Santa Cruz de la Sierra
01 Julio 2016

El agujero de la capa de ozono, producto de la contaminación del aire, se está achicando, constató un grupo de científicos que consideran efectivas las medidas tomadas tras la firma en 1987 del Protocolo de Montreal.

Esta capa, ubicada a una altitud de entre 20 y 40 de kilómetros, absorbe gran parte de la radiación solar ultravioleta –que es dañina para los organismos–, y protege, de esa manera, a los seres vivos del planeta.

En un estudio publicado este jueves en la revista estadounidense Science, un grupo de investigadores calculó que el agujero de la capa de ozono a la altura de la Antártida se redujo desde septiembre y octubre de 2000, cuando alcanzó su máximo tamaño, en más de 4 millones de km², equivalente a la mitad de la superficie de los Estados Unidos.

"El agujero de ozono parece estar curándose", al tiempo que las emisiones de compuestos químicos, como los gases clorados y los clorofluorocarbonos (CFC), siguen disminuyendo, señalan los científicos.

Según sus cálculos, la capa de ozono se recuperará completamente en 2050.

La concentración en la atmósfera de estas sustancias químicas que destruyen el ozono ha bajado de 10 a 15% con respecto al tope registrado a fines de los años 90, de acuerdo con el último informe cuatrienal de la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, publicado en 2015.

El Protocolo de Montreal, un tratado internacional firmado en 1987, dispone la prohibición progresiva de los gases clorados utilizados en los sistemas de refrigeración, los aerosoles y en algunos procesos industriales.

"Ahora podemos estar seguros de que las medidas internacionales que fueron tomadas impulsaron la sanación del planeta", señala Susan Solomon, profesora de química y meteorología en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y principal autora de este estudio.

"Para 2030, el Protocolo de Montreal -adoptado por todos los países- nos salvará de dos millones de cánceres de piel por año, de daños oculares e inmunológicos en seres humanos, y también protegerá la fauna y la agricultura", según simulaciones del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

El estudio publicado también revela que la reducción del agujero de la capa de ozono coincide con las predicciones de los modelos de proyección de los científicos y que más de la mitad de esta reducción es producto, exclusivamente, de la disminución de los clorofluorocarbonos en la atmósfera.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AP

10 Septiembre 2014

La capa de ozono debería empezar a restablecerse antes de 2050 gracias a las acciones internacionales, según Naciones Unidas, que en un estudio publicado este miércoles destaca la urgencia de hacer frente ahora al desafío del calentamiento global.

"La reconstitución antes de varias décadas de la capa de ozono, que protege la Tierra, va por el buen camino gracias a la acción internacional contra las sustancias que agotan el ozono", indica este informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Este estudio, elaborado por 300 científicos de 36 países, destaca la importancia del Protocolo de Montreal, ya que impedirá "dos millones de casos de cáncer de piel cada año antes de 2030".

Sin este acuerdo, "uno de los tratados relativos al medio ambiente más eficaces del mundo (...), los niveles atmosféricos de las sustancias que agotan el ozono habrían aumentado antes de 2050", revela el documento, que confirma las estimaciones anunciadas por la ONU en 2010.

El Protocolo de Montreal, firmado en 1987, permitió la prohibición progresiva de los clorofluorocarburos (CFC), sustancias que agotan la capa de ozono (barrera gaseosa situada a entre 20 y 50 kilómetros de altitud, que protege la Tierra de los rayos solares ultravioletas).

- Más tarde en la Antártida -

Según el estudio, la capa de ozono debería alcanzar su nivel de los años 1980 -época anterior al agotamiento significativo de esta barrera- "antes de mediados de siglo en latitudes medias y en el Ártico, aunque un poco más tarde en la Antártida".

A la excepción de la Antártida, el agujero de la capa continúa formándose cada año en primavera y está previsto que así ocurra durante la mayor parte de este siglo, ya que las sustancias que agotan el ozono se mantienen activas en la atmósfera, aunque sus emisiones cesen, apunta el trabajo.

"La acción internacional a favor de la capa de ozono constituye un avance importante en el campo del medio ambiente", subraya Michel Jarraud, secretario general de la OMM, para quien estos resultados animan a mantener "el mismo nivel de emergencia y de unidad para luchar contra el desafío aún mayor del cambio climático".

Una reunión de los jefes de Estado, bajo los auspicios de Naciones Unidas, debe celebrarse el próximo 23 de septiembre en Nueva York, con el objetivo de movilizar energías a favor del clima.

Aunque el documento de 110 páginas (un resumen del estudio destinado a los responsable) parece optimista respecto a la reconstitución de la capa de ozono, también representa una advertencia.

- HFC en el punto de mira -

Los investigadores destacan en especial que la producción de tétracloruro de carbono, compuesto que altera la capa de ozono, continúa progresando, pese a figurar en la lista de productos prohibidos por el Protocolo de Montreal.

Asimismo, el informe pone el foco en el dióxido de nitrógeno (NO2), precursor del monóxido de nitrógeno (NO) -gas que afecta a la capa de ozono-, que no está incluido en el tratado.

Sin embargo, el estudio de Naciones Unidas y la OMM destaca que los hidrofluorocarburos, sustanciasL utilizadas desde hace treinta años para remplazar aquellas que agotan el ozono, son potentes gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global.

Estos gases "representan actualmente unos 0,5 gigatoneladas de emisiones de CO2 equivalente por año, las cuales progresan actualmente a un ritmo anual de un 7%", precisa el estudio.

Los científicos alertan de esta evolución. Si no se tratan, estas emisiones contribuirían "al cambio climático en las próximas décadas", alertan.

Para limitar este riesgo, proponen remplazar la combinación actual de HFC, "con un elevado índice GWP" (medida relativa al calor que un gas puede atrapar), por compuestos "de bajo GWP o tecnologías de nueva concepción".

Los HFC, utilizados en la refrigeración, climatización y en aplicaciones industriales, forman parte de los seis principales gases de efecto invernadero (GEI). Aunque permanecen activos más tiempo en la atmósfera que el CO2, su potencial de calentamiento global es mayor.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

La esperanza boliviana

La esperanza boliviana

Impresionante. La desesperación de todos los bolivianos, los afectados y no por los incendios forestales...

Auspicioso foro (I)

Auspicioso foro (I)

Con óptimos auspicios y resultados específicos consolidados se desarrolló en Fexpocruz, entre fechas 19 y...

En Francia Inicia el G7 en medio de tens…

En Francia Inicia el G7 en medio de tensiones y desacuerdos

La cumbre del G7, que comienza hoy, sábado, en Biarritz al suroeste de Francia, se...