Santa Cruz de la Sierra

Activista no cree en el cambio de la Constitución para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo

Información adicional

  • Brown: tbg-brown

David Aruquipa, activista del colectivo TLGB (Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales), se mostró en desacuerdo con la posibilidad de que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea sometido en Bolivia a un referéndum, orientado a modificar la Constitución, donde este derecho no fue reconocido. El entrevistado señaló a ANF que la vía para legalizar ese tipo de uniones no pasa por un cambio en la Carta Magna, sino por el reconocimiento de familias de diverso tipo.

Para Aruquipa esta idea –las declaraciones de Joaquino- significaría un retroceso, “no sé si están analizando a profundidad estos delicados temas, o la declaración universal de derecho humanos o el derecho identidad familia”. Para el activista hay mucho desconocimiento sobre la figura del gay y transexual en el país –en cuanto a política se refiere- ya que no hay políticas ciudadanas donde se dé cabida a su situación.

“En el Código de Familia se ha avanzado en el artículo cinco que abre la posibilidad del reconocimiento a familias y abrir normativas. Este es el artículo transitorio por el que nosotros estamos planteando un mecanismo que no es igual al matrimonio, no es igual a la unión de hecho, sino que es un mecanismo que posibilite la presencia y reconocimiento de las familias de diversidad sexual “, indicó.

El tema fue retomado cuando el año pasado se aprobó el Código de Familia. Ahí es donde el movimiento se amplifica y logran tener reuniones con el Presidente de la Cámara de Diputados y el de la Cámara de Senadores para ponerlos en alerta sobre esta situación y empezar a organizar movilizaciones con la comunidad gay y trans de Bolivia.

Aruquipa cree que se ha avanzado mucho en los últimos años con respecto a los derechos de la comunidad gay, pero que todavía debe haber gestiones más intensas ya que ha sido una población excluida y borrada en su identidad.

El activista señaló que en estos momentos siguen una vía – que se comenzó en la Constituyente- para que el Código deF amilia reconozca a las "familias"en plural y están trabajando en ese proyecto ley que se llama "Acuerdo de vida en familia" que será presentado en algunas semanas.

Aruquipa explica que están trabajando este proyecto desde esa vía porque es una situación de necesidad desde una población y no desde la aprobación de la gente hacia su demanda.

“Aceptar y hacer de este proyecto de ley un trabajo es resarcir y dar reconocimiento de sus derechos a toda nuestra comunidad. Es hacer sociedades más justas”, adelantó.

“Es un asunto de derechos humanos y quizás el más humano de todos nuestros derechos que es nuestra sexualidad”, comentó, a propósito de la iniciativa del exalcalde de Potosí y ahora senador René Joaquino, que ante la posibilidad de modificar la Carta Magna, planteó incluir el matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalidad del aborto dentro de los cambios a ser decididos por los electores.

El pasado sábado en España, Chema y Jonathan, dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policia de su país se casaron en la Real Escuela Andaluza Ecuestre de Jérez de la Frontera, ejercieron uno de los derechos fundamentales en el mundo, el derecho a la felicidad a través de la formación de una familia.

Pese a las diferencias culturales y geográficas Bolivia –uno de los países con más políticas "progresistas" en Latinoamérica, todavía se mantiene frio el debate sobre la unión gay después que durante la asamblea constituyente el 2006 se terminó definiendo al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Para Aruquipa, la Constitución es contradictoria ya que pese a que el artículo 14 plantea que se prohíbe y sanciona toda forma de discriminación por inclinaciones sexuales, existe un "candado" más adelante cuando en el artículo 63 sólo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer y no da opción a una relación familiar del mismo sexo.  

“La posición política sigue siendo manejada por la posición religiosa en nuestro país, por eso, siendo un estado laico todavía dejamos que nuestra posición religiosa y dogmatica sea más fuerte que nuestra respuesta al pueblo que todo el debate que habíamos instalado en el espacio constituyente se arruinó por estas posiciones religiosas”, indicó Aruquipa quien se encuentra muy preocupado por la intención de llevar a consulta ciudadana un tema de esta índole.

“Estamos hablando de un tema de derechos humanos. No se negocian y no se da a la decisión de terceros. Son derechos humanos personales, individuales. Es el derecho a tu cuerpo a tu felicidad, a la construcción de tu familia y eso es inalienable”, dijo Aruquipa quien destaca que este derecho no puede ser tomado como un bien público ya que es el derecho a ser feliz: “Es mi felicidad y el resto no puede decidir como quiero vivir yo”, apuntó.

“Al igual que los pueblos indígenas, los homosexuales hemos sido perseguidos y marginalizados por la sociedad. Nos han asesinado en la dictadura, nos han ahogado en el lago Titicaca” explicó refiriéndose así que es necesario recurrir a la memoria histórica para resarcir mediante leyes –como el matrimonio gay- todos los daños causados.

Es así como ha sido tomado el caso en países vecinos como son Uruguay, Brasil y Argentina – donde incluso es legal la adopción. 

Llamó a la reflexión de todo el pueblo boliviano, “Yo también he votado, los casi 1 millon de gays, lesbianas y trans que viven en este país han votado por estos representantes y es urgente y necesario que estos dialoguen con la población afectada”, destacó.

“Si quieren conocernos, como dice nuestro presidente que no conocen, si verdaderamente quieren entender debe haber un diálogo directo con nosotros y nuestra población”, apuntó.

Las primeras leyes de nuestra época en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo fueron aprobadas durante la primera década del siglo XXI y hasta la actualidad en el año 2015, 20 países (Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Sudáfrica, Suecia y Uruguay) y tres áreas constituyentes del Reino Unido (Escocia, Gales e Inglaterra) permiten casarse a las parejas del mismo sexo. Finlandia ha aprobado una ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, prevista para entrar en vigor en marzo de 2017.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

Visto 400 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Activistas presentan un proyecto de decl…

Activistas presentan un proyecto de declaratoria del 21 de febrero como el Día del Ciudadano

Representantes de plataformas ciudadanas y activistas presentaron a la presidenta Jeanine Áñez un proyecto de...

El clásico paceño en viernes de carnaval…

El clásico paceño en viernes de carnaval abre la octava fecha del Apertura

La octava fecha del campeonato Apertura de la División Profesional arranca con el tradicional clásico...

Guaidó convoca movilización al Parlament…

Guaidó convoca movilización al Parlamento de Venezuela el 10 de marzo

El líder opositor, Juan Guaidó, convocó hoy a sindicatos y gremios del país a marchar...