Santa Cruz de la Sierra
04 Noviembre 2014

El socialdemócrata Aecio Neves, quien perdió las elecciones presidenciales frente a la mandataria izquierdista Dilma Rousseff, rechazó el martes pedidos para destituir a la actual gobernante e instaurar nuevamente un régimen militar en Brasil.

"Mi repudio más radical a las manifestaciones que piden el retorno de los militares. Esa es una apropiación indebida de un sentimiento de libertad de la sociedad", dijo a la prensa tras retornar a sus labores como senador por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

El líder opositor agregó que "no hay ningún hecho específico que lleve a pedir una destitución (de Rousseff)".

El último sábado unas 2.500 personas marcharon en Sao Paulo contra la reelección de Rousseff, cuestionando la transparencia de las elecciones, criticando las políticas de gobierno y acusando de corrupto al gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), que lleva ya 12 años en el poder.

Un grupo de manifestantes incluso exigió una "intervención militar ahora", pedido que también ha sido replicado en las redes sociales. Neves rechazó que militantes de su agrupación tengan vínculos con esos planteamientos. "No soy golpista", agregó, y prometió una oposición "dura y permanente".

Neves consideró natural el pedido de su partido para auditar el proceso de elecciones, aunque dijo que no está cuestionando el resultado, ya que fue el primero en llamar a Rousseff para felicitarla por la victoria.

A propósito de las manifestaciones, Rousseff, una exguerrillera de 66 años que fue presa y torturada durante la última dictadura en Brasil (1964-1985), ha recordado a través de sus redes sociales el testimonio que dio ante el Congreso en el 2008: "Tenía 19 años, estuve tres años en cárcel y fui bárbaramente torturada (...) Yo combatí la dictadura militar y de eso tengo un inmenso orgullo", dijo.

La última dictadura brasileña es la menos investigada del Cono Sur, y la única que no ha juzgado a los represores de esa época, porque una ley de amnistía de 1979 lo impide.

En tanto, un pedido para que Estados Unidos se pronuncie "contra la expansión comunista y bolivariana en Brasil, promovida por la administración Rousseff", fue subido la semana pasada a un espacio para solicitudes en el sitio de internet de la Casa Blanca.

Al respecto, una portavoz de la embajada estadounidense en Brasilia dijo al portal de noticias Uol que esa solicitud no refleja la opinión de su país y recordó que la Casa Blanca ya felicitó a Rousseff por su reelección.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

26 Octubre 2014

La presidenta de Brasil y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, y el candidato opositor Aécio Neves votaron hoy en la segunda vuelta de las elecciones y ambos manifestaron confianza en la victoria después de una campaña dura y reñida.

Rousseff fue la más madrugadora, depositó su voto en una escuela Santos Dumont en Porto Alegre, capital del estado de Río Grande do Sul (sur) poco después de las 08.30 hora local (10.30 GMT), media hora después del inicio de la jornada electoral, que según las autoridades transcurre con normalidad y escasos incidentes.

La mandataria, vestida con una chaqueta roja, color del Partido de los Trabajadores (PT), después de votar bebió una infusión yerba mate, típica del sur de Brasil, así como de Argentina, Paraguay y Uruguay.

Neves cumplió con su deber del voto en su ciudad natal, Belo Horizonte, capital de Minas Gerais (sureste), acompañado de su esposa, la exmodelo Leticia Weber, que al igual que el candidato, estaba vestida de azul, color que identifica al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Curiosamente, Neves votó en el colegio Governador Milton Campos, donde Rousseff, que también nació en esa ciudad del sureste del país, cursó sus estudios primarios.

Los dos candidatos coincidieron en quejarse de la virulencia de la campaña electoral, que ha sido empañada por constantes ataques personales y la divulgación de mentiras para arañar la imagen de los adversarios.

"Tuvo momentos lamentables, formas de trato indebidas y creo que eso fue rechazado por la población. Creo que a la población no le gustó" la campaña, declaró Rousseff a periodistas tras votar.

Al igual que Rousseff, en declaraciones a periodistas Neves se quejó del desarrollo de la campaña electoral, que en su opinión ha sido la "más sórdida" vista en Brasil.

"La otra candidata creó divisiones artificiales" y se valió "del terrorismo electoral para intentar mantenerse en el poder", declaró Neves, quien volvió a negar que Brasil esté fraccionado entre los "pobres" que apoyarían a Rousseff y los "ricos" que lo respaldarían a él.

En ese marco, apuntó que si las urnas le dan la victoria hoy, su "primera misión será promover la unión nacional".

La jornada electoral, en sus cinco primeras horas transcurría con normalidad y "son las más tranquilas de los últimos tiempos", según informó el presidente del Tribunal Superior Electoral, José Antonio Dias Toffoli, en una rueda de prensa.

Las autoridades arrestaron a 66 personas por cometer delitos electorales, como repartir propaganda o hacer proselitismo en los lugares de votación, lo que está prohibido.

Uno de los arrestados fue un hombre de 42 años que prendió fuego a una urna electrónica, después de haber colocado combustible, en la localidad de Porteirinha (Minas Gerais).

Toffoli afirmó que el chip de la urna fue recuperado, por lo que no se perdieron los datos de votación que se habían registrado hasta ese momento.

También se registraron otras 277 incidencias que no resultaron en detenciones, lo que incluye aglomeraciones en los colegios electorales y votantes que fueron amonestados por estar borrachos.

Un joven de 20 años, identificado como Robson Diego de Moura Soares, fue asesinado en un colegio electoral en la ciudad de Mossoró, en el estado de Río Grande do Norte (noreste), pero las autoridades descartaron que el homicidio se tratara de un crimen electoral.

Según el presidente del TSE, la víctima no votaba en el colegio electoral donde fue asesinado e indicó que la policía cree que estaba "huyendo" de una banda.

Hasta las 13.00 (15.00 GMT) las autoridades tuvieron que sustituir 1.733 urnas electrónicas, el 0,4 % del total, por problemas técnicos.

Los centros de votación abrieron a las 08.00 hora local (10.00 GMT) y funcionarán hasta las 17.00 (19.00 GMT) aunque, por los diversos husos horarios que existen en el extenso territorio brasileño, el estado de Acre, en la frontera con Bolivia y Perú, será el último en cerrar, tres horas después.

La campaña de las presidenciales fue la más polarizada e impredecible de las últimas décadas en Brasil y llegó a su fin sin un candidato aún claramente favorito.

Los sondeos divulgados este sábado por Datafolha e Ibope, los dos institutos demoscópicos más prestigioso del país, mostraron que Rousseff supera entre cuatro y seis puntos porcentuales a Neves, aunque señalaron una caída en la intención de voto de la mandataria y una subida del líder opositor en los días previos a los comicios.

A pesar de mostrar a Rousseff por delante, Datafolha pronosticó un "empate técnico" entre ambos candidatos, debido al margen de error de dos puntos porcentuales.

Rousseff ganó la primera vuelta, realizada el pasado 5 de octubre, con el 41,5 %, frente al 33,5 % del opositor.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

24 Octubre 2014

Neymar expresó su apoyo por el candidato centrista en las elecciones presidenciales de Brasil, Acécio Neves, horas después de que el técnico de la selección de fútbol Dunga advirtiera a los jugadores en contra de hacer declaraciones con tintes políticos y religiosos.

El delantero del Barcelona dijo que apoyaba a Neves para la segunda vuelta electoral del domingo contra la actual presidenta Dilma Rousseff.

"Realmente me identifico con sus propuestas para Brasil", dijo Neymar en un corto comunicado divulgado a través de YouTube.

El mensaje fue divulgado horas después de que Dunga nombrara a Neymar como capitán de la selección y prohibiera pendientes, chancletas y gorros a los jugadores mientras están con el combinado mayor, además de restringir el uso de teléfonos celulares y iPads durante comidas y horarios de charlas.

Neymar, de 22 años, dejó en claro sus opiniones sobre la restricción a referirse a asuntos políticos.

"No deberíamos tener miedo de tomar una postura, es nuestro derecho democrático el elegir a un candidato", afirmó.

Neymar, que se espera juegue en el clásico del fútbol español contra el Real Madrid el sábado, es el segundo futbolista de renombre en declarar su apoyo a Neves, luego de que lo hiciera Ronaldo.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

23 Octubre 2014

La presidenta Dilma Rousseff abrió una ventaja de entre seis y ocho puntos sobre su rival socialdemócrata Aecio Neves para el balotaje del próximo domingo, alejándose por primera vez del margen de error, mostraron este jueves dos nuevas encuestas.

De acuerdo a Datafolha, la mandataria izquierdista tiene un 53% de las opciones de voto para el balotaje de este domingo, mientras que Neves tiene 47%, una diferencia que supera el margen de error de más dos o menos dos puntos porcentuales.

Por su parte el sondeo Ibope, difundido por el diario O Estado de Sao Paulo, señaló que la candidata tiene 54% de los votos, ocho puntos por delante del candidato del partido socialdemócrata PSDB, con 46%.

En todas las encuestas anteriores para el balotaje, después de la primera vuelta del 5 de octubre, ambos aparecían en empate técnico. En las primeras dos oportunidades Aecio Neves aventajaba levemente a Rousseff, pero esa tendencia se revirtió el lunes pasado, cuando la mandataria pasó a liderar.

Según el nuevo sondeo Datafolha también creció el respaldo al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), que subió dos puntos a un 44% de apoyo desde una consulta anterior.

Es el mejor nivel de aprobación desde junio de 2013, cuando las masivas protestas callejeras derrumbaron la popularidad no sólo de la mandataria, sino de toda la clase política.

También hubo cambios en el rechazo a cada candidato respecto a una encuesta anterior, dijo Datafolha.

El rechazo de los electores hacia Aecio Neves subió siete puntos a 41%, mientras que el de Rousseff cayó seis puntos a 37%. Esto mide la cantidad de electores que no votarían "de ninguna manera" por cierto candidato.

La actual presidenta brasileña tiene una amplia base electoral entre las clases populares y las regiones más pobres del noreste del país, que se benefician de los programas sociales que impulsó el PT en sus 12 años en el poder.

Por su parte Neves afirma que reimpulsará la hoy estancada economía brasileña y que combatirá la inflación, en un discurso que busca conquistar a los desencantados del PT y a las clases más populares que serían afectadas por el alza de los precios.

Rousseff y Neves se enfrentarán este viernes en el último debate de la campaña en la cadena Globo, la mayor emisora de este país de 202 millones de habitantes.El sábado, la víspera del balotaje, se esperan las últimas encuestas de opinión.La encuesta de Datafolha se aplicó a 9.910 personas e Ibope entrevistó a 3.010 en 203 municipios del país.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

22 Octubre 2014

La ecologista Marina Silva, tercera candidata más votada en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, apareció hoy por primera vez en una propaganda televisada pidiendo votos para el socialdemócrata Aécio Neves.

Hace dos semanas Silva declaró su apoyo a Neves para la segunda vuelta, que se celebra el próximo domingo y en la que se enfrenta a la actual presidenta, Dilma Rousseff, pero sólo hoy apareció en una propaganda del socialdemócrata.

"Es la hora de recuperar la esperanza. Los compromisos asumidos por Aécio enciende una luz en esta campaña", afirmó Silva en su mensaje televisado.

Silva argumentó los motivos para votar por un cambio de Gobierno, entre los que citó la inflación, la corrupción y de lo que consideró una "estrategia destructiva" de la campaña de Rousseff hacia sus adversarios.

La ecologista, que llegó a liderar las encuestas de intención de voto durante la campaña, acabó tercera con un 21,1 % de los votos, por detrás de Rousseff, que tuvo el 41,59 % y Neves, que recibió el 33,55 % y pasó a la segunda vuelta.

Según los últimos sondeos, ambos candidatos están técnicamente empatados para el próximo domingo, aunque la actual jefa de Estado ostenta una ventaja de entre dos y cuatro puntos porcentuales, dentro del margen de error.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

21 Octubre 2014

La ligera ventaja que las encuestas dan a la presidenta Dilma Rousseff sobre el candidato opositor Aécio Neves de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, que tendrán lugar este domingo, fue recibida hoy con volatilidad y depreciación en los mercados.

Según tres sondeos divulgados la víspera, ambos candidatos se encuentran técnicamente empatados, aunque Rousseff supera por entre dos y tres puntos porcentuales a Neves, un avance, que una vez más, no fue bien recibido por los inversores.

La bolsa de Sao Paulo, principal plaza de América Latina, cerró la sesión con una caída del 3,44 %, hasta situarse en los 52.432 puntos, el peor nivel desde junio, al contrario que otras grandes plazas mundiales que experimentaron ganancias generalizadas en la jornada.

El índice Ibovespa, principal indicador del corro paulista, acumula una caída cercana al 6 % en los últimos dos días y un descenso del 3,11 % en lo que va de mes, mientras que en el año se ha valorizado alrededor de un 1,8 %.

En el mercado de divisas, el real brasileño se depreció un 0,65 % frente al dólar, moneda que terminó la jornada negociada a 2,475 reales para la compra y 2,477 reales para la venta en el tipo de cambio comercial.

El billete verde llegó a rozar pocos minutos después de la apertura la barrera de los 2,50 reales, un nivel alcanzado el pasado 3 de octubre por primera vez desde 2008, dos días antes las elecciones presidenciales, en la que Rousseff y Neves sellaron su billete para la segunda vuelta de este domingo 26 de octubre.

Con el comportamiento de este martes, el mercado brasileño volvió a poner de manifiesto su aversión hacia la política intervencionista de Rousseff, quien durante su mandato ha respaldado el papel "regulador" del Estado, y dejó de nuevo patente su posición a favor de Neves.

El candidato socialdemócrata ha convencido a los inversores con una receta de corte liberal basada en "la guerra y tolerancia cero" a la inflación, la "racionalización" de la función de los bancos públicos y la reducción del tamaño del Estado.

"El mercado ve al Gobierno de Rousseff como una amenaza a las leyes de la oferta y de la demanda. Ve al Gobierno de Dilma con mano de hierro sobre el lucro. Eso ahuyenta a los inversores nacionales y extranjeros", dijo a Efe el economista y profesor de la Universidad de Sao Paulo (USP), Manuel Henrique García.

Según sostienen los analistas bursátiles, la presidenta brasileña ha defendido el control de los precios de los servicios ofrecidos por las empresas estatales para contener la inflación, una medida duramente criticada por el mercado.

En medio de este escenario, y como viene ocurriendo cada vez que Rousseff avanza en los sondeos, las compañías controladas por el Estado lideraron las pérdidas de la sesión, con la eléctrica Eletrobras a la cabeza (-8,47 %, preferenciales).

Las acciones preferenciales de la petrolera Petrobras también se vieron fuertemente perjudicadas, con un descenso de más del 5 %.

Minutos después del cierre de los mercados, la agencia de calificación de riesgo Moody's rebajó la nota de Petrobras de Baa1 a Baa2, segundo escalón de activos con grado de inversión, con tendencia negativa.

La rebaja se produjo por el "alto apalancamiento financiero" de la empresa, que probablemente se reducirá "mucho después de 2016", en contra de lo que antes se calculaba, según la agencia.

Moody's recordó que uno de los problemas más acuciantes de la compañía es su "incapacidad" de subir el precio de la gasolina para pasar al consumidor los mayores costes que le supone la importación del petróleo debido al control del Gobierno brasileño en el sector.

Sin embargo, destacó que "Petrobras ha sido relativamente exitosa" en la ejecución de su plan de mejorar sus cuentas financieras.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

21 Octubre 2014

Hay una coincidencia general entre los analistas políticos: esta es la elección más imprevisible de la historia democrática brasileña. La última encuesta difundida ayer por la encuestadora Datafolha, una de las dos grandes consultoras más prestigiosas del país, indica que Dilma Rousseff aventaja en 4 puntos a su rival Aécio Neves. En esa investigación, la presidenta y candidata del PT obtuvo 52% de las intenciones de voto contra 48% del presidenciable socialdemócrata para el balotaje del domingo.

Por primera vez, después de la primera vuelta, la presidenta aparece delante de su oponente y a una distancia mayor que la que él había guardado con ella, cuando hace una semana las encuestas lo sindicaban como ganador con 51%.

Para Datafolha, ambos postulantes continúan en la situación de empate técnico. Lo mismo plantea la pesquisa que se conoció también ayer, pero más temprano. Es la que encargó la Confederación Nacional del Transporte (CNT) a la empresa MDA. En esta consulta, que abarcó 2.000 electores, Dilma se lleva 50,5% de las preferencias contra 49,5% de Aécio. En los sondeos previos de IBOPE y Datafolha, Neves figuraba con el 51% de los votos válidos, frente al 49% de Rousseff.

Si se considera el total de votos, Rousseff tiene hoy, cinco días antes de la elección, el 46% de las preferencias -lo que supuso un aumento de dos puntos frente a la investigación anterior-, mientras que Neves retrocedió dos puntos y suma un 43% de las intenciones de voto, según el estudio realizado por Datafolha.

Según Carlos Augusto Montenegro, presidente de Ibope, una de las mayores firmas especializadas en las pesquisas políticas, “esta elección se disputa voto a voto. Es plebiscitaria”.

En una breve entrevista con el site Uol del grupo Folha de Sao Paulo, el experto analizó: “Por un lado, hay una gran parte de la población que agradece mucho a Dilma por los avances sociales. Y por otro, están quienes rechazan fuertemente a Dilma, a Lula y al Partido de los Trabajadores, especialmente por el caso Petrobras”.

La mitad del electorado, que se benefició con el alto grado de movilidad social y subió varios escalones en la vida, es “dilmista” de corazón. La otra fracción, en cambio, cree que luego de 12 años en el poder, el PT sufre del fenómeno de “fatiga de materiales”.

De la investigación realizada por Datafolha, entre 4.300 electores de 257 municipios, hay dos datos que contribuyen a inclinar la balanza a favor de la jefa de Estado. El primero es el aumento significativo del rechazo al ex gobernador de Minas Gerais, antes de menos de 30% y ahora en 41%, por encima del que exhibe Dilma. El otro es la sensible mejora en la calificación del gobierno de Rousseff: 42 por ciento del electorado considera óptima o buena la actual administración. Apenas 20% considera mala la gestión “dilmista”, el menor nivel desde noviembre de 2013.

A Dilma ayer se la vio exultante. Ya había pasado con éxito su examen en el debate con Aécio del domingo por la noche, en el canal paulista TV Record. Y paseó en caravana por Río de Janeiro, un estado donde mostró un claro favoritismo ya en la primera vuelta.

La presidenta observó: “Es bueno que haya reelección porque eso significa aprobar o rechazar a quién está en el gobierno. Si usted hizo un buen gobierno tiene la posibilidad de mejorar en un segundo período”.

El tono de la última confrontación perdió la agresividad de los dos encuentros anteriores: el candidato opositor Neves dejó de enfilar hacia Dilma su dedo índice entre acusador y no volvió a calificar a la presidenta de “liviana” o “mentirosa”.

Los especialistas en marketing le aconsejaron abandonar ese estilo “amenazante”, que en las redes sociales había dado lugar a acusaciones de “maltratador” de mujeres. Esta vez, el ex gobernador de Minas Gerais, apostó a demostrar la “ineficiencia” de la presidenta brasileña. Esta le retrucó con un gran cantidad de estadísticas oficiales que darían cuenta de las “conquistas” sociales alcanzadas durante su gestión.

Carlos Melo, columnista de la prensa brasileña, consideró que “Dilma dio varias estocadas” a su adversario, en un encuentro donde se discutieron “desempleo, inflación, seguridad, educación y corrupción”.

Para los asesores del candidato de la socialdemocracia brasileña, el PSDB, el debate fue demasiado “tibio y civilizado”. Las encuestas de ayer revelan que Aécio perdió fuerza al mostrar un rostro amenazante, con actitudes que no suelen ser bien vistas en la sociedad brasileña.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

20 Octubre 2014

Una encuesta divulgada el lunes en Brasil para el balotaje del domingo marca un empate técnico entre la presidenta Dilma Rousseff, con 45,5% de la intención de voto, y el socialdemócrata Aecio Neves, con 44,5%.

Según este sondeo de la consultora MDA, a seis días de la segunda vuelta presidencial, los votos blancos y anulados serían 5,7% y no supieron o no quisieron responder 4,3%.

Si se toman en cuenta solo los votos válidos (descontando los blancos y nulos), Rousseff obtiene un 50,5%, contra 49,5% de Neves.

El resultado es considerado un empate técnico entre ambos, ya que está dentro del margen de error, fijado en +/-2,2 puntos porcentuales, aunque a diferencia de la última encuesta, esta vez la leve ventaja es para la mandataria izquierdista.

Las encuestas divulgadas al final de la semana pasada marcaban una ligera ventaja para Neves (del Partido de la Socialdemocracia Brasileña, PSDB) con 51% de los votos válidos contra 49% de Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT).

Interrogados sobre quién creen que ganará las elecciones, 46,7% dijo que sería el exsenador y exgobernador del estado de Minas Gerais (sureste), de 54 años. Un 42,5% piensa que la victoria será de la exguerrillera y delfina del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003?2011), de 66 años.

Los votantes de Rousseff parecen más fieles: 38,1% dijeron que ella sería la única por la que votarían, contra 34,4% que indicaron lo mismo de Neves. El voto de rechazo (o sea, que no votaría a ese candidato) es muy alto para los dos: 40,7% en el caso de la mandataria y 41% para el opositor.

La encuesta MDA, encomendada por la Confederación Nacional del Transporte (CNT), fue realizada el fin de semana -18 y 19 de octubre-, con 2.002 entrevistas en 137 municipios del país.

El candidato del PSDB y la actual gobernante disputan voto a voto el balotaje del próximo domingo con 148,2 millones de brasileños convocados.

Neves, que previo a la primera vuelta llegó a tener apenas 11% de la intención de voto, resurgió en las elecciones del 5 de octubre, conquistando el segundo lugar con 33,55% de los votos, mientras que Rousseff acabó primera con 41,59% de los sufragios.Este lunes se esperaba también la divulgación de la encuesta Datafolha.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

Últimas Noticias

Prev Next

A construir seguridad vial (II)

A construir seguridad vial (II)

Esta autoridad con datos fidedignos se refirió a estadísticas de siniestros de tránsito de los...

Empoderar a las mujeres

En una década, el programa Mujeres Emprendedoras que lleva adelante el gobierno autónomo de Santa...

Pedofilia en la Iglesia católica-70 sace…

Pedofilia en la Iglesia católica-70 sacerdotes acusados de abusos sexuales en EEUU

El megaescándalo de pedofilia en ámbitos de la Iglesia católica de Estados Unidos sigue creciendo...