Santa Cruz de la Sierra

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque se lo está trasmitiendo a las nuevas generaciones para que siga la cadena.
Se lo vio nuevamente ayer en diversos puntos del país. 154 para ser exactos. Conductores de motorizados acompañado de sus hijos realizando largas colas para lograr la revisión técnica de sus vehículos, una obligación que se debe cumplir una vez al año.
Son interminables las colas que a muchos debe estresar, más allá de que provocan caos vehicular, ya que están ocupando uno de los carriles de determinada calle.
Esa cola de motorizados no se veía hace una semana atrás y peor en semanas pasadas, cuando los policías y mecánicos paraban bostezando o caminando de un lado para otro para no entumecer las piernas de tanto estar sentado, porque los vehículos llegaban a cuentagotas, muy pocos para ser exactos. Eso ocurrió desde el 20 de agosto, fecha en que se inició esa labor que culmina el domingo.
En los últimos días empezaron las colas y a renegar por la lentitud, cuando deberían estar callados, perdiendo todo el tiempo necesario, porque esa obligación la pudieron cumplir sin sobresaltos y casi de inmediato desde el mes de agosto.
Enerva la actitud de los bolivianos de dejar todo para último momento y más aún cuando se les pide una explicación de ese proceder, contestan ‘así somos los bolivianos’.
Lo mismo cuando se desarrolla un acto en el ámbito público o privado. Se pone una hora y de inmediato se entiende que serán dos horas después, aplicándose la ‘hora boliviana’ si algún cumplido o despistado llega a la hora indicada en la invitación.
Y esto parece no cambiará nunca

Visto 1235 veces

Últimas Noticias

Prev Next

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...