Santa Cruz de la Sierra

Motín carcelario acaba con varios reos muertos

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

Los presos amotinados desde el domingo en una penitenciaría del estado brasileño de Paraná (al sur de Brasil y fronterizo con Paraguay), en una rebelión en la que se registraron cuatro muertes, incluyendo las de dos internos decapitados, aceptaron ayer lunes un acuerdo para ponerle fin, informaron fuentes oficiales
Los internos se comprometieron a rendirse y liberar a los dos guardias carcelarios que mantienen como rehenes tras el compromiso del gobierno del estado de Paraná de transferir a otras cárceles a cerca de 800 presos, según la asesoría de prensa de la secretaría regional de Justicia y Derechos Humanos.
Cerca de 200 presos ya habían sido trasladados entre el domingo y ayer lunes, y otros 600 serán enviados a cárceles con mejores condiciones de infraestructura, según lo acordado por ambas partes.
En la Penitenciaría Estatal de Cascavel, escenario de una de las más violentas rebeliones de presos en los últimos años en este estado del sur de Brasil, tan solo permanecerán entre 150 y 300 presos.
Hasta el momento se ha confirmado la muerte de cuatro presos durante la rebelión en esta penitenciaría brasileña, dos de ellos decapitados, pero las cifras de fallecidos y heridos no serán oficiales hasta que las autoridades puedan acceder al edificio.
Según un juez de ejecuciones penales que participó en las negociaciones, el número de muertos puede ser muy superior al reportado hasta ahora. Familiares de los reclusos están concentrados desde el domingo en las inmediaciones del edificio para obtener información sobre lo que está sucediendo en el interior de la prisión y cortaron en dos ocasiones una carretera de acceso a la prisión.
Según la secretaría de Justicia de Paraná, la rebelión fue protagonizada por cerca de 600 de los 1.040 presos que estaban en el centro carcelario, que reivindican mejores condiciones de infraestructura, alimentación e higiene, así como el fin de supuestos abusos y actos violentos por parte de la guardia carcelaria.
Los amotinados decapitaron a dos de los presos, entre los cuales un expolicía, y arrojaron a tres personas desde el tejado de uno de los pabellones del presidio, a una altura de 15 metros, dos de las cuales también murieron.
La rebelión comenzó hacia las 7.00 hora local (10.00 GMT) del domingo cuando uno de los guardias se disponía a servir el desayuno y fue tomado como rehén. A pesar de que los presos ya habían amenazado con una protesta contra la violencia de sus carceleros, tan sólo diez guardias controlaban el presidio a la hora del incidente.

 

Vuelven las obras faraónicas

Nadie puede acusar al mariscal Abdelfatá al Sisi de falta de ambición. Unos meses después de ejecutar un golpe de Estado contra el islamista Mohamed Morsi, primer presidente electo de Egipto, ha demostrado que piensa a lo grande. La semana pasada inauguró la construcción de un nuevo canal de Suez, la primera de varias obras faraónicas en fase embrionaria. A pesar de la cobertura positiva de los medios de comunicación egipcios, algunos expertos expresan sus dudas sobre su viabilidad.
Sin duda, el nuevo canal de Suez es el proyecto estrella del Gobierno: serán 72 kilómetros en paralelo al canal original, uno de los centros neurálgicos del comercio mundial al conectar el océano Índico con el mar Mediterráneo. El coste aproximado de la obra sería de unos 3.000 millones de euros, y su construcción la realizará un consorcio de 37 empresas bajo el liderazgo del Ejército egipcio. El canal de Suez se completó en 1869 tras 10 años de obras durante las que fallecieron miles de trabajadores, muchos de ellos en un régimen de semiesclavitud.

 

 

datos

  •  Los amotinados ocuparon el tejado del presidio, a donde llevaron a los rehenes y en donde le prendieron fuego a varios colchones..
     Los amotinados expusieron en el tejado letreros con las siglas PCC, en referencia al Primer Comando de la Capital, la mayor organización criminal del estado de Sao Paulo y que es comandada desde las prisiones.
     Con unos 548.000 presos, Brasil cuenta con la cuarta mayor población reclusa en el mundo (después de EEUU, Rusia y China), según el índice del Centro Internacional para los Estudios de Prisiones.
     En mayo, varios presos de una prisión de máxima seguridad en el noreste del país tomó como rehenes a cuatro guardas y a más de 100 visitantes. La liberación fue negociada horas después a cambio de la transferencia de 16 reos a otros penales.
     A principios de año, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, hizo un llamamiento para investigar el alto número de muertes violentas en las prisiones brasileñas.

 

Texto: El País

Visto 222 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Senadora pide a la Fiscalía retirar acus…

Senadora pide a la Fiscalía retirar acusaciones del caso terrorismo contra cruceños

La senadora Carmen Eva Gonzales presentó este viernes un memorial en la Fiscalía General del...

Aprehenden a exasambleísta del MAS Lucio…

Aprehenden a exasambleísta del MAS Lucio Vedia

El exasambleísta por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Lucio Vedia fue aprehendido por la Fuerza...

Gobierno recuerda a Evo Morales que no d…

Gobierno recuerda a Evo Morales que no debe hacer política desde Argentina

Las advertencias a Evo Morales de no hacer política desde su refugio político en Argentina...