Santa Cruz de la Sierra

Dilma se recupera en los sondeos y supera a Aécio para el balotaje en Brasil

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

Hay una coincidencia general entre los analistas políticos: esta es la elección más imprevisible de la historia democrática brasileña. La última encuesta difundida ayer por la encuestadora Datafolha, una de las dos grandes consultoras más prestigiosas del país, indica que Dilma Rousseff aventaja en 4 puntos a su rival Aécio Neves. En esa investigación, la presidenta y candidata del PT obtuvo 52% de las intenciones de voto contra 48% del presidenciable socialdemócrata para el balotaje del domingo.

Por primera vez, después de la primera vuelta, la presidenta aparece delante de su oponente y a una distancia mayor que la que él había guardado con ella, cuando hace una semana las encuestas lo sindicaban como ganador con 51%.

Para Datafolha, ambos postulantes continúan en la situación de empate técnico. Lo mismo plantea la pesquisa que se conoció también ayer, pero más temprano. Es la que encargó la Confederación Nacional del Transporte (CNT) a la empresa MDA. En esta consulta, que abarcó 2.000 electores, Dilma se lleva 50,5% de las preferencias contra 49,5% de Aécio. En los sondeos previos de IBOPE y Datafolha, Neves figuraba con el 51% de los votos válidos, frente al 49% de Rousseff.

Si se considera el total de votos, Rousseff tiene hoy, cinco días antes de la elección, el 46% de las preferencias -lo que supuso un aumento de dos puntos frente a la investigación anterior-, mientras que Neves retrocedió dos puntos y suma un 43% de las intenciones de voto, según el estudio realizado por Datafolha.

Según Carlos Augusto Montenegro, presidente de Ibope, una de las mayores firmas especializadas en las pesquisas políticas, “esta elección se disputa voto a voto. Es plebiscitaria”.

En una breve entrevista con el site Uol del grupo Folha de Sao Paulo, el experto analizó: “Por un lado, hay una gran parte de la población que agradece mucho a Dilma por los avances sociales. Y por otro, están quienes rechazan fuertemente a Dilma, a Lula y al Partido de los Trabajadores, especialmente por el caso Petrobras”.

La mitad del electorado, que se benefició con el alto grado de movilidad social y subió varios escalones en la vida, es “dilmista” de corazón. La otra fracción, en cambio, cree que luego de 12 años en el poder, el PT sufre del fenómeno de “fatiga de materiales”.

De la investigación realizada por Datafolha, entre 4.300 electores de 257 municipios, hay dos datos que contribuyen a inclinar la balanza a favor de la jefa de Estado. El primero es el aumento significativo del rechazo al ex gobernador de Minas Gerais, antes de menos de 30% y ahora en 41%, por encima del que exhibe Dilma. El otro es la sensible mejora en la calificación del gobierno de Rousseff: 42 por ciento del electorado considera óptima o buena la actual administración. Apenas 20% considera mala la gestión “dilmista”, el menor nivel desde noviembre de 2013.

A Dilma ayer se la vio exultante. Ya había pasado con éxito su examen en el debate con Aécio del domingo por la noche, en el canal paulista TV Record. Y paseó en caravana por Río de Janeiro, un estado donde mostró un claro favoritismo ya en la primera vuelta.

La presidenta observó: “Es bueno que haya reelección porque eso significa aprobar o rechazar a quién está en el gobierno. Si usted hizo un buen gobierno tiene la posibilidad de mejorar en un segundo período”.

El tono de la última confrontación perdió la agresividad de los dos encuentros anteriores: el candidato opositor Neves dejó de enfilar hacia Dilma su dedo índice entre acusador y no volvió a calificar a la presidenta de “liviana” o “mentirosa”.

Los especialistas en marketing le aconsejaron abandonar ese estilo “amenazante”, que en las redes sociales había dado lugar a acusaciones de “maltratador” de mujeres. Esta vez, el ex gobernador de Minas Gerais, apostó a demostrar la “ineficiencia” de la presidenta brasileña. Esta le retrucó con un gran cantidad de estadísticas oficiales que darían cuenta de las “conquistas” sociales alcanzadas durante su gestión.

Carlos Melo, columnista de la prensa brasileña, consideró que “Dilma dio varias estocadas” a su adversario, en un encuentro donde se discutieron “desempleo, inflación, seguridad, educación y corrupción”.

Para los asesores del candidato de la socialdemocracia brasileña, el PSDB, el debate fue demasiado “tibio y civilizado”. Las encuestas de ayer revelan que Aécio perdió fuerza al mostrar un rostro amenazante, con actitudes que no suelen ser bien vistas en la sociedad brasileña.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

Visto 326 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Octubre 2014 10:01

Últimas Noticias

Prev Next

Emprendimiento: ¿Existe el fracaso?

Emprendimiento: ¿Existe el fracaso?

Al mirar en retrospectiva estos primeros cincuenta años de vida, encuentro que manejo un concepto...

Guerra por el transporte público

Guerra por el transporte público

A lo largo del mes, el caos vehicular por las obras que se realizan en...

En zona El Recreo-La Alcaldía inauguró e…

En zona El Recreo-La Alcaldía inauguró el módulo escolar N.° 191

El gobierno autónomo municipal de Santa Cruz de la Sierra, bajo el liderazgo del alcalde...