Santa Cruz de la Sierra

Los desafíos de la educación (II)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

En esa línea, María Cristina aseguró que un maestro solo podrá cambiarle la vida a un chico si tiene expectativas sobre él, si le ofrece lo mejor: “Un gran maestro muestra a sus alumnos que tienen otra opción”. Y afirmó: “Estamos ahí para cazar el talento, para ver las particularidades de cada chico”. Esta frase me quedó resonando: los verdaderos maestros son cazadores de talentos.
“¿Quién los inspira?” solté. Inés aseguró que los niños, con sus palabras y sus silencios, son los que muestran el rumbo. María Cristina recordó que sus alumnos le inspiran una rebeldía, una reacción ante cualquier eventual resignación, al reconocer que ellos no tendrán otra oportunidad: “Tienen este día, no podemos esperar a mañana, tenemos que romper hoy el circuito del ‘no puedo’”. Con esa expresión nos señaló un sentido de urgencia que muchos de sus oyentes compartimos.
“¿Y el desafío?”. Martín expresó la urgencia de que haya menor desigualdad educativa. Graciana aseguró que su desafío era enseñar a aprender a convivir entre distintos: “Muchas ocasiones se han convertido en una especie de River versus Boca, buscando el momento para entrar en conflicto con el otro. Tenemos que quebrar esas barreras y aprender a convivir más allá de las diferencias”. Inés aseguró que su reto es ofrecer a cada uno de sus alumnos un aprendizaje de calidad y singular. María Cristina, por su parte, indicó que el desafío es multiplicar, sistematizar, acompañar al docente desde todos los ámbitos e impulsar a que todo el sistema educativo cambie.
Luego terminé pidiéndoles a los maestros que nos cuenten una anécdota o que nos den un consejo. María Cristina alentó a los docentes a que hagan, a que no se detengan ni analicen los obstáculos, porque nunca saben dónde van a llegar: “Seguir es lo único que nos va a hacer salir adelante”.
Hanan remarcó la importancia de que los docentes sean buenos investigadores, desarrollen habilidades por su cuenta y que trabajen desde el corazón: “Sigan sus pasiones, que eso los llevará hacia adelante. El conocimiento es importante, pero lo fundamental es enseñarles cómo aprender habilidades para la vida, cómo atravesar la complejidad del mundo. No se enfoquen solamente en el conocimiento de los libros, los niños necesitan mucho más que eso. Y el último consejo: disfruten dentro de sus clases”.
Estos maestros ponen la música de la sociedad que queremos. Aquella tarde, en la Feria del Libro, fueron aplaudidos de pie. Sin embargo, no puedo dejar de recordar que ellos, en sus aulas, hacían trabajos sobresalientes antes de que fueran reconocidos por cualquier certamen. Solo faltaba nuestro aplauso. Y la pregunta que cierra es casi obvia: ¿A cuántos maestros nos está faltando aplaudir?

Visto 280 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Trump anuncia que EEUU derribó un dron i…

Trump anuncia que EEUU derribó un dron iraní en el estrecho de Ormuz

Estados Unidos derribó hoy un avión no tripulado iraní en el estrecho de Ormuz porque...

Liberan a dos reos acusados de asesinato…

Liberan a dos reos acusados de asesinato por error en Santa Cruz

Dos hermanos identificados como Eduardo y Hernán Castillo Vicente procesados por el delito de asesinato...

Ministerio de Trabajo califica de injust…

Ministerio de Trabajo califica de injustificado el paro de los médicos

El Ministerio de Trabajo espera los informes oficiales del Ministerio de Salud sobre el paro...