Fueron enviados a la cárcel Dos hombres cometieron cerca de 2.000 violaciones

ENCARCELADOS. Dos hombres que, por separado, cometieron violaciones fueron enviados a la cárcel por la justicia. ENCARCELADOS. Dos hombres que, por separado, cometieron violaciones fueron enviados a la cárcel por la justicia.

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

Dos hombres escoceses que cometieron más de 1.900 violaciones en total a lo largo de dos décadas han sido encarcelados el mismo día en dos casos separados, informa The Scottish Sun. 

Brian McTaggart, de 53 años, ha sido sentenciado el jueves a cadena perpetua por los abusos sexuales y actos de violencia doméstica que cometió entre 1980 y 2004. Se estima que a lo largo de 10 años de matrimonio atacó a su entonces esposa unas 900 veces.

En septiembre pasado, McTaggart ya fue condenado por abusar de un total de 18 víctimas. Esta vez, se ha enfrentado a más acusaciones de violación y ataques. 

Se informa que en una ocasión arrojó a su entonces esposa por las escaleras y en otra le tiró un secador en la bañera. Su hijo David, que ahora tiene 31 años, también sufrió sus agresiones, y califica a su padre como ‘peor que Lucifer’. El criminal también ha sido declarado culpable en varios casos de indecencia y ataques contra niñas y niños, así como agresiones físicas a otras mujeres y adolescentes.

Durante el juicio, McTaggart ha admitido haber hecho “muchas cosas malas” pero ha negado ser un violador e insistió en que era víctima de una “caza de brujas”. 

En otro juicio, John Dickson, de 38 años, ha sido sentenciado a 14 años de prisión por las violaciones y el abuso de cuatro mujeres entre 2000 y 2017.

Se estima que violó a una mujer más de 1.000 veces y torturó a otra atacándola con un boa constrictor de casi 3 metros, cuando dijo que se sentía “incómoda” cerca de la serpiente. Una de las mujeres ha contado que durante uno de los ataques recibió “puñetazos desde la cabeza hasta los dedos de los pies durante más de una hora”.

El juez ha afirmado que sus víctimas sufrieron unas “terribles experiencias degradantes y humillantes” y que el hombre, que mantiene su inocencia, no ha mostrado ningún tipo de remordimiento. El detective inspector David Cockburn ha elogiado el coraje de las víctimas por haber reportado los abusos. 

 

 

 RT.COM

Visto 40 veces