Santa Cruz de la Sierra

Matanza en centro de la ONU en Franja de Gaza

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

En los pasillos del colegio de primaria de Beit Hanún, una localidad al norte de Gaza, solo quedaban ovejas, cristales rotos y charcos de sangre media hora después de que varias explosiones mataran a 16 personas ayer en sus instalaciones. Era una de las 100 escuelas habilitadas por la ONU como refugio para los más de 100.000 palestinos desplazados por la masiva operación israelí contra Gaza que comenzó el ocho de julio. Entre los muertos y los 200 heridos había varios trabajadores de Naciones Unidas, niños y mujeres, según informó en un comunicado Ban Ki-moon. La ONU decidió vaciar la escuela por los duros bombardeos israelíes por tierra y aire en los últimos días.
Muchos edificios de las inmediaciones están reventados por armas pesadas israelíes. Desde el Ejército israelí se anunció una investigación y sugirió que pudo tratarse de un cohete palestino caído en su camino a Israel. Más tarde, un portavoz militar habló en Internet de “disparos de cohetes desde las inmediaciones” de la escuela de la ONU y admitió fuego en “respuesta”.
Menos de una hora después de la matanza podía identificarse el impacto de al menos un proyectil explosivo rodeado de metralla entre la sangre y los despojos en la escuela de Beit Hanún. Ni rastro de la carcasa u otros residuos típicos de los cohetes que las milicias palestinas de Hamás disparan contra Israel, que les ha dedicado un museo en la localidad de Sderot. Las explosiones cercanas a primera hora de la tarde del jueves invitaban a marcharse.
Muchos huidos de la escuela se refugiaron en el hospital de la zona, como el ama de casa Rania Abu Oud. Vivió dos semanas en el refugio con sus siete hijos. Explicaba con su bebé en brazos que los responsables les habían pedido que salieran al patio porque “era más seguro”. La ONU evacuaba la escuela por temor al fuego aéreo y artillero de Israel en esa zona norteña de la Franja, donde también se han registrado combates con armas ligeras. Rodeada por cinco de sus hijos, Oud decía recordar cuatro impactos de proyectiles en la escuela. Tras la primera explosión “cundió el pánico y decenas heridos se refugiaron en el edificio”. Después cayeron al menos tres proyectiles más, que reventaron las ventanas convirtiendo los cristales en metralla. La sangre que perdieron los cientos de heridos formaba charcos de varios metros de diámetro en la planta baja y en las escaleras.

 

Texto: El País.es

Visto 366 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Cochabamba Empresarios de mochilas deben…

Cochabamba Empresarios de mochilas deben ser detenidos

Los vocales de la Sala Penal Tercera revocaron las medidas sustitutivas para los dos empresarios...

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso…

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso prontuario delictivo

El responsable regional de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), Javier Mendoza...

Argentina Cristina K era jefa de una aso…

Argentina Cristina K era jefa de una asociación ilícita

Un juez procesó con prisión preventiva a la ex presidenta argentina Cristina Kirchner, acusada de...