Santa Cruz de la Sierra
04 Julio 2018

El expresidente Carlos Mesa denunciado por el Gobierno en el caso Quiborax, llegó a la Asamblea Legislativa Plurinacional para presenciar la interpelación a los ministros Héctor Arce y Cesar Navarro por el pago de 42,6 millones de dólares a la empresa chilena.

Mesa llegó a la Asamblea y fue recibido por varios legisladores de Unidad Demócrata, fue acompañado al hemiciclo, aunque cuando intentó ingresar fue impedido por unos minutos, por los policías de seguridad, entonces los legisladores exigieron que ingresara sin autorización por tratarse de un exdignatario de Estado.

En el intento porque ingrese al área de invitados se produjo un par de forcejeos, hasta que funcionarios de la Presidencia de la Cámara de Diputados dijo: “señor Mesa ingresará por Presidencia”, refirió varias veces.

La exautoridad fue conducido hacia la Presidencia donde fue recibido por la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño y después de un par de minutos ingreso a la zona de invitados ocupado por varios funcionarios públicos que aplaudían cuando hacía uso de la palabra el ministro Héctor Arce, por lo que le asignaron uno de los extremos del área.

Para cuando llegó ya había empezado la interpelación y el ministro de Justicia, Héctor Arce aseguraba que “Bolivia se ha defendido con todas las armas a su disposición”, al momento de argumentar que se asumió una buena defensa para preservar los intereses del Estado.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: noticiasfides

 

25 Junio 2018

El expresidente, Carlos Mesa, denunció el lunes en un artículo publicado en su blog, que el Gobierno busca eliminarlo “como una figura política relevante” usando como excusa el caso de Quiborax- Non Metallic Minerals (NMM).

“Haciendo honor a su modo habitual de proceder, el gobierno busca un doble resultado: eximir su daño al Estado y eliminar a una figura política relevante en un escenario electoral ficticio, que se basa en la ilegal postulación del primer mandatario a un cuarto periodo presidencial”, escribió Mesa.

Además, reiteró que el Estado tuvo que pagar más de 42 millones de dólares debido a la “irresponsabilidad” del Gobierno, que perdió un juicio a pesar de tener pruebas que podrían haberlo evitado.

“Debe tomarse en cuenta que Non MM invirtió menos de un millón de dólares en sus concesiones en el Salar de Uyuni, carecía de estudios técnicos y geológicos que probaran su expectativa de explotación, no contaba con un plan de inversiones sólo posible como resultado de los estudios anteriormente citados y, en consecuencia, no podía presentar un plan temporal de explotación de los yacimientos que demuestre aspectos referidos al lucro cesante y daños y perjuicios consiguientes. La combinación del delito flagrante de falsificación del documento madre del proceso y la simple presentación de un flujo de caja, hacían inverosímil el reclamo de la cifra astronómica que le exigieron a Bolivia y la que, como producto de tamaña irresponsabilidad del Ministerio de Defensa del Estado y de la Procuraduría, Bolivia acabó pagando”, añadió.

La Procuraduría General del Estado presentó una proposición acusatoria en contra del exmandatario por el mencionado caso. El domingo el procurador General del Estado, Pablo Menacho, señaló que las declaraciones que Mesa emitió ante el Ministerio Público no aportaron a la investigación.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

19 Junio 2018

 “A mí en lo personal, como representante oficial para la causa marítima, me duele profundamente el hecho que el  Procurador General me acusa a mí que soy el portavoz oficial de Bolivia en la causa del mar y  le da la mano, le sonríe y le entrega 42,6 millones de dólares al abogado de Quiborax y al abogado de Chile en la causa que tiene Bolivia ante La Haya”, dijo este martes el expresidente Carlos Mesa poco después de presentarse a declarar ante la Fiscalía General del Estado en Sucre.

Explicó que ha solicitado a la Fiscalía rechazar la denuncia en su contra formulada por el Procurador Menacho por supuestos delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes; incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, al haber revertido las concesiones de la empresa chilena sobre el Salar de Uyuni en 2004.

Dijo que al contrario la Fiscalía debería poner al otro lado de la balanza, la denuncia que presentó contra el exministro de Defensa Legal del Estado y luego Procurador del Estado, Héctor Arce, al actual Procurador Pablo Menacho, ministro de Minería, Cesar Navarro y la exministra  Elizabeth Arismendi, por haber negociado el desistimiento de una causa penal que involucraba al principio socio de  Quiborax en Bolivia y  haber acordado pagar $us 3 millones, retractarse y luego terminar pagando  42,6  millones.

“En mi respuesta yo planteé que yo no me consideraba de convicción una persona sujeta a una denuncia y una acusación que fuera justa y que me remitía los memoriales presentados”, declaró el exmandatario.

Precisó que en dos memoriales pidió que no sea acusado sino que se incorpore a los actuales funcionarios y en un tercer memorial formuló denuncia pidiendo abrir investigación contra los funcionarios del expresidente Evo Morales sobre las  irregularidades encontradas y el proceso de negociaciones que comenzó a negociar la indemnización.

Al salir de las oficinas de la Fiscalía algunos simpatizantes comenzaron a vitorear “se siente, se siente Mesa presidente” y  fue consultado si esas manifestaciones le anima a ser candidato.

Mesa respondió: “no...lo que me anima es saber que voy por el camino correcto, que defiendo los intereses de Bolivia y que en este caso es establecer responsabilidad sobre los funcionarios del presidente Evo Morales.

Indicó que siente haber dejado un buen recuerdo de su gobierno  en Sucre, a decir por las expresiones de cariño y la solicitud de varias fotografías y agradeció a la ciudadanía las muestras de simpatía.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: erbol

 

 

18 Junio 2018

El expresidente Carlos Mesa presentó este lunes una denuncia en contra del ministro de Justicia, Héctor Arce; el ministro de Minería, César Navarro; el Procurador, Pablo Menacho, por los presuntos delitos de conducta antieconómica e incumplimiento de deberes por el caso Quiborax.

La exautoridad presentó la denuncia ante la Fiscalía General del Estado, a un día que debe presentarse para prestar sus declaraciones en el marco de la denuncia que formuló el Procurador en su contra por tres supuestos delitos.

“El día 18 de junio de 2018, presenté a consideración del Fiscal General, junto a mis exministros Gustavo Pedraza (Desarrollo Sostenible) y Luis Fernández Fajalde (Trabajo), el siguiente documento para incluir en la investigación en el caso Quiborax por los delitos de conducta antieconómica e incumplimiento de deberes a Héctor Arce Zaconeta, exministro de Defensa Legal del Estado y exprocurador General del Estado; Pablo Menacho Diederich, Procurador General del Estado; César Navarro Miranda, ministro de Minería y Elizabeth Arismendi Chumacero ex Procuradora General del Estado”, formuló Mesa.

Este lunes anunció a través de su cuenta de Twitter que realizaba esta acción de denuncia en la ciudad de Sucre, donde es sede del Ministerio Público.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: noticiasfides

 

 

 

 

12 Junio 2018

El expresidente Carlos Mesa reveló este martes que la Procuraduría General del Estado, a la cabeza de Pablo Menacho, hizo un acuerdo transaccional por el caso Quiborax, con el abogado Andrés Jana, quien es asesor de Chile en el juicio por demanda marítima que se desarrolla en La Haya.

Jana apareció la semana pasada en una conferencia de prensa junto al procurador Pablo Menacho y el ministro de Minería, César Navarro, para anunciar que se había llegado a un acuerdo para pagar a Quiborax más de 42 millones de dólares, debido a la indemnización surgida por la expulsión de la empresa chilena de la explotación de ulexita en el Salar de Uyuni.        

“El señor Andrés Jana es parte del equipo jurídico privado que apoya a Chile en la demanda que Bolivia tiene en La Haya, o sea llegamos al caso increíble de que el Procurador General del Estado está dándole la mano y firmando una entrega de 42 millones, 50 veces el valor de lo invertido por Quibórax nada menos que al representante de Quiborax, que a su vez es parte del equipo jurídico privado que está apoyando a Chile ”, dijo Mesa en Sucre.

Reportes de medios chilenos confirman a Jana como asesor de su país ante el proceso en La Haya. En marzo reciente, el jurista afirmó que la demanda boliviana es débil en su sustento jurídico, según La Tercera.

La Procuraduría culpa a Mesa por la indemnización a Quiborax y le inició un proceso, bajo el argumento de que un decreto suyo con errores legales fue el causante de que la empresa chilena acuda a la CIADI y logre un pago millonario.

Mesa se presentó este martes ante la Fiscalía General del Estado en Sucre para solicitar de nuevo el rechazo de esa denuncia de la Procuraduría. Esta vez, el expresidente planteó el argumento de que la empresa chilena usó un documento falsificado para llevar adelante el arbitraje ante CIADI.

Explicó que la empresa chilena usó un acta falsificada de poderes para forzar el arbitraje contra el Estado boliviano. Dijo que el fraude en ese documento se confirmó porque en 2009 el accionista de Quiborax David Moscoso fue condenado a dos años de cárcel por ese delito.

Dijo entonces que el motivo del arbitraje no es el decreto que él emitió, sino ese documento falsificado. Crítico que la CIADI haya aceptado una falsificación en este proceso que calificó de ilegal.

“Lo que más llama la atención es que la defensa del Estado de Bolivia en el arbitraje, en lugar de reaccionar institucional y procesalmente de manera categórica y contundente, contra ésta abierta parcialización del Tribunal Arbitral, deja pasar esta írrita decisión como si se tratara de una incidencia procesal normal y ordinaria dentro del Arbitraje”, dice el memorial presentado por Mesa.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  Erbol

29 Mayo 2018

El expresidente Carlos Mesa prestó este martes su comparecencia ante la comisión paralela opositora por el caso Lava Jato, tras la cual fue vitoreado por un grupo de personas para asumir como primer mandatario. “Mesa presidente”, gritaron las personas que lo vieron.

Mesa se prestó a declarar en la comisión opositora, luego de que la presidenta de la Comisión Mixta que investiga el mismo caso, Susana Rivero, expresó sus sospechas sobre el exmandatario en la contratación de la empresa brasileña Camargo Correa para la carretera Roboré-El Carmen y anunció que se le rastreará sus cuentas.

En su declaración, el expresidente negó haber recibido dinero ilícito. “Yo Carlos Diego de Mesa Gisbert como presidente de Bolivia en el período 2003 2005 puedo afirmar categóricamente que no estuve vinculado directa ni indirectamente, ni recibí absolutamente un centavo ni de esta ni de ninguna otra operación que hubiera llevado adelante el Estado boliviano en función del desarrollo infraestructura, etcétera”.

El expresidente acotó que tiene plena confianza en sus más estrechos colaboradores, a quienes designó como ministros, pero aclaró que no puede hacer los mismos por los 150 mil a 180 mil funcionarios que trabajan en el Gobierno.

Calificó de inaceptable e indignante que Susana Rivero haya vinculado a su exministro José Galindo con sobornos. La acusó de falsear una fecha, puesto que la coima en cuestión sería de 2008, pero la oficialista la mencionó como si fuera de 2004.

Mesa también observó que en el caso Quiborax, en el cual la Procuraduría lo culpa porque se perdió un litigio de 48 millones de dólares, la justicia haya actuado con una celeridad que no es común. 

Recordó que el procurador Pablo Menacho anunció la denuncia en su contra el 22 de mayo, y cuatro días después el Tribunal Supremo de Justicia informó que ya recibió el proceso de parte de la Fiscalía. Pidió ayuda para investigar  si hubo “algún caso en el que se haya actuado con la celeridad del rayo en un sistema judicial más lento que una tortuga”.

Al salir de su comparecencia, un grupo de personas le corearon: “Mesa presidente”. El exmandatario saludó a los presentes que le dieron su apoyo y se subió a su vehículo.

Consultado sobre la preferencia electoral que tiene en diferentes sondeos, Mesa agradeció a la ciudadanía que lo ve como una opción política, sin embargo, afirmó que ya dio su palabra.

Señaló que el Gobierno lo ve como un “enemigo político”, por lo que emprende una campaña de demolición de su imagen personal con las acusaciones.

Solicitó en tono irónico convencer al Gobierno que no es su rival político, no obstante, aclaró que podría serlo porque es su derecho democrático el de ser candidato. 

“Aquí ya estamos llegando a un punto en que parece un delito el que uno quiera ser candidato. Y la judicialización de la política se ha convertido en la norma que el gobierno utiliza para anular a quienes considera, porque su subjetividad así lo plantea, que son posibles adversarios en una candidatura presidencial ilegal del presidente Morales”, agregó.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Erbol

28 Mayo 2018

La propuesta acusatoria de la Procuraduría General del Estado en contra del expresidente Carlos Mesa y sus exministros por el caso Quiborax se encuentra en la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), informo el lunes el presidente de la instancia judicial José Antonio Revilla.

El Magistrado acotó que: “Tenemos conocimiento de que la sala penal está analizando esa proposición acusatoria, una vez que tengamos mayor información les haremos conocer”.

“La Sala Penal deberá aprobar el proceso, para de inmediato enviar la proposición acusatoria a la Asamblea Legislativa de acuerdo establecido por los procedimientos de este tipo de procesos”, explico el Presidente del máximo tribunal de justicia de Bolivia.

Después Revilla dijo que “la sala penal será la que determine los plazos sobre su pronunciamiento de la viabilidad o no de lo requerido por la Procuraduría General del Estado”.

El pasado jueves, el procurador Pablo Menacho responsabilizó a Mesa y a tres de sus exministros por el fallo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) en contra de Bolivia que le obliga a pagar 48,6 millones de dólares a la firma chilena Quiborax por la reversión en 2004.

Menacho firmó la proposición acusatoria  que consta de 24 páginas y tiene 39 cuerpos como anexos, entre ellos: decretos, leyes y acuerdos, fue presentado ante el TSJ el 23 de mayo. A partir de esa fecha corren los plazos procesales para que el Ministerio Público indague y comience a tomar las declaraciones, entre ellos Carlos Mesa y sus exministros.

El expresidente criticó la celeridad del Ministerio Público que en “tres días ha ‘valorado e investigado’ un caso tan complejo y delicado. El indicio es muy claro, liquidar vía judicialización de la política a Carlos D. Mesa”, expresó.

 Redacción: Leo.com                                         

Fuente: radiofides

02 Abril 2018

El expresidente, Carlos Mesa, admitió este lunes en su blog  que su gobierno adjudicó y firmó el contrato para la construcción de un tramo de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez con el consorcio IASA-Odebrecht y respaldó “la decisión de llevar adelante una amplia y profunda investigación”.

 “El 27 de enero y el 14 de marzo de 2005, el SNC (Servicio Nacional de Caminos) firmó los contratos para la construcción de los tramo Roboré-El Carmen, con el consorcio ARG-Camargo Correa; y el contrato para la construcción del tramo El Carmen-Arroyo Concepción con el consorcio IASA-Odebrecht, respectivamente”, detalló.

La aclaración de Mesa surgió a propósito de un documento del Ministerio de Justicia de Brasil que advierte que en el denominado caso Lava Jato estarían implicadas exautoridades que habrían recibido sobornos para facilitar contratos con Odebrecht.

Sin embargo aclaró que “la imposibilidad de conseguir el financiamiento para la contraparte estatal impidió que estos entraran en vigencia. Fue el gobierno que nos sucedió el que adjudicó finalmente las obras y suscribió los contratos correspondientes”.

En un artículo el expresidente detalló, que en su gobierno se aprobaron cuatro decretos para garantizar la construcción de dos tramos de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez pero aclaró que fue el presidente Rodríguez Veltzé el que en diciembre de 2005 autorizó al SNC a “proceder a la suscripción de un contrato con el consorcio IASA-Odebrecht para la construcción y supervisión del tramo El Carmen-Arroyo Concepción”.

Según Mesa lo que hizo Rodríguez Veltzé fue reencauzar las gestiones que inició en su Gobierno pero aclara que “Antes de sancionar la ley, el Congreso Nacional y el propio Presidente conocieron y analizaron los contratos que habíamos suscrito en enero y marzo de 2006, y no emitieron ninguna observación pública respecto a su contenido, sus resultados ni los procedimientos realizados”.

Redacción: Leo.com

Fuente: radiofides

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...