Santa Cruz de la Sierra

El Ibce prevé un crecimiento del 2,5% para este año y demanda un “golpe de timón”

La institución observa el déficit fiscal, el déficit comercial y el endeudamiento, entre otros La institución observa el déficit fiscal, el déficit comercial y el endeudamiento, entre otros foto: Referencial

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (Ibce) afirmó hoy que, según sus proyecciones, la economía del país cerrará este año con un crecimiento de entre 2 y 2,5 por ciento, uno de los registros más bajos de los últimos 20 años, por lo que demandó un “golpe de timón” en las políticas públicas.

Según el balance de la institución, ese bajo crecimiento se explica por los factores internos y externos desfavorables que se registraron este año. 2019 fue un año electoral, hubo incendios, un paro de actividades de al menos tres semanas y convulsión social. Además, la guerra comercial EEUU-China, la desaceleración del comercio mundial, el bajón en la demanda de gas por parte de Brasil y Argentina, la convulsión social en Chile y Ecuador, entre otros, resintieron severamente la economía boliviana, según el análisis del Ibce.

“Pese a ello, Bolivia crecerá por encima del 2% –tal vez sea la menor expansión del PIB en 20 años–, pero creceremos, y, si de hoy en adelante, rompemos los frenos al desarrollo, trabajando juntos, sector público y privado, facilitando la inversión, la producción y exportación, resolviendo el déficit estructural en el sector externo, en los próximos años, Bolivia podría crecer al 7%”, dijo el presidente del Ibce, Pedro Colanzi, en una conferencia de prensa en Santa Cruz.

Según el Ibce, el país tiene el potencial para crecer al menos al 7 por ciento en los próximos años si apuesta e incentiva el “bioetanol/biodiesel, el uso de agrobiotecnología, recupera al sector forestal-maderero y estimular el turismo”, entre otros.

El Ibce, por otro lado, observó el endeudamiento. “Bolivia crece, pero a costa de más deuda externa e interna, que, si bien aún es manejable, cada vez será más difícil lograr nuevos créditos externos y más caro pagarlos, por la subida del riesgo-país. Para no endeudarse más, hay que promover la inversión privada, tanto la nacional como la extranjera”, señaló la institución, en un boletín de prensa.

También observó que “las finanzas públicas no están bien”, refiriéndose a que el país cerrará su sexto año consecutivo con déficit fiscal, y la inversión extranjera directa (IED). “Hasta junio de 2019, la IED bruta mostraba una recuperación a 418 millones de dólares, muy lejos de lograr su mejor registro del 2013 con 1.750 millones”, señaló.

También observó el déficit comercial, el “talón de Aquiles del país”, que se repetirá por quinto año cosecutivo. “El déficit, a octubre, era 748 millones de dólares, apuntando a un déficit similar al del 2018, por cerca de 1.000 millones”, apuntó.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

 

 

Visto 1167 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...

El pacto

El pacto

En medio de la tan vasta como persistente pandemia hablo una vez al día por...

La discusión

La discusión

Ya varias décadas atrás el escritor estadounidense Arthur Bloch nos advirtió sobre la testarudez y...