Santa Cruz de la Sierra
24 Agosto 2018

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, afirmó el viernes que la previsión de crecimiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que elevó su pronóstico para Bolivia a 4,3%, “echa por tierra” las críticas de los empresarios privados sobre la supuesta falta de expansión económica del país.

“Estos datos echan por tierra esos argumentos que hemos escuchado de algunos dirigentes del empresariado boliviano, que cuestionaban los números y decían que la economía no se estaba expandiendo”, afirmó.

Durán subrayó que la Cepal revisó sus previsiones de crecimiento para Bolivia es  alta, tomando en cuenta que en abril de este año había pronosticado que la economía nacional crecería 4%.

El Viceministro de Presupuesto aseguró que el crecimiento de la economía boliviana tiene su principal motor en la inversión pública, que se mantiene fuerte, a un ritmo de ejecución mayor al de años anteriores.

Remarcó que la Cepal mejoró su previsión de crecimiento para Bolivia, a pesar de que rebajó los pronósticos para la región, tomando en cuenta que en abril predijo que América Latina crecería este año 2,2%, mientras ahora señaló que se expandirá solo 1,5%.

Redacción: Leo.com

Fuente: Radiofides

 

11 Abril 2018

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) actualizó sus proyecciones de crecimiento de la actividad económica para los países de la región durante 2018 y mantuvo su proyección de que la economía de Bolivia crecerá un 4% durante esta gestión.

Así, según las proyecciones de la CEPAL, junto a Paraguay, Bolivia será el país sudamericano que mayor crecimiento económico tendrá durante el 2018. Asimismo, la CEPAL estima que la expansión promedio regional será de un 2,2%, luego de crecer un 1,2% el año pasado.

Durante 2018, el mayor dinamismo de la demanda externa aportaría estímulos a la actividad económica de América Latina y el Caribe. Asimismo, la demanda interna jugará un papel importante en la aceleración del crecimiento, aunque con diferencias entre componentes, señala la CEPAL.

En particular, y aun cuando seguirá siendo bajo, se espera un mayor aporte de la inversión, en comparación a lo que ha sido en años anteriores, mientras que el consumo privado seguirá siendo un motor relevante de la demanda interna.

La comisión regional de las Naciones Unidas agrega que, en algunos casos, el alza de los salarios reales y el aumento del crédito -así como el crecimiento de las remesas en el caso de la región centroamericana- son factores que explican el aumento del consumo.

Respecto al gasto público, la CEPAL indica que se espera que la consolidación fiscal se mantenga en promedio durante 2018, por lo que la inversión y el gasto públicos tendrán un menor aporte al crecimiento del producto.

Al igual que en años anteriores, durante 2018 el crecimiento mostrará dinámicas heterogéneas entre países y subregiones, indica la CEPAL. Las economías de América del Sur crecerían un 2,0% (comparado con el 0,8% registrado en 2017), principalmente como resultado del mayor dinamismo que presentará Brasil (2,2%). Asimismo, en varios países que venían creciendo a tasas moderadas se registrará una aceleración de la actividad económica: Chile (3,3%), Colombia (2,6%) y Perú (3,5%).

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

13 Marzo 2018

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ratificó este martes, que según sus proyecciones, la economía boliviana crecerá un 4% durante el 2018, no obstante el repunte de la economía de Brasil que dio un impulso positivo a otros países de la región.

Y es que según un informe que fue presentado el martes, el organismo auguró que el repunte de la economía de Brasil (+2%) impulsará el crecimiento económico en Latinoamérica durante los próximos años.

Las proyecciones favorables se unen a las previsiones de otros países que venían creciendo a tasas moderadas y que tendrán una aceleración de la actividad económica.

En ese sentido, la mayor tasa de expansión de la región se espera que se produzca en Panamá, con un 5,5% tras crecer en 5,3% en 2017, seguido de República Dominicana que pasará de 4,9% a 5,1% y Nicaragua avanzará de 4,9% a 5%.

En cambio, Bolivia no sufrirá ninguna variación respecto a sus proyecciones iniciales. En octubre del 2017, la Cepal proyectó un crecimiento económico del 4% para el país durante el 2018; hoy ratificó esa evaluación.

Además, el informe añade que Argentina crecerá un 2,2%, Ecuador un 1,3 %, Paraguay un 4 %; y Uruguay aumentará su PIB un 3,2%.

En consonancia con la mejora del crecimiento económico, se espera que la tasa de desempleo comience disminuir a partir del 2018, después de que entre 2016 y 2017 la desocupación urbana aumentase de 8,9% a 9,4% por un aumento de la tasa de participación y un estancamiento en la tasa de ocupación.

A juicio de este organismo de la Organización de las Naciones Unidas, eso plantea una gran oportunidad para que América Latina y el Caribe puedan ampliar su espacio de política económica a fin de sostener el ciclo expansivo.

La otra cara de la moneda la vivirá Venezuela, que tendría una caída del 5,5% en su Producto Interno Bruto.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: radiofides

14 Diciembre 2017

La economía boliviana creció un 3,9 por ciento en 2017 y lo hará en torno al 4,0 por ciento en 2018, cifras que lo mantienen entre los países más dinámicos de la región, afirmó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La demanda interna ha sido el motor de la economía boliviana, como resultado de la implementación de una política fiscal que ha impulsado la inversión pública y una política monetaria expansiva, precisó la Cepal.

El organismo de las Naciones Unidas presentó este jueves en la capital chilena su Balance Preliminar de la Economía Regional, en el que detalló que desde 2013 Bolivia observa una desaceleración del ritmo de crecimiento, influido por un bajo desempeño del sector de hidrocarburos y otros sectores.

La caída en los precios de productos de exportación como el gas natural, que no solo inciden en el valor de las ventas al exterior, sino que también es una importante fuente de ingresos fiscales, se han traducido en un alto déficit en el balance del sector fiscal (6,0 por ciento ) y en la cuenta corriente (5,4 por ciento ).

Bajo este contexto, el país registró a octubre de 2017 una pérdida de reservas del 35 por ciento en relación a los máximos alcanzados en 2014, y un aumento del endeudamiento externo, en torno al 24 por ciento del PIB.

Pese a estos índices, la economía boliviana cuenta con ahorros equivalentes al 37 por ciento del PIB generados a partir del superciclo de las materias primas, que han permitido financiar la inversión pública y mantener los programas de gasto social.

El informe señaló que el PIB por habitante cerrará con un aumento del 2,4 por ciento en 2017 y una inflación cercana al 3,0 por ciento , mientras el Gobierno ha manifestado interés en reducir la tasa de desempleo, que el año anterior se ubicaba en torno al 4,5 por ciento .

La autoridad monetaria, en tanto, ha mantenido una política cambiaria estable, lo que ha permitido fijar las expectativas del público sobre el valor del dólar, consolidar la moneda local y mantener la inflación baja.

La balanza de pagos terminará con un déficit de 1.971 millones de dólares en la cuenta corriente y un superávit de 1.961 millones en la cuenta de capital y financiera.

Para el 2018, la Cepal espera una recuperación de la economía boliviana, gracias a mejores precios de exportación y a un mayor dinamismo de los socios comerciales, que mantendrían la tasa de crecimiento del PIB en torno al 4,0 por ciento .

Según la entidad, esta cifra evidenciaría síntomas de agotamiento de los impulsos de las políticas fiscal y monetaria, retrasos en algunos proyectos de inversión pública y una débil inversión privada.

Sin embargo, la recuperación de los precios del petróleo y los ingresos por la entrada en operaciones de la nueva planta de urea atenuarán los desbalances, aún cuando los problemas en la ejecución de la inversión pública limitarán el crecimiento de esta economía.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: radiofides.com

01 Marzo 2017

Lo que por mucho tiempo se pensó como un escenario lejano, es una realidad cada vez más visible en Chile: el aumento progresivo de los mayores de 65 años y la reducción en la población infantil.

Chile envejece. Y las estimaciones señalan que para el año 2035, el grupo de menos de 14 años representará el 16,9% del total de población, mientras que los mayores de 65 años serán el 18,8%. Una situación inversa a la que se apreciaba por ejemplo en 2005, cuando los niños eran el 24,8% y los mayores de 65 años el 8,1%.

Es lo que muestran los datos del Anuario Estadístico de América Latina y El Caribe 2016, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), difundido la semana pasada.

Punto de inflexión

El cambio en Chile se explica por las rápidas transformaciones demográficas que ha experimentado en las últimas décadas. Guiomar Bay, oficial de asuntos de población del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade)-División de Población de la Cepal, señala como factores relevantes, el alza de la expectativa de vida y la caída en la tasa global de fecundidad (promedio de hijos de una mujer durante toda su vida fértil).

“La población en América Latina ha envejecido más rápido de lo que imaginábamos. En el año 2000 pensábamos que en el 2030 tendríamos menos de 2,0 hijos por mujer, pero eso ocurrió mucho antes en Chile, que junto a varios países de la región están bajo el nivel de reemplazo”, dice Bay.

De la región, Chile es uno de los países más envejecidos, luego de Cuba y Uruguay, indica la experta de Cepal. “Entre los años 2030 al 2035 demográficamente se vivirá un punto de inflexión, donde el grupo de población más joven será menor a la mayor de 60 años, y se acelera el proceso de envejecimiento”.

El efecto de eso, según las proyecciones de Cepal, se apreciará en el año 2050, “con un mayor número de fallecimientos que nacimientos. Mientras más envejecida la población las muertes superan a los nacimientos”, dice Bay.

Es lo que muestran las proyecciones del Anuario 2016 de Cepal, que establecen que la población actual en Chile es 18.209.000 personas, número que para el año 2035 superará los 20 millones.

Pero en el año 2050 el escenario cambia, y la población comienza a disminuir progresivamente hasta bajar a 19 millones en el año 2090.

Repensar la sociedad

Para Esteban Calvo, sociólogo y académico del Instituto de Política Pública de la U. Diego Portales, y de epidemiología de la U. de Columbia (EE.UU), esos cambios demográficos son una invitación a la innovación. “Son cambios demográficos sin precedentes, que exigen pensar lo que hacemos de una manera que no lo hemos hecho hasta ahora. Desde el crecimiento económico, los sistema de salud para personas mayores, el cuidador para personas con dependencia, las políticas públicas, etc. Es un mandato para innovar”.

Lo primero es cambiar la visión lineal de la vida, dice Calvo. “Pensar que la vida es estudio, trabajo y jubilar, no es sostenible. Eso hay que modificarlo de manera que sea una vida más productiva, más satisfactoria y saludable”.

Los cambios importantes generan mucha alarma, advierte Calvo, pero también oportunidades. “Hoy se habla de dividendo demográfico, con menos personas dependientes y aumento de trabajadores. Cuando esa ventana se acabe vendrán otras oportunidades, como fomentar organizaciones sociales que no se reflejan en el PIB pero que tienen valor, ese es el camino inevitable”.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: Latercer.cl

21 Septiembre 2016

“Es necesario construir un pacto fiscal global, que se haga cargo, entre otras cosas, de terminar con el abuso de grandes empresas que evaden tributos y esconden sus ganancias en los llamados paraísos fiscales. Este pacto podría movilizar importantes fondos para poder alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030”, dijo este miércoles en Nueva York Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

“La CEPAL puede apoyar a los países de la región a medir mejor la evasión y la elusión fiscales, que atentan contra la meta de lograr un crecimiento económico sostenible con igualdad de derechos para la población”, indicó la importante funcionaria durante el evento “Afrontando el problema de los paraísos fiscales: Hacia una agenda global por la justicia fiscal”, realizado de forma paralela al segmento de alto nivel de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que celebra su 71 período de sesiones.

Bárcena llamó a tratar multilateralmente el problema de los paraísos fiscales, apoyando la idea de crear un comité técnico intergubernamental sobre temas fiscales de alcance global y regional bajo los auspicios de la ONU.

“Es necesario, por ejemplo, definir claramente qué son los paraísos fiscales”, dijo la Secretaria Ejecutiva en el encuentro organizado por los Gobiernos de Ecuador y El Salvador en conjunto con la CEPAL y OXFAM.

En el evento también participaron el Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, Guillaume Long, la Directora Ejecutiva de OXFAM Internacional, Winnie Byanyima, el Director de Desarrollo Económico y Político de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), José Antonio Ocampo, y el Director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, Jeffrey Sachs, con la moderación de Gina Casar, Directora Ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Todos coincidieron en la necesidad de abordar estos temas de forma urgente, como imperativo moral, planteando diversas propuestas, desde crear una coalición latinoamericana para influir más eficazmente en el debate global hasta establecer impuestos sobre la riqueza acumulada en los paraísos fiscales.

Según datos de la CEPAL, la evasión fiscal en América Latina llegó a 340.000 millones de dólares en 2015, lo que representa 6,7% del producto interno bruto (PIB) regional. De ese porcentaje, 2,4 puntos porcentuales corresponden al impuesto al valor agregado (IVA) y 4,3 puntos al impuesto sobre la renta.

“La evasión derivada de empresas multinacionales y de individuos de altas rentas erosiona las bases tributarias de nuestros países”, indicó Alicia Bárcena, quien agregó que “la inversión extranjera directa es bienvenida” pero siempre que las empresas tributen lo que corresponde y que se respeten los intereses de los países receptores.

Según el último Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016, dado a conocer en julio por la CEPAL, la evasión del impuesto sobre la renta de las empresas y de las personas llega a más de 60% en algunos países de la región.

Aunque a nivel global el proyecto BEPS (Base erosion and profit shifting), liderado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el G-20, ha logrado avances importantes en los últimos años, la CEPAL cree que queda mucho más por hacer en este ámbito, dijo Bárcena, quien recordó que el 10% más rico de América Latina y el Caribe posee el 71% de la riqueza de la región.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

12 Septiembre 2016

El 54,4% de los habitantes de América Latina y el Caribe usó Internet en 2015, 20 puntos porcentuales más que en 2010, lo que da cuenta de los importantes avances en el acceso y la asequibilidad al servicio registrados en la región en el último quinquenio, revela el informe Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016 difundido este lunes por la CEPAL.

La publicación será presentada oficialmente durante la segunda reunión de la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que se celebra este lunes 12 y martes 13 de septiembre en San José, Costa Rica.

El porcentaje de usuarios de Internet con respecto al total de la población de América Latina y el Caribe creció 10,6% al año entre 2000 y 2015, lo que permitió reducir la brecha existente con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): se pasó de una diferencia de 37,2 puntos porcentuales en 2010 a 25,2 puntos porcentuales en 2015.

En cuanto al acceso, el documento indica que el número de hogares conectados a Internet en América Latina y el Caribe creció 14,1% como promedio anual en los últimos cinco años, alcanzando el 43,4% del total de los hogares en 2015, valor que casi duplica al de 2010.

Hay una gran diferencia en los niveles de acceso entre los países de la región: de los 24 analizados en 2015, tres tenían una penetración de Internet en los hogares menor al 15%; quince estaban entre 15% y 45%; tres entre 45% y 56%, y solo Chile, Costa Rica y Uruguay llegaban al 60%.

Según el informe, el acceso a conexiones de banda ancha aumentó fuertemente en el período analizado, particularmente en la modalidad móvil, que pasó del 7% al 58% de la población entre 2010 y 2015.

En 2010, el porcentaje de personas con acceso a banda ancha fija (BAF) y banda ancha móvil (BAM) era prácticamente el mismo. Entre ese año y 2015, el número de suscripciones móviles creció 802,5% y el de conexiones fijas, 68,9%. El país con mayor penetración de BAM con respecto al total de la población es Costa Rica, con 95,5%.

En términos de asequibilidad, mientras en 2010 el costo de contratar un servicio de banda ancha fija de 1Mbps bordeaba el 18% de los ingresos promedio mensuales, a principios de 2016 esta cifra bajó al 2%. La asequibilidad también aumentó significativamente para los usuarios de bolsas de datos prepagadas. En varios países, estas bolsas con vigencia de 30 días tienen costos inferiores al 2% del ingreso, destaca el informe.

A pesar de estos avances, persisten problemas relacionados con la calidad (velocidades de conexión) y la equidad en el acceso a Internet (diferencias según la ubicación geográfica y la situación socioeconómica de la población), según el documento.

Por un lado, en la región ningún país tiene al menos 5% de sus conexiones con velocidades mayores a 15Mbps, mientras que en los países avanzados este porcentaje es de 50%. Por otra parte, se observa una diferencia de hasta 41 puntos porcentuales en la penetración de Internet entre las áreas urbana y rural en el país que muestra la mayor brecha en la región.

En términos de ingresos, la expansión del acceso se ha concentrado “en los quintiles más ricos, ensanchando la brecha con los quintiles más pobres”, indica el documento que dedica un capítulo a la experiencia de Costa Rica en materia de banda ancha móvil y otro a las agendas digitales de los países de América Latina y el Caribe.

Los resultados del informe Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016 serán presentados durante la reunión intergubernamental que arranca este lunes en San José y que es organizada por la CEPAL y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones de Costa Rica con el apoyo de la Cooperación Alemana - GIZ y la Comisión Europea.

La Conferencia de Ciencia, Innovación y TIC fue creada en 2012 como órgano subsidiario de la CEPAL para promover el desarrollo y la mejora de las políticas nacionales, así como la cooperación bilateral, regional e internacional. La primera reunión tuvo lugar en Santiago de Chile en junio de 2014.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

28 Julio 2016

Para el asesor General de la Gobernación, José Luis Parada, los datos que plantea La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que el país tendrá un crecimiento económico del 4,5 %, son noticias muy contradictorias cuando otros organismos internacionales dan menos del 4%. “La Cepal hace una alerta naranja sobre el endeudamiento del país, lo cual hace más complicado el manejo económico del país”, dijo Parada.

Asimismo indicó que debido a esta preocupación económica, el Gobernador Rubén Costas ha continuado trabajando e insistiendo en plantear un debate sobre el Pacto Fiscal para solucionar este tema que corresponde a una crisis de más del 50% de los ingresos del sector público, “hay que despolitizar el tema y comenzar a trabajar en el Pacto fiscal hacia una acuerdo nacional, porque de aquí en adelante  ni los municipios, ni las gobernaciones podrán cumplir con sus compromisos”, afirmó

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: GAD

 

Últimas Noticias

Prev Next

Profesionales de la violencia (V)

La barbarie de los “profesionales de la violencia” siempre ha sostenido la civilización de unos...

Muy peligroso-

Es de horror. Una grabación realizada a una supuesta jueza devela que un inocente, a...

Según senadora-Miss Bolivia 2017 sufre d…

Según senadora-Miss Bolivia 2017 sufre de acoso político en redes

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra, denunció ayer martes que la ‘Miss’...