Santa Cruz de la Sierra

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

víctima. Jaime Concha, una de las víctimas de los sacerdotes maristas, dijo que ya no tiene miedo ni vergüenza de lo que pasó, pero que luchará para que otros niños no sufran como él. víctima. Jaime Concha, una de las víctimas de los sacerdotes maristas, dijo que ya no tiene miedo ni vergüenza de lo que pasó, pero que luchará para que otros niños no sufran como él.

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las palabras de Jaime Concha, uno de los denunciantes de cientos de abusos sexuales atribuidos a los Maristas. Sus declaraciones, al igual que las de otras víctimas han causado revuelo en todo el país, incluso entre los padres de familia de los colegios administrados por esta congragación.
“Ustedes están viendo un hombre que fue atacado por seis personas, desde los 10 hasta los 17 años, esto casi me destruyó la vida, pero solo Dios sabe lo que he pasado para aún mantenerme acá”, añadió Concha.
Por su parte, Jorge Franco, además de relatar los abusos a los que fue sometido, expresó su preocupación por la presencia del hermano Pérez como director del colegio donde ambos, ahora adultos, fueron vejados por distintos sacerdotes maristas.
Sobre este último punto, Concha recuerda particularmente un episodio que ocurrió en 1978, cuando tenía 15 años. Él, Franco y otros alumnos - afirmó- fueron llamados durante un recreo por el hermano Pérez -entonces miembro de la Pastoral- para realizarse un ‘examen vocacional’ con dos sacerdotes diocesanos.
“Yo estaba esperando entrar a esa oficina, porque nos estaba haciendo pasar el hermano Jesús Pérez, (y nos decía) que nos desnudáramos, nos pusiéramos una túnica tipo acólito para ir entrando de a uno”, aseguró.
“Entró primero Jorge Franco, y empezaron a hablarle y tocarle los genitales. Entonces, arrancó (corrió) de esa sala, vimos en su cara que algo malo había pasado, nos volvimos a poner nuestra ropa de escolar y nos arrancamos de ese lugar”, agregó Concha. “Eso es un abuso sexual”, sentenció.
“¿Qué hacían sacerdotes a esa hora allí y coordinados con Jesús Pérez? Nosotros, ahora como adultos, lo interpretamos claramente como una confabulación para que nos abusaran”, añadió.
Concha aseguró que Pérez “desde la Pastoral (del colegio) nos llevaba a retiros de fines de semana donde estaban estos sacerdotes diocesanos, y en esos retiros también fuimos expuestos a otras situaciones”.
Franco indicó que él calló los abusos por miedo y por vergüenza, porque él llegó al colegio becado y había adquirido prestigio siendo líder de los alumnos.
Ambos coincidieron en que la situación era demasiado evidente como para no haberla notado, sobre todo en otros episodios que ocurrían en el sector de dormitorios de los hermanos maristas al interior del colegio.
El caso de los hermanos maristas en Chile explotó en agosto del año pasado con denuncias en contra de uno de sus religiosos, Abel Pérez. Sin embargo, con el paso de las semanas más víctimas fueron dándose a conocer e involucrando a al menos 10 miembros de la congregación.
Debido a lo anterior, actualmente lleva a cabo una investigación canónica el salesiano David Albornoz, quien fue designado por la propia congregación para indagar en las denuncias.
El papa Francisco sigue de cerca todos los casos de abuso en el vecino país, a los que se han sumado la aparición de victimas en Estados Unidos, España y Holanda.

 

AgenciaS

Visto 131 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Grave-Revelan que Chile coimeó por el Tr…

Grave-Revelan que Chile coimeó por el Tratado de 1904

Coimas, insultos y amagos de irse a los puños caracterizaron los debates previos a la...

Bolsonaro: 3 hipótesis y una sospecha (I…

Y es que como lo observara Antonio Gramsci en un célebre pasaje de sus Cuadernos...

Ahora otra cárcel

La policía acaba de desbaratar a otra banda delincuencial que operaba dentro de la cárcel...