Santa Cruz de la Sierra

El debate

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Después de haber realizado dos meses atrás junto a mi mejor amigo, el cineasta Tony Peredo, un largometraje sobre el romántico bandolero cruceño Carmelo Hurtado, vuelvo a reunirme con Tony en el “ágora” del barrio, es decir, la plazuela de La Barranca. El cineasta, cuyo padrastro tiene una larga trayectoria en la política local, abre la conversación de la siguiente manera: “Hola Allart, ¿qué tal? Acabo de hablar con dos amigos. Uno está con el oficialismo y el otro con la oposición”. Le pregunto: “¿Y quiénes son esos dos amigos?”. Tony contesta no sin misterio: “Digamos que son dos amigos hipotéticos”. Indago: “¿Acaso son tan hipotéticos como nosotros?”. El cineasta sonríe y comenta: “Nadie es tan hipotético como tú y yo”. Ahora propongo: “Vamos a suponer que los dos amigos con los que hablaste son el sereno don Pedro Lero Tayo y el taxista don Braulio Robles. ¿Podés aceptarlo?”. Tony susurra: “Ay, me das miedo. ¿Cómo sabías que se trataba de ellos?”. Explico: “Los dos tenemos los mismos amigos. Y no son muchos.” El cineasta admite: “Es verdad. De todas maneras, don Pedro y don Braulio, que por cierto no se llevan bien, me preguntaron por qué jamás me pronuncio sobre mis preferencias políticas. Querían saber si estoy con el oficialismo o con la oposición”. Pregunto con auténtica curiosidad: “¿Y qué dijiste? ¿Con quién estás?”. Tony contesta con aplomo: “Estoy solo. El oficialismo no me da de comer y la oposición tampoco.  Lo que tengo lo obtuve con mis manos. Todo es el resultado de mi propio trabajo”. Quiero saber en qué está trabajando ahora. El cineasta explica: “Estoy preparando un cortometraje, titulado ‘El debate’, acerca de dos políticos que durante una discusión pública cambian de posición”. Asaz sorprendido, digo: “¿Sabés que yo tengo la misma idea para un relato breve? Estoy pensando en dos conferencistas, pongamos un progresista y un conservador, que empiezan a debatir y, como ambos han ponderado durante años sobre sus convicciones opuestas, de repente cada uno cambia de opinión. O sea, el progresista opta por defender el conservadurismo y el conservador rompe una lanza por el progresismo”. Tony dice: “Exactamente. Porque si uno se pone a estudiar un tema con honestidad, es decir, con humildad intelectual, va descubriendo los defectos y las ventajas de cada convicción”. Agrego: “Y el arte de la política consiste en mascarar esta verdad fundamental, para que el debate nunca termine”. El cineasta asiente con la cabeza. No queremos decir más, por ahora, en el “ágora” de nuestro barrio.

Allart Hoekzema Nieboer   MIGAJAS

Visto 612 veces
Más en esta categoría: « Misterio Tos »

Últimas Noticias

Prev Next

El TAS reduce la sanción al Chelsea, aut…

El TAS reduce la sanción al Chelsea, autorizado a fichar jugadores en enero

 El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo hoy la sanción al Chelsea, suspendido de incorporar...

Diputado mexicano solicita a sus colegas…

Diputado mexicano solicita a sus colegas aporte mensual para Evo

El diputado mexicano Gerardo Fernández Noroña, de tendencia de izquierda, solicitó por escrito a sus...

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan t…

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan transición a cargo de Áñez

En la última reunión del Mercosur (Mercado Común del Sur) en Brasil, los actuales gobiernos...