Santa Cruz de la Sierra

El cuarto aviso (I)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Mientras el cineasta Tony Peredo está saliendo lentamente de un sueño inducido, yo aprovecho el momento para dar una ojeada a su cuaderno de apuntes. Son anotaciones (si no me equivoco, de lejana inspiración taoísta) para definir su nuevo proyecto cinematográfico. Tony, prácticamente, está preparando un filme místico con una estructura narrativa irracional o, como prefiere pensar él, con un hilo conductor de lógica divina. El título de la película será ‘El tetragrama’. Leo: “Todo se halla ante nuestros ojos, pero a pesar de su manifiesta visibilidad no lo vemos. Nosotros somos los que, no sin arrogancia, damos nombres a las cosas, a los procesos y a los fenómenos. Verbigracia, llamamos ‘caos’ al tipo de orden que desconocemos. No entendemos el caos como orden, no porque seamos estúpidos sino porque estamos casi siempre demasiado distraídos para poder reconocerlo. En el barrio El Trompillo intentamos distraernos lo menos posible y exactamente por eso hemos contado con un afortunado equilibrio entre mucho desorden y un indispensable mínimo de orden. Dicho orden, pero, de repente se ha echado por tierra. Lo perdimos y no sabemos cómo recuperarlo. Personalmente, intenté compensar a esta terrible falta de equilibrio existencial con el baile en compás de cinco por cuatro. Es decir, cinco tiempos de los cuales el primero y el tercero son fuertes (F) y los demás débiles (d). El patrón es F, d, F, d, d. O sea, un perfecto vals roto. Sin embargo, fracasé en mi intento. Así que seguimos buscando el orden…”

Me doy cuenta de que tengo que ser más preciso. Estamos en la archiconocida clínica El Trompillo, en la calle Zoilo Flores, reunidos alrededor de la cama del convaleciente Tony Peredo. El cineasta cayó víctima de una rarísima locura danzarina, llamada oficialmente ‘coreomanía’ o ‘enfermedad del baile’. Durante varios días bailó sin cesar, lo que le causó un profundo agotamiento nervioso. Ante semejante cuadro clínico, los experimentados médicos tuvieron que sedarlo. Ahora, al fin, se está despertando. “Tío, tiene que hablar. Charlemos. Eso le va a hacer bien. Lo dicen los doctores”, le informa mi hijito Sebastián, quien prosigue de la siguiente manera: “Tenemos que hablar con el corazón. La mentira no sirve. Yo le voy a decir cuál es mi palabra favorita. Mi palabra de la verdad. Es ‘vier’. Me gusta porque tiene cuatro letras.” El cineasta de algún modo logra sonreír y murmura: “Ah, sí. Bellísima palabra. Significa cuatro en alemán, el idioma del orden”. Continuará.  

Visto 328 veces

Últimas Noticias

Prev Next

La estrella porno Stormy Daniels describ…

La estrella porno Stormy Daniels describe en su libro detalles de genitales de Trump

Una copia del libro de la estrella porno Stormy Daniels, “Revelación total”, fue obtenida por...

Bolivia del 93 vuelve a la casa donde se…

Bolivia del 93 vuelve a la casa donde se hizo inmortal

“Voy a intentar repetir esa palomita”, dice William Ramallo al recordar el gol que le...

Jessica Simpson confirma estar embarazad…

Jessica Simpson confirma estar embarazada

Jessica Simpson anunció a través de Instagram que está embarazada por tercera vez. La cantante compartió...