Santa Cruz de la Sierra
23 Julio 2018

En un pequeño laboratorio de Ontario, los científicos están experimentando con la fermentación para desarrollar lo que se conoce como la primera cerveza del mundo elaborada con cannabis. Las técnicas que utilizan no son nuevas, pero su enfoque es pionero, publica abc.es.

Se está desarrollando en todo Canadá, los empresarios compiten entre ellos para hacerse un hueco en lo que se prevé que se convierte en un mercado millonario. Éstos intentan que se acelere el proceso para legalizar las drogas en el país, convirtiéndose así en el segundo en el mundo en legalizar la marihuana para uso recreativo. Se espera que un año después sean legales los comestibles, allanando el camino para productos creados con cannabis que van desde brownies a miel.

Provide Brands es la empresa de Toronto que está detrás de la cerveza con cannabis. El cofundador, Dooma Wendschuh, ha declarado al medio The Guardian que «la cerveza se elabora a partir del tallo y las raíces de las plantas de cannabis».

Wendschuch se mudó a Toronto en el año 2016 para crear una alternativa al alcohol legalizando las drogas. Declara que «la idea surgió al pensar que se podía crear algo distinto que pudiese cumplir el rol del alcohol». Asegura que «Canadá sería el único país del mundo en el que se podría hacer ese negocio». Estos pensamientos vienen fundados en que es el país más avanzado del mundo en el cannabis medicinal, por lo que ahora esperan que continué «liderando el mercado y la industria».

Al principio se crearon dudas en torno a la creación de una cerveza con ese nuevo añadido. Reconoce que en un primer momento «sabía a brócoli podrido», pero con ayuda de un químico se encontró la combinación correcta de «lúpulo, agua, levadura y cannabis» dando como resultado una cerveza sin alcohol y sin gluten. El sabor final es «seco y menos dulce que un sabor típico».

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: Tvnws

 

20 Julio 2018

Todo lo que rodea al evento está ya envuelto de polémica. La FIFA y este país fueron acusados de complot y operación con dinero ilegal para que fuera elegido como país organizador de la Copa del Mundo.

Aún así parece que todo sigue su curso y será ese país quien albergue los partidos de las selecciones que califiquen.

Esto es lo que debemos esperar, ya que es un campeonato que viene plagado de cambios.

Por primera vez en la historia de los mundiales, el torneo no se realizará en junio y julio. Esta vez ocurrirá en noviembre y diciembre del 2022. Esto se debe a que el verano de Catar es insostenible para competir y jugar al fútbol por sus altas temperaturas. En noviembre y diciembre, que es cuando se disfruta del invierno en el  país, las temperaturas son altas pero no agobiantes.

Debido a las fechas, los campeonatos locales tendrán que cambiar su planificación anual para poder adaptarse al campeonato mundial sin dañar sus ingresos ni la salud de los jugadores.

El alcohol estará prohibido en el país. Catar anunció que ni en los estadios, ni en las calles ni en lugares públicos se podrá tomar alcohol (como sí sucede en todos los mundiales). Solo se podrá tomar alcohol en los hoteles que lo permiten y en algún que otro restaurante o bar (aunque no hay muchos). Esta decisión es definitiva, según informó la revista Time.

Las fanfest no serán posibles. Dado que el alcohol está prohibido en las zonas públicas y, sus calles no están pensadas para que las personas anden caminando por las calles. Las fiestas populares que vimos en Rusia no serán posibles. La FIFA está pensando cómo sustituirlas.

Puede ser el primer mundial con 48 equipos (los campeonatos suelen ser de 32 equipos). Esto sería un hito más en la historia de los mundiales, pero, a su vez, puede cambiar la planificación del país. No es lo mismo recibir a personas de 32 países que de 48. Sobre todo en un país no turístico (y sin la capacidad necesaria para atender a todos los turistas de 48 países).

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: mundodeportivo

 

 

22 Mayo 2018

Tomar una cerveza caliente puede llegar a ser una mala experiencia. Los ácidos del lúpulo se descomponen con la luz, afectando a su sabor y haciendo que sea desagradable.

Un refresco caliente puede tornarse demasiado dulce y un café helado pierde todo su sentido si no se toma a la temperatura adecuada.

Pero, ¿qué hacer si uno no tiene una nevera a mano o hielo para enfriar el producto?

La empresa californiana The Joseph Company, especializada en tecnología y alimentación, acaba de lanzar un sistema con el que pretende solucionar el problema: “la primera lata del mundo que se enfría sola”, asegura en su sitio web.

Se trata de una iniciativa que ha logrado un reconocimiento especial de la NASA (la agencia espacial de EEUU), un premio de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por su sigla en inglés) y otro del ejército estadounidense.

La compañía estadounidense asegura que lleva dos décadas desarrollando y perfeccionando la tecnología detrás de las latas que se enfrían solas -a la que ha llamado “MicroCool”– y que el sector de las bebidas llevaba 70 años intentando crear.

 “Consumidores en zonas con refrigeración limitada, participantes en actividades como camping, pesca o navegación, y pequeños comerciantes comprenderán el impacto que la autorrefrigeración representa hoy día para la sociedad”, asegura la firma estadounidense.

Funciona a través de una “revolucionaria tecnología que enfría automáticamente la bebida de su elección en (apenas) un minuto, sin usar electricidad, energía o hielo“.

Las latas -cuyo nombre comercial es Chill-Can (lata que enfría)- ya se venden en las estanterías de la cadena de supermercados estadounidense 7-Eleven en 15 tiendas en el área metropolitana de Los Ángeles, California.

Frío “bajo demanda”

El primer producto en adoptarlas ha sido una nueva línea de café helado llamado Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee (café frío espumoso preparado), unas latas de café de 250 mililitros y que se enfrían al hacer girar una pequeña pieza en la base del recipiente, antes de voltearla rápidamente.

Ese gesto permite liberar dióxido de carbono (CO2) de un depósito interno, enfriando la bebida en entre 75 y 90 segundos, y haciendo disminuir su temperatura unos 16 ºC.

El sistema añade un peso de 150 gramos al peso total de la lata, cuyo precio roza los $4 dólares (más del doble que un refresco de cola).

“Como la tecnología de autorrefrigeración es muy innovadora, queríamos introducirla con una bebida innovadora”, indicó Tim Cogil, director de marcas privadas de 7-Eleven, en un comunicado de prensa.

“Será la primera bebida que pueda enfriarse bajo demanda, aportando un nuevo nivel de conveniencia a los clientes que quieran disfrutar de una bebida fría cuando lo deseen”.

Segundo intento

Aunque la tecnología es nueva, este no es el primer intento en fabricarla.

En 2012, la misma compañía, The Joseph Company, intentó crear unas latas con capacidad de autorrefrigeración para la multinacional estadounidense PepsiCo.

Pero en esa ocasión usaron un compuesto muy contaminante: un gas llamado HFC–134a.

Se trata de un gas de tipo hidrofluorocarbono (palabra de la cual se derivan sus siglas HFC) muy negativo para el efecto invernadero y que se incorpora en la fabricación de algunos vehículos.

De acuerdo con la la ONG ambientalista Greenpeace, el HFC-134a es un gas “promovido por la industria química que, si bien no daña directamente la capa de ozono, tiene una alta incidencia en el calentamiento global“.

El HFC-134a se considera mucho más dañino que el CO2 que contiene el nuevo sistema, cuyos fabricantes definen como “seguro para el medio ambiente”.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: BBCMundo

15 Febrero 2018

Usuarios de redes sociales están más que entusiasmado con el nuevo estudio de la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, en lo que ya han calificado como "la mejor investigación de la historia" por favorecer a la cerveza como una bebida que podría reducir la presión arterial y los niveles de la obesidad.

Así es, según el reporte, el componente del lúpulo llamado "xanthohumol", presente en la cerveza, también ayuda a prevenir la diabetes, dado que un experimento hecho en roedores con sobrepeso concluyó que estos manifestaron bajos niveles de resistencia a la insulina y leptina, por lo que redujeron su consumo de alimentos elevados en grasa.

Asimismo, en 2016 un grupo de científicos ya había afirmado que la bebida embriagante podría proteger las células del cerebro de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson gracias a su porcentaje de "xanthohumol".

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com                                           

01 Diciembre 2017

El consumo moderado de cerveza sin alcohol resulta beneficioso para el funcionamiento del aparato digestivo y la obtención de unos adecuados niveles de glucosa, según un estudio divulgado hoy por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), en México.

El estudio, realizado por el Departamento de Genética y Biología Molecular, observó la disminución de los niveles de glucosa en ayunas y un aumento moderado en la funcionalidad de las células beta del páncreas, que es donde se produce la insulina, además de una regulación de las bacterias estomacales.

Los resultados surgen a partir de pruebas en 35 personas entre los 20 y 40 años- mitad hombres y mitad mujeres- que consumieron durante un mes una lata de cerveza sin alcohol tipo Lager de 355 mililitros acompañada de alimentos. Hubo un seguimiento periódico al inicio, a los 15 días y finalmente el último día donde se obtuvieron medidas de sus características antropométricas y se hicieron pruebas bioquímicas que evaluaron los metabolitos en sangre.

La investigación observó también un cambio en la diversidad de la microbiota intestinal de las personas participantes, donde la abundancia relativa de bacterias que tenían originalmente se modificó presentando mayor abundancia de la bacteria llamada Bacteroidetes, en relación a otra conocida como Firmicutes.

Cuando existe sobrepeso u obesidad, los seres humanos presentan un desbalance entre estos dos tipos de bacterias en el colón. Por lo tanto, aunque la cantidad de Bacteroidetes disminuye, el consumo de cerveza la aumenta y equilibra la relación entre ambas bacterias, traduciéndose en un beneficio para la salud.

“No se observó que la ingesta de cerveza tuviera un efecto negativo en la capacidad fermentativa de la microbiota, aunque hayan aumentado los Bacteroidetes”, aclara el comunicado de la institución.

El estudio reveló también que no existe relación entre el consumo de cerveza y el aumento del índice de masa corporal de las personas. “Esto muestra que el consumo de cerveza en forma moderada no genera aumento de grasa ventral, ni causa obesidad y tampoco aumenta la presión arterial”, precisó el líder de la investigación, Jaime García Mena.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: EFE

29 Agosto 2017

Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) ha iniciado una campaña en la que alientan a beber cerveza para dejar de maltratar animales a través de la industria láctea, ¿pero es una buena idea?

Aunque cueste creerlo, en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, la cerveza se ha considerado una bebida saludable. Los historiadores, por ejemplo, debaten sobre la posibilidad de que nuestros ancestros recurrieran a la cerveza, en vez de al agua, para recuperar energía. En el siglo 18, la cerveza era considerada una especie de jugo prensado cuyos beneficios poco tenían que ver con la terrible y dañina ginebra. Y ahora los chicos de PETA han llegado con una nueva noticia: la cerveza es más beneficiosa que la leche.

Así, en las paradas de autobús cercanas a la Universidad de Wisconsin-Madison, que tiene fama de ser la institución con los estudiantes más parranderos, pueden verse carteles publicitarios de PETA en los que se imita un conocido anuncio de leche, pero en esta ocasión se sustituye la bebida blanca por la cerveza. Quizá no sea una táctica muy ortodoxa para reclutar veganos, pero es una a la que PETA ya había recurrido anteriormente.

En el anuncio puede leerse: "Es oficial: la cerveza es más saludable que la leche. Los estudios demuestran que la cerveza fortalece los huesos y prolonga la vida, mientras que la leche puede ser causa de obesidad, diabetes y cáncer. Sé responsable: no bebas leche". Un asterisco nos lleva a una nota en la que se cita la fuente de esta información: nada menos que la Havard's School of Public Health y otros tres prestigiosas revistas médicas.

En una nota de prensa, la vicepresidenta ejecutiva de PETA, Tracy Reiman, dijo: "Ya se ha pronunciado el veredicto, y la cerveza gana a la leche sin ningún tipo de duda. El alcohol consumido con moderación puede ser bueno para la salud. Sin embargo, no es posible consumir productos lácteos de forma responsable cuando estos nos perjudican y además su consumo provoca el sufrimiento de miles de millones de vacas". Lo curioso es que los anuncios no incluyen la parte de beber con moderación.

"Como científico y padre, esas afirmaciones me parecen sumamente irresponsables, sobre todo teniendo en cuenta el problema de consumo excesivo de alcohol que existe en muchos campus universitarios", señaló Greg Miller, director científico del National Dairy Council, organismo estadounidense que se dedica a elogiar las bondades de los productos lácteos en la alimentación. Miller forma o ha formado parte de las juntas editoriales de varias revistas de nutrición y también ha sido editor del American Journal of Clinical Nutrition, que PETA cita en sus alegaciones. "Yo trabajo para el sector, así que no te fíes de mi palabra. Mejor consulta las Directrices dietéticas para los estadounidenses".

Se han realizado infinidad de investigaciones sobre los riesgos y los beneficios del consumo de alcohol, y a menudo los resultados resultan contradictorios. Un estudio reveló que el consumo moderado puede retrasar el envejecimiento y favorecer la salud cardiovascular, mientras que otro concluyó que beber con moderación no mejora la salud y, de hecho, incluso puede producir hasta siete tipos de cáncer.

En el sitio web de la Harvard's School of Public Health pueden consultarse los beneficios y los riesgos para la salud que implica el consumo de alcohol. Por lo general, los expertos coinciden en una cosa: pasarse de copas no tiene nada de positivo. Y quizá todos estemos también de acuerdo en que no hace falta animar a los alumnos de la universidad de Wisconsin-Madison a que beban cerveza.

"Resulta muy desafortunado que hayan recurrido a semejantes tácticas para convertir a la gente al veganismo. Es cierto que beber alcohol con moderación puede aportar beneficios a la salud", señaló Miller, "pero precisamente uno de los problemas que tenemos en las universidades es el consumo excesivo, por lo que estos anuncios no harán sino empeorar la situación".

Por su parte, los beneficios para la salud de la leche también se han puesto en tela de juicio. Considerada durante mucho tiempo una buena fuente de calcio y vitaminas, la leche también es rica en grasas y puede causar inflamación. Algunos estudios incluso establecen una relación entre la ingesta de leche y la elevada tasa de mortalidad y cuestionan el efecto fortalecedor de los huesos que siempre se le había atribuido. Desde Harvard's, aconsejan limitar el consumo de leche a una o dos raciones diarias y buscar fuentes de calcio alternativas.

Tanto la Harvard's School of Public Health como el American Journal of Epidemiology se negaron a hacer declaraciones para este artículo. Otras publicaciones que contactamos no respondieron a nuestra petición en el momento de publicarlo.

El efecto que tendrán estos anuncios en los amantes de los lácteos y de la cerveza todavía está por verse, aunque parece claro que la segunda bebida es bastante más popular entre los estudiantes de una universidad tristemente célebre por organizar un desfile de Halloween en el que participan 100,000 personas borrachas y que suele acabar en disturbios. Si PETA quiere crear conciencia entre la población, debería plantearse recurrir a otros métodos.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

17 Agosto 2017

Cuando se consumen con moderación, hay bebidas alcohólicas que son benéficas para el organismo. Por ello es que algunos médicos ven bien que las personas se tomen una copa de vino al día.

Pero hay otra bebida alcohólica que si la tomas a diario, puede traerte el beneficio de prolongar tu vida. De acuerdo a un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Shandong, en China, la cerveza también tiene ese don.

En el estudio se analizaron los datos de 333,247 personas, quienes respondieron con qué frecuencia consumían alcohol, en particular vino y cerveza. Con base en el resultado y según las costumbres, a los participantes se les dividió en abstemios, bebedores poco frecuentes, exbebedores y bebedores algo frecuentes (menos de tres bebidas por semana), bebedores moderados (más de tres bebidas por semana y menos de 14 para los hombres o 7 para las mujeres) o grandes bebedores (más de 14 bebidas por semana para los hombres o 7 a la semana para las mujeres).

El resultado arrojó que quienes consumen poco o moderadamente alcohol, y en particular vinos y cevezas, tienen menos probabilidad de morir jóvenes. Esto se debe a que este tipo de bebidas proveen algunos efectos protectores, sobre todo en cuestiones relacionadas a enfermedades cardiovasculares.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

09 Agosto 2017

A propósito del pasado Día Internacional de la Cerveza y del creciente consumo del que tanto se habla, una de las razones por la que no celebro la epidemia de bares dedicados a su versión artesanal (y a la otra también) es por las consecuencias nefastas que provoca en la vía publica: crece el consumo, crece la población de gente que orina en la calle.

La única razón por la que podría perdonarlos, y a la industria cervecera, es porque al parecer, la bendita bebida beneficia la sexualidad masculina. Un estudio publicado en la European Journal of Epidemiology sostiene que la cerveza aumenta la resistencia sexual de los hombres y los convierte en “mejores” amantes, básicamente porque combate la impotencia, la eyaculación precoz y les otorga más resistencia en el momento del acto. No es poca cosa, ¿no?…

 “Beber cerveza con cierta regularidad ayuda a reducir la eyaculación precoz” confirmaba la sexóloga Kat Van Kirk en su último libro The Married Sex Solution: A Realistic Guide to Saving Your Sex Life. Es muy probable. Además de hidratos de carbono, vitaminas, fibras, proteínas y minerales como el silicio, potasio, magnesio y sodio, el lúpulo contiene gran cantidad de fitotesgrogenos u hormonas de origen vegetal, como el poderoso 8-prenilnaringenina (8-PN) que ayudan a esos fines específicos.

Respecto de la resistencia, según una investigación quienes consumían cerveza negra o tostada en dosis lógicas podrían reducir hasta un 31% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, esto debido a que los extractos de malta y lúpulo usados en su elaboración contienen niveles de hierro más alto, confirma otro ensayo divulgado tiempos atrás en el Journal of the Science of Food and Agriculture.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Isalud.com

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...