Santa Cruz de la Sierra
04 Septiembre 2018

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, confirmó este martes, que su Gobierno decidió  suspender la reunión del Comité de Fronteras a realizarse en Bolivia el 5 y 6 de septiembre por no existir un clima para una reunión productiva, debido a la decisión de Bolivia de mantener en reserva los detalles de la contrademanda que presentó ante la Corte Internacional de Justicia por el Silala.

“Respecto a la reunión relacionada con la comisión de fronteras que se iba a realizar con Bolivia, Chile decidió suspender esta reunión porque creemos que no está dado el clima y el ambiente para tener una reunión productiva”, afirmó Ampuero.

“Pensamos que la decisión de la parte boliviana de anunciar un día su contramemoria en contra de Chile y de orientar a la Corte de que esta información no sea entregada hasta el día lunes a nuestro país -sin embargo el gobierno de Bolivia dando a conocer detalles de esta contramemoria- es un proceso muy extraño, muy irregular. Lamentamos profundamente que Bolivia haya dado este paso”, enfatizó.

Agregó que “eso indica que no hay un clima propicio para desarrollar reuniones productivas, eficaces y que lleven a resultados prácticos en asuntos que merecen la atención de los dos países”.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Radiofides

04 Septiembre 2018

El ministro de Justicia, Héctor Arce, informó este martes que Chile determinó suspender el encuentro del Comité de Fronteras, previsto para el 5 y 6 de septiembre en La Paz.

“La actitud chilena es una muestra de un accionar sostenido y permanente que viene desarrollando, que en un principio se acerca al diálogo, luego retrocede y niega lo que acuerda y suspende el diálogo”, afirmó en una entrevista con la televisora del Gobierno.

Arce leyó el comunicado del Consulado General de Chile en La Paz dirigido al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, en la parte central el texto argumenta que “no es posible realizar el Comité de Fronteras de Integración previsto para el 5 y 6 de septiembre en La Paz ya que la conducta de Bolivia en el proceso que se sigue ante la CIJ en el caso del uso del Silala deja en evidencia que no están dadas las condiciones para la realización de esta instancia de diálogo técnico en materia de cooperación fronteriza”.

El ministro Arce afirmó que al presentar la contrademanda, Bolivia usa un derecho legítimo y lamentó que diferentes autoridades de Chile reaccionen con ataques personales en contra del presidente Evo Morales, ante un reclamo justo por las aguas del Silala; añadió que esto es una muestra de la falta de argumentos jurídicos para responder a la demanda boliviana.

“Presenciamos ataques personales y políticos en contra del presidente Evo Morales, situación que no debe darse, que no corresponde al derecho internacional y a la Declaración de Manila sobre Arreglo Pacífico de Controversias Internacionales”, afirmó.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Radiofides

31 Agosto 2018

Bolivia presentó contra Chile una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en la que reclama una compensación por décadas de uso de las conocidas como aguas del Silala, que denuncia que fueron desviadas artificialmente.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy la demanda ante este tribunal de Naciones Unidas con sede en La Haya en una comparecencia ante los medios en la sede del Gobierno boliviano en La Paz.

Esta demanda responde a otra que Chile presentó contra Bolivia en esa corte, reclamando que es un río internacional con derechos de uso compartido, frente al argumento boliviano de que es un manantial en su territorio desviado artificialmente hacia el lado chileno.

Evo Morales explicó que Bolivia respondió a Chile ante este tribunal con la presentación hoy de una “contra memoria” en la que diversos estudios “confirman que el caudal fluye artificialmente hacia Chile por obras de canalización del siglo pasado”.

Por ello, reclama en La Haya que se desestime la solicitud chilena en base a los argumentos históricos y jurídicos esgrimidos por Bolivia.

Además de esta respuesta en su defensa ante Chile, presentó una “contra demanda”, lo que da opción a Bolivia a actuar también como parte acusadora en este contencioso, pese a que el propio Morales había descartado esta posibilidad en junio pasado.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Radiofides

 

31 Agosto 2018

La Cancillería chilena ha calificado la contrademanda presentada por Bolivia por el Silala como un “guiño electoral” del presidente Evo Morales, puesto que a su criterio se repite los argumentos conocidos de parte del Gobierno del Estado Plurinacional.         

“Bolivia confunde, puesto que se limita a repetir los mismos argumentos que ya conocemos. Aquí lo único nuevo es el nombre de contrademanda. Esto no es más que una contestación de nuestro argumentos y entendemos que se trata de un nuevo guiño electoral del presidente Morales”, afirmó la canciller subrogante  chilena Carolina Valdivia, según 24 Horas.

El canciller chileno, Roberto Ampuero ya criticó en reiteradas oportunidades a Morales porque a su entender utiliza el tema del mar con fines electorales, dado que impulsa su repostulación para el 2019.                   

La mañana de este viernes, el presidente Evo Morales informó que Bolivia, además de presentar la contramemoria por el caso Silala iniciado por Chile, había radicado una contrademanda, cuyo objetivo es que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) declare que Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales que desvían el agua del Silala hacia Chile.

El anuncio cayó de sorpresa tanto en Bolivia como en Chile, dado que el presidente Morales había asegurado en junio que estaba descartado presentar una contrademanda.

Bolivia sostiene que las aguas del manantial del Silala le corresponden en su integridad, y que Chile las desvió con canales artificiales. Por su parte, los chilenos aseveran que existe una pendiente natural por la fluye el agua a su territorio, gracias a la gravedad.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Erbol

 

23 Agosto 2018

Las autoridades chilenas expulsaron este jueves de su país a 77 personas que tienen condenas judiciales en su mayoría por el delito de narcotráfico. Entre los afectados, están 69 ciudadanos bolivianos y ocho peruanos.

El subsecretario del Interior del Gobierno chileno, Rodrigo Ubilla, dijo que se trata de “ciudadanos que han cometido delitos en Chile, están condenados y un juez ha ordenado su expulsión a sus respectivos países”, según Soy Chile.

De acuerdo con Emol, este es el cuarto operativo de este tipo ejecutado desde que el presidente Sebastián Piñera asumió en el cargo, fijando como proyección del plan de política migratoria el expulsar a 2.000 extranjeros infractores de ley.

Desde Santiago fueron llevados 26 de los convictos, y el resto se sumaría en el norte chileno antes de que se los ponga en sus respectivas fronteras.

La política migratoria de Piñera ha recibido críticas, como la del Servicio Jesuita que calificó las expulsiones como “show mediático”.  

El mandatario chileno, en su cuenta de Twitter, ratificó su posición respecto al tema. “En materia de migración nuestra política es clara: recibir aquellos que respetan nuestras leyes y vienen a iniciar una mejor vida aportando honestamente. Y no dejar entrar o expulsar aquellos que entran ilegalmente y tienen antecedentes criminales o cometen delito en nuestro país”.

 Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

 

12 Junio 2018

Un operativo realizado en varias ciudades del norte de Chile logró la desarticulación de una banda de narcotráfico y la captura de su líder de nacionalidad boliviana, además de la incautación de una tonelada y media de droga.

La Fiscalía de Chile informó que por casi un año se dedicaron a identificar y la organización que se dedicaba al ingreso y comercialización de importantes cantidades de droga a su país.

“A comienzos de junio, se estableció que la organización ingresaría un importante cargamento, para lo cual se dispuso un equipo especial de la Policía, apoyados por un helicóptero de la institución, que logró detener a algunos de los imputados cuando trasladaban la sustancia por caminos costeros en la Cuarta Región, y el resto de los sujetos fue detenido con órdenes judiciales”, indicó el Fiscal Regional, Gonzalo Guerrero.

La entidad chilena precisó que en el operativo se allanaron nueve domicilios en Iquique, La Tirana, Serena, Coquimbo y Tierra Amarilla. Se incautó 1.459 kilos de droga y ocho vehículos que eran utilizados en el traslado de la droga o que fueron adquiridos con las ganancias del negocio ilícito.

El líder de la banda, C.M.A. de nacionalidad boliviana, tiene domicilio en la Región de Tarapacá. Según la Fiscalía, era el encargado de gestionar la importación de la sustancia ilícita desde Bolivia.

La droga era ingresada a Chile por pasos no habilitados para ser acopiada el interior de la Región de Atacama, y luego enviada por diversos miembros del grupo criminal en la zona central de Chile, donde era distribuida y comercializada.

Además se detuvo a cinco personas de nacionalidad chilena, que encargaban de la coordinación, recepción del dinero, adquisición de pasajes, teléfonos celulares, costear traslados y enviar remesas de dinero a Bolivia para financiar nuevas importaciones de droga. Todo a requerimiento del jefe de la banda.

En total se incautaron 30 kilos de  clorhidrato de cocaína, 1.263 kilos de cocaína base y 165,1 kilos de cannabis sativa (marihuana).

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  Erbol

11 Junio 2018

El papa Francisco ha aceptado la renuncia presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, tras el escándalo en Chile por la falta de transparencia de la Iglesia en la gestión de casos de abusos sexuales a menores, informó hoy la Santa Sede.

 Las renuncias se producen después de la investigación que ordenó el Papa en Chile y que corrió a cargo del obispo maltés Charles Scicluna.

 El pasado mayo, el papa Francisco mandó llamar a 34 obispos chilenos al Vaticano, que presentaron su renuncia en bloque de sus cargos tras reconocer que habían cometido "graves errores y omisiones".

 Ahora, Francisco ha aceptado por el momento las renuncias de estos tres religiosos chilenos y ha nombrado administradores apostólicos "sede plena" en las tres diócesis.

 Durante su viaje a Chile en enero de este año, Francisco había defendido a Barros, considerado uno de los encubridores del cura Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores y las ramificaciones del caso.

 Pero a su regreso al Vaticano, Jorge Bergoglio ordenó desarrollar una investigación y tras conocer los resultados dijo que había sido mal informado, pidió perdón a todas las víctimas y recibió a alguna de ellas en el Vaticano.

 Francisco ha nombrado en estas tres diócesis a un administrador apostólico "sede plena": En Puerto Montt (sur) ha designado a Ricardo Basilio Morales Galindo; en Valparaíso (centro), a Pedro Mario Ossandón Buljevic; y en Osorno (sur), a Jorge Enrique Conchua Cayuqueo, los dos últimos son obispos auxiliares de Santiago de Chile.

 Según el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos "Apostolorum Successores", "en circunstancias particulares, la Santa Sede puede, de manera extraordinaria, disponer que en una diócesis sea nombrado un administrador apostólico sede plena".

 "En tal caso, el obispo diocesano colabora, en cuanto le compete, al pleno, libre y sereno cumplimiento del mandato del administrador apostólico", se explica.

 Esta fórmula también ha sido recientemente utilizada por el papa en Australia, en la archidiócesis de Adelaida, donde ha nombrado a Gregory O'Kelly administrador apostólico "sede plena", después de que su arzobispo, Philip Wilson, fuera declarado culpable por encubrir los abusos cometidos por un cura en la década de 1970.

 En Chile, estas renuncias se producen después de los escándalos por abusos a menores por parte de religiosos y la falta de transparencia en la Iglesia católica en su gestión.

 A principios de mayo, el papa recibió en el Vaticano a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, tres víctimas de Karadima que en los últimos tiempos han luchado para que se haga justicia.

 Francisco les pidió perdón en nombre propio y de la Iglesia y ellos a su vez le solicitaron que esas palabras se transformaran en "acciones ejemplares" para acabar con la pederastia.

 Este mes, Francisco volvió a abrir las puertas de su residencia, Casa Santa Marta, para reunirse con otro grupo de víctimas de abusos en su infancia.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  EFE

 

 

 

18 Mayo 2018

Es una dimisión masiva sin precedentes, los 34 obispos de Chile ofrecieron este viernes su renuncia al papa Francisco por el caso del obispo chileno Juan Barros, acusado de encubrir abusos sexuales.

“Hemos puesto nuestros puestos en manos del Santo Padre y dejaremos que él decida libremente por cada uno de nosotros”, informaron los obispos en una rueda de prensa desde el Vaticano.

Los obispos también pidieron perdón a Chile, a las víctimas de abusos y al Papa por el escándalo.

Francisco por el momento no ha aceptado la renuncia de los religiosos.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Juan Carlos Cruz, una de las personas que asegura que fue víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote de la Iglesia chilena aseguró que el anuncio de la renuncia constituye un hecho “absolutamente inédito”.

“Los obispos tratan con eufemismos de matizar lo que ha pasado, pero el caso es que todos son obispos renunciados, con sus cargos a disposición del Papa, que es algo que nunca había pasado en una conferencia episcopal”, afirmó.

Cruz, que ha sido uno de los principales denunciantes de Barros, se mostró satisfecho ante la actitud de Francisco ante los prelados chilenos a quienes atribuyó responsabilidad con las víctimas de abuso sexual.

 “Los que más han hecho daño y que más nos han hecho doler y sufrir y fregarnos la vida han sido los obispos”, consideró.

Reunión en el Vaticano

Esta semana los obispos se reunieron con el Pontífice en el Vaticano para tratar los errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos en lo que se vio envuelto el caso del obispo Juan Barrros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

Francisco entregó un documento de 10 páginas en el que acusaba a la jerarquía eclesiástica chilena de negligencia en esos casos, y al concluir las reuniones les dio una carta a cada uno de los obispos.

“A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos, así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad y con el firme propósito de reparar los daños causados”, escribió Francisco.

Hace años que el obispo Barros es cuestionado en Chile por sus vínculos con Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores, perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990.

Este sacerdote fue suspendido de por vida de sus funciones y sus víctimas acusan a Barros de ser conocedor de sus crímenes y haberlos encubierto, algo que este último niega.

Perdón

En abril pasado el papa Francisco reconoció haber cometido “graves equivocaciones de valoración” en el caso del obispo Barros.

En una carta enviada a la Conferencia Episcopal de Chile, el Sumo Pontífice pidió perdón a todo el que pudiese haber ofendido y dijo sentir “dolor y vergüenza”.

Durante su visita a Chile en enero pasado, Francisco defendió la inocencia a Barros, aunque posteriormente pidió disculpas y ordenó una investigación.

Para esclarecer el caso, el Pontífice envió a Estados Unidos y Chile al arzobispo Charles Scicluna -uno de los investigadores más experimentados del Vaticano- para que entrevistara a algunas de las víctimas del padre Karadima que denunciaron el supuesto encubrimiento por parte del obispo Barros.

Una de las víctimas a las que entrevistó Scicluna fue Juan Carlos Cruz, quien denunció en febrero ante los medios que que en 2015 le envió una carta a Francisco en la que detallaba los abusos sexuales que sufrieron él y otros menores por parte de Fernando Karadima y el presunto encubrimiento del caso durante años por parte de la Iglesia chilena y por Juan Barros.

En ese momento se informó que la carta fue recibida en abril de 2015 por el asesor del Papa en la lucha contra los abusos, el cardenal Sean O’Malley, quien días después supuestamente aseguró a las víctimas y sus representantes que el Papa la había recibido, un detalle no confirmado por el Vaticano.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

Pary acusa a Ampuero de provocar y falta…

Pary acusa a Ampuero de provocar y faltar el respeto

El canciller Diego Pary aseveró este viernes que su homólogo chileno, Roberto Ampuero, provoca, confunde...

Lele Pons arrebató suspiros con este mov…

Lele Pons arrebató suspiros con este movimiento de caderas

Lele Pons es una de las creadoras de contenido de YouTube más importantes del mundo;...

Canciller Ampuero: Territorio soberano d…

Canciller Ampuero: Territorio soberano de Chile no será parte de negociación alguna

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, se reunió este viernes con el...