Santa Cruz de la Sierra

Juicio civil en EEUU Defensa de Goni intenta politizar masacre de 2003

MASACRE. Carlos Sánchez Berzaín dijo que la muerte de la niña Marlene fue una tragedia pero no quiso referirse al resto de las 59 personas que también murieron. MASACRE. Carlos Sánchez Berzaín dijo que la muerte de la niña Marlene fue una tragedia pero no quiso referirse al resto de las 59 personas que también murieron.

Información adicional

  • Brown: tbg-brown

En el afán de desviar la atención del jurado sobre los hechos históricos de la ‘masacre de octubre de 2003’ cuando perdieron la vida 60 personas y otras 400 resultaron heridas con proyectiles de guerra, los abogados defensores del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, intentan politizar el juicio que se desarrolla en la Corte Federal de Florida, Estados Unidos, haciendo ver a algunos testigos de cargo como activistas políticos y a otros desacreditando sus testimonios a fin  de no resarcir los daños civiles a las ocho familias demandantes.

Según trascendió en la prensa boliviana, el lunes atestiguó

Gonzalo Mamani, hijo de Arturo Mamani y con lágrimas en los ojos relató las circunstancias en que murió su progenitor en la zona sur de La Paz, pero los abogados de los acusados le mostraron fotos y videos con imágenes que buscaban poner en duda su relato.

Más tarde declaró el exsacerdote Wilson Soria Paz, quien relató su vivencia como párroco de la iglesia Cristo Redentor, en la ciudad de El Alto, donde ofició una misa de cuerpo presente para 16 personas asesinadas a tiros pero tuvo que admitir que fue militante del MAS, concejal en El Alto y exdirector de Régimen Penitenciario en 2010.

Luego el exsoldado del Colegio Militar, José Flores Limachi, también relató lo sucedido en las jornadas de octubre de 2003, cuando falleció su camarada Edgar Lecoña. Dijo que ante la asonada de protestantes recibió órdenes de disparar. Sin embargo, según la defensa del expresidente Sánchez de Lozada, Flores cambió su testimonio, ya que en 2003 hizo una declaración jurada donde aseguró que no hubo órdenes de abrir fuego.

En esa misma línea, declaró ayer, su excomandante del Colegio Militar, Gral. Marcelo Antezana, quien negó haber ordenado disparar ni menos matar a los vecinos de la zona sur donde se reportaron varias bajas civiles.

Recordó que el entonces capitán Belmonte le llamó y le dijo que estaba emboscado y que tenía un soldado muerto. En consecuencia dio la instrucción “salga de allá militarmente”. Eso significaba evitar contacto con los civiles y resguardar las vidas de los reclutas.

 

AMEDRENTAN A 

LOS TESTIGOS

El dirigente de la Asociación de Víctimas y Heridos de Octubre 2003, Patricio Quispe, informó que la defensa amedrenta y presiona a los testigos de cargo para desvirtuar los hechos históricos de la masacre de 2003. 

“Tratan de hacer ver incoherencias en las declaraciones para que el juez y el jurado duden de esas declaraciones, por ello esa agresividad para presionar a los testigos,”, precisó. 

 

 

 REDACCIÓN

 

 

Visto 503 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Por observaciones a registros-El TSE ofi…

Por observaciones a registros-El TSE oficializó rechazo a personería de Sol.Bo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que ha emitido la Resolución TSE/RSP/JUR N° 062/2018, mediante...

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial…

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial abre con Día de la Familia

La mayor vitrina comercial del país abre sus puertas a partir de hoy. La primera...

Castigo corporal

Hace unos días recibí una llamada de una emisora preguntando mi opinión sobre una sanción...