Santa Cruz de la Sierra
28 Marzo 2018

El presidente Sebastián Piñera ratificó este miércoles su voluntad de diálogo y de búsqueda de soluciones a los problemas y de colaboración con Bolivia en beneficio del mayor desarrollo de ambos países y de una mejor calidad de vida, pero siempre dentro el marco de cumplimiento del Tratado de 1904 y advirtió que la Corte Internacional de Justicia “no puede reabrirlo”.

En un mensaje a su país tras los alegatos finales de Chile, dijo que "Bolivia debe aprender a no confundir sus aspiraciones con derechos y mucho menos pretender que sus aspiraciones generen obligaciones para Chile. Bolivia no probó que Chile contrajo una obligación vinculante de negociar; no probó que Chile violó dicha obligación; y no probó que está supuesta obligación exista hoy".

Dijo que Chile ha sido un buen vecino, abierto y cooperador, con todos sus vecinos y también con Bolivia y en el caso de Bolivia, Chile ha ido mucho más allá de las obligaciones que establece el Tratado de 1904.

Sostuvo que Chile ha otorgado voluntariamente “importantes beneficios tributarios, aduaneros y facilidades para el almacenaje del comercio internacional boliviano en los puertos de Arica y Antofagasta, y otros puertos que Bolivia pueda designar en el futuro. De hecho no existe en el mundo un trato más preferencial dado a un país mediterráneo que el Chile otorga a Bolivia”.

El mandatario manifestó que ese tratamiento es muy superior a lo que establecen los tratados internacional sobre países mediterráneos y más favorable que inclusive Chile otorga a sus propios ciudadanos. Ello implica que el año 2017, el 80% de la carga de la terminal portuaria de Arica fue de mercancías bolivianas.

Recordó que igualmente en el Tratado de Libre Comercio y de Cooperación Económica que Chile tiene con Bolivia, Chile otorgó preferencias arancelarias, mucho más favorables que lo que Bolivia otorgó a Chile.

Aseguró que basado en los hechos históricos, en el derecho internacional y Tratado de  1904,  "Chile ganó la Guerra del Pacifico en buena lid, gracias al sacrificio, coraje y heroísmo de sus soldados y su pueblo".

Sostuvo que "esa guerra no fue provocada por Chile, como pretende hacer creer Bolivia, sino por la violación por parte del gobierno boliviano del Tratado de Límites del año 1874. Esa gesta heroica nos llena de orgullo y no permitiremos que Bolivia intente distorsionar la historia".

Dijo que la causa chilena es una causa justa porque tiene la historia, la razón y el derecho de su parte. Chile es y ha sido un país amante de la paz y la buena vecindad y por eso el Tratado de 1904 fijó también los derechos y obligaciones de ambos países y le otorgó un acceso amplio y perpetuidad a Bolivia al Pacífico a través de los pueblos chilenos.

Advirtió que en el juicio ante la Corte Internacional de Justicia, no está en juego ni el territorio, ni el mar, la integridad física y ni la soberanía del país, tal como lo ratificó la Corte de La Haya en su fallo de  2015 a propósito de la objeción preliminar.

“Le puedo asegurar a todos mis compatriotas que este Presidente, al igual como lo han hecho mis antecesores y con el apoyo de todos los chilenos, defenderá con firmeza y convicción nuestro territorio, nuestro mar, nuestra integridad territorial y nuestra soberanía, y cumplirá y hará cumplir el Tratado de 1094”, afirmó.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

28 Marzo 2018

El presidente Evo Morales aseguró este miércoles que Chile incumple el Tratado  de 1904 porque sus acciones y conductas restringen plenamente el cumplimiento del libre tránsito por aspectos aduaneros, administrativos, sociales y recordó que Chile usurpó el Litoral boliviano.

En un mensaje leído desde Palacio de Gobierno, dijo que los argumentos chilenos eludieron el detalle de fondo de este litigo  y erróneamente plantearon que el problema del acceso soberano al Océano Pacífico de Bolivia, quedó resuelto en el Tratado firmado después de la guerra, por lo cual  la Corte no tendría competencia para tratar este tema.

Sostuvo que los alegatos expuestos por Bolivia no contemplan de ninguna forma al Tratado. Chile argumenta el cumplimiento del Tratado manifestando que favorece más allá de las obligaciones a Bolivia.

Indicó que Chile reafirma su cumplimiento sin embargo datos de Cepal indican que el año 2005 Chile lideró el índice de conflictividad vinculado a paros en puertos de América Latina, registrándose 46 conflictos entre  2010 y 2014.

Entre el 2013 a 2015 se registraron 134 días de paros en puertos chilenos, sumando a estos los 21 paros aduaneros por año, generando una pérdida de 2.500 dólares por día y por cada uno de los 450 camiones que circulan diariamente.

Citó que como parte del incumplimiento chileno, es la cancelación de visas de ingreso a varias autoridades bolivianas y ministros de Estado.

A esto se suma los ejercicios militares en frontera junto a ejércitos de otros países, como una forma de amedrentamiento y adicionalmente continúan instaladas las 181.814  minas antipersonales y antitanques en inmediaciones de la frontera con Bolivia, mismas que no fueron retiradas en su totalidad después del Convenio de Ottawa.

Dijo que también es de conocimiento público, la actitud contemplativa de Chile en torno a la lucha al contrabando que, en lugar de contribuir al cumplimiento de este objetivo de carácter multilateral, terminó violando los derechos humanos de los agentes bolivianos que cumplían funciones en frontera. En contrapartida, Bolivia devolvió a carabineros de Chile, garantizándoles todos su derechos, acotó.

“Con todos estos antecedentes quedó demostrado que Chile no cumple el Tratado de 1904, aún en estas condiciones Bolivia honra su cumplimiento. Reiteramos que nuestra demanda tiene por objeto solicitar a la Corte reconozca y declare que Chile tiene la obligación de negociar con Bolivia, cumpliendo sus propios compromisos para alcanzar un acuerdo que conceda a Bolivia pleno acceso soberano al Pacífico, debiendo Chile cumplir de buena fe”, declaró en su lectura.

Morales aseguró que concluidos los alegatos se puede establecer que la causa boliviana está plenamente probada porque Chile ha aceptado a lo largo de más de 100 años a negociar consistentemente con Bolivia un acceso soberano  al mar, haciendo ofrecimientos precisos que involucraba cesión de territorio en 1920,  1950 y 1975.

Aseguró que las negociaciones permanentes implican el reconocimiento de que el Tratado de 1904 no resolvió la reclamación y el derecho boliviano a un acceso soberano al mar y que los sucesivos compromisos asumidos por Chile, constituyen un reconocimiento expreso que existe un tema pendiente entre ambos países y una obligación ineludible pendiente de cumplimiento.

Reiteró que este litigio permitió demostrar al mundo que Bolivia nació con acceso soberano al mar que fue despojado por una usurpación y que Chile se comprometió a resolver este problema pendiente.

A tiempo de agradecer a los expresidentes, excancilleres y a la comunidad internacional por el respaldo a la causa marítima, Morales reiteró su oferta de diálogo con el pueblo chileno para alcanzar soluciones acordadas por medio del diálogo y resolver el problema centenario, porque está claro que ninguna usurpación genera derechos.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

27 Marzo 2018

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero se negó a contestar si su país respetará  el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sea cual fuere el pronunciamiento del máximo tribunal de justicia en el juicio interpuesto  por Bolivia.

En medio de una conferencia de prensa a la que el jefe de la diplomacia chilena convocó  en La Haya para dar a conocer los últimos detalles de la contrargumentación de su país en los alegatos orales que cierran este miércoles, una periodista apuntó  que “diversos representantes del equipo chileno, diplomáticos, políticos, han dicho que temen que Bolivia no respete un fallo adverso a ellos porque dicen que seguirán apelando a otras instancias”.

Y a continuación, la periodista chilena añadió, “Pero no hemos logrado todavía que ninguna autoridad chilena diga si Chile va a respetar, sí o sí, sea cual sea, el fallo de la Corte Internacional”

Ampuero se apresuró a responder que  “como país respetamos el derecho internacional y lo hacemos respetar en relación también con los tratados  que nos rigen, ese es un punto importante. Lo otro, en el caso de Bolivia…”

Y la periodista interrumpió: “Bueno, pero no me ha respondido si Chile va a respetar…”

“Yo le estoy diciendo” replicó Ampuero y repitió  que “Chile respeta el derecho internacional.  En el caso de Bolivia está en una trampa que ella misma se ha impuesto en su Constitución del 2009 , que le exige a cada mandatario ,dentro de un periodo perentorio, a desconocer tratados como el de 1904.  Gracias”.

Se escuchó otra pregunta: “Pero van a respetar o no el fallo, Canciller?”.  Ampuero no respondió y abandonó la sala donde brindó la conferencia de prensa.

Al iniciar la rueda de prensa el canciller chileno anunció que la respuesta de su país ante la CIJ “será contundente” y desmontará todos los argumentos presentados por Bolivia este lunes en la segunda y última fase de los alegatos orales ante el máximo tribunal de justicia internacional.

Redacción: Leo.com

Fuente: radiofides

27 Marzo 2018

La reivindicación marítima boliviana sigue ganando partidarios al interior de Chile. En los últimos días se hicieron públicas expresiones de respaldo a la causa de parte de ganadores de premios nacionales chilenos y de un alcalde.       

En el ámbito académico, seis premios nacionales de Chile, que forman parte del Núcleo de Integración Latinoamericana, aparecieron en un video en que expresan su deseo de que se encuentre una solución al centenario conflicto.

En el video se observa, por ejemplo, a Tomás Moulian, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2015), manifestando que su país tiene que conceder una salida al mar para Bolivia con soberanía.

“Para mí sería un acto de justicia, y eso dejaría tranquila mi conciencia. Me haría más feliz en el sentido de estar pensando que contribuimos a esa obligación que tenemos como latinoamerianos”, agregó Jorge Pinto, quien es Premio Nacional de Historia (2012).

Juan Pablo Cárdenas, Premio Nacional de Periodismo (2005), manifestó que no tiene ningún problema, como chileno, de abogar por el “justo derecho” de los bolivianos de tener una salida al mar. El académico calificó como “empecinamiento absurdo” de su país el no acceder a la reivindicación de Bolivia.

Por su parte, Manuel Antonio Garretón, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2007), señaló que su país se cierra en una entidad basada en guerras, y que de esa manera se hará un país aislado.

En el video también aparecen Juan Radrigán, Premio Nacional de Artes de la Representación (2011), y Julio Pinto Vallejos, Premio Nacional de Historia (2016). también con expresiones conciliadoras.

En tanto, desde el ámbito político, el alcalde de Isla de Pascua de origen Rapa Nui, Pedro Edmunds Paoa, también se manifestó a favor de entregar mar a Bolivia, y establecer una buena relación como vecinos.

“Chile debe madurar su posición (...) Yo creo que para la tranquilidad de ambos pueblos debemos realizar un gesto para Bolivia y ver cómo entregarles mar”, dijo en entrevista con radio ADN de Chile.

Estos no son las únicas expresiones de chilenos a favor de Bolivia, desde que se iniciaron los alegatos en La Haya.

El pasado lunes, el diputado chileno Raúl Alarcón, conocido como “Florcita Motuda”, también se manifestó a favor de que se acceda a la reivindicación marítima. “Es muy poco lo que piden los hermanos bolivianos. Yo estoy con ellos”, dijo.

“Mi primera esposa, que murió, era boliviana. A mi hija yo le iba a poner Bolivia y tengo mucho cariño por Bolivia. Pero ella misma me dijo que no le ponga Bolivia, porque la iban a molestar en clases. Entonces le saqué la B y quedó el Olivia. Así que yo pido encarecidamente, mar para la Olivia”, agregó el político, que también es artista.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

26 Marzo 2018

Al concluir la ronda de alegatos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el presidente Evo Morales volvió extender “la mano fraternal de diálogo” al gobierno de Chile y pidió que este juicio  que está concluyendo permita ingresar a un estado de reflexión y serenamiento.

“Tras haber expresado nuestra posición al mundo entero, Chile y Bolivia nos encontremos para solucionar una controversia y que nuestras próximas generaciones ya no pueden heredar. También deseo asegurar al pueblo chileno que una solución definitiva al enclaustramiento boliviano traerá como contraparte, la más amplia apertura de soluciones que nos lleven a una victoria conjunta y a constituirnos en un modelo para el mundo entero sin perdedores ni ganadores solo buenos vecinos con el pueblo chileno”, dijo en una declaración de prensa.

Morales sostuvo que Bolivia nació con mar y la prueba es que las cinco primeras constituciones chilenas del siglo XIX establecieron que Chile tenía su límite norte en la región de Atacama. Chile invadió territorio el 14 de febrero de 1879 y ese mismo día el pueblo día inició una larga marcha por el camino hacia el  mar.

Aseguró que el Tratado de Paz y Amistad no garantiza ni paz ni amistad fue un tratado impuesto, injusto e incumplido que no estableció el derecho de Bolivia de un acceso soberano al mar. Por 139 años, los bolivianos no hemos dejado de caminar juntos para el inevitable retorno, mirando hacia delante y siempre mirando hacia atrás para nunca olvidar lo que somos y proyectar nuestro futuro, indicó.

Dijo que para los pueblos del mundo el mar ha sido y será siempre vida y para el capitalismo es un simple negocio. “Nuestro camino hacia el mar estuvo marcado por acuerdos y ofrecimientos y práctica diplomática que se constituyen en actos jurídicos, que reconocen nuestro derecho de obtener el acceso soberano al Océano Pacífico mediante el diálogo y la negociación de buena fe”, indicó.

Recordó que en 1920, 1926, 1950, 1961 y 1975,  Chile adquirió la obligación y se comprometió de manera continua e invariable de negociar un acceso, pero fue incumplido y por esa razón Bolivia llevó el caso al Tribunal buscando justicia y ofreciendo puentes de entendimiento y no muros que puedan separa a los pueblos.

El jefe de Estado agradeció al equipo jurídico que durante tres años se empeñó en llevar la demanda hasta la Corte de La Haya, donde Bolivia espera un fallo favorable que restituye el diálogo marítimo.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

26 Marzo 2018

Una encuesta publicada este lunes por la empresa Cadem señala que el 54% de los chilenos considera que su presidente, Sebastián Piñera, no debe respetar un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que sea favorable a Bolivia.

A la pregunta de “En el escenario de que Chile perdiera en el fallo de La Haya, ¿Qué cree Ud. que debe hacer el Presidente Piñera?”, el 54% de los encuestados dijo que su mandatario  “No respetar el fallo. Chile no debe negociar con Bolivia una posible cesión de territorio”.

El 41% sostuvo que en ese escenario su presidente debe “Acatar el fallo, cumpliendo sus compromisos y negociar con Bolivia una salida soberana al mar”, mientras que el 5% no respondió a la pregunta.

El estudio muestra que la mayoría de los chilenos (50%) cree que la CIJ emitirá un fallo dividido. Asimismo, el 41% considerar que el tribunal fallará a favor de Chile y el 3% prevé que la sentencia será favorable a Bolivia.

A la pregunta de qué debe hacer su gobierno frente al pedido boliviano, el 46% dijo que no se debe dar nada a Bolivia, el 33% propuso otorgar más facilidades comerciales, el 12% se inclina por dar mar sin soberanía y el 7% señala que Chile debe brindar mar con soberanía a Chile.

Uno de cada 5 chilenos está de acuerdo en canje

Según los datos de Cadem, el 20% de los chilenos (uno de cada 5) está de acuerdo con que su país entregue mar con soberanía con Bolivia, a cambio de territorio o gas.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

19 Marzo 2018

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ratificó este lunes en la primera jornada de alegatos ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya que su país hará cumplir el tratado de 1904 y que no existen temas limítrofes pendientes por lo tanto “no tiene ninguna obligación de negociar” con Bolivia.

“El Tratado de 1904 fue validamente celebrado y se encuentra plenamente vigente y ese tratado fijó en forma clara y precisa los límites entre Chile y Bolivia. En consecuencia, Chile no tiene temas limítrofes pendientes con Bolivia y por lo tanto, no tiene ninguna obligación de negociar temas limítrofes con Bolivia”, dijo Piñera, según el portal Emol, luego de mantener una videoconferencia con su canciller, Roberto Ampuero, y el coagente por la demanda boliviana, Claudio Grossman.

El jefe de Estado chileno dijo que su país siempre ha sido amante de la paz y respetuoso del derecho internacional y de los tratados, “en consecuencia, siempre ha cumplido y va a cumplir y va a hacer cumplir el tratado de 1904″.

Sin embargo dijo que “con todo Chile también está dispuesto a escuchar y a dialogar con Bolivia en el entendido que esa es la mejor forma de conducir las relaciones entre dos países vecinos”.

Piñera fue enfático en señalar que Antofagasta ha sido, es y seguirá siendo chileno. “Quiero afirmar categóricamente, el presidente Morales, Presidente de Bolivia se equivoca, una vez más, puesto que de acuerdo al Tratado de 1904 que fue válidamente celebrado por Bolivia y por Chile, Antofagasta ha sido, es y va a seguir siendo chilena”, dijo.

Redacción: Leo.com

Fuente: radiofides

19 Marzo 2018

Durante la primera jornada de los alegatos orales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el abogado español Ramiro Brotons, miembro del equipo jurídico de la causa marítima ante La Haya afirmó que Bolivia debe encarar  una doble batalla, la lingüística impuesta por Chile y la que hace al asunto jurídico en sí en contra del país demandado, para que se vea obligado a negociar de buena fe la salida soberana de Bolivia al Océano Pacífico.  

“De esta manera si no fuera suficiente tener que batallar o establecer la voluntad de intención de obligarse el idioma español, nos confrontamos con una segunda barrera, cuando hay desacuerdo sobre las traducciones, por supuesto que la primera esta batalla es la decisiva, es allá donde residen los argumentos textuales de las partes en un acuerdo o de una promesa conforme a los términos de la significación o el alcance obligatorio es el que se debate”, mencionó.

El jurista dijo que el hecho de que la traducción sea fiel no implica que tenga que ser literal, y por su parte “Chile simplemente crea falsos problemas de traducción que apuntan más a oscurecer las aguas que a clarificar la cuestión”.

“Cuán pobre sería el idioma si adoptáramos la propuesta que hace Chile, Chile quizás ignora que una palabra puede tener varios sentidos o al contrario, varias palabras tienen el mismo sentido, y que por ende un concepto puede expresarse y traducirse por términos distintos sin por eso generar la menor alteración”, señaló en alusión a las interpretaciones chilenas de que no existiría nada pendiente con Bolivia.

Recordó que la Academia Real de la Lengua en el inciso número 12 del expediente de los jueces, señala que el resolver un problema o decidir algo o formular la idea o el compromiso de realizar algo tienen el mismo significado, y cuando Chile señala que Presidentes han resuelto eso significa que han convenido, que han decidido o que tomaron una firme decisión, posición que se han comprometido a seguir un plan de acción preciso y determinante.

En criterio de Brotons, Chile no solo quiere incluir a los jueces en las escuadras del integrismo lingüinstico, sino que además la norma que exige para el nacimiento de la obligación jurídica entre Estados sólo es reconocida como tal si está incluida en la categoría de tratados.

“Para Chile no hay una obligación  internacional, más si esto no está incluida en una categoría de tratados entre Estados o si quieren otra denominación con la condición de que hayan sido autorizados por las Cámaras Legislativas, y fuera de estas modalidades todos los demás acuerdos y sobre todo promesas caerían en el ámbito de la naturaleza política y entonces el principio del no formalismo, o de la intención al que Chile parece adherirse ante esta misma Corte quedaría repudiada por la parte adversa”, señaló.

Al respecto, recordó a los jueces de la CIJ, que desde la opinión consultativa ante la Corte Permanente sobre el régimen aduanero entre Alemania y Austria, caso en el cual una acta sentó jurisprudencia en el derecho internacional que cuenta con una rica y variada gama de instrumentos capaces de materializar asientos jurídicos.

“Basta recordar el dictum de la corte de la delimitación marítima y cuestiones territoriales entre Qatar y Bajarai donde se habló de los efectos jurídicos de un acta verbal, y ahí la Corte dictó que un acuerdo internacional puede tomar formas variadas y presentarse con denominaciones diversas”, mencionó.  

Brotons señaló que Bolivia también incluyó en la demanda para obligar a Chile a sentarse de buena fe para una salida soberana al mar,  una serie de acuerdos que emanan de los más altos representantes del Estado y que tienen la forma de intercambio de notas diplomáticas y otros memorándums que datan de los años 1950, 1975, 1961, 1925, entre otros.

Antecedentes del compromiso de Chile

De acuerdo a los antecedentes entregados a la CIJ, Chile en varias ocasiones comprometió salida soberana al mar a Bolivia. Por ejemplo, el lunes 10 de julio de 1961, el embajador de Chile en Bolivia, Manuel Trucco ratificó en un memorándum un compromiso de 1950 “Chile manifiesta estar llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al Océano Pacífico”.

En 1895, después de la Guerra del Pacífico, Chile establece que Bolivia podrá alegar que el país vecino contrajo el compromiso de dotarle de un puerto en el Pacífico en 1895 mediante el Tratado Especial sobre Transferencia de Territorios.

“Si a consecuencia del plebiscito (…) adquiriese la República de Chile dominio y soberanía permanente sobre los territorios de Tacna y Arica, se obliga a transferirlos a la República de Bolivia, en la misma forma y con la misma extensión que los adquiera”, señala el artículo uno de ese tratado.

“Si la República de Chile no pudiese obtener en el plebiscito, o por arreglos directos, (…) la soberanía definitiva de la zona (…), se compromete a ceder a Bolivia la coleta de Vítor, hasta la quebrada de Camarones u otra análoga”, manifiesta el artículo 3 del documento señalado.

En 1904, el país vecino alegó que el Tratado que firmó ese año con Bolivia dilucidó para siempre todos los temas que quedaron pendientes entre los dos países después de la Guerra del Pacífico. Sin embargo, Chile ofreció a Bolivia, a través de su ministro Plenipotenciario en La paz, Emilio Bello Codesido, una salida propia al mar el 10 de enero de 1920, es decir, después del tratado de 1904.

La oferta del extinto dictador, Augusto Pinochet del 8 de febrero de 1975 a su homólogo, Hugo Banzer en el Acta de Charaña establece que “ambos mandatarios, con ese espíritu de mutua comprensión y ánimo constructivo, ha resuelto que continúe el diálogo a diversos niveles para buscar fórmulas de solución a los asuntos vitales que ambos países confrontan, como el relativo a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia, dentro de recíprocas conveniencias y atendiendo a las aspiraciones de los pueblos boliviano y chileno”, señala parte del documento.

Redacción: Leo.com

Fuente: noticiasfides

Últimas Noticias

Prev Next

Aprehendida-Mujer asfixia a su bebé reci…

Aprehendida-Mujer asfixia a su bebé recién nacido y lo entierra

Por el delito de infanticidio, una joven madre, de 19 años,  está siendo procesada en...

Pacajes fue destituida -Jueza intenta ma…

Pacajes fue destituida -Jueza intenta matarse y médico sigue detenido

El caso Alexander y sus aristas sigue dando que hablar, cual si fuera una telenovela...

Busca brindar comodidad y celeridad-La o…

Busca brindar comodidad y celeridad-La oficina central del Segip abrió sus puertas en Indana

Con el objetivo de brindar una mejor atención a la población. La nueva oficina central...