Santa Cruz de la Sierra

El País de Dios en la Tierra

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

A lo largo del siglo XVII los jesuitas se internaron y se establecieron en los territorios de los Mojos y Chiquitos que pertenecían a la antigua y extensa Gobernación de Santa Cruz de la Sierra. 

Hoy, solo hablaremos de las Misiones de Chiquitos, establecidas en once pueblos y más de 25.000 habitantes, que entre 1691 y 1692 los jesuitas comenzaron a agrupar a los pobladores de la Nación de los Chiquitos, teniendo como elemento aglutinador el idioma común y un proyecto misional que llegó a transformar el estado primitivo, itinerante y nómada de los Chiquitos, hacia otro estado superior de integración étnica y cultural, de autogestión administrativa, autosuficiencia económica y participativa y envidiable modelo educativo. 

La primera fundación chiquitana fue la de San Francisco Javier en 1691, para seguir luego con San Rafael en 1696, San José en 1698, San Juan Bautista en 1699, la Inmaculada Concepción en 1708, San Miguel en 1721, San Ignacio de los Zamucos en pleno Chaco Boreal en 1724, San Ignacio en 1748, Santiago en 1754, Santa Ana en 1755 y Santo Corazón en 1760. 

Es admirable cómo en algo más de 70 años se hubiera formado toda una obra colosal que ha perdurado en el tiempo como Chiquitos. 

Solo la capacidad y el tesón de los jesuitas puede explicarlo. 

Así fue la nación que moldearon los padres de la Compañía de Jesús y que convirtieron en un paradigma de gobierno que ha dado lugar a toda clase de interpretaciones, desde quienes dicen que fue la primera experiencia de un ‘comunismo cristiano’, hasta los que critican la sociedad ‘autoritaria’ administrada por los sacerdotes de la misión. 

Lo cierto que el país de los Chiquitos está allí con sus templos y su gente, como la utopía construida por seres humanos entre 1691 y 1767. Según mi  recordado amigo Roger Ortíz Mercado está experiencia jesuita enseñó a los indígenas a vivir en verdaderas repúblicas. 

El decreto de extrañamiento, firmado por Carlos III el 27 de marzo de 1767, ordenando la expulsión de los jesuitas de todas las posesiones de la corona española se ejecutó en Chiquitos el año siguiente. El último en partir de los 27 religiosos fue el padre Juan Mesner. 

A la salida de los sacerdotes, la corona envió como autoridad militar al Coronel Diego Antonio Martínez para conservar el régimen comunitario-solidario impuesto por los jesuitas. Con la expulsión de los sacerdotes la próspera economía de las Misiones empezó a decaer; y a mediados del siglo XIX se disolvió el sistema reduccional. 

La expulsión de los jesuitas obedeció a múltiples causas, pero la principal que los historiadores más serios aceptan, es que era posible un orden social y económico y político, amén del orden moral y ético diferente a la permanente violación del americano originario contrarios a los principios de la fe cristiana. 

En síntesis, esta experiencia que hoy solo la situamos en Chiquitos se extendió en toda la América española y portuguesa (Brasil, Bolivia, Paraguay, Argentina, Uruguay y Perú). La alternativa humanista y ética de la experiencia jesuítica molestaba las caducas estructuras de las monarquias ibéricas. (Portugal-España).

Visto 53 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...