Santa Cruz de la Sierra
11 Julio 2016

El entrenador italiano llega al conjunto más laureado de Alemania con el firme objetivo de conseguir la Champions League, único título que no pudo lograr su antecesor Pep Guardiola.

El nuevo entrenador del Bayern Múnich, el italiano Carlo Ancelotti, afirmó este lunes durante su primer día al frente del conjunto bávaro, que no deseaba "hacer una revolución" en el club más laureado de Alemania, manteniendo la tradicional apuesta por el fútbol ofensivo del equipo muniqués.

"No estoy aquí para hacer una revolución", aseguró el entrenador de 57 años, que sucede al español Pep Guardiola (Manchester City), durante la rueda de prensa de su presentación en Múnich (sur).

"El trabajo que hizo Guardiola es fantástico y quiero evidentemente mantener ese estilo", añadió en inglés después de unas primeras palabras en alemán.

"Soy consciente de que el Bayern Múnch defiende un fútbol ofensivo", prosiguió, luciendo corbata como es costumbre en él. "Adoro el fútbol ofensivo".

"Me encuentro muy bien porque estoy en uno de los clubes más grandes del mundo", añadió el antiguo entrenador del Real Madrid, que firmó un contrato de tres años y comenzará su andadura por un quinto campeonato europeo (Italia, Inglaterra, Francia, España, Alemania).

Ancelotti aseguró que el objetivo es ganar la Liga de Campeones.

Su predecesor, Guardiola, acumuló siete título en sus tres años en Múnich, entre ellos sendos dobletes Liga-Copa (2014 y 2016) pero no pudo superar con el ambicioso equipo alemán las semifinales de la 'Champions'.

El entrenador reiteró que de momento no veía necesidad de hacer nuevos fichajes pero no los descartó por completo y recordó que el mercado sigue abierto hasta el 31 de agosto.

"Creo que la plantilla es buena. No he hablado con el club de nuevos fichajes pero el mercado está abierto hasta el 31 de agosto y todavía pueden pasar cosas. Sin embargo lo que quiero es trabajar con los jugadores que ya están aquí", dijo.

Con respecto a la presión que existe en el Bayern para ganar títulos, Ancelotti dijo que estaba acostumbrado a ella.

"He tenido la suerte de trabajar en clubes de elite donde siempre hay que ganar títulos. No siento mucho la presión, estoy acostumbrado a ella", dijo.

La meta es luchar por todas las competiciones y Ancelotti admitió que a principio de temporada no puede decir que sea suficiente llegar a semifinales de la Liga de Campeones aunque recordó que son muchos clubes los que aspiran a ganar esa competición y que no será fácil lograrlo.

"Un entrenador puede controlarlo todo salvo el resultado", dijo el italiano.

Mensaje de Guardiola

Ancelotti, que se encontró con un mensaje de Guardiola deseándole buena suerte en su oficina, tiene en su palmarés una Liga de Campeones más que el técnico catalán (2003, 2007, 2014).

El Bayern ya ha realizado dos fichajes de cara a la próxima temporada: el defensa internacional Mats Hummels, procedente del Borussia Dortmund, por un montante estimado en 35 millones de euros, y que conforma con Jerôme Boateng el eje de la zaga de la Mannschaft, y el joven volante Renato Sanches, una de las revelaciones de la Eurocopa con el campeón Portugal.

La puerta "no está cerrada", según el dirigente del club bávaro Karl-Heinz Rummenigge, dando a entender la posible llegada de nuevos refuerzos.

En cuanto a las salidas, el Bayern dejó ir al joven centrocampista defensivo Sebastian Rode rumbo al Borussia Dortmund, y podría tomar la salida Mario Götze, que podría volver a Dortmund o emprender la aventura inglesa en el Tottenham.

Ancelotti se mostró contento con su nueva vida en Múnich, conocida como la "ciudad más al norte de Italia".

"Me encanta esta ciudad y es una nueva experiencia", subrayó el italiano.

El Bayern de Múnich de Carlo Ancelotti iniciará la pretemporada en casa el 20 de julio con un amistoso justo ante el Manchester City de Pep Guardiola.

El vigente campeón de la Bundesliga iniciará la temporada 2016-2017 recibiendo al Werder Bremen el 26 de agosto.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: Agencias

21 Agosto 2015

"No tengo la mentalidad (alemana), soy catalán", declaró este jueves Pep Guardiola, en referencia a las recientes declaraciones de Ottmar Hitzfield, exentrenador del Bayern Múnich, criticando la ausencia de mentalidad alemana en el conjunto bávaro.

"Bajo el mando de Ottmar Hitzfield, solo había cuatro jugadores alemanes en la final de la Liga de Campeones en 2001", remarcó Guardiola en rueda de prensa, añadiendo que su equipo tiene más internacionales en el equipo alemán.

El extécnico del Barcelona, que comienza su tercera temporada -última de contrato- en el Bayern, aseguró que "eran los mejores (jugadores) para intentar el triplete como Jupp Heynckes" en 2013.

Hitzfield, que entrenó al Bayern en dos ocasiones (1998-2004 y 2007-2008), reprochó el martes a su antiguo club que "abandone el mercado alemán" y "firme jugadores extranjeros".

Tras la llegada del español Xabi Alonso, la pasada temporada para sustituir a Toni Kroos, el Bayern se ha reforzado este año con el brasileño Douglas Costa y con el chileno Arturo Vidal, como reemplazo de Bastian Schweinsteiger, que se fue al Manchester United.

Redacción Leo.bo

Fuente: eluniversal.com.co

12 Febrero 2015

David Alaba sacó una selfie subida de tono y Mitchell Weiser la compartió en Instagram, donde despertó la burla de los rivales y la indignación de los hinchas.

David Alaba y Mitchell Weiser comparten el vestuario de Pep Guardiola en el Bayern de Múnich y tienen una gran relación. Al punto que comparten habitación en las concentraciones del equipo y posaron juntos con una ropa interior femenina minúscula y el torso desnudo.

La fotografía fue sacada a modo de broma y con risas cómplices, pero fue malinterpretada, viralizada y muy criticada en las redes sociales.

"Soy joven. Cometo errores. Aprenderé de ellos. Ahora, a concentrarse en cosas importantes", escribió Weiser, de 20 años, en las redes sociales tras el incidente.

Alaba, con una trayectoria en el Bayern que registra dos títulos de Bundesliga, dos copas de Alemania y una Liga de campeones, prefirió obviar el tema en su Twitter.

Redacción Leo.bo

Fuente: Infobae

 

11 Febrero 2015

El entrenador del Bayern Múnich, el español Pep Guardiola, está en el punto de mira de los árbitros alemanes que amenazaron con mandarle a la grada si vuelve a salir de su zona técnica como hizo ante el Schalke la semana pasada.

"Con todo el respeto a las reacciones emocionales durante los encuentros, esta sobrepasó los límites. Un entrenador que abandona el área técnica y corre hacia un árbitro asistente situado en la esquina del campo debe ser enviado a la grada", dijo el presidente de la comisión árbitral de la federación alemana (DFB), Herbert Fandel, en el semanario alemán Sport Bild.

Guardiola dió un esprín de 45 metros para protestar al árbitro asistente un gol anulado al delantero polaco Robert Lewandowski (66), que abría el marcador ante el Schalke, diez minutos después de la expulsión del defensa Jerome Boateng.

Después, se abrazó al cuarto árbitro para celebrar el gol anotado por el delantero holandés Arjen Robben, un contacto físico que el jefe de los árbitros no tolerará más. "Pep Guardiola haría bien en cambiar inmediatamente su actitud", aconsejó Herbet Fandel.

Fandel respondió unos días después de que el árbitro FIFA suizo Urs Meier criticara el comportamiento "sin consecuencias" del técnico catalán, dando la impresión de que Guardiola "se puede permitir cualquier cosa por ser un entrenador consagrado".

"Al comportarse así, Guardiola debilita la autoridad del árbitro y los ridiculiza", insistió Meier, que ya había pedido una sanción para el entrenador por su comportamiento.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

22 Septiembre 2014

De la portería de la 'Mannschaft' al ring de lucha libre, esa es la decisión que medita el portero Tim Wiese, que piensa en colgar las botas con su club, el Hoffenheim, y convertirse en luchador profesional, tras una transformación física espectacular que puede resultar lucrativa.

"Tengo una oferta oficial de la WWE (World Wrestling Entertainment, que organiza combates de lucha libre). Se trataría de un contrato como luchador. Voy a pensármelo con calma", fueron las palabras de Tim Wiese cuando anunció su posible reconversión.

Oficialmente, el futbolista, de 32 años, que ha jugado 269 partidos en la Bundesliga, tiene todavía contrato con el Hoffenheim hasta 2016, pero el club de primera división le ha dado libertad para que se busque otro equipo desde hace 18 meses. "Soy realista y creo que no jugaré más al fútbol como profesional", reconoció a la revista Sport Bild.

El portero, que jugó siete años en el Werder Bremen (2005-2012), fichó por el Hoffenheim en 2012, pero solo ha disputado 10 partidos con el equipo del sur de Alemania.

"Lógicamente, es algo que no me imaginaba, pero quiero estar activo hasta los 36 años", explicó Wiese.

Ascendido a capitán del Hoffenheim desde su llegada, no respondió a las expectativas y se vio relegado al banquillo, antes de ser enviado al segundo equipo.

- 26 kilos más -

Su carrera internacional se limita a seis partidos, pero fue el portero suplente de la 'Mannschaft' en el Mundial de 2010 de Sudáfrica, en el que Alemania terminó tercera.

Ahora, como "lamentarse no sirve para nada", ha decidido desentumecerse con "sesiones de entrenamiento de 60 a 90 minutos" y "cinco o seis veces por semana".

Su página personal de internet indica el peso de su "vida anterior", cuando defendía sus redes en la Bundesliga: 91 kilos. Pero cuando Wiese se sube ahora a una báscula, la aguja marca 26 kilos más de lo que aparece en el ordenador. Y el exportero no piensa parar en sus 117 kilos actuales. "Trabajo para superar los 125 kilos", afirmó a Sport Bild.

La mutación física del deportista, fotografiado en pleno esfuerzo en la sala de musculación, es impresionante. Grandes brazos tatuados, pectorales sobredesarrollados, cara hinchada, Tim Wiese está irreconocible. Si no fuera por su pelo engominado.

La sesiones de musculación "le entretienen" porque, dice, "ves progresos rápidos en tu cuerpo en solo unas semanas".

- 'Gomina Rambo' -

Lo siguiente será subirse al ring, una opción que podría ser lucrativa para el futbolista. La WWE, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, genera millones de euros en ingresos y agrupa a muchos espectadores cada semana en Estados Unidos.

Las estrellas de la disciplina ganan millones gracias a los ingresos que se generan, sobre todo en la televisión.

Según la prensa alemana, si acepta la oferta de la empresa de lucha libre, deberá irse a entrenar a Florida durante un año antes de saltar a la arena.

Para la WWE, el contrato también podría ser jugoso. En el creciente mercado alemán, una competición de lucha libre con Tom Wiese, exportero de la selección nacional, podría atraer a muchos televidentes.

Además, los combates, emitidos por las cadenas de pago durante 12 años, pasarían a ser difundidos en la televisión pública alemana.

Su probable reconversión suscita en todo caso curiosidad y diversión en Alemania. Incluso si no vence en ningún combate en el ring, ya se ha ganado varios apodos. En la red, Tim Wiese ya es conocido como 'Gomina Rambo' o 'El Stallone alemán'.

Por último, ya ha dado un paso al frente un posible adversario: un diputado socialdemócrata amante de la lucha libre.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Auditoría interna de Vías Bolivia detect…

Auditoría interna de Vías Bolivia detectó 11 "deficiencias" de control interno el 2018

Un informe de auditoría interna del 29 de marzo de 2018 realizado a Vías Bolivia...

Aquaman, entre las 20 películas más taqu…

Aquaman, entre las 20 películas más taquilleras en la historia del cine

Warner Bros Pictures a pesar de no tener en gran éxito de Marvel Studios, todavía...

Las remesas bolivianas bajan levemente e…

Las remesas bolivianas bajan levemente en 2018

Bolivia recibió 1.370 millones de dólares por concepto de remesas enviadas en 2018 por sus...