Santa Cruz de la Sierra
16 Septiembre 2019

El expresidente de la brasileña OAS, Léo Pinheiro, al negociar un acuerdo de declaración de culpabilidad con la Fiscalía en el caso Lava Jato, reveló que vino a Bolivia para asumir a pérdida la construcción de la carretera Potosí-Tarija y recibir como compensación otra licitación del gobierno de Evo Morales, según una publicación del diario Folha de Sao Paulo.

La declaración que menciona a Bolivia corresponde a una propuesta de denuncia en junio de 2017. Ahí, Pinheiro menciona al expresidente Lula Da Silva como intermediario comercial de la compañía con los gobiernos de Costa Rica y Chile, además del caso boliviano.

Según indica el reporte, la carretera entre Potosí y Tarija fue iniciada por Queiroz Galvão en 2003, sin embargo, está empresa estuvo involucrada en una disputa con el gobierno de Evo Morales, que exigió la reparación de grietas.

Queiroz Galvão cedió la obra, que pasó a ser ejecutada por la OAS, a pesar de que -según la información- era un proyecto deficitario.

De acuerdo con Pinheiro, Lula articuló el financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y prometió a la OAS obtener otro contrato en Bolivia como compensación por llevar a cabo el proyecto problemático.

Según Pinheiro, le habían dicho que el estancamiento de la obra planteaba "riesgos diplomáticos" porque se empezarían a generar protestas.

El empresario relató que, en una reunión, le dijo a Lula sobre el déficit de la obra, pero la respuesta fue que Evo Morales estaría dispuesto a "compensar económicamente a la empresa mediante la adjudicación de otro contrato a favor de la OAS".

La defensa de Lula, en un comunicado replicado por Folha de Sao Paulo respondió que esa versión se trata de una "mentira negociada" para la persecución política contra el expresidente en el caso Lava Jato.

Las obras de OAS en Bolivia

En Bolivia la OAS reparó las fisuras de dejó la obra de Quieroz Galvão en la carretera Potosí-Tarija y entregó la obra en 2013. 

El otro contrato adjudicado por el gobierno a la OAS fue la construcción de la carretera Potosí-Uyuni de 199 kilómetros en julio de 2007 a un costo de 108,1 millones de dólares. La obra fue entregada en 2012.

El tercer contrató ocurrió en agosto de 2008, cuando el gobierno adjudicó a la misma empresa la construcción de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, a través del TIPNIS. El proyecto fue interrumpido por la resistencia de los indígenas

El expresidente Jorge Tuto Quiroga denunció que el propietario de OAS, Léo Pinheiro llegó al Chapare junto al exmandatario Luiz Inácio Lula da Siilva para concretar la construcción de la carretera por el Tipnis.

En ese entonces, pidió al Ministerio Público investigar en Brasil las denuncias de corrupción que comenzaron a salir contra la OAS.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Erbol

                                   

  

 

10 Septiembre 2019

A diez minutos del final del amistoso Sub 23 entre Chile y Brasil, los jugadores de ambas selecciones protagonizaron ayer una pelea en el estadio Pacaembú de Sao Paulo.

Chile caía 3-1 ante Brasil, cuando en el minuto 79, Pedrinho tenía la pelota y el defensa chileno Alex Ibacache intentó quitarle el balón cometiendo una falta lo que molestó a los jugadores de la verdeamarelha.

Tras que el árbitro cobrara la infracción, los jugadores brasileros aparecieron y golpearon al chileno, que trató de defenderse,  pero el capitán de Brasil, Lyanco, lo botó al piso para tratar de sepáralos.

La pelea se detuvo y el juez expulsó a Lyanco y a Ibacache.

Así fue el momento de la pelea:

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

 

 

29 Agosto 2019

El presidente Jair Bolsonaro firmó a últimas horas de ayer un decreto que prohíbe las quemas en todo Brasil durante dos meses para tratar de frenar la multiplicación de incendios en la Amazonía, en medio de una creciente presión internacional.

El decreto, que será publicado en el diario oficial este jueves, suspende el uso de fuego durante los próximos 60 días en todo el territorio nacional, aunque mantiene algunas excepciones, indicaron fuentes gubernamentales citadas por varios medios brasileños.

Las quemas controladas están permitidas por el Código Florestal brasileño en determinadas circunstancias (como prácticas agrícolas y forestales en las que se justifique su uso), desde que sean autorizadas por los organismos de control.

Bolsonaro enfrenta una creciente presión interna y externa por los incendios que se multiplicaron en la Amazonía en las últimas semanas.

Desde enero hasta el martes a la tarde, se registraron 83.329 focos de incendios en Brasil, más de la mitad (52,1%) en la selva amazónica, según datos de instituto de observaciones espaciales INPE. Ese número marca un aumento de 77% respecto al mismo periodo del año pasado y constituye un récord de incendios desde 2010.

El gobierno, que asegura que los focos están disminuyendo, ha desplegado más de 3.900 militares y brigadistas, cientos de vehículos y 18 aeronaves, entre ellas dos aviones cisterna Hércules C-130, para controlar las llamas, de acuerdo con datos del ministerio de Defensa citados por la prensa local.

Crisis ambiental y diplomática

La proliferación de focos de incendio en la mayor selva tropical del mundo reavivó las críticas a Bolsonaro, cuestionado por sus posturas favorables al desarrollo de actividades agropecuarias y mineras en la

Amazonía, incluso en reservas indígenas y áreas protegidas.

En especial, el mandatario cruzó duras críticas con su par francés, Emmanuel Macron, que que la semana pasada lo acusó de "mentir" por "no respetar sus compromisos climáticos" -de los que depende la implementación del acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea- y evocó la posibilidad de conceder un "estatuto internacional" para la selva de la Amazonía.

Bolsonaro exigió una "retractación" del presidente francés.

Los países del G7 ofrecieron a Brasil una ayuda financiera de 20 millones de dólares, pero el gobierno afirmó que sólo está dispuesto a recibir este apoyo si se asegura que ejercerá el control sobre los recursos. Bolsonaro acusa a Francia y

Alemania de querer "comprar" la soberanía de Brasil con ayuda financiera.

"Hace poco dije que Alemania y en especial Francia están tratando de comprar nuestra soberanía en cuotas", declaró.

"Cuando ustedes miran el tamaño de Brasil, la octava economía del mundo, parece que 20 millones de dólares es nuestro precio. Brasil no tiene precio. 20 millones o 20.000 millones es lo mismo para nosotros", agregó el mandatario.

Estados Unidos dijo que no estuvo de acuerdo con la iniciativa de ayuda del G7 porque, según tuiteó Garrett Marquis, portavoz de seguridad nacional del presidente Donald Trump, "no incluyó consultas con el gobierno de @jairbolsonaro. La forma más constructiva de asistir los actuales esfuerzos de Brasil es en coordinación con el gobierno brasileño"

En tanto, el cardenal peruano Pedro Barreto, uno de los impulsores clave del sínodo amazónico del Vaticano a realizarse en octubre, dijo en Lima, en alusión a la exigencia de Bolsonaro, que "ya no se trata de retirar o no retirar palabras, se trata de buscar el bien común" que "está por encima de cualquier disputa entre personas".

Mientras eleva el tono con las potencias europeas, Bolsonaro articula apoyo con los países de la región. Ayer recibió en Brasilia al presidente de Chile, Sebastián Piñera y acogió favorablemente la propuesta de Perú y Colombia de convocar una reunión de urgencia para firmar un pacto y coordinar acciones en defensa de la Amazonía.

Los incendios, muchos de los cuales son provocados por los agricultores para tener más tierras de pastoreo, captaron la atención de activistas y celebridades alrededor del mundo.

La joven sueca Greta Thunberg, ícono de la lucha contra el cambio climático, los calificó como "devastadores". Son "una clara señal de que necesitamos parar de destruir la naturaleza y de que nuestra guerra contra la naturaleza debe terminar", declaró este miércoles en Nueva York.

Redacción: Leo.com      

Fuente: AFP

 

 

29 Agosto 2019

Autoridades de Brasil y Bolivia se encuentran entre el 29 y 30 de agosto, en Brasilia, con motivo de la X Reunión de la Comisión Mixta con el objetivo de fortalecer la lucha contra el narcotráfico y se aborda la  problemática de las drogas desde el área de reducción de la oferta, reducción de la demanda, cooperación judicial, delitos conexos y desarrollo alternativo/integral.

El encuentro se realiza en el Instituto Río Branco, donde se destacan la cooperación y el trabajo conjunto realizado por ambos países para combatir la producción de cocaína, el lavado de dinero, el desvío insumos químicos, el tráfico de armas vinculadas al narcotráfico y otros que afectan a ambas naciones.

Asimismo, se destaca el fortalecimiento a la destrucción de laboratorios de lavado de activos en Bolivia, el centro de interceptación de llamadas telefónicas, el sistema de radares para el control del tráfico aéreo y el proyecto PEQUI.

“En la reunión se evalúa, ajusta y aprueba una alianza antidroga, para capacitar a profesionales, en las acciones simultaneas de prevención e interdicción, en el cruce de información y monitoreo de plantaciones de coca”, dijo el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres García.

La lucha efectiva contra las drogas no puede ejecutarse de manera unilateral, sino bajo la cooperación internacional, tal como lo han los gobiernos de Bolivia y Brasil, que ajustan y aprueban y fortalecen la alianza antidroga, explicó el viceministro Felipe Cáceres.

El Viceministro Cáceres explicó que ambas delegaciones realizan un análisis y evaluación de la situación actual del narcotráfico en ambos países y, los avances y logros de las tareas fijadas en Brasilia.

Recordó que se establecieron labores referidas a la reducción de la oferta, delitos conexos, cooperación judicial, control de cultivos excedentarios, reducción de la demanda en la décima reunión mixta.

Cáceres ponderó los resultados positivos alcanzados en el plano técnico operativo, gracias al trabajo de coordinación e intercambio de información de inteligencia oportuna, que permitió ejecutar operativos con la lógica de cohesión entre los países.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Erbol

 

 

28 Agosto 2019

Los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y Chile, Sebastián Piñera, articulan una cita de líderes amazónicos, sin Venezuela, para debatir medidas conjuntas de combate y prevención a los incendios desatados en ese pulmón vegetal.

La convocatoria de esa reunión, prevista en principio para el 6 de septiembre próximo, fue analizada hoy por Bolsonaro y Piñera, quien hizo una escala en Brasilia a su regreso de la Cumbre del G7, celebrada en Francia y a la que asistió como invitado.

En una breve rueda de prensa junto a Piñera, Bolsonaro aclaró que para esa cita, que se realizaría en la ciudad colombiana de Leticia, situada en los límites de ese país con Brasil y Perú, se aspira a reunir a todos los presidentes de la región amazónica, "excepto al de Venezuela", Nicolás Maduro.

El gobernante venezolano no es reconocido como tal por la gran mayoría de los países amazónicos, que salvo Bolivia consideran como presidente legítimo e interino de ese país al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Los cerca de 7 millones de kilómetros cuadrados de la Amazonía son compartidos por Brasil (que posee casi el 70 %), Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Surinam y la Guyana Francesa, territorio de ultramar de ese país europeo.

Sin embargo, además de Maduro, ha quedado claro que tampoco será invitado el presidente francés, Emmanuel Macron, en su condición de jefe de Estado de esa porción amazónica bajo control francés.

 Bolsonaro y Macron están inmersos desde la semana pasada en un duro embate verbal originado por los incendios y el líder francés ha llegado al extremo de poner en duda la firma del acuerdo comercial anunciado por el Mercosur y la Unión Europea (UE) por la supuesta "falta de compromiso" de Brasil con el medioambiente.

Junto a Piñera, que acompañaba a Macron en Biarritz cuando este anunció que el G7 ofrecía 20 millones de dólares para cooperar en el combate a los incendios amazónicos, Bolsonaro reiteró que solamente aceptará esa ayuda una vez que el líder francés se disculpe por lo que calificó como "insultos".

Según Bolsonaro, "hubo un aprovechamiento" de los incendios por parte de Macron, quien intentó "presentarse frente al mundo como la única persona interesada en proteger el medioambiente" e incluso "minimizó" la soberanía de Brasil, al sugerir que la Amazonía sea sometida a una suerte de gestión internacional.

"También ofendió al presidente de la República de Brasil, que ha sido democráticamente electo", agregó Bolsonaro, tratado por Macron como mentiroso, y eso "despertó el sentimiento patriótico del pueblo brasileño y de otros países" de la región, apuntó.

En un tono más enérgico, sostuvo que tanto Alemania como Francia pretenden "comprar" la soberanía de Brasil.

"Parece que 20 millones de dólares es el precio, pero Brasil no tiene precio", enfatizó el líder de la ultraderecha brasileña, que, además, calificó en forma peyorativa a Macron como "socialista".

 La firme posición de Bolsonaro fue respaldada en forma moderada por Piñera, quien dijo que los Gobiernos que pretendan "colaborar" con la protección de la Amazonía deben hacerlo con "pleno respeto" a la soberanía de los países de la región.

"Eso es, respetando a Brasil y al presidente de Brasil", así como lo hace Chile, que sin ser un país amazónico coopera con la búsqueda de una solución a la crisis creada por las llamas, dijo Piñera.

En el caso de Brasil, los incendios, que también se extienden por Bolivia y han llegado a Paraguay, han sido considerados los mayores en los últimos siete años, período en el que esos fenómenos normales entre agosto y septiembre habían decrecido.

Según los grupos ecologistas, acusados inicialmente por Bolsonaro de provocar las llamas para "arañar" la imagen de su Gobierno, los incendios se deben sobre todo a la decisión del mandatario de reducir los presupuestos volcados a la fiscalización en la Amazonía.

De hecho, el Gobierno sólo aceptó la gravedad de la situación la semana pasada, cuando decidió incorporar al combate a los incendios a unos 45.000 miembros de las Fuerzas Armadas, que ya han informado que muchos de los focos ya han sido controlados.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

 

27 Agosto 2019

El presidente Jair Bolsonaro dijo este martes que Brasil estaría dispuesto a discutir la ayuda ofrecida por el G7 para combatir los incendios en la Amazonía si su par francés Emmanuel Macron "retira los insultos".

"Primero el señor Macron debe retirar los insultos que hizo contra mi persona. Primero me llamó mentiroso y después, por informaciones que tuve, [dijo] que nuestra soberanía en la Amazonía es una cuestión abierta", afirmó Bolsonaro a periodistas que lo interrogaban sobre el anuncio de su principal ministro de recusar la ayuda del G7.

"Para conversar o aceptar cualquier cosa de Francia, que sea con las mejores intenciones posibles, él [Macron] tendrá que retirar esas palabras y a partir de ahí, podemos conversar", añadió.

La noche del lunes, el ministro de la Casa Civil (un cargo asimilable al de un jefe de gabinete), Onyx Lorenzoni, dijo que Brasil recusaría el fondo de 20 millones de dólares ofrecido por las potencias occidentales del G7 durante su cumbre de Biarritz (Francia) para combatir los incendios en los países amazónicos.

"Agradecemos [la oferta], pero tal vez esos recursos sean más relevantes para reforestar Europa", dijo Lorenzoni a un blog del portal de noticias G1.

Brasil envió aviones y tropas para combatir los incendios en la región amazónica.

Los datos satelitales del Instituto Nacional de Investigaciones Brasileñas (INPE) contabilizan 82.285 puntos de incendio hasta el lunes a las 18H00 GMT, un 51,9% del total en la Amazonía.

La cifra total marca un aumento de 80% de focos de incendios respecto a 2018.

Las tensiones entre Francia y Brasil se vienen incrementando desde que Macron llamó la semana pasada a los líderes de las principales democracias industriales a una discusión de urgencia en la cumbre del G7 sobre los incendios en la Amazonía. Bolsonaro replicó acusándolo de tener una "mentalidad colonialista".

El intercambio de palabras alcanzó incluso el lado personal con el presidente Bolsonaro riéndose en Facebook de un comentario hecho contra Brigitte Macron, primera dama de Francia.

"Es triste", respondió Macron. "Espero que rápidamente los brasileños tengan un presidente que se comporte a la altura", agregó.

Medios brasileños reportaron que Macron afirmó que podría encararse un "estatuto internacional" para la Amazonía si Brasil no consigue controlar la deforestación de la mayor selva tropical del mundo ante el avance de las actividades agropecuarias y de deforestación.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

 

22 Agosto 2019

La humareda de los peores incendios forestales que afectan la Amazonía de Brasil y a Bolivia desde hace más de dos semanas llegó a algunas provincias amazónicas del Perú, informaron ayer fuentes del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Madre de Dios.

Se trata de "una capa fina de humo" que apareció desde el lunes en el cielo de la provincia amazónica de Tambopata, situada en la región de Madre de Dios, "por efecto del aire que llega desde Brasil y Bolivia", según indicaron desde Madre de Dios, región peruana fronteriza con Brasil y Bolivia.

Por ahora solo es percibida por la población con un olor "aún no potente", por lo que por ahora las autoridades regionales no han tomado ninguna medida de emergencia y la calidad del aire es vigilada por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) y otras instituciones competentes.

Por su parte, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) descartó que el gran incendio que se expande en la región boliviana de Santa Cruz represente peligro para el territorio peruano.

La mayor parte del humo de estos incendios se ha desplazado hacia la costa atlántica de Suramérica y ha provocado que el cielo se oscureciera en la tarde del miércoles en Sao Paulo, situada a cientos de kilómetros de los fuegos.

Aunque no hay todavía un reporte oficial de la superficie de selva quemada, se estima que son miles de hectáreas consumidas por el fuego en los estados brasileños de Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso del Sur, y en el departamento boliviano de Santa Cruz.

Los incendios en la Amazonía brasileña han sido recurrentes desde principios de año y hasta julio habían deforestado 2.254,8 kilómetros cuadrados, un 278% más que en el mismo periodo del año anterior, según las estimaciones del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe) de Brasil.

El Gobierno brasileño atribuye los incendios a una sequía fuera de la común en estas regiones amazónicas e incluso su presidente, Jair Bolsonaro, ha llegado a culpar de esta catástrofe a las ONG, sin especificar alguna.

Sin embargo, las organizaciones sociales consideran que los incendios han sido provocados deliberadamente para luego aprovechar esas tierras para minería o agricultura extensiva, altamente promovidas por el ultraderechista Bolsonaro.

Esas políticas han provocado que se congelen parcialmente los fondos para conservar la Amazonía que anualmente destinan Alemania y Noruega, los dos países que por ahora más apoyan la protección del gran pulmón verde del planeta.

Además de ser el principal ecosistema para mitigar el calentamiento global, la Amazonía es la cuenca hídrica más grande del mundo, una de las zonas de mayor biodiversidad del mundo y el hogar de miles de comunidades indígenas que habitan en las riberas de sus ríos.

Redacción: Leo.com      

Fuente: EFE

 

 

21 Agosto 2019

La región amazónica brasileña sufre los peores incendios forestales de los últimos años, achacados en gran parte a la deforestación, pero el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sugerido que las ONG pueden estar detrás de ese desastre ambiental.

La insinuación del líder de la ultraderecha surgió en momentos en que densas nubes de humo provenientes de la Amazonía se extienden sobre importantes ciudades del mayor pulmón vegetal del planeta y hasta llegan a enormes centros urbanos, como la ciudad de Sao Paulo.

Los datos son confusos, pero ni siquiera Bolsonaro pone en duda que la Amazonía está en llamas.

Según el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios mediante imágenes de satélite, los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83 % a los del mismo período de 2018.

En un informe difundido este martes, el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71.497 focos de incendio en el país y que un 52,5 % se sitúan en la región amazónica.

El Ministerio del Medio Ambiente ha atribuido esa situación a una vasta sequía en las regiones norte y centro oeste del país, pero las organizaciones defensoras de la Amazonía tienen otra opinión.

Muchos grupos ecologistas sostienen que las llamas son producto de la acción del hombre y, en particular, de hacendados alentados por la intención de Bolsonaro de avanzar en la explotación de la región amazónica en los flancos de la minería y la agropecuaria, que ya le ha causado fricciones con Alemania y Noruega.

Ambos países europeos colaboran financieramente desde hace años con la protección de la Amazonía, pero en las últimas semanas han congelado los recursos destinados a esos fines, alertas frente a las nuevas políticas del Gobierno brasileño.

Aún cuando se sospecha que los incendios responden a una cada vez más agresiva deforestación, Bolsonaro ha sugerido que ciertas ONG, que no identificó, podrían estar promoviendo los incendios con el objetivo político de arañar la imagen de su Gobierno.

"Puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos 'oenegeros' para llamar la atención contra mi persona, contra el Gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos", declaró este miércoles Bolsonaro.

Para reforzar su tesis, recordó que su Gobierno ha "cortado el dinero público que iba para las ONG" que operan en la Amazonía con proyectos "supuestamente" volcados al cuidado del ecosistema.

"De esa forma, ese personal está sintiendo la falta de dinero", agregó el mandatario, quien apuntó que ahora la tarea de las autoridades es determinar si los incendios en el mayor pulmón del planeta han sido provocados.

"El crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente", indicó Bolsonaro, quien insistió en que las ONG que operan en la Amazonía "representan intereses ajenos" a Brasil.

Aún así, admitió que no hay ninguna investigación en curso y, en una aparente contradicción, dio a entender que sería "difícil" probar que la culpa es de grupos no gubernamentales, aunque sostuvo que esa es su percepción.

"El fuego aparece en lugares estratégicos. Hay imágenes de toda la Amazonía", dijo Bolsonaro en relación a videos que circulan en internet. "Por lo que todo indica, hubo quien fue para filmar y hacer fuego. Ese es mi sentimiento", apuntó.

Las preocupaciones por el medioambiente y la Amazonía parecen afincarse en la sociedad brasileña, al menos a tenor de una encuesta presentada este miércoles por el grupo de acción ciudadana Avaaz.

Según ese sondeo, un 90 % de las personas que el año pasado votaron por el líder de la ultraderecha respalda una petición que Avaaz presentó al Parlamento y en la que se exige la adopción de medidas legislativas para la protección de la Amazonía.

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, Rodrigo Agostinho, quien recibió el documento, afirmó que "la sociedad no acepta más que se continúe ocupando el territorio de la misma forma en que hace 500 años, derrumbando las selvas".

Según Agostinho, "si hay deforestación, hay más desigualdad, se destruyen los derechos y se contaminan las aguas, y los brasileños quieren y precisan un futuro diferente".

Redacción: Leo.com      

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

Evo celebra entregas de obras en Santa C…

Evo celebra entregas de obras en Santa Cruz y Gobernación le dice “ubíquese, estamos de duelo”

A pocos días de cumplirse la efeméride del 24 de septiembre, el presidente Evo Morales...

Ayo revela que Ortiz le quiso contratar …

Ayo revela que Ortiz le quiso contratar para atacar a Mesa y que Evo se quede hasta 2025

El exvocero de Comunidad Ciudadana (CC), Diego Ayo develó que el aspirante a la presidencia...

Municipio reforestará comunidades afecta…

Municipio reforestará comunidades afectadas por incendios en Roboré

En representación del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, la presidenta del...