Santa Cruz de la Sierra

Un paseo por la casa

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Inicialmente, no quise aceptar el escritorio de pie que habían construido mis dos mejores amigos, el urubicheño Dámaso Vaca y el cineasta Tony Peredo. Les dije que nadie tenía el derecho de meterse en mis métodos de trabajo. Pero cuando, ayer por la tarde, me lo trajeron en la tan lujosa como espaciosa vagoneta de Tony y me lo armaron en mi estudio ya no me pareció de buen gusto insistir en mis protestas. Así que ahora estoy parado detrás del alto mesón de madera, que llega a mi pecho, esperando a que me llegue la inspiración para mi columna. Entra al estudio mi hijito Sebastián quien me pregunta: “¿Sirve tu nuevo escritorio?”. Le contesto: “No sé. Tal vez el problema no sea el escritorio sino mi cabeza. Me siento vacío. No tengo ninguna idea buena. Es frustrante”. Sebastián dice: “Yo tengo una idea muy buena, papá. Vamos a dar un paseo”. Suspiro: “No quiero salir. No me da el tiempo. Tengo que entregar mi pieza en una hora”. Mi hijito observa: “Para dar un paseo no hace falta salir. Podemos caminar arriba y abajo por la casa”. Le digo: “Pero conozco la casa como la palma de mi mano. Va a ser un paseo aburrido”. Sebastián rebate: “Ay, papá, vos no conocés la casa para nada. Dejame mostrártela así como realmente es”. Mi hijo agarra mi mano y me conduce hacia la planta baja. Explica: “Bueno, aquí vamos a empezar. Mirá bien, papá. ¿Estás viendo ese gran árbol?”. Protesto: “¿De qué me estás hablando, hijo? Estamos en el salón. Veo los mismos muebles de siempre y los areneros de los gatos. Aquí no hay ningún árbol”. Sebastián insiste: “Mirá con mucha atención. ¿Ves esa rama con tres garzas silbadoras? Escuchá, están silbando. Son tres hermanas que están contentas porque nosotros las estamos mirando”. Me froto los ojos y no digo nada. Mi hijito prosigue: “Y hay otra rama, con un tiluchi, una cotorrita y un cardenal. El tiluchi está construyendo su nido y sus dos amigos lo están ayudando”. Pregunto: “¿Y qué hay detrás del árbol?”. Sebastián dice: “Vamos. Lo vas a ver”. Llegamos al patio trasero. Adivino: “¿Qué es? ¿Acaso un pastizal?”. Mi hijito exulta: “¡Sí, es un pastizal! Un pastizal con un montón de ovejitas y su jefa se llama la ovejita Chipi Chapa”. Pregunto: “¿Y qué hay detrás del pastizal?”. Mi hijo responde: “Para mirar detrás del pastizal tenemos que subir”. Entonces, subimos la escalera y llegamos a mi estudio”. Sebastián susurra: “Aquí está el puerto. Acaba de llegar un bote, con un coyote, un cachalote y un ocelote. Y también hay un faro donde vive el jefe del puerto. El jefe es un carnero”. Yo susurro también: “Sí, lo veo”.

Visto 596 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Senadora pide a la Fiscalía retirar acus…

Senadora pide a la Fiscalía retirar acusaciones del caso terrorismo contra cruceños

La senadora Carmen Eva Gonzales presentó este viernes un memorial en la Fiscalía General del...

Aprehenden a exasambleísta del MAS Lucio…

Aprehenden a exasambleísta del MAS Lucio Vedia

El exasambleísta por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Lucio Vedia fue aprehendido por la Fuerza...

Gobierno recuerda a Evo Morales que no d…

Gobierno recuerda a Evo Morales que no debe hacer política desde Argentina

Las advertencias a Evo Morales de no hacer política desde su refugio político en Argentina...