Hasta pronto amigo

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

Mientras se preparaba la edición de hoy, a la redacción llegó la noticia de la muerte del padre José Gramunt de Moragas. Partió a los 96 años y se informó que fue una muerte tranquila, porque horas antes había asistido a misa.
Las nuevas generaciones es posible que no focalicen de inmediato el nombre de ese sacerdote jesuita, incluso entre los periodistas. Sin embargo, los que pasan los 50 años, asociarán de inmediato a ese religioso con la comunicación social y su férrea defensa de la libertad de expresión.
Así es. El padre Gramunt fundó la Agencia de Noticias Fides, la primera en todo el país durante décadas, en tiempos en que hacer comunicación era difícil, por trabajar en gobiernos de fuerza que lo menos que permitían era el ejercicio del derecho a la libertad de prensa y veían como delito la libertad de expresión. Pero el padre lo hizo y llegaba con su teletipo a todas las redacciones de los periódicos del país que le compraban sus servicios.
Desde su columna de opinión daba línea en torno a las realidad boliviana y la coyuntura, pero siempre desde un punto de vista propositivo y que buscaba la unidad de los bolivianos, rechazando aquellas actitudes extremistas
Tuvimos la suerte de conocerlo e incluso de asociarnos con él en una agencia de noticias en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Se compartió con él muchos momentos de discusión, girando ello en torno al trabajo de la comunicación y la necesidad de hacer un buen periodismo, más allá del sensacionalismo o los colores políticos.
Por eso que duele la partida de un gran amigo, de un profesor del periodismo, de un hermano. Lo conocimos bien y las tertulias con él eran enriquecedoras, no solamente de la mente, sino del alma.
Hasta pronto querido amigo José. Que Dios te tenga en su santa gloria.

Visto 108 veces