Santa Cruz de la Sierra

Llamado a la conciencia

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Notre Dame de París, una de las iglesias más visitadas del mundo, ha ardido en plena Semana Santa por causas aún desconocidas. Fuentes oficiales señalan los trabajos de restauración de la iglesia como el posible origen del incendio. Se sabe ya que han desaparecido para siempre la aguja central del siglo XIX y numerosas vidrieras, algunas de las cuales databan de la Edad Media. La estructura de la nave y las dos torres se han salvado. Sin embargo, el daño simbólico es quizás mayor que el daño material. Situada en el corazón de París, Notre Dame es un símbolo de Francia y ahora también es un símbolo de la desidia política y ciudadana global hacia la gestión y la protección del patrimonio histórico-artístico.
Notre Dame se comenzó a edificar en el siglo XII y su arquitectura se convirtió en uno de los mejores ejemplos del estilo gótico europeo. Dentro y en los alrededores de la iglesia ocurrieron varios episodios capitales de la historia francesa y europea. Durante la Revolución francesa de 1789, el edificio sufrió daños graves, entre ellos la mutilación y decapitación de las figuras de los reyes en la fachada occidental. Años después, en 1804, Napoleón Bonaparte fue coronado ahí como emperador y se lanzó a la conquista de Europa, Egipto y Rusia. Notre Dame ha inspirado decenas de obras de arte, como el amor trágico de Quasimodo en la novela Nuestra Señora de París del escritor Victor Hugo. Pero para la mayoría de sus 30.000 visitantes diarios, Notre Dame es poco más que una de las postales más reconocibles de París, como la Torre Eiffel, la pirámide del Louvre (y la Mona Lisa), un lugar donde hacerse el selfie de turno.
El incendio de Notre Dame de París ocurre más de siete meses después del incendio que destruyó otro símbolo patrimonial: el Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro y las aproximadamente 20 millones de piezas que resguardaba. Ahora en Francia, en medio de la consternación por la pérdida irreparable, la opinión pública ha vuelto a conocer las grandes dificultades que un monumento como la catedral parisina, pese a su valor patrimonial, tenía para recaudar el dinero de la restauración, incluso pese a que su propietario es el Estado francés. Por desgracia, el caso de Notre Dame no es la excepción sino la triste norma en el mundo patrimonial.
Desde hace años, me dedico a estudiar los informes anuales que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) publica sobre el estado de salud de los monumentos más valiosos de la humanidad, y que están incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Se trata de más de 1092 sitios entre los cuales se encuentran, Machu Picchu en Perú, el Taj Mahal en la India, la Gran Muralla china y, por supuesto, las orillas del río Sena, que incluyen la catedral de Notre Dame. Año tras año, la desoladora conclusión de numerosos informes es la misma: los bienes de nuestro patrimonio mundial desaparecen o sufren daños irreversibles sobre todo por la falta de recursos y del impacto del turismo globalizado. (continuará)

Visto 280 veces

Últimas Noticias

Prev Next

ESPAÑA-¿Vuelve el tridente?

ESPAÑA-¿Vuelve el tridente?

El PSG parece haberle perdido la paciencia a Neymar, por sus lesiones y el incidente...

Argentina se enfrenta a Paraguay-Obligad…

Argentina se enfrenta a Paraguay-Obligados a ganar

Argentina y Paraguay, que empezaron la Copa América de Brasil con mal pie, se jugarán...

BOLIVIA VOLVIÓ A CAER EN LA COPA AMÉRICA…

BOLIVIA VOLVIÓ A CAER EN LA COPA AMÉRICA-Se lo dieron vuelta

La ilusión de Bolivia se había trasladado hasta el Maracaná de Río de Janeiro. A...