Santa Cruz de la Sierra

¿Qué es la Ballena Azul y por qué ha alertado a las autoridades del mundo?

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

Cincuenta retos, durante cincuenta días, que llevarían finalmente al suicidio de los niños que lo juegan. Esa sería, en pocas palabras, la descripción de la Ballena Azul, un juego digital que se habría originado en Rusia y que sería el motivo por el que varios menores se habrían quitado la vida en varios países del mundo.

De acuerdo con el diario O Globo, de Brasil, no está determinado con certeza el origen del peligroso juego, sin embargo, los primeros informes sobre suicidios que estarían relacionados con este provienen de Rusia. En febrero de este año, dos adolescentes se lanzaron desde un edificio de catorce pisos en la ciudad de Irkutsk, región de Siberia en ese país.

Yulia Konstantinova, de 15 años, y Veronika Volkova, de 16 años, se quitaron la vida después de haber cumplido con los 50 retos que envía un administrador por plataformas, como WhatsApp, y otras redes sociales, como Facebook. Ambas dejaron un mensaje en sus redes sociales, junto a la imagen de una ballena azul. Sin embargo, las cifras señalan que desde 2015 se incrementaron las cifras de suicidio de menores en Rusia y se calcula que uno 130 jóvenes que se quitaron la vida ese año tendrían relación con el juego macabro.

Las autoridades de ese país han señalado que la “moda” se ha expandido a través de VKontakte, una red social rusa que es la equivalente a Facebook en Rusia.

¿En qué consiste el juego?

La Ballena Azul comienza en grupos anónimos creados, por lo general en redes sociales como Facebook, administrados por personas que operan bajo pseudónimos. El primer paso es contactar a los jóvenes a través de mensajes a sus cuentas en redes sociales o teléfonos celulares.

Una vez se acepta entra en el juego, se empiezan los cincuenta retos que van desde tareas bastante básicas, como dibujar una ballena en el papel o hacer publicaciones en redes sociales con el hashtag #I_am_whale (soy una ballena). A medida que pasa el número de tareas, se incrementa el nivel de “dificultad” hasta el punto en que los menores son persuadidos para realizar actos en contra de sí mismos, como a hacerse heridas o a dibujar una ballena en su antebrazo utilizando una cuchilla.

Entre los retos que se han conocido están el de cortarse el labio, pararse en el borde de un puente, sentarse sobre un tejado, ver videos de horror a una hora determinada o escuchar música que los administradores, llamados curadores, envíen.

Para poder continuar con una nueva tarea, los menores deben enviar una fotografía como prueba de haber cumplido con la tarea asignada. Según los medios de Rusia, la última prueba consiste en lanzarse al vacío desde un edificio.

También se ha señalado que los menores que intentan abandonar el juego son amenazados por los administradores, quienes los intimidan señalando que poseen los datos de sus padres o sus direcciones.     

¿A quiénes buscan?

El público objetivo que buscan los administradores del juego se ubica en menores entre los 12 y 14 años que tengan cierta tendencia a la depresión. De hecho, la tendencia ya llegó a Latinoamérica y desde Brasil se encendieron las alarmas una vez la Delegación de Represión de Crímenes Informáticos (DRCI) de Río de Janeiro anunció que se están rastreando las redes sociales para obtener información sobre el juego.

En el estado de Minas Gerais, la Policía investiga el caso de un joven de 19 años que fue encontrado sin vida, cuyo celular es revisado en medio de la investigación para determinar si tiene relación con el juego. Un caso similar ocurrió en Mato Grosso, donde una joven de 16 años fue encontrada muerta en una represa de Vila Rica y que, según la madre de la menor, tenía cortes en los brazos desde hacía dos meses.

En Colombia, las autoridades sospechan que la muerte de una adolescente y el intento de suicidio por parte de otras dos en el municipio de San Pedro, Valle del Cauca, está vinculada a la práctica de este juego.

Capturados en Rusia y Brasil

Luego de la muerte de las dos jóvenes rusas en febrero, fue capturado Philip Budeikin, quien fue identificado como administrados de uno de estos grupos y que se hacía llamar como Philip Lis en VKontakte. El delito por el que deberá responder es por el de incitación al suicidio.

Por otra parte, en el estado de Mato Grosso, en Brasil, también fue capturado un joven de 24 años que envió mensajes a través de Whatsapp convidando a entrar al juego, sin embargo, éste aseguró que se trataba de una broma y que no está involucrado con el juego.

Tres jóvenes que participaron en el abuso sexual en Suecia fueron condenados este martes a distintas penas de prisión, y a pagarle a la víctima cerca de 35.000 euros.

Reza Mohamed Ahmadi, de 21 años, cumplirá dos años y cuatro meses de cárcel por violación y complicidad en violación, y Maysam Afshar, de 18, un año por violación, pues su pena fue reducida a causa de su edad. Los dos son afganos a quienes se les concedió asilo.

Emil Khodagholi, un sueco de 21 años, fue condenado a seis meses de cárcel por vulneración agravada de la integridad de la víctima al haber filmado y difundido la violación y no haber impedido ni denunciado el delito.

Los dos violadores atacaron a su víctima, una mujer de una treintena de años, en un apartamento de Upsala (este) el 22 de enero.

Avisada por los internautas que vieron la violación, difundida en un grupo cerrado de Facebook con 60.000 miembros, la policía consiguió localizarlos y arrestar a los tres jóvenes esa misma noche.

Aunque fue rápidamente suprimido por Facebook, los internautas los publicaron de nuevo en línea en otras páginas web.

Los tres condenados niegan los hechos de los que se les acusa.

Si bien los dos violadores admitieron el acto sexual, afirmaron que este era consentido. Pero la acusación defiende que su víctima estaba "fuertemente alcoholizada" y "bajo los efectos de estupefacientes".

"Una persona en tal estado no puede consentir" una relación sexual, dictaminó el presidente del tribunal de Upsala, Nils Palbrant.

Respecto al tercer acusado, la acusación lamenta que haya animado a sus amigos a ir más lejos, riendo mientras contemplaba la violación. Se defendió afirmando que no había sido el único en filmar los hechos y que no sabía que la víctima no estaba de acuerdo en que se difundieran sus imágenes.

Los tres hombres fueron condenados a pagarle a la víctima 335.000 coronas (cerca de 35.000 euros) por daños y perjuicios.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

Visto 727 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Pary acusa a Ampuero de provocar y falta…

Pary acusa a Ampuero de provocar y faltar el respeto

El canciller Diego Pary aseveró este viernes que su homólogo chileno, Roberto Ampuero, provoca, confunde...

Lele Pons arrebató suspiros con este mov…

Lele Pons arrebató suspiros con este movimiento de caderas

Lele Pons es una de las creadoras de contenido de YouTube más importantes del mundo;...

Canciller Ampuero: Territorio soberano d…

Canciller Ampuero: Territorio soberano de Chile no será parte de negociación alguna

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, se reunió este viernes con el...