Santa Cruz de la Sierra

Por qué Lula ya ganó

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

El 8 de julio, ha sido apellidado como el “domingo de la locura judicial”. Y es posible que sea recordado como la fecha en que Lula ganó una batalla mayor que la de su liberación. Gracias a todo lo que se ha movido en torno de su lucha judicial, cuya condena en segunda instancia lo imposibilita para disputar las presidenciales a pesar de mantenerse a la cabeza en los sondeos, Brasil ha descubierto que su sistema judicial está podrido.
Ha sido la importancia de la figura política y mítica de Lula puesta en discusión la que ha llevado a toda la cadena jurídica, desde la primera instancia al Supremo, a descubrir la urgencia de una reforma que no puede esperar más so pena de una convulsión social. Lula sigue en la cárcel y es posible que nuevas condenas caigan sobre su cabeza, aunque nadie es aún capaz de profetizar su futuro. Lo que sí es cierto es que Lula, inocente o culpado, ha hecho ver que el rey de la justicia está desnudo. Ha sido él quien ha atizado el fuego y las ratas, que siempre existieron, han empezado a salir de sus madrigueras.
No ha sido un simple plantonista, entre ingenuo y malicioso, el que ha provocado la tormenta, con su deseo de no quedarse atrás en la corrida de egos que atraviesa, por ejemplo, el Supremo. Si Dias Toffoli, por su cuenta y riesgo, contra una decisión monocrática que contradecía la del colegiado del Supremo, sacó de la cárcel a José Dirceu condenado a 30 años, ¿por qué él no podía liberar a Lula?
La tragicomedia judicial del domingo sirvió para dejar más al descubierto, si cabe, la fragilidad de todo el sistema jurídico brasileño que amenaza con contagiar al resto de las instituciones. El caso Lula podrá un día ser estudiado como el revulsivo que reveló que no puede esperar más una reforma de la justicia empezando por el Supremo, que se está revelando, con el espectáculo poco ejemplar del protagonismo de los altos magistrados, como la clave de toda la inseguridad política y social que agita a Brasil.
O Brasil recompone la legalidad jurídica o la crisis política ya en curso con amenazas de volver a los tiempos oscuros del autoritarismo acabará agravándose. En las aguas de la inseguridad jurídica es donde mejor se reproducen las bacterias de todos los totalitarismos. Una de las tareas más urgentes del nuevo presidente de la República será poner orden en los tribunales y acabar con un Supremo que parece estar actuando más en la pequeña política partidaria que en su defensa de la Constitución.

Visto 223 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Pary acusa a Ampuero de provocar y falta…

Pary acusa a Ampuero de provocar y faltar el respeto

El canciller Diego Pary aseveró este viernes que su homólogo chileno, Roberto Ampuero, provoca, confunde...

Lele Pons arrebató suspiros con este mov…

Lele Pons arrebató suspiros con este movimiento de caderas

Lele Pons es una de las creadoras de contenido de YouTube más importantes del mundo;...

Canciller Ampuero: Territorio soberano d…

Canciller Ampuero: Territorio soberano de Chile no será parte de negociación alguna

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, se reunió este viernes con el...