Santa Cruz de la Sierra

El cuarto aviso (IV)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Fuera del hotel Torre, en la avenida El Trompillo, subimos a un micro. El cineasta Tony Peredo me dijo: “Estoy mareado. Lo que siento es un gran caos en la cabeza.” Le dije al chofer que nos dejara en la cuarta parada sobre la avenida La Barranca, a la altura de la plazuela. El hombre inclinó la cabeza, pero una vez llegados a La Barranca no nos dejó en la cuarta parada sino en la quinta. Tuvimos que caminar una cuadra para volver a la plazuela. Fue en ese momento que el cineasta empezó a bailar. “Quiero bailar con música. Llamá al urubicheño Dámaso Vaca. Que reúna a su cuarteto de cuerdas y que nos busquen en el restaurante ‘El Toborochi’. Quiero bailar en un local decente”, dijo Tony sin dejar de moverse. Siguiendo las melodías del cuarteto (que en realidad fue un trio porque el cuarto músico del grupo del violonchelista Dámaso Vaca nunca se presentó), el cineasta bailó por lo menos durante 72 horas. Dámaso y sus colegas se alternaron. Al inicio del cuarto día el bailarín compulsivo se desplomó y fue llevado a la célebre clínica El Trompillo.
Ahora, reunidos alrededor de la cama con el convaleciente que acaba de despertarse, estamos discutiendo nuestras opciones para poder restablecer el equilibrio perdido. Digo: “¿Quién dice que todo depende del cuatro? De acuerdo, la palabra ‘vier’ en alemán y en holandés también significa cuatro y tiene cuatro letras. A lo mejor podemos hacer un ajuste mental y fijarnos de ahora en adelante en el número tres. El cuarto aviso se fue, pero quedan tres. Y tres en ruso, por ejemplo, tiene tres letras.” El cineasta susurra, no sin esperanza: “Tenés razón. Es ‘tri’ en ruso y encima es ‘tre’ en italiano. Razonando así, nos podemos salvar.” El taxista don Braulio Robles dice: “No me gusta la palabra ‘orden’ en ningún idioma. ‘Caos’, sin embargo, me encanta y suena igual en todo el mundo.” Reconozco: “Está bien. Yo tampoco soy fanático del orden. Pero todo se reduce a un asunto de responsabilidad. Por ejemplo, el cuidado de Sebastián da un poco de orden a mi vida.” El taxista comenta: “En el caso de usted y su hijo, sinceramente, no sé quién cuida a quién.”
Mi hijito Sebastián dice ahora: “Papá, la palabra ‘vier’ es importantísima. Quiero que vuelva el cuarto aviso. Quiero que vuelva el aviso que dice ‘Femenina Azaleia’.” El urubicheño Dámaso Vaca coincide: “El cuatro en la cosmovisión guaraya es fundamental. Les voy a contar una historia con el título ‘irugatu i tiyevii vae’. Es decir, ‘cuatro remolinos’.” Continuará. 

Visto 250 veces

Últimas Noticias

Prev Next

García deja el caso Alexander en manos d…

García deja el caso Alexander en manos de la justicia

El vicepresidente Álvaro García Linera manifestó este martes que las informaciones que surgieron del caso...

Kylie Jenner, sin temor, deja ver todas …

Kylie Jenner, sin temor, deja ver todas las imperfecciones de su cuerpo

Kylie Jenner subió de peso considerablemente después del embarazo de Stormi, sin embargo y a...

García Linera: La diplomacia chilena ha …

García Linera: La diplomacia chilena ha perdido el norte

El presidente en ejercicio de Bolivia, Álvaro García Linera, sostuvo este martes que la diplomacia...