Santa Cruz de la Sierra
03 Diciembre 2015

El atleta sudafricano Oscar Pistorius ha sido declarado culpable este jueves de un delito de asesinato por el que recibirá una pena de al menos 15 años después de que el Tribunal Supremo de Apelación aceptara el recurso de la Fiscalía, que pidió endurecer la anterior condena de cinco años por homicidio.

Los jueces han concluido que la magistrada que juzgó a Pistorius cometió varios errores en un veredicto que han calificado de «confuso», y han considerado probado que el deportista pudo prever la posibilidad de matar al abrir fuego hasta en cuatro ocasiones contra su novia en el cuarto de baño de su casa de Pretoria el 14 de febrero de 2013.

De esta forma, Pistorius será condenado de nuevo por la misma jueza del Tribunal Superior de Pretoria y recibirá una pena acorde con el delito de asesinato, para el que la legislación sudafricana contempla un mínimo de 15 años de prisión.

El atleta, de 29 años, cumple su anterior pena de cinco años por homicidio en arresto domiciliariodesde el pasado 20 de octubre, cuando salió por buen comportamiento del penal de Pretoria en que había pasado un año detenido.

La decisión —leída por el juez Eric Leach, del tribunal de cinco jueces que se pronunció sobre el recurso— ha recriminado también a la jueza del caso, Thokozile Masipa, que no tuviera en cuenta en su sentencia las pruebas circunstanciales y ha desechado asimismo la defensa propia alegada por Pistorius durante el juicio.

«No tengo duda de que al disparar esos tiros, el acusado debió prever que estaba poniendo en riesgo la vida de alguien», ha afirmado Leach, que ha destacado que Pistorius disparó hasta cuatro veces contra un cubículo sin escapatoria o posibilidad de esconderse.

«Aún no está claro cuál es la versión de Oscar Pistorius. La cambió varias veces durante el juicio», ha añadido Leach en la sede en Bloemfontein del Tribunal Supremo de Apelación.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

03 Noviembre 2015

Las Naciones Unidas cifra en más de 700 los periodistas asesinados en la última década. Uno cada cinco días. Según un mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con motivo del día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra los periodistas, solo el 7% de esos casos se resuelve. Y en nueve de cada 10 ocasiones los autores no son condenados. Reporteros sin Fronteras alertó ayer que las condiciones para ejercer el periodismo han empeorado, no solo por el número de muertes, sino de secuestros y detenciones.

Ayer, la Comisión Alemana para la Unesco presentó en París un informe sobre tendencias en libertad de expresión. Tan solo en los años 2013 y 2014 fueron asesinados 178 periodistas durante el ejercicio de su trabajo, informó la Comisión en base a un informe de la agencia de la ONU. En el texto se destaca la alarmante cifra de 87 periodistas matados el pasado año y, de acuerdo con el estudio, en 2014 solo 13 de los 59 países en los cuales se perpetraron asesinatos de periodistas respondieron a las peticiones formales de información sobre las medidas tomadas al respecto. La secretaria general de la Unesco, Irina Bokova, consideró la impunidad de estos crímenes algo “venenoso para la sociedad”, durante un debate moderado en París por la veterana periodista de la CNN Christiane Amanpour. Bokova citó varios casos de periodistas asesinados en los últimos meses como James Foley, ejecutado por el yihadista Estado Islámico (EI) en Siria en 2014, o los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo en París.

El estudio revela que 64 periodistas que trabajaban en televisión entre 2013 y 2014 fueron asesinados, al igual que 61 de prensa escrita, 50 de radio y 3 de medios digitales. Conforme a criterios geográficos, en ese periodo de tiempo 64 informadores fueron ejecutados en el mundo árabe, 51 en América Latina, 30 en Asia y el Pacífico, 23 en África y 10 en Europa Central y del Este. Una de las soluciones que se destacaron para defender la libertad de expresión, salvaguardar la seguridad de los periodistas y frenar la impunidad de los crímenes es que los gobiernos también tomen medidas y colaboren conjuntamente con las organizaciones y asociaciones, y que fomenten esto en la educación.

“Es fácil echar la culpa a las instituciones internacionales sobre muchos de los casos que desgraciadamente ocurren, hay que pedir la colaboración de los gobiernos de cada país, destacó la editora del semanario Newsweek para Oriente Medio, Janine Di Giovanni.  

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

09 Octubre 2015

Un informe reveló la preocupante situación de inseguridad que vive Brasil. De acuerdo a datos aportados por el Anuario Brasileño de Seguridad Pública, unas 160 personas murieron de forma violenta cada día y la violencia policial es la segunda causa de ese registro.

Así, un total de 58.559 personas fueron asesinadas intencionalmente en todo el país durante 2014. Ese índice representa un aumento del 4,8% respecto a los registros de 2013.

El informe tiene en cuenta homicidios dolosos, lesiones corporales seguidas de muerte y crímenes en situación de robo.

Al menos 3022 civiles murieron a causa de acciones policiales, mientras que 398 agentes cayeron en esas operaciones, según el informe anual.

"Si queremos hablar de reducción de muertes violentas en Brasil hay que considerar esas ocho muertes diarias provocadas por la policía. La policía brasileña es probablemente la que más mata en el mundo. Es un número inadmisible", señaló Renato Sergio de Lima, vicepresidente de la ONG Foro Brasileño de Seguridad Pública, que elaboró el reporte.

Con el 89,3%, sólo los homicidios dolosos superan a los casos de asesinatos por responsabilidad de las fuerzas policiales (5,2%).

Para la estadística se produjeron en enfrentamientos entre policías y criminales, aunque investigadores y expertos señalan que muchas veces obedece al uso excesivo de violencia por parte de los efectivos.

Por robo hubo 2061 víctimas (3,5%) y otras 773 por casos de lesiones seguidas de muerte (1,3%).

El estado de Bahía (noreste) es el que registró mayor cantidad de personas que perdieron la vida en forma intencional, con 6.265 víctimas y una tasa de 41,4 casos por cada 100.000 habitantes.

En segundo lugar figura el estado de Rio de Janeiro (sureste), cuya capital acoger los Juegos Olímpicos el próximo año e históricamente ha mostrado altos índices de violencia urbana: con 5.719 muertes violentas, su tasa en 2014 fue de 34,7 por cada 100.000 habitantes, un 13,3% menos que el año anterior.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP           

29 Septiembre 2015

"Los homicidios que tuvieron lugar entre sábado y domingo pueden deberse a una disputa por el liderazgo del tráfico de drogas tras el arresto de jefes de bandas que dominaban" ciertas zonas de la ciudad, explicó Kalina Leite, secretaria de Seguridad del estado de Río Grande del Norte, en un comunicado.

A raíz de esta ola de violencia, los 22 cadáveres permanecieron amontonados durante varias horas en bolsas de plástico en el piso de la morgue de la Policía civil de Natal, capital del estado, a la espera de lugares libres en las cámaras frigoríficas, relató el portal de informaciones G1 de Globo.

El jueves, trece personas fueron detenidas en el marco de una operación policial que desmanteló una organización criminal vinculada al narcotráfico y al lavado de dinero en la favela Do Mosquito, situada en la zona norte de Natal, según la Policía.

Entre las 22 personas asesinadas este fin de semana, 18 tenían antecedentes penales por tráfico de droga u homicidio. Las otras cuatro no tenían antecedentes. Una investigación fue abierta sobre todos los crímenes.

Una portavoz de la Policía subrayó que "a pesar de esta ola de violencia, la tasa de homicidios en la región cayó un 8% en 2015 con relación al mismo período de 2014".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

11 Septiembre 2015

Al Qaeda publicó una lista con los principales empresarios norteamericanos que tiene en vista como sus próximos objetivos para ser asesinados. Entre ellos se encuentran los multimillonarios Bill Gates, fundador de Microsoft, y Sheldon Adelson, de origen judío, a quien la red terrorista considera un aliado clave del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

En un artículo publicado en la revista de la organización extremista, Inspire, Al Qaeda llama a lobos solitarios que pueden ayudar al grupo a alcanzar sus objetivos, según consigna The Jerusalem Post.

"El que entiende los componentes de la economía estadounidense sabe la importancia que tienen estas personalidades en la reactivación de la economía americana. El asesinato de estas personalidades económicas o su migración desde América o el mero hecho de que vivan en la inseguridad traerán posteriormente inestabilidad en la economía norteamericana", señala el artículo titulado "Asesinatos – Tácticas de campo".

Además de Gates y Adelson, la lista efectuada por Al Qaeda incluye al ex presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, a los principales donantes republicanos Charles y David Koch, al fundador de Wal-Mart, Sam Walton, al CEO de Berkshire Hathaway, Warren Buffett, y al ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg.

Entre los objetivos de la amenaza de asesinato, agrega la revista, los terroristas buscan convencer a estas personalidades de la economía norteamericana de "declarar a través de los medios de comunicación que están lejos de las políticas estadounidenses para el apoyo musulmán y de Estados Unidos a Israel".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP  

26 Agosto 2015

Alison Parker y Adam Ward fueron asesinados este miércoles cerca de las 6.45, hora local de Virginia, Estados Unidos, mientras realizaban una entrevista en vivo.

El incidente ocurrió durante una transmisión en vivo en el condado de Bedford, donde se escucharon los disparos, lo que llevó a la periodista y a su fuente a gritar y buscar refugio.

El canal de televisión dijo que los periodistas Alison Parker y Adam Ward murieron en el hecho.

Un sujeto, que es buscado por la policía local, abrió fuego contra los periodistas en plena transmisión.

La reportera, de 24 años, y el fotógrafo, de 27, trabajaban para la cadena WDBJ7.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

05 Agosto 2015

La policía rusa detuvo a Tamara Samsonova, una asesina serial de 68 años que presuntamente se habría comido a algunas de sus víctimas tras descuartizarlas.

Según publicó el diario The Sun, Samsonova, conocida como la "Abuela asesina", fue arrestada recientemente por la muerte de Valentina Ulanova, de 79 años, cuyo cadáver fue encontrado descuartizado.

Deacuerdo al periódico, una de las bolsas contenía la parte superior del torso, sin cabeza y una mano, mientras que en otra bolsa la policía halló las caderas y los muslos. Aparentemente, Tamara envenenó a Ulanova –una mujer a quien cuidaba desde hacía un tiempo- y luego desmembró su cuerpo.

Las pruebas contra la mujer son contundentes y entre ellas, destacan un diario –escrito en ruso, inglés y alemán– e imágenes provistas por cámaras de seguridad.

Las autoridades encontraron un diario en la residencia de la detenida en el que se ofrecen detalles de por lo menos 11 asesinatos que habría cometido la anciana, varios de los cuales habrían sido perpetrados en la década de los noventa.

Además,se sospecha que la mujer habría matado a su marido según se desprende de algunos párrafos halaldos en elos escritos.

También, supuestamente, escribió sobre la forma en que había descuartizado a un inquilino suyo. En el baño de Samsonova, los agentes encontraron también una sierra, un cuchillo y manchas de sangre.

Vídeos de cámaras de seguridad muestran el momento en el que la sospechosa baja las escaleras de su edificio con bolsas, en las que, supuestamente había restos humanos.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

04 Agosto 2015

La Policía Militar de Río de Janeiro mató a 5.132 personas entre 2005 y 2014, una cifra que sube hasta los 8.466 casos en todo el Estado y que es especialmente grave porque la mayoría de esos homicidios nunca son investigados, según denuncia Amnistía Internacional (AI) en el informe "Mataste a mi hijo", sobre asesinatos cometidos por la policía.

El 16 por ciento de los homicidios registrados en la ciudad en los últimos cinco años fueron cometidos por agentes de policía que estaban de servicio, y es que la policía brasileña "mata demasiado y también muere demasiado", ha comentado el director de AI Brasil este lunes en la presentación del informe.

Los responsables de la organización critican que en la mayoría de casos los crímenes permanecen impunes, ya que por ejemplo, entre 2011 y abril de este año en la ciudad de Río de Janeiro hubo 220 homicidios perpetrados por policías, pero solo uno fue denunciado a la Justicia por el Ministerio Público.

El complejo entramado administrativo dificulta que los policías paguen por sus actos, ya que es habitual que los agentes registren las muertes como actos en legítima defensa o producto de un tiroteo, cuando en muchos casos no es así, o que coloquen un arma en la mano de la víctima para inculparla más fácilmente.

Las críticas de AI se extienden a la Policía Militar, al Gobierno del Estado –autoridad competente de la seguridad en las calles–, al Gobierno central y a los órganos judiciales, que normalmente se caracterizan por la "omisión" y no ejercen su papel de controladores externos de la labor policial.

Además, el perfil de las víctimas tiene mucho que ver con la desigualdad social y el racismo latente en la sociedad brasileña: el 99,5 por ciento de los asesinados por la policía son hombres, el 79 por ciento son negros y el 75 por ciento son jóvenes de entre 15 y 29 años, unas características que se hacen extensivas al resto de Brasil y que llevó a Amnistía Internacional a lanzar la campaña "Joven negro vivo" hace unos meses.

Al margen de las cifras el informe de Amnistía Internacional incluye un extenso trabajo de campo en la favela de Acari, situada en un suburbio de Río de Janeiro que acumula el mayor índice de homicidios cometidos por policías: un total de 68 en el último año; diez de ellos cometidos en la propia Acari, con fuertes indicios de que fueron ejecuciones extrajudiciales.

En cuatro casos las víctimas ya estaban heridas o se habían rendido cuando los policías usaron armas de fuego de forma intencionada para ejecutarlas; en otros cuatro casos las víctimas fueron baleadas sin previo aviso, y uno de ellos estaba huyendo cuando recibió un disparo y murió en el acto.

Uno de los relatores del informe, Alexandre Ciconello, ha explicado cómo la policía mató a Davi, de 25 años, el mes de marzo del año pasado: "Le dispararon en la pierna, se arrastró por el suelo pero la policía no dejó que le llevaran al hospital. La madre se tiró encima de su cuerpo, murió en la calle poco después".

Las muertes impunes son solo "la punta del iceberg" de la actitud desafiante de la policía en los suburbios dominados por el narcotráfico; el informe señala que los vecinos tienen que convivir con invasiones de domicilios, robos, chantajes, agresiones físicas y prácticas como la "troia"; cuando la policía ocupa sin permiso la casa de algún vecino para esconderse y esperar a que pase el objetivo a abatir.

Los responsables de Amnistía Internacional informaron del contenido de este estudio a toda la cúpula de seguridad del Estado de Río de Janeiro la semana pasada, en una reunión de tres horas que "habla por sí sola", según el director de AI Brasil, Atila Roque, que aunque reconoce enormes avances y buena disposición del secretario de Estado de Seguridad de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, destaca que no pueden dejar de denunciar estos abusos.

Roque confía en que el informe ayude a romper la "epidemia de la indiferencia" que afecta a la sociedad brasileña: "¿Cómo podemos dormir cada día sabiendo que cada año mueren 56.000 personas en Brasil?", ha lamentado, recordando que la igualdad y los derechos humanos son conquistas muy recientes en Brasil y que desgraciadamente la Justicia es más igual para unos que para otros.

La presentación ha estado marcada por la presencia de varias madres cuyos hijos han sido asesinados por la policía en los últimos años. Una de ellas, Terezinha de Jesus, vio como un policía mataba a su hijo Eduardo de diez años a quemarropa, cuando jugaba con el móvil en la puerta de su casa, en una favela del Complexo do Alemão.

En declaraciones a Sputnik Nóvosti Terezinha ha confiado en que el informe de Amnistía Internacional muestre "la cobardía de la policía" para que la sociedad brasileña abra los ojos: "Yo solo confío en la Justicia divina, porque para mí cada día es peor. Pero voy a luchar y sólo pararé hasta que vea a los asesinos de mi hijo entre rejas", ha avisado.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Lanzan tráiler completo de ‘Toy Story 4’

Lanzan tráiler completo de ‘Toy Story 4’

El estudio Walt Disney lanzó hoy el primer tráiler completo de “Toy Story 4“, que...

Policía aprehende al sujeto que robo cam…

Policía aprehende al sujeto que robo camioneta de chilenos muertos en frontera

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Williams Cordero, informó...

Iggy Azalea impone sus ultraceñidos y di…

Iggy Azalea impone sus ultraceñidos y diminutos shorts para sudar

Iggy Azalea sabe lo que tiene y cómo mostrarlo además de moverlo en las redes...