Santa Cruz de la Sierra
24 Junio 2016

La aprobación del presidente Evo Morales alcanzó en junio el 52%, seis puntos porcentuales menos que en marzo, cuando gozaba del 58% de respaldo a su administración, según una encuesta difundida por la empresa Ipsos. El Mandatario atribuyó el resultado a las “mentiras” de opositores en el caso Zapata y aseguró que se siente fortalecido por ese nivel de apoyo tras una décadea de gestión.

Ante la consulta: ¿Diría usted que aprueba o desaprueba la gestión del Presidente Evo Morales? Un 52% de la población respondió afirmativamente, mientras que el 41% de los encuestados tiene una percepción desfavorable.

En marzo, la misma firma publicó un análisis estadístico que expuso un 58% de aprobación respecto del 32% que censuraba al gobernante boliviano.

Es el punto más bajo de aprobación del gobernante boliviano desde que asumió el gobierno en 2006. “En los últimos meses, con la mentira, usando a (Gabriela) Zapata mediante redes sociales nos ha triturado”, lamentó esta mañana Morales refiriéndose al caso en el que fue involucrado en febrero luego de revelarse su relación con la exejecutiva de la firma china CAMC, Gabriela Zapata, y un supuesto tráfico de influencias.

El análisis de percepción de Ipsos también revela datos sobre la gestión del vicepresidente Álvaro García Linera. En marzo, la aprobación del segundo hombre del país era del 50% frente al 42% que reprobó su participación en el gobierno.

Ahora García goza del 43% de respaldo, siete puntos porcentuales menos que en marzo.

Esta mañana, el Presidente también cuestionó los resultados negativos que alcanzó el plan de reforma constitucional que impulsó su gestión a través de una consulta ciudadana para validar su repostulación en 2019. “Para el 21 de febrero se ha preparado una mentira montada desde Estados Unidos”, denunció el gobernante.

No obstante los resultados entregados por Ipsos en un nuevo escenario político asediado por las movilizaciones de la Central Obrera Boliviana (COB), Morales se declaró fortalecido. “A mí me ha sorprendido. Después de ser pulido mediáticamente en las redes sociales, el pueblo cree en esta gestión todavía con el 52% después de diez años de presidente”, sostuvo.

“Pese a tantas mentiras el pueblo está convencido de este proceso”, añadió.

Morales destacó además las inversiones en carácter energético y en el sector de hidrocarburos, y por ello demandó a los opositores acompañarlo en el “proceso”.

El estudio, que fue divulgado la noche de este jueves por la red televisiva RTP, consultó a 1.060 connacionales de 18 a 70 años de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. Ipsos laboró la encuesta con un margen de error del 3,01%.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: La Razón

 

08 Marzo 2016

Una encuesta realizada por la empresa 'Ipsos' para la red ATB reveló la noche del lunes que un 58% de la población encuestada aprueba la gestión del presidente Evo Morales Ayma en el eje central del país, incluida la ciudad de El Alto.

Según el reporte, el 32% de los encuestados desaprueba la gestión del Primer Mandatario, mientras que el 10% no sabe, no precisa.

El estudio señala que un 69% aprueba la gestión de Morales en la ciudad de El Alto; 25% la desaprueba; y el 6% no sabe, no precisa.

Asimismo, en la ciudad de La Paz, el 64% aprueba la gestión; el 28% la desaprueba; y el 8% no sabe, no precisa.

Por otro lado, en la ciudad de Cochabamba el 45% aprueba la gestión del Primer Mandatario; el 47% la desaprueba; y el 8% no sabe, no precisa.

En Santa Cruz, el 55% aprueba la gestión; el 31% la desaprueba; y el 14% no sabe, no precisa.

Por otra parte, la encuesta también revela datos sobre la gestión del vicepresidente Álvaro García Linera, en la que el 50% aprueba dicha gestión, el 42% la desaprueba y el 8% no sabe, no precisa en el eje troncal del país.

De esa forma, en la ciudad de Santa Cruz el 43% aprueba la gestión, el 46% la desaprueba y el 11% no sabe, no precisa.

En Cochabamba, el 40% aprueba la gestión de García Linera; el 52% la desaprueba y el 8% no sabe, no precisa.

En El Alto, el 63% de los encuestados aprueba la gestión del Vicepresidente; el 30% la desaprueba; y el 7% no sabe, no precisa.

En La Paz, el 55% aprueba la gestión de García Linera; el 37% la desaprueba; y el 8% no sabe, no precisa.

Asimismo, la encuesta también preguntó sobre la aprobación y desaprobación de los gobernadores de los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

De esa forma, el 41% aprueba la gestión del gobernador de La Paz Félix Patzi en la urbe paceña, el 41% la desaprueba, y el 18% no sabe, no precisa; mientras que en la urbe alteña el 30% aprueba la gestión de Patzi, el 47% la desaprueba; y el 23% no sabe, no precisa.

En Santa Cruz el 69% aprueba la gestión del gobernador de ese departamento, Rubén Costas; el 24% la desaprueba; y el 7% no sabe, no precisa.

En Cochabamba, el 45% aprueba la gestión del gobernador Iván Canelas; el 32% la desaprueba y el 23% no sabe, no precisa.

Por otro lado, el 60% aprueba la gestión del alcalde de la ciudad de Cochabamba, José María Leyes; el 24% la desaprueba; y el 16% no sabe, no precisa.

En la ciudad de El Alto, el 27% aprueba la gestión de la alcaldesa de esa ciudad, Soledad Chapetón; el 52% la desaprueba; y el 21% no sabe, no precisa.

En la ciudad de La Paz el 65% aprueba la gestión del alcalde Luis Revilla; el 29% la desaprueba; y el 6% no sabe, no precisa.

En Santa Cruz, el 65% aprueba la gestión del alcalde Percy Fernández, el 29% la desaprueba; y el 6% no sabe, no precisa.

La encuesta se realizó entre el 3 y el 16 de febrero a 1060 personas.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

23 Enero 2016

La popularidad del mandatario argentino, Mauricio Macri, alcanza alrededor de un 65 por ciento dos meses después de que ganó la presidencia por un estrecho margen y desencadenó una devaluación monetaria como parte de su plan para reactivar a la tercera economía latinoamericana, según mostraron dos encuestas.

Macri, un conservador, registró una popularidad de un 64 por ciento en una consulta de la firma Poliarquía publicada el viernes y de un 67 por ciento en el más reciente sondeo de la empresa Isonomía.

Su ajustada victoria el 22 de noviembre terminó con más de una década de gobierno de izquierda y Macri ha prometido terminar con las políticas intervencionistas que molestaron a inversores y al sector agropecuario.

Su primera gran medida después de asumir la presidencia el 10 de diciembre fue hacer flotar al peso. Eso disparó una devaluación del 28 por ciento, pero las encuestas publicadas muestran que Macri se ha ganado a muchos argentinos en sus primeras semanas como mandatario.

Macri podría enfrentar presiones de legisladores de la oposición en marzo, cuando el Congreso regrese al trabajo tras sus vacaciones, y también de los sindicatos cuando comiencen las negociaciones para los aumentos de salarios.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

04 Enero 2016

La desaprobación a la gestión de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, alcanzó la semana pasada el 68 %, dos puntos más que en la anterior, según una encuesta difundida hoy por la consultora Plaza Pública-Cadem.

La aprobación a la mandataria se mantuvo sin variación, en 24 %, de acuerdo con el sondeo, que al evaluar los atributos de Bachelet determinó que un 65 % de los encuestados afirmó que "tiene carisma", un 52 % que "conoce las necesidades de las personas" y otro 35 % que "tiene capacidad para solucionar los problemas del país".

Por otra parte, un 66 % señaló que Bachelet "no le genera confianza" y un 64 % que la mandataria "no cumple con lo que promete".

En tanto, la labor del gabinete ministerial fue aprobada con un 18 % y rechazada por un 73 % de los encuestados.

El área de gestión mejor evaluada por los encuestados fue la de las "relaciones internacionales" (48 %), mientras que las peores calificadas fueron las de la lucha en contra de la "corrupción" (87 % de rechazo), "lucha contra la delincuencia" (83 %) y "el conflicto mapuche" (80 %).

Este año comienza a regir el sistema de gratuidad universitaria implementado por el Gobierno de Bachelet, que asegura educación superior sin costo para el 50 % de los alumnos más vulnerables de las universidades del Estado y privadas que acepten ciertas condiciones.

Al preguntar por el proyecto de gratuidad, un 53 % de los entrevistados estuvo de acuerdo y otro 40 % lo rechazó.

En la misma línea, un 76 % cree que la gratuidad "debe ser para todos los alumnos del 50 % más pobre, de todas las universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales, sin condiciones".

Consultados sobre el futuro de esta medida, un 54 % declaró que la educación debería "ser gratuita para el 70 % de los estudiantes más vulnerables y de clase media", mientras que otro 32 % dijo que "tiene que ser para el 100 % de los alumnos, incluyendo a las familias de más altos ingresos".

En Chile existe un gran número de políticos jóvenes que han intentado romper con el esquema de la política tradicional e instaurar nuevas ideas dentro del Congreso.

Entre ellos, quienes mejor imagen tienen, según el sondeo, son el diputado de Revolución Democrática y exlíder del movimiento estudiantil, Giorgio Jackson (73 %), el diputado de la Izquierda Autónoma Gabriel Boric (71 %) y la diputada de la oposición derechista Paulina Núñez (56 %).

Asimismo, el estudio señaló que los diputados Jackson (48 %) y Boric (43 %) tienen potencial para ser presidentes de la República, en cuanto cumplan la edad mínima para poder participar de las elecciones.

El sondeo se realizó los días 29, 30 y 31 de diciembre de 2015 e incluyó 496 encuestas telefónicas y 204 cara a cara en todo el país; su margen de error es del 3,7 % y su nivel de confianza del 95,0 %, indicó la consultora.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

29 Diciembre 2015

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, admitió este martes (29 de diciembre) que 2015 ha sido "el peor" de todos los años que ha estado en La Moneda, sede del Ejecutivo, en el que se han destapado varios casos de corrupción que han salpicado a su familia.

"Claramente, hasta ahora, es el peor (...), estoy esperando con ansias el 31 de diciembre", dijo Bachelet en una entrevista que publica el diario Publimetro y agregó que en sus salidas a terreno la gente le ha hecho notar que ahora la encuentran "menos alegre".

El año que termina ha supuesto para Bachelet el desplome de su popularidad, que se mantiene por debajo del 30 %, por los casos de corrupción que han salpicado a su familia y particularmente a su hijo, Sebastián Dávalos, en el llamado "caso Caval".

Dávalos es investigado por presunto tráfico de influencias y uso de información privilegiada en un millonario negocio inmobiliario que le reportó unos 4,8 millones de dólares de beneficio por medio de Caval, una empresa de la que su esposa, Natalia Compagnon, es socia.

El hijo de la mandataria, que al destaparse el caso renunció a su cargo de director sociocultural de la Presidencia, ha declarado tres veces como imputado, la última vez la semana pasada, en relación con el computador que utilizaba en su trabajo, cuya memoria ordenó borrar al abandonar La Moneda.

"Ha sido un año duro desde todo punto de vista. No me puedo estar jajajeando (riendo) todos los días, pero trato de tener sentido del humor. No digo que las encuestas no digan ciertas cosas y a lo mejor la gente me ve más lejana", reflexionó Bachelet.

Para la mandataria, los casos de corrupción que han implicado a grandes empresas, parlamentarios y dirigentes políticos de todos los sectores suponen el "fin de los poderes fácticos" y muestran que la sociedad chilena es "más madura y transparente" porque de lo contrario, "ninguna de estas cosas se sabrían".

Bachelet admitió que gobernar en medio de una crisis de confianza "es más complejo" y afirmó que prefiere asumir el actual escenario "como una oportunidad" para "hacer todos los cambios legales, aumentar las exigencias y los niveles de transparencia, de manera que sea mucho más difícil infringir las normas".

"Estoy segura de que la ciudadanía ya no tolera privilegios ni lados oscuros en ninguna institución. La gente en Chile no aguanta la falta de transparencia, los abusos, los privilegios. La gente no está disponible para eso, y eso habla bien de Chile", acotó.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

28 Diciembre 2015

Así lo reveló una encuesta realizada a más de 700 chilenos.

La aprobación de la gestión de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se situó en un 24 % la semana pasada, tres puntos menos que en la anterior, según una encuesta difundida por la consultora Plaza Pública-Cadem.

De acuerdo con los datos del sondeo, la desaprobación de la jefa del Estado chileno subió tres puntos y alcanzó el 66 %.

El estudio reflejó que un 76 % está de acuerdo con que Chile necesita una nueva Constitución, junto a otro 60 % que piensa que este proceso es un tema "muy o bastante prioritario".

 

Los encuestados manifestaron que una nueva Constitución para el país austral "permitirá superar los problemas que hoy tiene en temas como educación, seguridad y salud" (67 %), "hará de Chile un país más justo y con menos desigualdades" (65 %) y "permitirá que Chile sea un país desarrollado" (60 %), entre otros temas.

En línea con los mecanismos que debería utilizar la mandataria para realizar esta nueva Carta Magna, un 46 % opina que el Gobierno debe redactar un nuevo ejemplar junto con el Congreso para que sea aprobada a través de un plebiscito.

Por otra parte, existe un 46 % que propone una Asamblea Constituyente de ciudadanos electos para que redacten y aprueben una nueva Constitución.

La encuesta se realizó los días 21, 22 y 23 de diciembre e incluyó 508 encuestas telefónicas y 204 cara a cara en todo el país; su margen de error es del 3,7 % y su nivel de confianza del 95,0 %, indicó la consultora.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

24 Diciembre 2015

El Congreso chileno aprobó este miércoles la ley de gratuidad educativa, que comenzará a regir desde 2016, un paso importante dentro de la reforma a la educación que el gobierno de Michelle Bachelet lleva adelante.

En un rápido trámite en las Cámaras de Senadores y Diputados entre el lunes y esta jornada, se aprobó esta norma mediante la cual las universidades públicas pasarán a ser gratuitas desde 2016.

En tanto, universidades privadas también podrán adherirse a este sistema, traspasando el costo de los aranceles que pagan sus estudiantes al Estado, pero también deberán cumplir requisitos, como no tener fines de lucro, tener participación estudiantil en su directiva y estar acreditadas ante el Estado al menos cuatro años.

El próximo año, la gratuidad irá en beneficio de unos 178.000 universitarios más pobres, pero la intención de la presidente Bachelet es que, hasta 2020, todos los estudiantes de educación superior puedan ser favorecidos.

"Este es un gran paso, no es todo, esperamos en los años siguientes seguir avanzando para que más estudiantes puedan ingresar a este derecho", dijo Adriana Delpiano, ministra de Educación.

Los institutos profesionales y centros de formación técnica no contarán con la gratuidad desde 2016, sin embargo, el Gobierno determinó que se entreguen 140.000 becas para sus estudiantes que van desde los 1.000 a los 1.200 dólares. Estas instituciones deberán ingresar al sistema de gratuidad de forma gradual en un plazo de tres años, según indica la norma.

La ley es parte de la reforma educativa que fue una promesa de campaña de la presidente Bachelet y busca implementar un profundo cambio al sistema educativo heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que redujo a la mitad el aporte público y fomentó el ingreso de los privados, con leyes que facilitaron la creación de universidades y colegios privados.

Dentro de esta reforma, Bachelet logró en 2014 aprobar la llamada Ley de Inclusión y retiró a las municipalidades la administración de los colegios públicos chilenos.

Los estudiantes chilenos han expresado sus reparos por la reforma educativa, la cual tildan de "insuficiente" para responder a sus demandas sobre calidad y gratuidad total en la educación local, que exigen desde 2011 con masivas manifestaciones; la última de ellas, el martes, en la que acusaron al Gobierno de llevar adelante una ley de gratuidad "improvisada".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

23 Diciembre 2015

La ley fue apoyada por 193 parlamentarios de los 249 asistentes a la sesión, y tuvo 56 votos en contra. "Este es un día importante para los derechos humanos", celebró el primer ministro, Alexis Tsipras, tras la aprobación de la ley.

El líder del partido de izquierda Syriza, destacó que la normativa da a las parejas del mismo sexo los mismos derechos "en la vida y en la muerte" y termina con un "atraso" y una situación "vergonzosa para Grecia".

Además de abrir el pacto de unión libre a los homosexuales, el texto aumenta los derechos de los contrayentes, acordándoles en materia de fiscalidad, jubilación y herencia un estatus equivalente al de las parejas casadas, salvo el derecho de adopción.

Amnistía Internacional calificó la aprobación de "paso histórico", aunque denunció "el clima de hostilidad" en el que sigue viviendo la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero) en Grecia.

"Los ataques físicos han aumentado, el discurso del odio es frecuente y pasa desapercibido para las autoridades, incluso las muestras de afecto entre parejas del mismo sexo están censuradas en televisión", expresó Gauri van Gulik, subdirector de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.

La ONG dijo además que esta ley no ofrece garantías para las personas transgénero.

Grecia cumple así con sus obligaciones, después de haber sido condenada en 2013 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por discriminación tras una denuncia de activistas homosexuales.

"En vez de celebrar, deberíamos disculparnos ante miles de nuestros compatriotas", dijo Tsipras.

La nueva ley fue apoyada por cuatro partidos además de Syriza, pese a que los socios del gobierno de Tsipras, la formación de derecha soberanista Anel votó en contra.

"La constitución griega protege la maternidad. ¿Puede haber maternidad en el hombre?", planteó el parlamentario de Anel, Vassilis Kokkalis.

Fuera del parlamento griego y de la catedral de Atenas, activistas por los derechos de las minorías se congregaron para esperar la decisión.

"El amor no es un pecado", rezaba una de las pancartas, mientras que dos hombres vestidos de curas se besaban frente al templo.

Grecia es uno de los últimos países europeos donde las parejas del mismo sexo no tenían un reconocimiento legal.

Respondiendo a la presión de la Iglesia, el gobierno de derechas que tenía el poder en 2008 excluyó explícitamente a las parejas homosexuales del pacto de unión libre creado para armonizar el derecho nacional con las reglas comunitarias europeas y modernizar un derecho familiar inalterado desde hace 20 años.

Dos parejas homosexuales respondieron ante esto contrayendo matrimonio civil en el ayuntamiento de la pequeña isla egea de Tilos, aprovechando que los textos sobre el matrimonio civil no especifican el sexo de los cónyuges.

Los esposos, al ver anuladas sus uniones llevaron el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Por el caso Alexander-Jueces serán denun…

Por el caso Alexander-Jueces serán denunciados ante la Fiscalía por el CM

El presidente del Consejo de la Magistratura (CM), Gonzalo Alcón, informó ayer jueves que presentará...

Turbulencias latinoamericanas (II)

Porque así como Latinoamérica ha tenido los mejores gobiernos de este siglo, también concentra la...

Buenas propuestas

El Gobierno ha planteado flexibilizar el pago del segundo aguinaldo y a los empresarios les...