Con ofrendas y rituales ancestrales Bolivia recibe el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco

ruinas. El presidente Evo Morales estuvo presente en Tiahuanaco para recibir los primeros rayos de sol y así atraer energía positiva. ruinas. El presidente Evo Morales estuvo presente en Tiahuanaco para recibir los primeros rayos de sol y así atraer energía positiva.

Información adicional

  • Brown: tbg-brown

Autoridades del Ejecutivo, servidores públicos y la población recibió ayer jueves el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco 5526 con ofrendas y rituales ancestrales a la Pachamama (Madre Tierra) en diferentes sitios sagrados del país, con deseos de mejores días y prosperidad en el desarrollo de Bolivia.
El presidente Evo Morales participó de esa actividad en la localidad de Tiahuanaco, en La Paz, junto al canciller Fernando Huanacuni y otras autoridades, y recibió los primeros rayos del sol a las 07h18 locales.
“Recibamos unidos el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco, alcemos nuestras manos para captar la energía del Tata Inti y nuestra Pachamama. Pidamos sabiduría, unidad y fuerza para Bolivia y toda la humanidad. Sigamos trabajando en la recuperación de nuestros valores”, escribió el jefe de Estado en su cuenta Twitter.
La ministra de Culturas, Willma Alanoca, explicó que los rituales que se realizan para recibir el año nuevo andino amazónico son para agradecer a la Pachamama la buena siembra y cosecha agrícola y pedirle prosperidad para el año que inicia.
“Iniciamos un nuevo año, el sol ha retornado con nueva energía renovadora, con mucha espiritualidad para generar ese equilibrio que necesitamos los seres humanos, es un agradecimiento, una huajta que le estamos dando a la madre naturaleza, es la mejor manera de agradecerle la buena siembra, la buena cosecha, el buen tiempo que tenemos para todos”, manifestó.
Explicó que en todo el país existen 207 sitios sagrados registrados, donde se realizaron actividades similares, de entrega de ofrendas para la Madre Tierra, y la población se congregó de madrugada para esperar la salida del sol y esperar sus primeros rayos, con la esperanza de recibir la buena energía de esa deidad de la cultura andina.
“Tenemos miles de sitios en realidad, pero los registrados son 207, entre ellos tenemos 13 nuevos sitios registrados, eso quiere decir que la gente y las autoridades están poniéndole mucha más conciencia de que la única forma de un país de proteger su cultura es participando”, agregó.
Por su parte, un vecino de la zona de Villa Armonía, de la ciudad de La Paz, donde la población se congregó para entregar una ofrenda a la Madre Tierra, explicó que asistió “con todos los amigos y los vecinos, para recibir los primeros rayos del sol, con mucha fe y mucha esperanza”.
El Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco se celebra cada 21 de junio en el hemisferio sur y en lugares considerados sagrados, cuya ceremonia recibe el nombre de Willka Kuti o Inti Raymi (regreso del Sol).
Entre las ofrendas que se entregan a la Pachamama son denominadas mesas, que contienen dulces, copal, incienso, pétalos de flores, nuez, cebo de llama, sullu (feto de llama), tierra de hormigas, además de hojas de coca, que son colocadas sobre un altar al que se le prende fuego, con el objetivo de que sea recibida por esa deidad aymara.

BOLIVIA, SEDE DE FORO DE
CIVILIZACIONES ANTIGUAS
Por otro lado, tras la celebracion, el presidente Morales presentó el segundo Foro de las Civilizaciones Antiguas del Mundo que se desarrollará este año en Bolivia y llamó a los países del mundo a repensar una historia universal sin exclusiones.
“Hermanas y hermanos hoy estamos reunidos en este lugar sagrado para anunciar que el Estado Plurinacional de Bolivia será sede del segundo foro de civilizaciones antiguas. Queremos agradecer la confianza depositada en nuestro país”, confirmó el jefe de Estado.
Morales dijo que la designación de Bolivia como sede de esa actividad cultural es “un reconocimiento del valor de nuestras culturas originarias que tienen una raíz milenaria y que ha resistido hasta nuestros días con las prácticas de nuestros abuelos”.
Además, el mandatario boliviano aseguró que ese evento, que se realizará en dos partes, servirá para buscar soluciones a problemas actuales que se presentan en el planeta en base a los saberes ancestrales de las diferentes culturas antiguas del mundo.
Asimismo, llamó al mundo a repensar la historia universal a partir de ese evento para construir una sociedad “sin exclusiones y donde todos estén presentes”.
    “Vivimos en una crisis económica, financiera, social, climática y de la vida, necesitamos restablecer la convivencia armónica y equilibrada con la divina madre naturaleza y para esto debemos recuperar la sabiduría generada por nuestros ancestros, por estas culturas milenarias de las cuales nosotros somos descendientes y guardianes”, afirmó.

AGENCIA

Visto 676 veces