Según el ministro Carlos Romero-Grupos irregulares operan en La Asunta

vraen. El tráfico de drogas del Vraen entre Perú y Bolivia lo realizan a través de avionetas, según autoridades peruanas. vraen. El tráfico de drogas del Vraen entre Perú y Bolivia lo realizan a través de avionetas, según autoridades peruanas.

Información adicional

  • Brown: tbg-brown

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo ayer sábado que los ataques armados contra las fuerzas de erradicación de coca excedente en la localidad de La Asunta, del departamento de La Paz, es suficiente para afirmar de manera “contundente y categórica” que en esa zona operan grupos irregulares. Si bien un viceministro habló de la posible presencia de rezagados de las FARC, autoridades peruanas también ya habían alertado la presencia de narcoterroristas del Vraem que estaban operando desde Los Yungas y El Alto.
“La realidad es suficientemente contundente y categórica para afirmar que hay grupos irregulares que están operando en esta zona”, dijo a los periodistas.
El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, dijo el viernes que no está descartada la presencia de “resabios” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) en Bolivia y que comunarios denunciaron la presencia de ese grupo irregular en La Asunta.
 No obstante, desde octubre del año pasado, autoridades peruanas alertaron la presencia de miembros de un grupo irregular de terroristas y narcotraficantes que nació en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), de donde toman su nombre, mismos que estarían traficando droga entre Perú, Bolivia y Brasil, siendo los Yungas y El Alto su punto de acopio.
Al respecto, la Dirección Antidrogas (Dirandro) peruana había llegado a la conclusión que ante sus operativos en las zonas fronterizas, varios investigados habían huido a Bolivia para evadir el seguimiento que se les hacía en el Perú.
Los informes de las autoridades peruanas dan cuenta que no solo líderes narcos peruanos del Vraem fugaron a Bolivia, sino que entre el grupo están colombianos y mexicanos ligados al mundo del narcotráfico.
Una particularidad que resaltan tanto de los terroristas como de los narcotraficantes del Vraem y los fugados a Bolivia, es el reclutamiento de reservistas del Ejército expertos en el manejo de armas de guerra, esto para el cuidado del transporte de la droga al exterior, sobre todo en centros de acopio y en las pistas desde donde salen las narcoavionetas.
Este último punto que habla sobre las pericias de los narcotraficantes para defender su zona de operación y el uso de armas de grueso calibre, concuerda con lo que estaría pasando en La Asunta, donde la policía ha sido atacada con armas de uso militar.
De su lado, Romero recordó que los ataques perpetrados contra las fuerzas de erradicación provocaron en las últimas dos semanas la muerte del capitán Daynor Sandóval y heridas en 14 policías.
Sostuvo que los pobladores de La Asunta comenzaron a denunciar además que en su comunidad se registran casos de asesinatos por encargo, secuestros, extorsiones, represalias y lesiones.
“Es un rosario de denuncias que existen en el último tiempo, amenazas”, complementó.
Sostuvo que en la cárcel de Chonchocoro, de La Paz, hay también personas recluidas por su presunta vinculación con casos de asesinato y homicidios denunciados en La Asunta, entre ellos Primo Paxi.
“Estas personas tienen nexos con gente que opera en esta zona por lo que se realizará una investigación exhaustiva para conocer qué organización o grupo irregular está detrás de los ataques en La Asunta”, concluyó.

 

 

redacción/agencias

Visto 816 veces