Santa Cruz de la Sierra

El cuarto aviso (V)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

El urubicheño Dámaso Vaca explica: “En nuestra cultura el cuatro es representado por un círculo.” El taxista don Braulio lo interrumpe inmediatamente: “Que yo sepa, en todo el mundo el cuatro es representado por un cuadrado.” Dámaso mantiene la paciencia y prosigue: “El círculo del cuatro es la base del ocho, el número que para los guarayos significa la reconciliación entre el orden y el caos, entre el control y la espontaneidad, pero también entre el mundo y la mente.” De nuevo el taxista lo interrumpe: “¿Y qué tiene que ver eso con los cuatro remolinos?” Dámaso dice con una calma envidiable: “En el cauce del río Blanco, que son nuestras aguas primordiales, surgen cuatro círculos que convirtiéndose en cuatro remolinos generan el equilibrio del universo. Pero ¡ojo! No es un equilibrio fijo sino cambiante, fluyente. Esos vórtices se desplazan y desaparecen para luego renovarse.” El cineasta Tony Peredo argumenta lenta pero claramente: “Entonces, si hay un nexo entre el mito de los cuatro remolinos y los cuatro avisos de Femenina, la desaparición del cuarto aviso debe ser un anuncio de la renovación del equilibrio.” Decido llamar al número 77380101, que anoté hace unos días cuando descubrimos que el cuarto aviso se había desvanecido. “Aló. ¿Con quién hablo?” pregunto. “Mi nombre tiene cuatro letras”, dice una voz aburrida. Ahora le pregunto qué pasó con el cuarto aviso de la zapatería Femenina. Me contesta: “El contrato terminó. Pero no se preocupe. Ya se va a establecer un nuevo orden. Pronto, ya mañana, si no me equivoco. No puedo decirle más porque la relación con los clientes es estrictamente confidencial.”

Al día siguiente, en la movilidad de don Braulio camino al kínder alemán, notamos en el segundo anillo esquina avenida Argentina un nuevo aviso: el cartel recomienda bombones de la empresa Arcor. Luego, respectivamente en la avenida El Trompillo esquina avenida Grigotá y en el segundo anillo esquina avenida Mariano Saucedo Sevilla, vemos otros dos avisos de Arcor: preconizan caramelos duros de menta y de fruta. El cuarto aviso de la empresa argentina, en el segundo anillo esquina avenida Roca y Coronado, publicita caramelos de goma. “Papá, ya me siento mejor. Ya no siento cosas raras en mi cabeza”, dice mi hijito Sebastián. Mientras tanto don Braulio no para de renegar. “¿Y dónde está ese nuevo orden del universo? Sigo teniendo problemas con la cuarta marcha”, dice el taxista. “No podemos salvar el auto. Es una cacharra”, sentencia Sebastián.

 

Visto 334 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...