Santa Cruz de la Sierra
19 Junio 2019

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, emprenderá este miércoles una visita a Venezuela para palpar la crisis, que se profundiza al calor de la lucha de poder y sanciones de Estados Unidos.

Tres meses después de que una misión de su oficina allanara el terreno, Bachelet llegará invitada por el presidente Nicolás Maduro, durante cuyo gobierno -iniciado en 2013- la otrora potencia petrolera cayó en la peor recesión de su historia moderna.

La diplomática, quien se reunirá este miércoles con Maduro, permanecerá hasta el viernes cuando hará una declaración final.

Según la ONU, desde 2015 unos cuatro millones de venezolanos emigraron por la crisis, marcada por escasez de bienes básicos, una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019, el colapso del sistema de salud y fallas en los servicios públicos.

La visita no escapa al pulso entre Maduro y Juan Guaidó, jefe del Parlamento quien se autoproclamó mandatario encargado hace cinco meses con apoyo de medio centenar de países, liderados por Estados Unidos.

Maduro reivindica que Bachelet llega con su venia, mientras Guaidó sostiene que "es un logro de la protesta" para exigir la salida del líder socialista, a quien tilda de "ilegítimo".

"El régimen va a tratar de invisibilizar los problemas", advierte el opositor, pero Bachelet ha dicho que verá a todos los actores, incluidas "víctimas de abusos y de violaciones de derechos humanos", para "no ser parte de ningún tipo de estrategia".

La visita podría "visibilizar más la crisis" y motivar a la Unión Europea a "aumentar la presión", dijo a la AFP el internacionalista Mariano de Alba.

- País en estado crítico

La expresidenta chilena se encontrará con un país cuya economía se redujo a la mitad entre 2013 y 2018, y donde la producción petrolera perdió dos millones de barriles diarios en la última década, según cifras oficiales.

Una situación que ha llevado a que un cuarto de la población, equivalente a 7 millones, necesite ayuda humanitaria urgente, según un informe de la ONU que muestra un aumento de la desnutrición y las enfermedades.

Se estima que 22% de los menores de cinco años sufren desnutrición crónica y 300.000 pacientes están en riesgo por falta de tratamientos y medicinas, de acuerdo con ese estudio.

La avanzada de Bachelet constató en marzo la precariedad de los hospitales; antes, la propia comisaria manifestó que la negativa del gobierno a reconocer las dimensiones de la crisis hace que la respuesta de las autoridades sea insuficiente.

"Estamos pidiendo a la Michelle Bachelet para que vea lo que está pasando en nuestro país, en Venezuela, no es una mentira como dicen los voceros del Gobierno que no está pasando nada", dijo Pedro Amado, vocero de un grupo de trabajadores petroleros en huelga de hambre desde el 30 de mayo en Caracas para reclamar pagos atrasados.

Bachelet, quien prepara un informe sobre Venezuela, también ha denunciado la "reducción del espacio democrático" y la "criminalización de la protesta".

A inicios de este año, con motivo de manifestaciones, refirió denuncias sobre "uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias y torturas" por parte de organismos de seguridad.

Familiares de presos por motivos políticos (unos 715 según la ONG Foro Penal) le piden que interceda por su libertad. Maduro niega la existencia de "presos políticos".

"Esperamos que pueda reunirse (...) con los hijos, hermanos, esposas de todas las personas que han sido ejecutadas extrajudicialmente", declaró a la AFP Carolina Jiménez, directora de investigaciones para las Américas de Amnistía Internacional.

El lunes, el diputado opositor Gilber Caro fue liberado tras casi dos meses de arresto, pero otro colega está preso y 14 refugiados en embajadas o en la clandestinidad por apoyar un fallido alzamiento militar contra Maduro, liderado por Guaidó, el 30 de abril.

El Parlamento, único poder en manos de la oposición, pidió el martes los "buenos oficios" de Bachelet por esos políticos y que establezca una oficina permanente en Venezuela.

- Temor por sanciones

Al tiempo que denuncia el deterioro de los derechos humanos, Bachelet critica las sanciones de Donald Trump para asfixiar a Maduro, apoyado por los militares, Rusia y China.

Teme que la prohibición de transar crudo venezolano en Estados Unidos repercuta sobre los "derechos básicos y el bienestar de la población", en un país donde el petróleo financia 96% del presupuesto.

Maduro sostiene que los castigos de Trump dificultan la importación de alimentos, medicinas e insumos hospitalarios, y en abril autorizó el ingreso de ayuda de la Cruz Roja.

Bachelet "ratificará su escepticismo ante las sanciones, pero también reflejará situaciones que dejarán al régimen de Maduro en una peor posición", estima De Alba.

Redacción: Leo.com         

Fuente: Agencias

14 Junio 2019

Esta mañana, Naciones Unidas confirmó que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, visitará Venezuela, luego de recibir la invitación del Presidente Nicolás Maduro. La autoridad de la ONU aterrizará en la capital del país sudamericano el próximo 19 de junio y permanecerá hasta el 21 de ese mes.

Durante su estancia en Caracas, Bachelet se reunirá con el Mandatario venezolano y parte de su gabinete. Pero además, sostendrá un encuentro con el Presidente de la Asamblea Nacional y líder opositor, Juan Guaidó, y otros legisladores.

A través de un comunicado, Naciones Unidas señaló que la expresidenta mantendrá reuniones con víctimas de abusos y violaciones a los derechos humanos y sus familiares. Además, se juntará con representantes de la sociedad civil, delegados de sindicatos, líderes religiosos y autoridades universitarias.

En el último día de su visita -el próximo 21 de junio a las 9.30 pm- la Alta Comisionada hará una declaración final en Caracas.

A comienzos de abril, la exmandataria había confirmado que su visita se realizaría en un “plazo relativamente corto”, para monitorear en persona la crisis política y humanitaria que vive el país. En esa oportunidad, advirtió que su viaje será  neutral: “Nuestro rol es ser independientes, imparciales, objetivos y no selectivos. Tenemos que ir con esa neutralidad a conversar con todas las partes. Eso es lo que yo quiero realmente cuidar, la objetividad, la neutralidad, no ser parte de ningún otro tipo de estrategia, de nadie”.

Bachelet también dejó en claro que la organización que dirige desde Ginebra no es una oficina de asistencia humanitaria, y que lo que busca Naciones Unidas no es una “salida de fuerza” a la crisis venezolana, sino que una salida política y desde los “propios venezolanos”.

Presiones opositoras

La visita de la máxima representante de los Derechos Humanos de la ONU se dará luego de varias peticiones que le realizaron opositores al gobierno de Maduro.

El año pasado, un grupo de dirigentes venezolanos, liderados por Lilian Tintori -esposa de Leopoldo López, llegó en reiteradas oportunidades hasta la sede de Naciones Unidas en Caracas para entregar un documento exigiendo la presencia del organismo en el país.

El 7 de marzo, en tanto, Guaidó pidió a Bachelet constatar “sin ideologías” la crisis del país: “Hemos solicitado en todo momento que sea la oficina de la alta comisionada que venga a verificar in situ lo que sucede (…), así que bienvenidos a revisar sin ideologías, sino en pro del pueblo venezolano”, sostuvo.

Informe de la ONU

El 21 de marzo pasado, la Alta Comisionada dio una declaración ante el Consejo de DD.HH. en Ginebra, donde reconoció la violencia en Venezuela. “En el contexto de la última oleada de protestas en todo el país en los primeros dos meses de este año, mi oficina documentó numerosas violaciones de DD.HH. y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales”, dijo.

Además, denunció “homicidios, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos bajo custodia y amenazas e intimidaciones” de parte de las instituciones de seguridad contra opositores al gobierno de Maduro.

Las conclusiones, dijo Bachelet, se basan en antecedentes que recopiló el equipo técnico de la ONU que llegó a Venezuela a comienzos de marzo, el cual también mostró su preocupación por la restricciones a la libertad de expresión y prensa.

El primer informe de Bachelet como Alta Comisionada para los DD.HH.

Además esta jornada la autoridad internacional presentó el primer informe de su gestión desde que asumió formalmente el cargo en septiembre de 2018.

Se trata de un documento de 198 páginas donde se detalla el trabajo de la oficina de DD.HH. en Naciones Unidas; sus funciones, presupuesto, donaciones y la cantidad de voluntarios y personas que trabajan junto a ella.

En el además se detalla que actividades y los resultados que ha obtenido la entidad durante su gestión.

Redacción: Leo.com        

Fuente: Agencias

20 Marzo 2019

La Alta Comisionada de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, denunció que las fuerzas de seguridad venezolanas, respaldadas por milicias progubernamentales, han reprimido la disidencia pacífica con uso excesivo de la fuerza, muertes y torturas que han sido documentadas por su oficina.

"Estoy muy preocupada por el debilitamiento de la democracia, especialmente por la continua criminalización de las protestas pacíficas", aseguró la chilena. Y agregó: "En el contexto de la última ola de protestas en todo el país contra el Gobierno, en los primeros dos meses de este año, mi oficina documentó numerosas violaciones a los derechos humanos y abusos por parte de las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales -los 'colectivos armados'- incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas, amenazas e intimidaciones".

En la comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, la ex presidente de Chile citó denuncias de que la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES) había ejecutado a 37 personas en enero en Caracas en redadas ilegales en casas de zonas pobres que apoyaban a la oposición.

Bachelet, además, pidió al régimen de Venezuela que garantice a los expertos de su oficina que actualmente están en ese país el acceso a los lugares y personas que elijan, sin represalias contra los entrevistados.

"Un equipo técnico de mi oficina se encuentra actualmente en el país y considero que esta es una primera medida positiva", destacó Bachelet en una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, donde señaló que "es esencial que el equipo tenga acceso total y sin restricciones".

También pidió que no haya represalias "contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos", sin dar detalles sobre las personas con las que su equipo está contactando.

La misión técnica está en Venezuela para estudiar una posible visita de Bachelet, ya que el Gobierno de Maduro le ha extendido una invitación, pero el organismo de Naciones Unidas quiere asegurarse de que tendrá libre acceso a opositores y disidentes.

En su intervención, Bachelet analizó las situación de los derechos humanos en Venezuela durante el último año, período en el que según la ex presidente chilena continúa habiendo una grave crisis que "constituye, además, un inquietante factor de desestabilización regional".

"Desde junio de 2018, el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente", subrayó Bachelet, quien destacó que las autoridades venezolanas "se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos".

Añadió que su oficina continúa investigando las denuncias de ejecuciones extrajudiciales, con al menos 205 muertes atribuidas a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en 2017 y otras 37 sólo en las protestas del pasado enero, coincidiendo con la juramentación del líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

"La mayoría de estas muertes se han producido según un patrón similar, ocurren durante allanamientos ilegales de domicilio realizados por las FAES, y posteriormente estos órganos notifican el fallecimiento como resultado de una confrontación armada", explicó Bachelet.

"También me inquieta el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela", subrayó la alta comisionada, quien denunció que la "ley contra el odio" aprobada por el régimen en noviembre de 2017 se ha usado arbitrariamente contra periodistas, dirigentes de la oposición y disidentes.

En lo social, Bachelet dijo que los recientes apagones en Venezuela "simbolizan los problemas de infraestructura que afronta el país", donde un millón de niños han dejado de ir a la escuela por problemas económicos de familias y escuelas o por la simple falta de docentes, muchos de los cuales han emigrado a otros países.

"La polarización está agravando una situación ya de por sí crítica", concluyó la alta comisionada, quien destacó que "es preciso que se alcance un acuerdo para una solución política".

En su discurso también señaló que las sanciones de Washington a Caracas, que afectan entre otros aspectos la venta de crudo venezolano a EEUU, "pueden contribuir a agravar la situación económica".

La visita de la Comisión enviada por Michel Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha ido dejando una estela de decepción y frustración entre militares detenidos y sus familiares.

El 14 de marzo la Comisión se presentó a la Cárcel de Ramo Verde. Fueron trasladados por funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro por los mejores sitios, prepararon un escenario para que se observara a varias personas jugando en la cancha, los llevaron por la lavandería y todo pintado y arreglado.

A los militares de la Operación David (así se llama a quienes participaron en el asalto al Fuerte Paramacay el 6 de agosto 2017), del Grupo del piloto del CICPC Óscar Pérez y a todos aquellos señalados de conspirar e imputados por delitos como Traición a la Patria, Instigación a la Rebelión y Contra el Decoro Militar, les fue ordenado por los custodios de la cárcel subir a las celdas, pero la mayoría se negó y así lograron visualizar a la Comisión de la ONU.

En tanto, en la Dirección General de Contrainteligencia Militar están los militares detenidos por sospechas de conspiración e imputados por Instigación a la Rebelión, Traición a la Patria y/o contra el decoro militar.

Hace semanas empezaron un acelerado proceso de remodelación, preparándose para la visita de Bachelet con la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: Agencias

 

 

18 Noviembre 2016

La presidente Michelle Bachelet anunció el cambio de tres ministros de su gabinete, en las carteras de Deporte, Trabajo y Gobierno, un ajuste menos profundo de lo que se esperaba para enfrentar la última parte de su gobierno.

En medio de una gran expectación y al filo del plazo legal para la renuncia de autoridades que quisieran postularse al Parlamento en las elecciones del próximo año, Bachelet concretó el sexto cambio de gabinete en sus dos años y medio de gestión.

La ministra del Trabajo, Ximena Rincón; la del Deporte, Natalia Riffo; y el ministro vocero del Gobierno, Marcelo Díaz; dejan sus cargos para posiblemente presentarse como candidatos al Parlamento.

En su reemplazo, la mandataria nombró como nueva ministra del Trabajo a la abogada Alejandra Kraus, al periodista Pablo Squella en el ministerio del Deporte y a la psicóloga Paula Narváez como nueva ministra portavoz del Gobierno.

La mandataria, que asumió el cargo en 2014, les pidió a las recién asumidas autoridades trabajar sin descanso "para que los avances se consoliden".

Con 16 meses por delante de gestión y tras el triunfo de la derecha opositora en las pasadas elecciones municipales de fines de octubre, que generó una debacle en su coalición, se esperaba un cambio más profundo en el gabinete presidencial de 23 ministros.

En las últimas semanas, Bachelet ha enfrentado derrota tras derrota en el Congreso, por lo que se esperaba la salida de su ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, el encargado de negociar con el Parlamento, cuestionado por su poca capacidad de lograr acuerdos, en momentos en que la mandataria debe sacar adelante reformas claves, como el aborto terapéutico y la gratuidad universitaria.

El cambio era clave, además, considerando las elecciones generales que se realizarán en noviembre de 2017. 

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

02 Septiembre 2016

La jefa de Estado anotó un 19% en su nivel de aprobación, el más bajo en la serie histórica de evaluación presidencial, por primera vez por debajo del 20%.

Una baja histórica en su nivel de aprobación registró la Presidenta Michelle Bachelet según la última encuesta Adimark, al marcar un 19% el nivel más bajo en la serie histórica de evaluación presidencial, por primera vez por debajo del 20%.

Por su parte, el rechazo a la gestión de la Mandataria anotó un 77%. En cuanto a la evaluación del Gobierno, según el sondeo disminuyó significativamente llegando a un 13% de aprobación.

En cuanto a los ministros, el titular de Interior, Mario Fernández alcanzó un nivel de conocimiento de sólo 36% el más bajo que se ha registrado para una autoridad en este cargo.

La encuesta Adimark midió además el interés de los ciudadanos por participar en las próximas elecciones municipales de octubre. En este sentido, el interés disminuyó por tercer mes consecutivo llegando a un 44%.

En materia presidencial, los consultados respondieron en forma espontánea un 18% preferiría que Sebastián Piñera fuese el próximo Presidente.

Ricardo Lagos, quien este viernes hizo pública su definición ante una eventual candidatura presidencial, quedó en segundo lugar, junto al senador del Partido Radical, Alejandro Guillier, con un 5%.

Independiente de las preferencias, un 43% cree que Sebastián Piñera será el próximo Presidente, seguido por Lagos (8%) y marco Enríquez-Ominami (3%).

En tanto, Alejandro Guillier se destaca como el personaje político con más confianza con un 45%.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: publimetro.cl

 

19 Agosto 2016

El respaldo a la gestión de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cayó hasta un 15 %, mientras su desaprobación subió ocho puntos, al 66 %, la peor evaluación de un mandatario desde el retorno a la democracia en 1990, según una encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) publicada hoy.

Los resultados reflejan que Bachelet no logró mantener el aumento de su aprobación del último sondeo del CEP, que en la encuesta de noviembre pasado subió hasta un 24 % de apoyo, y en esta ocasión sufrió un desplome de nueve puntos porcentuales.

La encuesta, considerada la de mayor prestigio en Chile, pidió a las personas entrevistadas que calificaran del uno al siete el Gobierno de Bachelet, y alcanzó una nota promedio de 3,3.

Se trata de la nota más baja de los seis gobiernos que ha habido desde 1990, cuando Chile recuperó la democracia, incluida la primera administración de Bachelet (2006-2010), cuando obtuvo una nota promedio de 4,8.

La encuesta midió también la evaluación positiva y negativa de los principales políticos chilenos y las preferencias de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

En ese apartado, la evaluación positiva de Bachelet bajó nueve puntos, hasta un 26 % y la del expresidente Sebastián Piñera se mantuvo en un 37 %.

El político mejor evaluado, con un 44 %, es el senador independiente Alejandro Guillier, periodista y expresentador de noticias que aparece en las quinielas como posible candidato presidencial.

El expresidente Ricardo Lagos (2000-2006), que también aparece como una posible carta presidencial de la coalición oficialista, tiene una evaluación positiva del 35 % y una imagen negativa del 30 %, según la encuesta.

La evaluación positiva de Marco Enríquez-Ominami, líder del partido Progresista y candidato presidencial en las próximas elecciones, bajó ocho puntos, hasta el 25 %.

Enríquez-Ominami, que en mediciones anteriores fue el político mejor valorado, se ha visto implicado en la investigación judicial por financiación ilegal de campañas políticas y ha declarado en la Fiscalía como imputado.

A la pregunta sobre quién le gustaría que sea el próximo presidente de Chile, la primera opción fue Sebastián Piñera con un 14 % de las preferencias.

El exmandatario aún no ha desvelado si será el candidato presidencial de la oposición conservadora, pero por ahora es quien concita más apoyos en ese sector.

El expresidente Ricardo Lagos es el segundo más citado con un 5 %, seguido por Marco Enríquez-Ominami y el histriónico empresario Leonardo Farkas, ambos con un 3 %.

El 62 % de los encuestados no se inclinó por ningún político, lo que según Ricardo González, coordinador del programa de opinión pública del CEP, demuestra que el escenario político de cara a los comicios del año que viene "está bastante abierto".

La encuesta incluyó 1.416 entrevistas cara a cara en todo el país, realizadas entre el 9 de julio y el 7 de agosto, con un nivel de confianza del 95 % y un margen de error del 3 %.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

22 Julio 2016

La Cámara de Transporte Pesado de El Alto, a través de su presidente, Gustavo Rivadeneira, expresó su esperanza en que el presidente Evo Morales concrete el diálogo con su par chilena, Michelle Bachelet, para bajar tensiones entre Bolivia y Chile, que se tensionaron tras la visita de la comitiva boliviana a puertos de Arica y Antofagasta.

“El Presidente dijo que realizará una llamada a la Presidenta chilena para dialogar sobre estos temas y esperemos que se lleve a cabo y a través de ese mecanismo se pueda bajar la tensión y hacer que cambien actitudes en la terminal portuaria, en los carabineros y autoridades a cargo del control fronterizo y carretero”, señaló el dirigente a los medios de comunicación.

Rivadeneira consideró necesario que ambos países contribuyan a bajar tensiones en el relacionamiento comercial “ya que entrar en una situación de hostilidad no sería favorable ni para ellos ni para nosotros”.

El dirigente del transporte pesado dijo que del 100 de importaciones y exportaciones que se realizan a través de los puertos, el 80% lo concentra el puerto de Arica y el 20% restante Iquique y Antofagasta, además de Ilo, Perú.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

21 Julio 2016

El presidente Evo Morales anunció este jueves que buscará un contacto con la presidenta Michelle Bachelet para resolver por un tema humanitario, el problema de sufren los transportistas bolivianos que llegan a los puertos de Arica y Antofagasta con carga de exportación e importación boliviana.

Morales comunicó esa iniciativa luego de recibir en audiencia pública en Palacio Quemado, relatos de los miembros de la delegación que visitaron Chile, en sentido que muchos transportistas cocinan sus alimentos a la intemperie y en condiciones poco saludables, además de las inclemencias de tiempo que enfrentan en territorio chileno.

“A los transportistas, a esas familias que van con su garrafita de gas, preparando almuerzo sin carne, gravísimo, quiero decirles que intentaré comunicarme con la presidente Bachelet por razones humanitarias,  cómo resolver estos temas”, manifestó en el cierre de una lista de oradores desde el canciller, David Choquehuanca, los presidentes de ambas cámaras legislativas y asambleístas opositores y oficialistas que hablaron sobre su visita.

Dijo que pidió al canciller Choquehuanca representar mediante nota oficial las quejas y abusos contra las operaciones de exportación e importación del comercio internacional boliviano. Hizo votos para que la discriminación en los puertos sea resuelta mediante un diálogo manera conjunta.

“Estoy casi seguro que la hermana Bachelet no sabe, yo estaba tantas veces reunido con ella, tiene un profundo sentimiento humano. Espero que se informe mediante los medios de comunicación de todo lo que está pasando con los hermanos bolivianos, con los minerales, productos agropecuarios, si ella estaría informada, rápidamente podemos resolver”, indicó.

Morales considera que el Tratado de 1904, se ha convertido en un tratado de negocio a favor de las empresas privadas que administran los puertos Arica y Antofagasta, donde los transportistas están sometidos a permanentes abusos, en contradicción a lo que dijeron las autoridades chilenas que Bolivia tiene libre tránsito o que hay salida a las costas del Océano Pacífico.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

Últimas Noticias

Prev Next

Brad Pitt tiene un problema de adicción …

Brad Pitt tiene un problema de adicción que preocupa a sus hijos

Durante mucho tiempo, fumar fue sinónimo de seducción y sensualidad, tanto en hombres como en...

En su 193 aniversario, Policía promete e…

En su 193 aniversario, Policía promete eliminar la corrupción ‘de manera progresiva, pero profunda’

En el 193 aniversario de su creación, la Policía ha comprometido eliminar la corrupción en...

Gobierno Municipal invita a la población…

Gobierno Municipal invita a la población a la Feria de Recolección de Residuos Electrónicos

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra a través de la Empresa...