Santa Cruz de la Sierra

Listos los árbitros

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

El Tribunal Supremo Electoral ya hizo la elección de los jurados electorales, aquellos ciudadanos que tienen la obligación de llevar adelante las elecciones de octubre próximo. Son miles las personas seleccionadas y que en el transcurso de la semana le harán llegar su nombramiento respectivo, aunque obviamente que existirán algunas de ellas que por diversos motivos, válidos por cierto, declinen tal asignación y de allí se deberá escoger a otros que también están habilitados en esa mesa de votación.
Es una obligación que tienen los ciudadanos nominados, pero que también llena de orgullo, ya que ponen en sus manos la selección de las autoridades que regirán los destinos del país por el próximo quinquenio. Para quienes no fueron seleccionados, debe convertirse en una envidia sana, ya que ellos tienen tal responsabilidad y solamente se debe abrigar las esperanzas de que lo hagan de acuerdo a norma.
Los notarios deben hacerles conocer a esos jurados electorales las obligaciones que tendrán el día de la votación, desde levantarse más temprano que costumbre y sobre todo en domingo para ir a los recintos y hacerse responsable del material electoral, pasando por la apertura del proceso de votación, atención a los compatriotas, hasta elaborar el acta de cierre y el conteo final. Esos notarios escribirán con su puño y letra la historia del país y aunque quedarán como siempre, en el anonimato, se debe destacar desde ahora el invalorable servicio prestado a la comunidad y su responsabilidad con la democracia. No es poca cosa y con seguridad que en el núcleo familiar será motivo de orgullo tal trabajo y aparte de ello, el jurado designado seguramente hinchará el pecho por su alto grado de patriotismo.
Debemos destacar la importancia de esas 172 mil personas seleccionadas para recibir el voto de casi seis millones de bolivianos, porque de acuerdo a la normativa, en las manos de ellos descansa la elección de las nuevas autoridades nacionales y en una pequeña sala y la urna se decide el destino del país.
Ellos son los verdaderos árbitros del proceso eleccionario que culminará el 12 de octubre, con el estampado de sus firmas, que dan la veracidad de la decisión soberana. Allí, los delegados de los partidos políticos deberán realizar las observaciones que consideren sustentables y pertinentes, recibiendo incluso una copia de tales reclamos, para ir al TSE y definir tal situación, aunque como siempre, aquellos son pocos en relación a la cantidad de mesas habilitadas y allí, entre todos definirán si se anula esa votación o se los convoca para el siguiente domingo.
Reiteramos, debe ser motivo de orgullo el haber sido seleccionado por el país para dirigir los comicios venideros. Esa enriquecedora experiencia deberían vivirla cada uno de los bolivianos, para amar aún más a su patria y convertirse en soldados defensores de la democracia.
Al mismo tiempo, deberían recibir el máximo respeto de los partidos políticos, reconociendo el trabajo y no poniendo dudas sobre el trabajo de los mismos. Es fácil abrir la boca y terminar con la honra ajena, pero en el caso en cuestión, se debería reconocer su trabajo y apoyar el esfuerzo que se hará ese día. Ojalá así sea.

 

Redacción: La Estrella del Oriente

Visto 380 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Detención preventiva para dos policías p…

Detención preventiva para dos policías por la liberación de presuntos asesinos

El Juzgado Tercero de Instrucción en lo Penal determinó la detención preventiva de Luís Quintín...

Justicia deniega acción de libertad al e…

Justicia deniega acción de libertad al exjuez de Cotoca acusado por prevaricato

El juez tercero de Instrucción en lo Penal de Sucre, José Emilio Pinto, denegó acción...

Blanco: “La segunda fecha está programad…

Blanco: “La segunda fecha está programada, hay que ver qué dicen los clubes”

El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, señaló hoy que la...