Santa Cruz de la Sierra
18 Julio 2018

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aún no tiene en agenda el tratamiento del requerimiento acusatorio de la Fiscalía General del Estado para iniciar un juicio de responsabilidades en contra del expresidente Carlos Mesa por el caso Quiborax.

“Los magistrados que estamos en Sala Plena aún no conocemos nada, mientras no llegue a Sala Plena no podemos pronunciarnos en mayores detalles”, aseguró el magistrado Ricardo Torres.

El TSJ tiene sesiones ordinarias de Sala Plena todos los miércoles, y se anunció que este 18 se consideraría el requerimiento acusatorio de la Fiscalía, pero aún no recibió el informe de la Sala Penal que hace de control jurisdiccional de la investigación preliminar del Ministerio Público.

La semana pasada, el Presidente del TSJ, José Antonio Revilla, afirmó que este no es un asunto prioritario para la Sala Plena y que seguirá su curso como corresponde.

“No es prioridad, hay muchos temas que son de prioridad, simplemente lo que corresponde es darle el mismo tratamiento en Sala Plena. No hay Casos prioritarios, sino simplemente que nosotros estamos liquidando los casos de Sala Plena”, subrayó.

La Fiscalía presentó la semana pasada un requerimiento acusatorio en contra de Carlos Mesa por supuestos delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, conducta antieconómica, entre otros, por haber generado las condiciones para que el Estado sea obligado a pagar 42,6 millones de dólares a la empresa chilena que demandó un arbitraje internacional.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: radiofides

17 Julio 2018

El expresidente Carlos Mesa denunció más irregularidades de parte del Ministerio Público en su proceso por el caso Quiborax, una de ellas es que le fue ocultada información relevante para su defenderse de las acusaciones.

El planteamiento de Mesa está en un memorial que fue presentado ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con la finalidad de aportar mayores elementos para anular la acusación en contra suya.

En dicho documento, el exmandatario señaló que se le ocultó el retiro que hizo la Fiscalía de La Paz de la acusación contra el accionista de Quiborax Allan Fosk, y otros acusados de falsificar un acta que posibilitó el arbitraje internacional contra el Estado.

Mesa aseveró que esa información no le fue proporcionada y tuvo que enterarse por los medios de comunicación. Cuestionó que la Fiscalía haya levantado el proceso contra Fosk -con el cual también se podía reparar los daños- cuando por el mismo delito ya hubo una persona que se declaró culpable y fue condenada.

Asimismo, el memorial de Mesa señala tres anomalías en que habría incurrido el Fiscal General, Ramiro Guerrero, respecto al testimonio del Eduardo Rodríguez Veltzé en el caso Quiborax, el cual no fue incluido en la acusación. 

Indicó primero que, si el testimonio de Rodríguez era tan importante como sugirió el Fiscal, debió incluirse en la acusación. Esto porque Guerrero dijo públicamente que la declaración del agente ante La Haya era lapidaria para Mesa.

Segundo, cuestionó que Guerrero se haya basado en esa declaración para manifestarse en contra suya, y tercero que a su criterio el representante del Ministerio Público tergiversó las consideraciones de Rodríguez.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: radiofides

 

 

16 Julio 2018

El expresidente y vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, en su artículo titulado “El veneno del poder” refleja al Gobierno como incrédulo del pluralismo, la libertad de conciencia y de expresión y que concibe la democracia como una traba ingrata para sus fines que es la preservación del poder a cualquier costa.

Según el exmandatario, el presidente Evo Morales se lanzó a una prueba de consistencia en el referéndum del 21 de febrero de 2016, porque teóricamente era el tiempo adecuado en el que la legitimidad aún era fuerte, la bonanza evidente y la confianza en el Presidente “casi incuestionable”.

“Pero los demonios propios agazapados y esperando, se desataron y mostraron que debajo de la superficie había ya una gran cantidad de agua podrida. Vino así la hecatombe. Lo impensado. El Presidente perdió y no tenía plan B”, asegura Mesa.

El 21 de febrero el Gobierno perdió en la consulta la posibilidad de modificar el artículo 168 de la Constitución Política del Estado, lo que frenó la repostulación del presidente y vicepresidente en las elecciones de 2019.

Mesa añadió que “El Referendo reveló la esencia, el fondo del alma del gobernante y quienes lo rodean: el poder lo es todo, por el poder vale todo. La democracia no es para ellos una forma esencial de valores, sino una traba ingrata para el fin deseado”.

El MAS inconforme con los resultados del 21F, acudió al Tribunal Constitucional y logró un fallo a favor de que las autoridades electas, entre ellas, el presidente y vicepresidente puedan volver a postularse en las próximas elecciones. La oposición sostiene que viola la Constitución y el 21F.

Su artículo publicado en su Blog personal, hace una reflexión sobre la lucha política que en esencia cree que es implacable; que el poder es casi siempre “un mecanismo adictivo y que enajena”. “La historia no es otra cosa que la lucha permanente e incesante por el poder”, asegura.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: noticiasfides

 

 

16 Julio 2018

El subprocurador del Estado, Javier Moncada, aseguró que el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) es responsable por acción y omisión en el caso Quiborax, y lo acusó de politizar y mediatizar el asunto que es estrictamente jurídico.

“Entonces el expresidente Carlos Mesa es doblemente responsable por acción por emitir un decreto supremo contrario a las leyes vigentes y por omisión porque no cumple las leyes que él mismo promulga”, indicó en entrevista con medios estatales.

En junio, Bolivia hizo efectivo el pago de 42,6 millones de dólares a la empresa chilena Quiborax, tras un fallo que dictó el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que tomó en cuenta la decisión de Mesa quien dictó mediante una norma la “revocatoria” de las concesiones en el salar de Uyuni.

Moncada explicó que el exmandatario promulgó la Ley 2564 en 2003 que establecía la realización de auditorías para sustentar la “anulación” de las concesiones de la empresa extranjera; sin embargo, tales auditorías no se efectuaron y Mesa no explicó la razón.

Agregó que en 2004 el actual portavoz de la demanda marítima aprobó el Decreto 27589 que disponía la “revocatoria” de las concesiones, figura que no formaba parte del ordenamiento del Estado y que sirvió para el laudo dictado por el CIADI. “Mesa vulnera el procedimiento de seguir la nulidad, para eso era la auditoría, y por decreto establece la revocatoria de concesiones”, señaló.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: radiofides

 

 

12 Julio 2018

El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, consideró este jueves que los saneamientos realizados por el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé al proceso de expulsión de la empresa Quiborax son “lapidarios” para el exmandatario Carlos Mesa porque con esa acción se habría reconocido que hubo irregularidades.

Rodríguez Veltzé envió su declaración informativa, vía Cancillería, refiriendo que durante su gobierno los procedimientos en el caso Quiborax fueron saneados para “reestablecer el principio de legalidad”, mediante la abrogación del Decreto Supremo de Mesa, que revertía las concesiones mineras del Salar de Uyuni a manos del Estado boliviano.

El Fiscal General dijo que esa declaración no se tomó en cuenta en el requerimiento acusatorio presentado contra Mesa por el Ministerio Público ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), porque llegó un día después de que fenezca el plazo.

“(Pero de haberse tomado en cuenta) ese caso todavía sería más lapidario para el expresidente Mesa porque ahí establece claramente el señor Rodríguez Veltzé que él emitió un decreto subsanando lo mal que se había hecho, corrigiendo la ilegalidad que se había cometido”, señaló Guerrero.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: noticiasfides

 

11 Julio 2018

El expresidente Carlos Mesa aseguró, este miércoles, que la empresa Quiborax, a la que el Estado pagó $us 42,6 millones, condicionó un acuerdo con Bolivia a cambio de sacar del proceso a Allan Henry Fosk acusado por el delito de falsificación de documentos para la constitución del capital accionario de la empresa chilena.

Allan Fosk, David Moscoso y otros miembros de la empresa Non Metallic Minerals-Quiborax fueron procesados en la justicia boliviana por los delitos de uso de instrumento falsificado, falsedad ideológica, estafa e incumplimiento de deberes, por falsificar un “acta fundamental” de constitución de la empresa.

“El acta verdadera decía que la empresa era totalmente boliviana y el acta falsificada decía que era mayoritariamente chilena, si no hubiera sido mayoritariamente chilena, no se hubiera podido hacer un juicio internacional, por lo tanto, esa acta falsificada fue clave para llevar a Bolivia a este desastre”, detalla Mesa.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: noticiasfides

11 Julio 2018

El ministro de Minería, César Navarro, aseveró el miércoles que el expresidente Carlos Mesa tiene un “cinismo dramático” al lavarse las manos en el caso Quiborax.

“Carlos Mesa tiene un cinismo dramático y espectacular. Con ese cinismo se presenta como un actor de teatro a través de los medios generando polémica solo sobre mentiras e irresponsabilidades”, afirmó.

El Ministro de Minería recordó que el incumplimiento de un decreto supremo, que promulgó Carlos Mesa, derivó en el juicio de Quiborax contra Bolivia.

“Carlos Mesa no respondió las 20 preguntas que le hizo la Fiscalía sobre el caso Quiborax, se adhirió al derecho al silencio y lo que hizo es salir a acusar con recortes de periódicos y eso es un acto completamente irresponsable”, indicó Navarro.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: radiofides

11 Julio 2018

El expresidente, Carlos Mesa, en una entrevista con la periodista Amalia Pando sostuvo: “No quiero pensar que iré a la cárcel, pero estoy consciente que puede ocurrir. Por supuesto que me preocupa y me asusta, pero estoy con la convicción de quien lucha por una causa justa”

Mesa puntualizó que por este caso puede terminar en prisión, no porque sea culpable de un delito, sino por la manipulación de la justicia por parte del Gobierno.

El expresidente también ratificó su postura de ser un defensor militante del 21 F, y recalcó que constitucionalmente Evo Morales no puede repostular a la presidencia del Estado.

“Yo me comprometo con una acción directa, personal con el tema del 21- F, yo soy un militante de esta causa, pero si la ciudadanía cree que yo puedo liderar este movimiento lo haré”, sentenció.

En ese sentido, evitó referirse a una posible candidatura presidencial ya que, dijo, que anunciarla sería igual a decir que “el 21- F fue superado”.

El Gobierno considera que Mesa es el culpable del pago de 42,6 millones de dólares a Quiborax, por realizar de forma incorrecta el proceso de nacionalización de esa empresa en 2004.

El lunes, la Fiscalía General del Estado aceptó la proposición acusatoria presentada por la Procuraduría General del Estado en contra de Mesa por el caso Quiborax y presentó un requerimiento Acusatorio de Juicio de Responsabilidades al Tribunal Supremo de Justicia por los delitos de Resoluciones Contrarias a la Constitución y a las Leyes; Incumplimiento de Deberes y Conducta Antieconómica.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...