Afianzar democracia

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

Mariano Rajoy se fue de la presidencia de España. Su partido político, el Partido Popular, fue acusado por la justicia de funcionar durante años con una contabilidad paralela que incluía donaciones de empresas. Por primera vez, un partido político fue condenado por corrupción.
El tesorero del PP está preso y Rajoy declaró, negando que hubieran tenido una doble planilla, pero se descubrió todo y tuvo que irse, por una moción de censura de parte de su parlamento.
Se dio una lección de democracia, porque el mismo Rajoy acató el resultado y fue a darle la mano al nuevo mandatario que jurará hoy al cargo.
Hay que señalar que la democracia está funcionando en el mundo y se debe poner de relieve que la democracia debe preservarse por sobre todas las cosas, evitando que se mancillada con actos de corrupción de la clase política.
Los mandatarios y otros políticos deben acatar lo que ordenen las instancias correspondientes. En este caso, Rajoy negó el delito y luego tuvo que irse, sin renegar o señalar que existía un complot de la oposición en su contra.
Toda actitud que vaya en beneficio de la democracia está bien. Es decir, no se puede dañar a la democracia ante las evidencias de malos manejos o corrupción comprobada, intentando calificarlas de políticas o buscar el amparo de los legisladores para eludir responsabilidades.
En varios países del mundo se están destituyendo presidentes por actos de corrupción, pero algunos lo hacen traumático y buscan hasta lo último el amparo de la inmunidad política para eludir responsabilidades.
Lo ocurrido en España es una demostración de que se debe creer en la democracia y aceptar humildemente lo que dispuso la justicia. 

Visto 226 veces