Santa Cruz de la Sierra

Dilma se consolida y no habría segunda vuelta en Brasil

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

A cuatro días de las elecciones, las dos últimas encuestas publicadas ayer sembraron la alarma en los equipos de campaña de los dos grandes opositores, la socialista Marina Silva y el socialdemócrata Aécio Neves. La presidenta Dilma Rousseff no sólo supera en 14 puntos a la ex ministra ambientalista. Tiene, según los analistas, chance de ser reelecta en la primera vuelta, lo que implicaría un giro notable en este comicio. Para Ibope, ése es uno de los escenarios más probables del próximo domingo.

Esta consultora afirma que las preferencias perdidas por Marina, quien cayó de 29 a 25 por ciento, no fueron recogidas por el socialdemócrata Aécio, estable en 19 por ciento de las intenciones de voto.

Para Datafolha, en cambio, Dilma puede haber llegado a un techo con su 40 por ciento de votantes (según la encuesta de ayer), de donde podría deducirse que bajan las chances de resolver la elección ya en la primera vuelta. Esta versión de Mauro Paulino, director general de la encuestadora, contrasta con la que había emitido el domingo último. Ese día sentenció: “Hay una disminución de la chance de tener segunda vuelta”. Ahora si hay o no ballotage se convierte en la gran duda de los comicios del domingo. Y en segundo plano, quién estaría en esa segunda vuelta si se llega a producir.

Ayer, los candidatos siguieron una rutina variada. Dilma, con la voz ronca y en vísperas del último debate que debe ocurrir hoy en la TV Globo, prefirió permanecer sin actividades en su residencia, el Palacio de la Alvorada.

La presidente dejó en manos del ex mandatario Luis Inacio Lula da Silva la tarea de recorrer las calles de San Pablo, sobre todo en los barrios periféricos. Marina fue a la favela de Paraisópolis, un lugar que se destacó por tener una orquesta sinfónica de renombre internacional. En ese ámbito, la candidata desplegó un discurso casi académico. “La sociedad brasileña y yo estamos en la segunda vuelta”, expuso. Y agregó: “Tenemos la plena convicción de que los brasileños no van a hacer de esta elección un plebiscito”.

Para ella, ése sería el caso si finalmente compitieran Dilma y Neves en un eventual nuevo round el 27 de octubre. Interrogada sobre cuál será su estrategia frente al descenso que, según las encuestas, experimenta en intenciones de voto, la candidata replicó: “Vamos a debatir Brasil. Vamos a continuar en el esfuerzo de respetar a los brasileños”. Ni Marina ni Aecio consiguieron atraer electores en los segmentos más numerosos de la población, las clases D y E. En esos sectores, cuyos ingresos llegan a 1.400 dólares, Dilma hace su gran diferencia. Ella se lleva el favoritismo de los católicos, y en términos generales, 58 por ciento de los brasileños, tanto aquellos que la votan como aquellos que optan por las otras dos alternativas, afirman que será la presidenta quien gane esta elección.

Son estos datos de su sondeo lo que indujeron a la encuestadora Ibope a considerar que “aumenta la posibilidad de una definición de las elecciones ya en la primera vuelta”.

Profesor en la Universidad Federal Fluminense, Daniel Aarao Reis, recordó que 70 por ciento de los electores buscaban, según las encuestas, un cambio ya fuera en los servicios públicos y/o en las instituciones políticas.

Alude también a que los asesores en marketing político aconsejaron a los candidatos a mostrarse como portavoces de los cambios. “Aécio quiere cambiar para volver al pasado, Dilma quiere cambiar pero manteniendo el presente hasta las últimas consecuencias. Y Marina se desdice y contradice, con lo que dejó más dudas que esperanzas”.

La conclusión de ese proceso es que “a pocos días del primer turno hay una atmósfera de perplejidad.

¿Será que habrá cambios? ¿Y cómo navegaría el transatlántico en un mar revuelto?” Si hay dudas de cómo navegará el barco con nuevos comandantes, muy probablemente ocurra lo que sucedió en las presidenciales de 1998. Ese año, en medio de una crisis y con fugas diarias de divisas, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso consiguió, sin embargo, imponerse sobre su adversario Lula da Silva ya en la primera vuelta y por una diferencia contundente de 53 por ciento de los votos efectivos. Es un antecedente inevitable que sobrevuela esta elección.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

Visto 264 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Octubre 2014 11:40

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno anuncia que asumirá "medid…

Gobierno anuncia que asumirá "medidas constitucionales" ante "grupos subversivos"

La presidenta Jeanine Áñez advirtió este viernes con asumir “medidas constitucionales que permitan instaurar el...

Cocaleros reportan cinco muertos tras el…

Cocaleros reportan cinco muertos tras el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en Sacaba

Cocaleros reportaron hoy cinco muertos tras el enfrentamiento entre policías, militares y productores de la...

Posesionan a Carlos Díaz como el nuevo m…

Posesionan a Carlos Díaz como el nuevo ministro de Planificación del desarrollo

La presidenta por sucesión de Bolivia, Jeanine Áñez, posesionó hoy a Carlos Melchor Díaz como...