Santa Cruz de la Sierra

Bolivia: La hora de decidir (II)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Llegó la hora de  Sudamérica. Existe plena conciencia sobre lo que se debe hacer para salir de la extrema pobreza: administrar nuestras riquezas naturales, renovables y no renovables, no permitir que las utilidades generadas por estas se queden en manos de las transnacionales y sus operadores políticos, quienes asustaban a las sociedades señalando que únicamente con el concurso de las transnacionales era posible sacar el gas, el petróleo, los minerales de la madre tierra, y  por eso concluían diciendo, hay que ofrecerles buenas ganancias para que vengan  a invertir.

Unasur, Alba y el G77 expresan de manera categórica, que los pueblos del mundo, no quieren más al imperio, y están decididos a confrontarlo, en lo social, cultural, político y económico.

Ante este panorama interno e internacional, las elites derrotadas han iniciado un proceso de recuperación de credibilidad y desgaste del MAS.

La estrategia está centrada en consolidar en la percepción colectiva, que el MAS, es un partido igual o peor a ellos y que por tanto es pura propaganda eso de que habrá un cambio; para ello utilizan temas de alta sensibilidad como corrupción, inseguridad, criminalidad, narcotráfico.

En el campo teórico político, hablan de los equilibrios y contrapesos, señalando que en todo Estado, el poder debe ser repartido entre las diferentes expresiones políticas para no caer en dictadura. 

En el estado burgués, existe la dictadura burguesa, es decir, los patrones. La clase dominante controla todos los poderes del Estado y como ellos tienen más de una expresión partidaria, es lógico que entre ellos pacten un equilibrio en el manejo de los poderes del Estado y es así era que nacían las negociaciones secretas entre: MNR, MIR, ADN, UCS, PDC, Podemos, NFR, para repartirse el  poder judicial, Aduana, Impuestos internos, y otras reparticiones estatales estratégicas.

Si tuviéramos que entrar en la lógica burguesa, el verdadero contrapeso se debería realizar con los pueblos indígenas, campesinos, partidos de izquierda, porque ellos representan el otro polo social, el de los explotados, discriminados, marginados, pero eso nunca ocurrió, ni por asomo.

Ahora que se volcó la tortilla, las elites derrotadas, con un tercio de respaldo ciudadano, reclaman  contrapeso en la administración del aparato estatal.

Pero aquí es importante establecer una diferencia a la teoría de la lucha de clases. Esta consiste en que son campesinos e indígenas quienes liderizaron la conquista del poder estatal e inmediatamente incorporan a intelectuales, obreros y empresarios patriotas, llegando incluso a estamentos burgueses no comprometidos o parcialmente comprometidos con las transnacionales y el imperio norteamericano, dejando sin soporte clasista a políticos profesionales y sus partidos.

Por tanto, salimos de la dictadura burguesa a la dictadura del pueblo aliado con intelectuales, empresarios y burgueses no comprometidos con el imperialismo. Quienes se quedan en la otra vereda, están los derechistas conservadores con alta carga ideológica anticomunista y antisocialista y los operadores políticos de las transnacionales.  (Continuará)

 

Por: Romeo Amorin Bohorquez

Visto 317 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno-Aseguran que oposición mintió a…

Gobierno-Aseguran que oposición mintió a los del CIDH

El ministro de Justicia, Héctor Arce, afirmó ayer domingo que políticos de la oposición mintieron...

Según -Padrinazgo en el país: el rostro …

Según -Padrinazgo en el país: el rostro oculto de la trata

Un cuarto pequeño, en el que apenas cabía una cama de una pieza, con patas...

Por negociación con Argentina-Renta petr…

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que la renta petrolera podría incrementarse este...