Santa Cruz de la Sierra

Días festivos

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

Emociona ver a una ciudad y con seguridad a un país preparando la celebración del 6 de agosto. Los vehículos empiezan a mostrarse con la bandera tricolor y a los jóvenes estudiantes, deambulando de un lado a otro, buscando comprar un buen uniforme para participar del desfile cívico.
Es impresionante ver la movilización de la gente -aparte de ver los puestos de venta callejera de banderas atestada de gente- comprando la enseña patria de acuerdo a su economía, aunque a muchos se observa que hacen el esfuerzo que va más allá de sus posibilidades, para tener una bandera más grande y con tela de mejor calidad. De esa manera, la gente quiere expresar su patriotismo y es válido, en tiempos en que la gente se preocupa de las cuestiones más mundanas y abandona los sentimientos, como en este caso, cívicos.
Es cierto, existen personas que no tienen ningún sentimiento cívico y califican de absurdo y hasta ridículo la representación que se hace en estas fechas, lo que demuestra la calidad de ciudadano que es en el entramado social, siendo con seguridad aquellos que provocan caos en las calles, tiran sus basuras en cualquier lado y no pagan sus impuestos.
Es que el sentimiento de nobleza y cariño que se tiene a la patria, es lo que origina el buen comportamiento ciudadano, pero si no desarrollaron tales valores o simplemente se aplican actitudes anárquicas, se podría considerar a tales ciudadanos como parias o lo que es peor, unos resentidos sociales. Lastimosamente se debe reconocer que existen muchos en esta ciudad de más de dos millones de habitantes y como lo señalamos anteriormente, son los que expresan con sus actos la antítesis de lo que sería la ciudad perfecta.
Sin embargo, de ese tipo de ciudadanos no vale la pena hablar en este momento, sino que pretendemos seguir emocionándonos con esos jóvenes y personas mayores que quieren lucir sus mejores galas en las fiestas patrias. Es sabido que muchos de ellos lo hacen por los compromisos propios de la escolaridad, pero también están aquellos de la fuerte convicción de tener como un acto serio el festejo de la patria, aquella que nos cobija y nos da la identidad de ser bolivianos.
También es cierto que se viven tiempos distintos, donde se pretende valorar a los primeros pensadores y luchadores por la independencia nacional. Tampoco está mal aquello, ya que debe ir todo aparejado a la enseñanza del papel que les tocó desarrollar en la historia, pero en estos momentos, lo fundamental es reafirmar el principio de libertad, aquel por el que pelearon miles de personas durante quince años hasta lograr darnos el nombre y los respectivos derechos.
Este es el mejor tiempo para ponernos a pensar en realzar a nuestros héroes, aquellos que asumieron como norte sus principios al extremo de perder la vida por sus ideales, de los cuales ahora disfrutamos los más de diez millones de bolivianos.
Es un tiempo para emocionarse y también para meditar sobre nuestro país. No pensemos en los anárquicos ciudadanos, sino en aquellos que con flamear su tricolor, ya están aportando en la construcción del país.

 

Redacción: La Estrella del Oriente

Visto 359 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...