Santa Cruz de la Sierra

Inglaterra acaba con la maldición de las tandas de penaltis

Los ingleses se clasificaron para cuartos desde los 11 metros tras empatar con Colombia, que forzó la prórroga con otro gol de Yerry Mina que igualó el de Harry Kane Los ingleses se clasificaron para cuartos desde los 11 metros tras empatar con Colombia, que forzó la prórroga con otro gol de Yerry Mina que igualó el de Harry Kane foto: Mundodeportivo.com

Información adicional

  • Chartreuse: tbg-chartreuse

Inglaterra se clasificó para los cuartos de final de la Copa del mundo en que se cruzará con Suecia. Lo más grande es que lo hizo en la tanda de penaltis, rompiendo un gafe histórico que le perseguía desde la Copa del mundo de Italia-90. Tras empatar el partido ‘in extremis’ Yerry Mina, la ‘cabeza de oro’ de Colombia, se jugó la prórroga y se llegó a la tanda desde el punto de penalti porque ninguno fue capaz de marcar. Valieron los tantos de Harry Kane, de penalti, y el del central barcelonista. Y la cosa tenía morbo, porque Inglaterra tenía un curriculum tremendo en su contra desde los 11 metros. Por eso llevaban tiempo practicando. Su propio seleccionador Gareth Southgate falló el último lanzamiento ante Alemania en el Euro 1996 que se disputaba en Inglaterra y los ‘pross’ cayeron eliminados.Pero es que sucedió lo mismo en Ios mundiales de Italia-90, Francia-98 y Alemania 2006. Sin contar las Eurocopas de Portugal 2004 y la de 2012.

En Rusia 2018 acabaron con la maldición y se clasificaron. Marcaron Kane, Rashford, Trippier y Dier, fallando Henderson. Por parte de Colombia sólo marcaron Falcao, Cuadrado y Muriel. Uribe y Bacca no trasformaron sus lanzamientos.

Colombia se protege

José Pékerman al final apostó por un ‘once’ más conservador del anunciado ante la ausencia confirmada de James Rodríguez, que vio el partido en la grada. El ‘profe’ reforzó su sistema defensivo con Wilmar Barrios y Jefferson Lerma en vez de Luis Muriel y Mateus Uribe. La consistencia que lograba atrás, la perdí a la hora de construir los veloces y habituales contra ataques de los ‘cafeteros’.

Gareth Southgate sacó a su equipo habitual. Aunque sorprendió al colocar de teórico ‘nueve’ al pequeño Sterling al que, incomprensiblemente, marcaba el grandote Yerry Mina. Con su movilidad y rapidez, el inglés les creó muchos problemas a los zagueros colombianos.

Hubo mucha presión por ambos equipos y pocas jugadas de ataque. Destacó un cabezazo imposible de Harry Kane que casi marca a centro de Kieran Trippier. Por parte colombiana un tiro de Juan Quintero. Poco más. Radamel Falcao y Harry Kane, dos de los mejores delanteros del torneo, debieron aburrirse de lo lindo en la primera parte. Apenas si tocaron balón porque sus equipos no le nutrieron de pases para poder rematar. Con todo, el delantero del Tottenham estuvo mejor y creó más peligro que el actual ‘nueve’ del Mónaco, muy desasistido por sus compañeros.

Con decir que la jugada más destacada fue el cabezazo que le dio Wilmar Barrios a Jordan Henderson, queda dicho todo. Fue en una de las inacabables batallas que hubo en cada saque de falta o corner que el inexperto árbitro estadounidense Mark Geiger nunca supo apaciguar. Lo solucionó con una amarilla al colombiano ¿Por qué? Se supone porque el cabezazo fue flojito, aunque si entendió que hubo agresión debió expulsarle. La verdad es que no hubo para tanto y el inglés le echó bastante teatro.

La primera parte fue un duelo entre dos equipos más preocupados en no perder que en ganar. Los dos defendieron bien y sus respectivos porteros apenas si tuvieron que intervenir. Eso sí, los ingleses fueron un poquito más ambiciosos. Pero el poco peligro de unos y otros llegó más por errores propios en el pase que por acierto del rival.

Penalty absurdo

La segunda parte siguió por los mismos derroteros. No hubo cambios ni de futbolistas, ni de esquemas, ni de nada. Siguió la batalla en el medio campo, buscando el fallo del rival para tratar de darle el golpe definitivo y noquearle. Se jugaba en una franja de 40 metros.

Y el gol llegó de la forma más absurda. En un tonto penalti del colombiano que ha jugado este año en el Espanyol, de la ‘Roca’ Sánchez que agarró a Harry Kane delante mismo del árbitro, dentro del área (54’). La pena máxima fue transformada por el ‘Pichichi’ inglés, el goleador del Tottenham, logrando su sexto tanto en tres partidos en la Copa del mundo .

Colombia se vio obligada a adelantar sus líneas, a buscar el gol del empate y ahora fue Inglaterra quien trató de pillarles a contra pie. José Pékerman dio entrada al delantero del Villarreal, Carlos Bacca, y retiró a Jefferson Lerma en busca de más ‘punch’.

El partido entró en una auténtica guerra, con constantes faltas de unos y otros. Nadie parecía interesado en jugar al futbol.

Y todavía pudo haber un nuevo penalty en un cruce de Davinson Sánchez a los pies de Jesse Lingard que toco balón, pero llegó tarde. Arriesgó mucho.

José Pékerman metió más dinamita en el equipo, aunque tarde, dando entrada a Mateus Uribe para reforzar la zona de creación dónde Juan Quintero se había derretido como un azucarillo tras un inicio prometedor de partido.

Colombia quería, pero no podía, como en un contra ataque, en superioridad numérica, que Juan Cuadrado finalizó con un remate a las nubes (81’).

Los ‘cafeteros’ atacaron con mucha fuerza y corazón, pero de forma desordenada, con balones colgados al área que facilitaban la labor de los zagueros ingleses, habituados a ese juego.

Lo curioso es que en los cinco minutos finales, los dos técnicos metieron más ataque con la entrada de Luis Muriel por Juan Quintero y de Jamie Vardy por Raheem Sterling.

Yerry, una mina

Quedaba la prolongación que fue de cinco minutos. Y allí volvió a aparecer, otra vez, la cabeza de Yerry Mina para en un corner, levantarse majestuosamente y lograr el tanto del empate que hacía justicia (93’). El saque de esquina lo había forzado Mateus Uribe con un tirazo que Jordan Pickford desvió cuando entraba por la escuadra.

Era el tercer gol de Yerry Mina, en lo que va de mundial, que gracias a sus cabezazos, ayudó a Colombia a clasificarse para la segunda fase tras perder en el partido inicial con Japón y esta noche frente a Inglaterra forzó la prórroga cuando todo parecía perdido.El barcelonista logró la victoria ante Senegal gracias a su juego aéreo y metió uno de los tres tantos a Polonia, también con la testa.

Y en esa prolongación a Colombia le salió bien los cambios tardíos que hizo José Pékerman, más ofensivos y que estuvieron frescos.

Con todo , la oportunidad más clara fue de Danny Rose, que había entrado por Ahley Young, pero su tiro cruzado se fue fuera, por poco. Gareth Southgate que no quería ni pensar en los penaltis, introdujo en el campo a Marcus Rashford. Jugó en punta con tres delanteros goleadores buscando el tanto de la victoria con un fútbol directo.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: mundodeportivo

 

Visto 293 veces

Medios

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...