerte de al menos 310 personas y más de 500 heridos.

 "Los ejecutores del ataque que tuvo como objetivo los ciudadanos de los países de la coalición y cristianos antes de ayer son combatientes del Estado Islámico", dijo en un escueto comunicado una fuente de seguridad a la agencia Amaq, afín a los yihadistas.

 La autenticidad de esta información difundida a través de la red de mensajería Telegram no pudo ser verificada.

La agencia de propaganda del grupo extremista hace alusión en su comunicado a la coalición internacional, que está encabezada por Estados Unidos y formada por 75 países.

El portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, indicó hoy a Efe que el número de muertos en los atentados aumentó a 310 y más de 500 heridos.

 Entre los fallecidos hay al menos 31 extranjeros, entre ellos dos españoles, un bangladesí, dos chinos, ocho indios, un francés, un japonés, un holandés, un portugués, dos saudíes, dos turcos, seis británicos, dos angloestadounidenses y dos australianos.

 Por su parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó hoy de que 45 niños figuran en la lista de aquellos que perdieron la vida.

El Gobierno de Sri Lanka vinculó los ataques con el poco conocido grupo terrorista local de tintes islamistas National Thowheeth Jamath (NTJ), aunque advirtió sobre posibles vínculos extranjeros.

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4 %, mientras que los budistas son el 70,2%, los hinduistas el 12,6 % y los musulmanes el 9,7 %, según datos del censo de 2011.

 Los países árabes y la institución de referencia del islam suní, Al Azhar, condenaron los "despreciables y brutales actos" que tuvieron como objetivo a las personas que asistían a misas en distintas iglesias y se encontraban en hoteles.

Atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que causó, según datos de la ONU, más de 40.000 civiles muertos.

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

 

 

 

 

 

18 Marzo 2019

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura que el autodenominado Estado Islámico perdió el 100% de su territorio, aunque las Fuerzas Democráticas de Siria sostienen que la victoria total aún no está declarada.

A medida que la batalla se acerca a su fin, Quentin Sommerville, de la BBC, se encontró con algunos de los que vivían en el último bastión del grupo militante en Baghuz.

El mundo de Hamza Jasim al Ali es pequeño y terrible.

El niño no conoce mucho del mundo, pues ha vivido siempre en el mismo tramo de tierra de unos 40 km a orillas del río Éufrates.

Su viaje, todavía sin fin, lo llevó desde Al-Qa’im en Irak, a través de la frontera con Siria hacia el oscuro centro de lo que era el califato de pesadilla del autodenominado grupo Estado Islámico (EI).

Hamza ha visto más muertes que las que cualquier niño de 12 años podría ver.

Ahora está lejos de su río, sentado en el suelo del desierto en una tienda de campaña golpeada por el viento, al lado de una anciana que apenas conoce.

Su pierna está rota, pero está sanando, y sonríe mientras le hago preguntas.

¿Cómo era la vida ahí adentro del territorio de Estado Islámico?.

“Era buena”, dice, sonriendo de nuevo. “Poca comida o agua y muchos combates. Fueron combates muy duros“.

 

Mujeres y niños de EI están ahora yendo a campos de refugiados.  

¿Todavía te agrada Estado Islámico?

“No. ¿Cómo podrían gustarme después de todo lo que han hecho?“, responde.

Hamza es un huérfano de EI.

Su padre se unió al grupo y se llevó a toda la familia con él. Murió hace cinco meses, junto con la madre de Hamza y sus hermanos y hermanas en un ataque aéreo que fue parte de la batalla para expulsar al grupo de su último dominio en territorio de Siria.

Las víctimas de EI son millones: desplazaron y aterrorizaron a personas en todo Irak, Siria y Libia.

Su tratamiento a los yazidíes fue genocida, según Naciones Unidas. Pero también maltrataron y corrompieron no solo a sus enemigos, sino también a sus propios hijos.

“Fui víctima de la yihad sexual”: el brutal testimonio de Nadia Murad, la ganadora del Nobel de la Paz que fue secuestrada y violada por Estado Islámico

Como parte de un acuerdo de alto el fuego, más de 6.000 mujeres y niños han abandonado el territorio de EI, junto con combatientes heridos.

Procesados

Los sueños del grupo del Estado Islámico de un califato en expansión se han reducido a un minúsculo campamento alrededor de la aldea de Baghuz.

Nada más salir de ahí está el desierto, donde miles de los que abandonan el territorio son procesados. Ahí el aire es agrio y sucio, por lo que muchos están enfermos. Hacen sus necesidades a la intemperie.

 

Grupos de apoyo dicen que miles han salido del último bastión de EI en Siria.  

La mayoría luego se traslada a un campo de internamiento cerca de la ciudad de Hassaka, en el pueblo deAl-Hawl.

Mientras Hamza y yo hablamos, hay un momento de calma en el exterior: los refugiados de EI aún no han llegado, y los de la noche anterior se han montado en camiones de ganado para el largo viaje a través de las carreteras del desierto hasta Al-Hawl.

El drama de la niña que encontró refugio en el boxeo tras escapar de Estado Islámico

Son registrados individualmente por mujeres combatientes kurdas, pero no se sabe si se les toman las huellas digitales o fotografías.

Las fotos de los hombres lesionados y otros datos biométricos se toman antes de enviarlos a detención.

Pero existen límites a las investigaciones que pueden llevarse a cabo sobre los delitos de los que hay sospechas.

No está claro por cuánto tiempo las autoridades kurdas podrán retenerlos. Algunos de los hombres dijeron que esperaban ser liberados dentro de unos meses.

Poco arrepentimiento

Un hombre, que dijo que era de Alepo, me dijo al borde del área de procesamiento: “Cumpliré el supuesto tiempo de detención y luego me iré a vivir con mis padresy dejaré todo atrás. Iré a vivir con mi madre. Eso será lo mejor”.

 

Combatientes heridos abandonaron el territorio que le queda a EI y encaran penas de detención que aún no están claras.  

Otro, Abu Bakr al Ansari, mostró poco arrepentimiento.

“Todos los musulmanes estarán tristes de que se haya terminado porque querían su propio estado”, dice. “No vivirán libres para practicar su religión en otros países musulmanes”.

Ambos fueron llevados bajo detención kurda.

Por qué los kurdos son un nuevo foco de tensión entre Estados Unidos y Turquía y cómo esto puede afectar a Siria

Al otro lado de la llanura del desierto, encuentro pertenencias desechadas: teléfonos móviles que han sido destrozados o quemados en fogatas, unidades USB partidas en dos.

También hay fotografías en el suelo: una de cuatro niñas de un grupo de boy scouts y otra de una niña con pañuelo en la cabeza. ¿Estaría una de ellas camino al campamento de Al-Hawl?

En medio de los pañales sucios y latas de comida vacías, hay una tarjeta de ración familiar.

Pertenece a una familia de Kosovo. El padre tenía una posición prominente dentro de EI. Pero esa es otra historia.

El fanatismo perdura

Muchas de las mujeres que se fueron no lo hacen porque hayan querido, sino porque se les ordenó hacerlo. Muchas todavía llevaban las desgastadas mochilas militares de sus maridos.

Parece que quieren que sus enemigos, los kurdos y la coalición occidental, tengan poca idea de quiénes son.

¿Qué hacer con los miles de hijos de combatientes extranjeros de Estado Islámico cuyos padres quieren repatriarlos a sus países de origen?

Conocí mujeres de Turquía, Irak, Chechenia, Rusia y Daguestán. Algunas esperaban reunirse con sus esposos que aún están dentro de Baghuz, esperando la batalla final.

Muchas siguen siendo fanáticas.

Umm Yousef es una mujer tunecina-canadiense con un nicab con manchas y lentes con montura púrpura.

Su esposo, marroquí, fue asesinado, pero puede haberse casado con otro hombre que todavía estaba dentro. Asegura que no se arrepiente de nada y que había aprendido mucho de EI.

“Entonces, Alá, él hizo esto para probarnos”, me dijo. “Sin comida, sin dinero y sin casas, y ahora estoy contenta, porque quizás en algún momento, en dos horas veré que tengo agua para beber“.

“¿No sientes mi dolor?”

Gran Bretaña y otros países de la coalición presionan a los kurdos para que mantengan encerrados a los exmiembros de EI.

Pero después de la miseria que los extremistas trajeron aquí, los kurdos quieren que se vayan.

Por la noche llegaron más mujeres. Algunos de sus hijos lloraban, pero otros permanecían en silencio y quietos, adormecidos por todo lo que los rodeaba.

 

Qué hacer con los combatientes extranjeros y sus hijos ha provocado un gran debate internacional.  

Cuando se les hizo una pregunta, a la luz de las luces de las cámaras de televisión, giraron sus caras cubiertas de polvo hacia el suelo y no dijeron nada.

Un grupo que casi no mostró piedad, ahora suplica por ella.

Una mujer iraquí, parada en la oscuridad, junto a otras 200 mujeres y niños, me cuestiona.

“¿No ves a los niños aquí ante ti? ¿No puedes sentir su dolor? ¿El dolor de los viejos y de las mujeres que fueron destrozadas por las bombas? ¿Los niños que murieron en ataques aéreos? Tú eres humano. También somos humanos. ¿No sientes mi dolor, hermano?“, me dice.

“Volví a ver a mi secuestrador de Estado Islámico en una calle de Alemania”: el horror de una adolescente yazidí que escapó de la esclavitud del grupo extremista

En el borde de la multitud, hay una estación médica, dirigida por una organización benéfica, los Free Burma Rangers.

Paul Brady, californiano, es uno de sus médicos. Dice que las lesiones han cambiado a medida que más personas han llegado de EI.

“Hace unos 10 días vimos unos cuantos con lo que parecían heridas de bala”, me dijo.

“Dijeron que les dispararon porque se estaban escapando. Pero ahora no hemos visto tantos así. Parece que la mayoría de estas lesiones son un poco más antiguas, principalmente de ataques aéreos y morteros”, explicó.

“Caminas alrededor de este punto de clasificación y huele muy mal porque estas heridas se han estado infectando durante mucho tiempo“.

La lucha final

El flujo de personas eventualmente se acabará, y luego se espera la batalla final por Baghuz.

Aquellos con los que hablamos en el desierto dijeron que todavía había miles de combatientes dentro.

 

Solo algunos niños se entretienen con las cosas que hay en el desierto, como una bicicleta.  

Hamza se lesionó hace cinco semanas cuando pisó una mina terrestre, pero dice que su pierna rota está mucho mejor ahora.

Cuando estoy a punto de irme, me mira, su sonrisa finalmente desaparece de su rostro y pregunta: “¿qué me pasará?”

No hay una respuesta clara. Y no pude decirle que Irak no puede llevarlo de vuelta. Probablemente lo llevarían al campo de Al-Hawl, como a todos los demás.

Le dejé algo de beber, algunos chocolates y plátanos, bajo el cuidado de los médicos y las fuerzas kurdas.

Cuando regresé al desierto al día siguiente, él se había ido, su lugar en el suelo fue ocupado por más enfermos y heridos del autodenominado califato.

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: BBCMundo

 

 

 

 

16 Enero 2019

Varios soldados estadounidenses murieron el miércoles en un ataque suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) en la ciudad de Manbech, en el norte de Siria, confirmó la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

“Militares estadounidenses fueron asesinados durante una explosión mientras llevaban a cabo una operación rutinaria de patrulla en Siria“, dijo un portavoz de la coalición internacional en su cuenta oficial de Twitter.

El portavoz no dio más detalles, pero, según los medios, fueron cuatro los soldados estadounidenses muertos y tres los heridos en el ataque, que de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dejó por lo menos 16 víctimas mortales.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo en un breve comunicado que el presidente Donald Trump había sido informado sobre el ataque y seguirá “supervisando la situación en Siria”.

El ataque es el primero que tiene lugar desde que Trump anunciara el pasado 19 de diciembre la retirada de sus tropas del norte de Siria y después de que el día 11 de enero comenzara el proceso de repliegue, según indicó a Efe el coronel Sean Ryan, portavoz de la coalición internacional.

Pese a lo sucedido, el vicepresidente Mike Pence defendió la decisión de Trump de retirar las tropas del país árabe.

“Estamos trayendo a nuestras tropas a casa. El califato se ha desmoronado y hemos derrotado al ISIS”, proclamó Pence durante un discurso en el Departamento de Estado, sin mencionar el ataque registrado unas horas antes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó hoy que dos soldados de la alianza antiyihadista habían fallecido en el atentado, aunque no especificó su nacionalidad.

Agregó que nueve civiles y cinco combatientes sirios de las fuerzas aliadas a la coalición que controlan la zona perdieron también la vida en la explosión, que se produjo en el restaurante Qasr al Umara, en el centro de Manbech, según la ONG.

Además, el ataque dejó diez civiles heridos y un miembro de la coalición internacional, de acuerdo con el Observatorio.

Manbech estaba bajo el control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos y apoyada por la coalición, aunque los combatientes de estas milicias comenzaron a retirarse de la localidad después de llegar a un acuerdo con el Ejército sirio para su despliegue en el área. 

Redacción: Leo.com                        

Fuente: EFE

 

10 Febrero 2017

Las autoridades francesas aseguraron este viernes haber desarticulado un proyecto de "atentado inminente" en su territorio, tras el arresto de cuatro personas en Montpellier (sur), incluida una menor de 16 años.

La detención de los cuatro individuos "permitió desbaratar un proyecto de atentado inminente en suelo francés", afirmó el ministro del Interior, Bruno Le Roux, en un comunicado.

Una fuente conocedora de la investigación indicó que la policía aún no había podido determinar el objetivo del ataque. "La voluntad de actuar y de confeccionar varios artefactos explosivos parece haberse materializado", precisó una fuente policial.

"Los cuatro sospechosos, de 16, 20, 26 y 33 años, fueron detenidos después de comprar acetona", un líquido que se puede utilizar para fabricar artefactos explosivos, explicó otra fuente policial.

Entre los arrestados, una joven de 16 años había sido localizada en las redes sociales tras expresar su voluntad de viajar a Siria o Irak o de cometer un ataque en Francia. "Uno de sus mentores era uno de los objetivos de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI)", los servicios de inteligencia franceses, añadió esta fuente.

Según los primeros elementos recogidos por los investigadores, este hombre, que está entre los cuatro detenidos, planeaba "hacerse explotar".

Durante sus registros, la policía encontró TATP, un explosivo artesanal potente pero altamente inestable y muy apreciado por los yihadistas, así como acetona, agua oxigenada, jeringas y guantes de protección.

Las mujeres jóvenes, a las que los servicios de inteligencia solían pasar por alto, se consideran ahora potencialmente tan peligrosas como los hombres, sobre todo desde el arresto en septiembre de 2016 de un comando femenino en la región parisina.

Francia está en estado de emergencia desde los atentados yihadistas de 2015 y 2016, que causaron 238 muertos. El país es un objetivo para los yihadistas, en parte porque forma parte de la coalición que lucha contra el grupo Estado Islámico (ISIS) en Siria. 

El primer ministro, Bernard Cazeneuve, recordó este viernes el "nivel de amenaza terrorista extremadamente alto" que afronta su país.

El 3 de febrero, un egipcio de 29 años atacó, con un machete en cada mano, a militares en la muy turística galería del carrusel del museo del Louvre en París, al grito de "Allahu Akbar" (Alá es el más grande, en árabe). Los disparos de los soldados lo dejaron gravemente herido.

En sus declaraciones, el sospechoso explicó haber querido "atacar un símbolo de Francia como reacción contra los bombardeos de la coalición internacional" en Siria, y aseguró que sólo quería deteriorar obras en el museo del Louvre, el más visitado del mundo.

Tras el ataque, el presidente François Hollande volvió a pedir a Francia que afrontara la amenaza terrorista. "Está aquí, continúa y debemos afrontarla", "ese es el motivo por el que movilizamos tantos medios y seguiremos haciéndolo mientras sea necesario", declaró.

Francia ha frustrado numerosos atentados o proyectos de atentado en los últimos meses. El 13 de diciembre, el ministro del Interior dijo que las fuerzas de seguridad habían evitado "al menos 13 intentos que implicaban a más de 30 individuos", entre ellos mujeres y menores, desde el atentado que dejó 86 muertos en Niza, el 14 de julio de 2016.

A finales de noviembre, la policía detuvo a cuatro franceses y un marroquí que habían jurado lealtad al ISIS y eran sospechosos de planear un atentado en la región parisina.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: AFP

27 Enero 2017

Mientras las fuerzas iraquíes, con el apoyo de la coalición internacional, continúan batallando para retomar el control de Mosul, el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) resiste y no deja atrás su brutalidad. En los últimos días, el grupo terrorista ejecutó a cinco yihadistas por intentar huir de los enfrentamientos armados en la ciudad.

Los extremistas ejecutados son un juez que se dedicaba a aplicar la extremista ley de la sharia y cuatro de los principales comandantes de la organización terrorista.

La información fue confirmada por fuentes militares iraquíes.

El juez era apodado Abu Hafsa. Luego de ser interceptado junto a los otros cuatro comandantes terroristas intentando escapar de los combates, fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en la ciudad de Badush, ubicada al oeste de Mosul.

Como es habitual en cada ejecución, los yihadistas fueron asesinados en la vía pública frente a una multitud, consigna Daily Mail.

Informes militares de Irak revelan que, a pesar de presentar una dura resistencia al avance de las tropas gubernamentales, el Estado Islámico se está debilitando y esto estaría generando tensiones en el seno del grupo terrorista.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

15 Noviembre 2016

El grupo terrorista nigeriano Boko Haram advirtió este lunes al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que "la guerra acaba de empezar" y de que sus socios de ISIS no cederán en su "yihad" (guerra santa).

"Permanecemos firmes en nuestra fe y no nos detendremos", aseguró su líder, Abubakar Shekau, en un mensaje de video difundido por los medios locales en el que pide a los demás grupos yihadistas que no se sientan abrumados por el mandatario electo y la guerra que lidera Estados Unidos contra ISIS en países como Iraq o Siria.

El mensaje, según interpretan medios locales, pretende responder a la promesa de Trump durante la campaña electoral de que acabará con los grupos terroristas islámicos.

EL PLAN DE TRUMP CONTRA EL TERRORISMO

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos asegura que se necesita lo mejor de la inteligencia en seguridad para combatir el terrorismo.

Abubakar Shekau anunció el pasado año la adhesión formal del grupo nigeriano a ISIS y juró lealtad a su líder, Abu Bakr al Bagdadi.

Pese a haber perdido ante el Ejército nigeriano buena parte de los territorios que controlaba, Boko Haram, que lucha por imponer un Estado islámico en el norte del país, sigue cometiendo atentados en Nigeria y en naciones vecinas.

Desde 2015, Boko Haram ha ampliado su zona de operaciones al lago Chad, área difícil de controlar por la porosidad de las fronteras entre Nigeria, Camerún, Chad y Níger, donde ha cometido decenas de atentados suicidas.

En los más de seis años que dura el conflicto, ha asesinado a más de 12,000 personas de acuerdo con estimaciones gubernamentales, cifra que otras fuentes elevan a más del doble, y han obligado a más de 2.5 millones de habitantes a huir de sus casas.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Expansion

Últimas Noticias

Prev Next

Rechazan injerencia política Trabajadore…

Rechazan injerencia política Trabajadores de la CRE defienden cooperativismo

El Sindicato de Trabajadores de la Cooperativa Rural de Electrificación, CRE R.L. realizó este fin...

Audiencia Cuatro jóvenes a la cárcel po…

Audiencia Cuatro jóvenes a la cárcel  por violación y asesinato

Ayer fueron presentados ante un juez cautelar, cuatro jovenes acusados de causar la muerte de...

Por trabajos realizados Recuperan salar…

Por trabajos realizados  Recuperan salarios para adolescentes impagos

En Santa Cruz, se recuperaron 150 mil bolivianos durante el 2018 en favor de adolescentes...