Santa Cruz de la Sierra

Marchionne, un tipo duro e intransigente para resucitar a Ferrari

Información adicional

  • Chartreuse: tbg-chartreuse

Llegar a la presidencia de Ferrari sólo es un paso más en el camino de Sergio Marchionne. Duro e intransigente, el italiano no se detiene ante nada y ahora tiene por delante el reto de devolver a la “Scuderia” el lugar que perdió en la Fórmula 1.

Marchionne, desde el 13 de octubre nuevo presidente de Ferrari tras la dimisión de Luca Cordero di Montezemolo, quiere que la empresa Fiat, de la que es CEO y que posee un 90 por ciento de las acciones de Ferrari, se convierta en un consorcio internacional con una estrategia inflexible.

El dirigente de 62 años llevó a cabo una profunda reforma, absorbió a la estadounidense Chrysler y consiguió que Fiat, una tradicional empresa de la rica Turín, se desligara de Italia. Toda una revolución. Ahora Marchionne interviene de nuevo con su ascenso a la cúpula de Ferrari.

Tras una reunión el martes por la noche con Montezemolo, los hechos se desencadenaron de forma rápida: después de 23 años como presidente de la empresa, Montezemolo presentó a primera hora del miércoles su dimisión, dejando el testigo de la archiconocida fábrica en manos de Marchionne. En lugar de elegir un especialista en el mundo del motor, Ferrari se encomendó a un hombre de negocios.

El gran objetivo de Marchionne desde que asumió el comando de Fiat en 2004 fue establecer al consorcio como el segundo más grande del mundo por detrás de Toyota y a la misma altura de Volkswagen. El paso más importante hasta ahora fue la fusión con Chrysler, una operación que se terminará en octubre.

Marchionne quiere seguir con su camino sin concesiones de ningún tipo. Constantemente hay rumores sobre una posible fusión de Fiat-Chrysler con Volkswagen o Peugeot.

Gracias a una dura estrategia de supervivencia, Marchionne no sólo tiene amigos en Italia. Su ambición, su perseverancia y sus éxitos en un conglomerado golpeado por la crisis son muy reconocidos en su país, pero su intransigencia supone un dolor de cabeza para los italianos. Por encima de todo, su decisión de mudar a Londres el consorcio FCA (Fiat Chrysler Automobiles) sentó mal a gran parte de la población.

Marchionne, que nació en 1952 en la región de Abruzos, es un italiano con pasaporte canadiense que estudió en Toronto. Tras pasar por varias empresas de embalaje, el abogado y revisor de cuentas aterrizó en Fiat en 2004.

El futuro presidente de Ferrari es conocido por sus enérgicas palabras y por su conducta poco convencional: suele acudir a las reuniones de trabajo en suéter en vez de traje y con una mochila en lugar de un maletín.

En Fiat saneó las cuentas, disminuyó la burocracia y redujo a la mitad el tiempo de desarrollo de nuevos modelos. “Mi futuro siempre estará ligado a Fiat. Esta es mi última parada, no quiero ir a ningún lugar más”, dijo hace unos años.

No se sabe qué es lo siguiente que planea para Fiat, pero a partir del 13 de octubre afrontará un desafío más deportivo que económico: resucitar a Ferrari, una escudería histórica que apenas consiguió un título mundial de Fórmula 1 en los últimos diez años.

Redacción Leo.bo

Fuente: DPA

Visto 329 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Emprendimiento: ¿Existe el fracaso?

Emprendimiento: ¿Existe el fracaso?

Al mirar en retrospectiva estos primeros cincuenta años de vida, encuentro que manejo un concepto...

Guerra por el transporte público

Guerra por el transporte público

A lo largo del mes, el caos vehicular por las obras que se realizan en...

En zona El Recreo-La Alcaldía inauguró e…

En zona El Recreo-La Alcaldía inauguró el módulo escolar N.° 191

El gobierno autónomo municipal de Santa Cruz de la Sierra, bajo el liderazgo del alcalde...