Santa Cruz de la Sierra
13 Octubre 2014

El expresidente y vocero de la demanda marítima boliviana, Carlos Mesa, aseveró que, después de las elecciones realizadas ayer, el país espera que Samuel Doria Medina y Jorge “Tuto” Quiroga entablen un diálogo.

“El país espera algo fundamental. Diálogo entre Doria Medina y Quiroga. No se puede pedir al gobierno lo que no se hace desde la oposición”, escribió hoy en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a los resultados no oficiales de empresas de estudio de opinión, Samuel logró alrededor de 24% de la votación, mientras que Quiroga, 9%. Ambos tendrán las bancadas de oposición más numerosas en la próxima legislatura.   

El MAS y Evo Morales

Asimismo, Mesa destacó el anuncio de Evo Morales, en su discurso de victoria, de abrirse al diálogo. “Presidente habló ayer de abrir un diálogo y trabajo común con la oposición. Que sea verdad y no solo palabras”, expresó mediante la misma red social. 

En un artículo publicado ayer en su blog, el expresidente sostuvo que “será muy difícil evitar la erosión del MAS, afectado por la corrupción, el prebendalismo, el clientelismo y el obvio apoltronamiento que produce casi una década de poder total”.

Agregó que “no es aceptable que a título de cambio y de nueva era, continuemos en una lógica de consolidación de la hegemonía política y en la idea inaceptable de que se puede consolidar una democracia sobre la base de un solo partido, que hace literalmente lo que quiere”.

Redacción Leo.bo

Fuente: Erbol

08 Octubre 2014

El expresidente de Bolivia Carlos Mesa aseguró hoy que la crisis de la democracia occidental tiene que ver con aspectos tan "básicos" como los "insuficientes" mecanismos de representación y la legitimidad de los que están en el poder.

"El sistema de partidos no está respondiendo a las demandas de la sociedad de hoy, no es capaz de absorber el conjunto de movimientos sociales", lo que lleva a una "ruptura" entre ambos actores, dijo en el V Foro de la Democracia Latinoamericana, inaugurado hoy en la capital mexicana.

En el foro también participan también la expresidenta de Costa Rica (2010-2014) Laura Chinchilla, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el presidente del órgano electoral mexicano, Lorenzo Córdova, entre otros.

El exmandatario boliviano (2003-2005) argumentó que se ha creado una estructura de élites del poder político, económico y social que han "capturado la democracia dentro de un círculo cerrado que es excluyente y que no busca respuestas colectivas a las demandas del conjunto de la sociedad".

En su opinión, un aspecto que explicaría la alta abstención electoral en EE.UU, Europa y en países donde no es obligatorio el voto, que se ha convertido en un mecanismo "rutinario y organizado", es que los ciudadanos "no encuentran en las urnas las respuestas que buscan".

"Los principios filosóficos de la democracia son incuestionables, pero sí pongo en duda la teoría de que solo hay una forma de entender esa democracia", vinculada con valores como "la libertad, el respeto por los derechos humanos y la tolerancia", señaló.

Partiendo de la premisa de que la democracia es "el mejor sistema", una cuestión que estuvo sobre la mesa treinta años atrás, hay que entender que ésta "no puede desentenderse" de las obligaciones sociales y económicas, aunque en principio "no esté diseñada para resolver esos problemas".

Para ello, Mesa apuesta por un fortalecimiento democrático a partir de respuestas alternativas, como los partidos políticos "en red", con una participación horizontal y que dé más protagonismo a jóvenes y mujeres, quienes no ven reflejadas en el sistema actual sus demandas y expectativas.

La justicia y la erradicación de la impunidad, enumera el expresidente, serían otros dos aspectos en los que habría que trabajar.

Durante su intervención, Mesa también profundizó en la transformación que está sufriendo el concepto de "Estado-nación" dentro de un mundo globalizado.

"Es imprescindible ceder determinadas características de nuestras soberanías, de nuestro nacionalismo muy típico de América Latina, para construir relaciones capaces de responder a desafíos transnacionales", entre ellos "el crimen organizado y la lucha contra las drogas", apuntó.

"Si queremos enfrentarnos al mercado regulándolo de manera racional -continuó-, tenemos que ser capaces de penetrar en las decisiones mundiales sobre ese mercado", ya que este último "está condicionando las respuestas de fondo de nuestras democracias".

Hoy en día, los mecanismos de organización democrática no están dando las respuestas "adecuadas" para la distribución de la riqueza, destacó el político, quien consideró que no es casualidad que los problemas de desigualdad de los países de América Latina sean los mismos.

En todos está presente "la misma lógica de acumulación, y están insertados en un mundo global en el que la especulación financiera y la bolsa dominan y están por encima del pensamiento revolucionario, marxista o no marxista, del siglo pasado", agregó Mesa.

El V Foro de la Democracia Latinoamericana, que arrancó hoy bajo el título de "Gobernabilidad de la democracia: Ciudadanía, economía y política", se desarrollará hasta el 10 de octubre, con el objetivo de reflexionar y discutir sobre los logros y carencias democráticas en la región.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

03 Octubre 2014

El ex presidente altiplánico y portavoz de la causa marítima de ese país calificó de "endeble" el argumento chileno de que Bolivia tiene salida al Pacífico porque, según dijo, existe una diferencia entre acceso y acceso soberano.

El ex presidente boliviano Carlos Mesa, portavoz de la causa marítima de su país, afirmó que con el video difundido hoy, Chile busca tergiversar el sentido de la demanda de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para resolver su histórico reclamo de una salida al mar.

“La argumentación de Chile se basa en una premisa falsa que pretende tergiversar el objetivo que Bolivia está buscando y pretende hacerle creer a la comunidad internacional que la esencia de la demanda boliviana tiene que ver con la vulneración del Tratado de 1904″, señaló Mesa, según la agencia estatal ABI.

El ex mandatario boliviano (2003-2005) replicó así al video presentado hoy por el gobierno chileno que explica sus argumentos para objetar la competencia de la CIJ para tratar la demanda que presentó Bolivia en 2013.

La grabación se titula “Chile y la aspiración marítima boliviana: mito y realidad” y contiene declaraciones y explicaciones de la presidenta Michelle Bachelet, de los exmandatarios Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, y del canciller Heraldo Muñoz.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de tropas chilenas en la Guerra del Pacífico, librada a fines del siglo XIX.

En 2013, el Gobierno boliviano demandó a Chile ante la CIJ para que este tribunal emita un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe una solución a la demanda marítima boliviana.

En el video presentado ayer, las autoridades chilenas sostienen que la demanda de Bolivia se basa en “conversaciones diplomáticas que tuvieron lugar en el pasado” y destacan la vigencia del tratado que ambos países firmaron en 1904, que definió los límites territoriales tras la guerra.

Además, explican que Chile ofrece desde hace años un trato especial a Bolivia para que sus empresas utilicen los puertos de Arica y Antofagasta, facilidades que “en la práctica” significan un acceso al mar y de las que no gozan los empresarios chilenos.

Bolivia ha defendido varias veces que su demanda ante la CIJ no plantea un debate sobre el Tratado de 1904, sino sobre las negociaciones que Gobiernos chilenos y bolivianos han celebrado para resolver la controversia, sin alcanzar resultados.

Mesa ratificó hoy esta posición y afirmó que las autoridades chilenas no dicen “nada nuevo ni nada que no hayan dicho antes” en el video, pues ratifican argumentos como la supuesta vulneración del Tratado de 1904 y que Bolivia tiene acceso al mar.

“Es el compromiso de Chile y no el Tratado de 1904 el que genera la demanda, que establece que un compromiso unilateral que una nación le hace a otra nación es jurídicamente exigible y por eso le pedimos a la Corte que obligue a Chile a sentarse a negociar con Bolivia para lograr el acceso al mar mediante un acuerdo”, sostuvo.

Mesa calificó de “endeble” el argumento chileno de que Bolivia tiene salida al Pacífico porque, según dijo, existe una diferencia entre acceso y acceso soberano.

Agregó que su país también recurrirá a medios audiovisuales “para ratificar ante la comunidad internacional” su posición sobre esta controversia.

Bolivia regaló a las delegaciones asistentes a la Cumbre del G77 y China celebrada en junio pasado en este país copias del “Libro del Mar”, con la historia y la argumentación de su reclamo a Chile.

El mes pasado se distribuyeron 100.000 copias gratuitas del texto en las diez principales ciudades bolivianas.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

22 Septiembre 2014

El expresidente de Bolivia y actual vocero internacional de la demanda marítima, Carlos Mesa, negó hoy que sea candidato para asumir la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el próximo año debe elegir a su nueva directiva.

Desde su cuenta de Twitter, el exmandatario señaló que estas versiones son rumores y precisó que su "única" tarea es el tema marítimo que ha estado difundiendo en diferentes escenarios internacionales.

"Se ha rumoreado que soy candidato a la OEA. No es verdad. Mi única tarea es el mar y en ella pongo toda mi capacidad y mis esfuerzos", expresó Mesa en la red social.

Actualmente el chileno José Miguel Insulza encabeza el organismo regional. Su mandato concluye el 15 de mayo de 2015, por lo que la elección del nuevo secretario General de la OEA se realizará en el primer trimestre del próximo año.

De momento se baraja los nombres del excanciller peruano, Diego García Sayán; del exvicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein, y del canciller uruguayo Luis Almagro como los aspirantes a la Secretaría General de la OEA.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

20 Septiembre 2014

“Bandera” es la nueva palabra preferida de mi hijo Sebastián, que recientemente ha cumplido 2 añitos. Sebastián tiene la suerte de vivir en un periodo lleno de banderas.

Todo empezó el  5 de agosto cuando la guardería organizó un espectáculo por las Fiestas Patrias. Sebastián bailó – sin obedecer a la coreografía del grupo, porque él es bastante solista – y regresó orgulloso con el tricolor boliviano en su mano.

Luego asistió a varios actos de propaganda electoral de diferentes partidos en nuestro barrio El Trompillo. Estuvo, también, en algunas inauguraciones de la Alcaldía durante el mes cívico. Y, nuevamente, participó en un baile organizado por su guardería Pasitos unos días antes del 24 de Septiembre. Resultado: Sebastián ya tiene una rica colección de banderas, de Bolivia, Santa Cruz, del Alcalde Percy y hasta del partido oficialista.

El problema de Sebastián pero es que su padre no se considera hombre de banderas. Yo nací, casualmente, en Holanda y nunca me he jactado de mis raíces holandesas. Los árboles tienen raíces, los seres humanos no, según yo. Nosotros tenemos piernas, con las que podemos movernos por doquier.

Vivo fuera de mi país desde hace más de 22 años. Entonces, probablemente mi nacionalismo se haya diluido mucho. Además, pasé 15 años de mi vida viviendo en varias ciudades de Italia. De los italianos se puede decir todo, tienen todos los defectos humanos que existan. Pero no son nacionalistas, sobre todo por razones históricas porque Italia como nación es un país joven. La unificación de la península se concretó en la segunda mitad del siglo XIX. Un italiano a lo sumo es ‘campanilista’, o sea orgulloso de su propia ciudad. Su relación con la nación y con el Estado italiano es problemática. El italiano no se fía de las autoridades. Y, viceversa, las autoridades no se fían del ciudadano italiano. Básicamente, estamos hablando de un súperindividualista que se protege en su bastión familiar, en su clan.

En Italia conocí a mi esposa, Emma, hace 17 años. En aquella época ella estudiaba en la Academia de Restauración de Siena, en la región de Toscana. Me acuerdo bien que teníamos dos amigas griegas en común, mellizas eran. Las gemelas griegas siempre hablaban con fervor patriótico de su país. Grecia era lo máximo. Y cada nacionalismo al final se dirige contra un enemigo, que en el caso de los griegos es Turquía. Las chicas griegas se jactaban hasta de lo que fue su patria en los tiempos antiguos. Consideraban a Sócrates, Praxíteles, Aristóteles y Platón como parte de su ADN. Y, según ellas, no había pueblo más ignorante e imbécil que los turcos.

“Patria, palabra triste, como termómetro o ascensor”, decía Pablo Neruda, el gran poeta chileno. Palabras acertadas. A fin de cuentas, lo que a mi parecer importa no es nuestra pertenencia a tal cultura o tal nación, sino nuestra pertenencia a la especie humana. Somos seres universales, a pesar de las diferencias entre las naciones.

Hablando de diferencias entre las naciones, quiero decir algo sobre la demanda marítima boliviana contra Chile ante la Corte de La Haya en Holanda. En una de las primeras salidas con Emma en Italia ella, por broma, me cantó unos himnos de Bolivia llenos de retórica patriótica. ‘Recuperemos nuestro mar’, me cantó a gritos, por ejemplo. Inicialmente, todo el asunto de una salida soberana de Bolivia hacia el Pacífico me dejó muy escéptico. Puro nacionalismo, pensé. Sin embargo, en el transcurso de los años cambié de opinión. Hace siete años que vivo en Santa Cruz y estoy cada vez más convencido de que la demanda marítima es una causa sacrosanta.

La Guerra del Pacífico fue sumamente injusta. Sin duda. Ahora el problema para Bolivia es cómo remediar en el ámbito internacional. El arma mejor en el mundo diplomático es el pragmatismo. El fin justifica los medios, dicen los cínicos. Sin embargo, en la diplomacia es al revés. Es todo un asunto de medios y métodos. En este ambiente el nacionalismo no sirve para nada. Hay que moverse inteligentemente, con un sentido bien práctico.

Ahora bien, me parece a mí que los chilenos están con culillo, como dicen los venezolanos. Su reacción ante la demanda de Bolivia es muy exagerada y cargada de agresividad nacionalista. Cero pragmatismo. Al otro lado está Carlos Mesa, el expresidente boliviano y vocero internacional de la causa marítima. Mesa se mueve de manera eficaz, con paciencia y sin subir los tonos. “Lo que estamos planteando es un diálogo desde una perspectiva pacífica a partir de los compromisos unilaterales que Chile ha realizado”, explicó él mismo recientemente a la cadena CNN.

Me gusta la aproximación de Mesa. Pragmatismo en vez de nacionalismo. Bueno, este es mi parecer personal. Puede ser que ya soy más boliviano que holandés. A lo mejor, tengo ya un poco de fervor patriótico boliviano. En todo caso, voy ahora a comprarle a Sebastián la camiseta de La Verde. Él juega fútbol todas las noches con sus amiguitos del barrio. Ya tiene la polera de Holanda, le falta la camiseta de Bolivia. A ver si puedo conseguir la camiseta de Marcelo Martins. Ojalá.

Por Allart Hoekzema

Fuente: Primicia

16 Septiembre 2014

El ex presidente y vocero internacional de la demanda marítima, Carlos Mesa, aseguró el martes que la demanda marítima boliviana no toca ni directa ni indirectamente el Tratado de Paz y Amistad de 1904, suscrito con Chile para fijar la frontera tras la Guerra del Pacífico, por lo que no es tema del proceso iniciado en la Corte Internacional de La Haya.

"La demanda boliviana no está tocando ni directa ni indirectamente el Tratado de 1904, no es tema de nuestra demanda en ningún caso. Este es el punto clave en el que hay diferencia con Chile", señaló en entrevista en el programa Café CNN, de esa cadena de noticias internacional.

Mesa sostuvo que Bolivia no apoya su demanda marítima en el Tratado, por lo que observó que Chile utilice ese documento como elemento fundamental de su demanda de incompetencia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

"Lo que nosotros estamos planteando es que Chile hizo después de 1904 siete compromisos formales, por escrito, a través de presidentes o ministros de Relaciones Exteriores o de embajadores con Bolivia, para negociar u otorgar soberanía", argumentó.

Precisó que en los siete compromisos, Chile ofreció un acceso soberano al mar a Bolivia, lo cual es la base de la demanda marítima que busca que la CIJ obligue a Chile a sentarse a negociar con Bolivia.

Consultado sobre su reunión con el secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon, Mesa aclaró que no busca adhesiones a la demanda marítima boliviana sino que el objetivo de su gira internacional es explicar las razones por las que Bolivia instauró un juicio contra Chile.

"En general la gente piensa, y es lógico, que esto se trata de una demanda vinculada al tema geográfico o es una cuestión de límites, y no lo es. Lo que estamos planteando es un diálogo desde una perspectiva pacífica a partir de los compromisos unilaterales que Chile ha realizado", dijo.

En esa dirección, indicó que en su reunión con Ban Ki-moon estableció que Bolivia no está objetando tratados, ni pone "en tela de juicio la arquitectura internacional de tratados", sino que busca un diálogo con Chile.

En la guerra del Pacifico, Bolivia perdió 120.000 km2 y 400 km de costa, extensión territorial que reclama a Chile desde el siglo XIX.

En 1904 ambos países firmaron un tratado que fijó la frontera y en 1978 Bolivia y Chile cortaron relaciones diplomáticas. A la fecha la relación se entabla mediante las vicecancillerías.

En marzo de 2011, el presidente Evo Morales anunció la decisión de Bolivia de demandar a Chile ante un tribunal internacional para que restituya al país su cualidad marítima, tras sostener con Santiago un diálogo sin resultados sobre ese tema, en el marco de una agenda de 13 puntos acordada en 2006.

El Gobierno de Chile determinó objetar la competencia de la Corte Internacional de Justicia, frente a la demanda marítima interpuesta por Bolivia

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

04 Septiembre 2014

El delegado para la causa marítima de Bolivia, Carlos Mesa, iniciará en las Naciones Unidas, una gira internacional para explicar el juicio contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por una salida soberana al mar para su país.

El expresidente boliviano (2003-2005) escribió este jueves en su cuenta Twitter que estaba viajando "rumbo a Nueva York para reunirme con el secretario general de la ONU Ban Ki Moon" el viernes.

Las citas programadas por Mesa "son para informar lo que estamos desarrollando en Bolivia en el tema de la demanda de salida al mar", explicó el diplomático Gustavo Aliaga, miembro del equipo de trabajo de Mesa, al diario local La Razón.

Además de entrevistarse con Ban Ki-moon y "una veintena de embajadores acreditados ante la ONU", Mesa sostendrá reuniones con el presidente de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, y el expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981) "porque el presidente (Evo Morales) pidió que se lo vea", agregó Aliaga.

La misión de Mesa es explicar a la comunidad internacional que Bolivia no tramita ante la CIJ de La Haya la modificación del tratado de Límites de 1904 con Chile, sino un fallo para obligarlo a discutir de "buena fe" una salida soberana al mar.

Chile objetó la competencia de La Haya en el proceso.

Mesa hará énfasis en que la demanda ante La Haya no hace referencia al tratado bilateral "ni es parte esencial ni adjetiva del juicio", como sostienen las autoridades chilenas.

La presidenta chilena Michelle Bachelet labró en su primer mandato (2006-2010) una agenda de 13 puntos con su par boliviano Evo Morales que incluía discutir el centenario reclamo marítimo boliviano de una salida soberana al litoral.

Esa agenda, sin embargo, fue incumplida por su sucesor, Sebastián Piñera, cuando, según La Paz, Santiago debía entregar una respuesta "concreta, útil y factible" sobre el tema marítimo en noviembre de 2010.

Tras el fracaso de esa gestión, Bolivia radicó en abril pasado ante la CIJ un juicio contra Chile.

Ambos países -que carecen de relaciones diplomáticas- se enfrentaron en una guerra en 1879, cuando Bolivia perdió unos 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y 400 km de costa, su única salida al océano Pacífico.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

07 Agosto 2014

El portavoz internacional de la demanda marítima de Bolivia y expresidente, Carlos Mesa (2003-05), informó hoy que iniciará en septiembre una gira por diversos países para difundir la posición boliviana en ese conflicto.

"En la primera quincena de septiembre (realizaré) un conjunto de visitas de carácter multilateral. Por supuesto que voy a estar allá. La agenda que yo llevo adelante tendrá en algunos casos, por razones de prudencia, que ser de bajo perfil y en otros casos tendrá que ser de alta repercusión, tiene que ver con la necesidad de difundir la causa boliviana en el ámbito multilateral", indicó.

En una entrevista con Radio Fides, detalló que, según su agenda, podría sostener reuniones con representantes de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), Comisión Europea, además del ámbito bilateral con autoridades de países vecinos como Brasil, Perú, Paraguay y Argentina, "que marque el posicionamiento boliviano".

Mesa explicó que la demanda marítima se desarrolla en dos ámbitos, el jurídico, encabezado por el agente de Bolivia ante La Haya y expresidente, Eduardo Rodríguez Veltzé (2005), además del político que está a su cargo.

"Aquí hay dos caminos, el camino jurídico que está liderado por Eduardo Rodríguez Veltzé, es fundamental el más importante y el camino político, hay que establecer ante la comunidad internacional que el tablero de discusión no es el que plantea Chile del Tratado de 1904 y la alteración de límites, sino el de los compromisos unilaterales que Chile ha hecho con Bolivia", agregó.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra que junto a Perú libró contra Chile en el Siglo XIX (1879) y para buscar su recuperación presentó en abril de 2013 una demanda ante la CIJ, en busca de que la Corte obligue a Chile a negociar una salida soberana al Pacífico.

 Sin embargo, en julio pasado, Chile decidió impugnar la competencia de la CIJ para resolver ese conflicto limítrofe, argumentando la "defensa inclaudicable" de la integridad territorial de ese país y los intereses nacionales, que coinciden plenamente con los principios esenciales de derecho internacional y de las relaciones entre Estados.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...