En Filipinas Ataque con explosivos deja al menos 2 muertos

ATENTADO. El artefacto explosivo improvisado explotó entre una cafetería y unos grandes almacenes en el centro de Isulan. ATENTADO. El artefacto explosivo improvisado explotó entre una cafetería y unos grandes almacenes en el centro de Isulan.

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

Un segundo atentado con una bomba en la misma semana en la ciudad de Isulan, el la sureña isla de Mindanao, Filipinas, dejó dos muertos y catorce heridos, después de que un atentado similar cinco días antes matara a tres personas e hiriera a una treintena.

Un joven de 18 años murió en el acto tras la explosión de la bomba mientras que la segunda víctima mortal falleció ayer en la mañana en el hospital de Isulan, donde cuatro de los heridos se encuentran en estado crítico, según confirmó en rueda de prensa el director de la Policía Nacional, Oscar Albayalde.

El artefacto explosivo improvisado explotó entre una cafetería y unos grandes almacenes en el centro de Isulan, capital de la provincia de Sultan Kudarat.

La explosión ocurrió en la misma zona que la del pasado martes, que mató a tres personas e hirió a 36 durante las celebraciones de una festividad de la ciudad.

Ningún grupo armado se ha atribuido la autoría del ataque, pero las autoridades sospechan de los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF), afines al Estado Islámico (EI), que ya asumieron la responsabilidad del ataque del martes.

Albayalde condenó el atentado y señaló que se ha incrementado el número de patrullas para extremar las medidas de seguridad en la región de mayoría musulmana de Mindanao, conocida como Bangsamoro, que ha sufrido cuatro atentados en poco más de un mes.

También anunció el cese del director provincial de la Policía Nacional en Sultan Kudarat y del jefe de la policía en la ciudad de Insulan, por su ineficiencia para prevenir los atentados.

El pasado viernes un grupo de hombres armados aún por identificar secuestró al jefe de una milicia civil y a su esposa en la población de Sirawi -también en Bangsamoro- donde asesinaron a otras seis personas.

Además, el 31 de julio una furgoneta bomba mató a diez personas en la isla de Basilan, un ataque que el Ejército atribuyó al grupo islámico Abu Sayyaf, también afín al EI y conocido por sus acciones violentas y los secuestros. 

 

 

 

 elcomercio.pe

Visto 114 veces