Santa Cruz de la Sierra

Mejor entrar en acción

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

La Gobernación cruceña acaba de señalar que varias especies de animales silvestres están en peligro de desaparecer en la región, entre ellos el tapir, el mono martín y la nutria. El segundo animalito es muy conocido en el departamento y hasta hace poco era común verlos como mascotas en los domicilios particulares, ya sean en las ciudades o las áreas rurales.
Es una pena saber que corren el peligro de desaparecer, siendo obviamente la mano dañina del ser humano la causante de ese problema.
Esa lista de animales se suman a otras publicadas con anterioridad no solamente a nivel departamental, sino nacional, donde se hacía conocer que existen algunas especies endémicas y corrían el riesgo inminente de desaparecer si no se tomaban acciones.
En lo que hace a las especies en peligro en la región cruceña, la Gobernación señaló que se trabajará en un proyecto de ley  departamental de protección de esas especies.
En realidad, más que otras normas de preservación ecológica, lo que se requiere es la acción de las autoridades en el combate a los cazadores de animales y el control en los mercados, para proceder a la liberación de cualquier animal que se encuentre en cautiverio.
Las leyes por sí solas no servirán para proteger a esas especies, sino que con el aviso de peligro de extinción, se debería pensar en incrementar sus guardaparques y otros funcionarios para que resguarden los parques y reservas forestales, con el propósito de evitar la caza de animales y al mismo tiempo la explotación irracional de los bosques. Se puede poner como un claro y contundente ejemplo los chaqueos indiscriminados que se realizan en la reserva ecológica de El Choré, donde cada año avanzan los colonizadores en la depredación de los bosques, pero la denuncia se queda en la difusión de fotos satelitales, pero no se diseñan planes de protección efectiva y peor aún de ejecutar medidas coercitivas contra esas personas.
Casi siempre se escucha las quejas sobre esos dos problemas enunciados anteriormente que causan serios conflictos al ecosistema, pero jamás se ejecutan políticas de represión inmediata y ello consiste en tener una unidad poderosa con toda su logística para hacerles frente a los piratas del monte.
Se sabe que nuestras reservas ecológicas están desguarnecidas, pero luego nos quejamos de la invasión humana para ejecutar chaqueos. Allí está comprobado que no tiene valor alguno las declaratorias de parques nacionales o reservas ecológicas, sino se tiene una política clara de represión a los que transgreden las leyes de protección al medio ambiente.
Sería bueno ejecutar planes efectivos de control o en otras palabras, definir claramente una estrategia de combate a los depredadores y ello significa tiempo y recursos, más allá de los enunciados de protección de las especies nativas que desaparecerán en breve plazo, si solamente se amenaza con aprobar otras leyes para abultar las normas ecologistas, las cuales no surten efecto por ser solo enunciativas . 

 

Redacción: La Estrella del Oriente

Visto 721 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...