Santa Cruz de la Sierra

Aporofobia

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Este concepto surge a partir de los términos griegos áporos (sin recursos) y fobos (temor, pánico) fue creado por la filósofa española Adela Cortina en un extraordinario libro de editorial Paidós “Aporofobia, el rechazo al pobre”.
En septiembre de 2017 fue incluida en el diccionario de la lengua española por la Real Academia, y fue elegida la palabra del año por la Fundación del Español Urgente, como en el 2016 había designado la palabra “populismo”.
Para que algo exista en la conciencia colectiva hay que poder nombrarlo. Poner nombre a lo que ocurre y no se ve, o no se quiere ver, es lo que ha hecho la filósofa con una realidad que está ahí pero preferimos ignorar: el miedo, la aversión y el rechazo a los pobres
Pensar en la Aporofobia como ideología permite poner en discusión en la agenda pública a las invisibilidades de los grandes medios: los pobres. Dicho odio al pobre se expresa también con los excluidos del propio país.
El 47% de quienes viven en situación de calle han sido víctimas de delitos de odio. Por su situación de exclusión, son también los más indefensos. En un marco general de recesión económica, el miedo a la pobreza se exacerba porque nos ha hecho ver que todos somos vulnerables, incluidos los mejores empleados de la empresa más segura pueden quedarse de repente en la calle sin medios de subsistencia.
En esa ideología, los pobres son percibidos como una amenaza. Culpabilizarlos anula la empatía y permite que se le ignore y hasta se les persiga. La corrupción del carácter consiste en admirar a los ricos y despreciar a los pobres. Y todo eso ocurre en un momento en que la brecha de la desigualdad social se ensancha.
La aporofobia alimenta el rechazo a inmigrantes y refugiados. No se les rechaza por extranjeros, sino por pobres. Nadie pone reparos a que un jeque árabe se instale en un país europeo, ni a facilitar la residencia a un futbolista famoso. Los yates atracan sin problemas en la costa rica del Mediterráneo mientras las pateras con refugiados se hunden tratando de alcanzarlas. A Trump no se le ha ocurrido poner un muro en el norte, en la frontera con Canadá, sino en el sur, en la frontera con México.
En un mundo construido sobre el contrato político, económico y social, los pobres parecen quebrar el juego de dar y recibir, y por eso prospera la tendencia a excluirlos. Hablamos de aporofobia, de rechazo al pobre. Es el pobre el que molesta, incluso el de la propia familia.

Visto 275 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Cuatro heridos reciben atención médica t…

Cuatro heridos reciben atención médica tras incendio por ruptura de ducto de YPFB

El gerente general de YPFB Transporte, Wilson Zelaya, garantizó hoy los gastos para la atención...

Ortiz denuncia a 13 empresas nacionaliza…

Ortiz denuncia a 13 empresas nacionalizadas por operar como privadas

Al menos, 13 empresas que fueron nacionalizadas en el Gobierno de Evo Morales operan como...

Instalarán vigilia el día en que el TSE …

Instalarán vigilia el día en que el TSE resolverá la inhabilitación o no de Evo

Las plataformas del “Bolivia dijo No” anunciaron que instalarán una vigilia el 7 de diciembre...