Santa Cruz de la Sierra
28 Septiembre 2017

Fue por mucho tiempo uno de los mayores misterios de la ciencia.

Albert Einstein estaba seguro de que existían: de hecho, las ondas gravitacionales, como las llamó, fueron una de las bases de su Teoría General de la Relatividad, uno de los postulados más innovadores y revolucionarios de la física teórica en el siglo XX.

El Observatorio Europeo de la Gravedad (EGO) en Cascina, Italia, anunció la detección, por cuarta vez, de estas ondas, generadas por la fusión de dos agujeros negros gigantes que tenían una masa alrededor de 53 veces la del Sol.

Las ondas llegaron a la Tierra en agosto pasado y se generaron a unos 1,800 millones de años luz de distancia .

La onda fue registrada casi al mismo tiempo por tres instrumentos denominados interferómetros, en el detector Virgo, un equipo subterráneo en forma de L que fue reparado recientemente.

Es la primera onda que se detecta fuera de territorio de Estados Unidos y por tres instrumentos casi al mismo tiempo.

“Si bien este nuevo evento es de relevancia astrofísica, su detección viene con un activo adicional: esta es la primera onda gravitacional significativa registrada por el detector Virgo”, asegura un comunicado de los científicos de dicho laboratorio.

Otras ondas

No es la primera vez que “el sonido del universo” llega hasta la Tierra.

En 2015, casi un siglo después de las predicciones de Einstein , los científicos las detectaron por primera vez: un raro “sonido” proveniente del espacio era el resultado de la colisión de dos inmensos agujeros negros a unos 3,000 millones de años luz de la Tierra.

Luego, en 2016, el Observatorio Gravitacional de Interferometría Láser LIGO, en Hanford, Estados Unidos, lo detectó nuevamente, por tercera vez.

Sheila Rowan de la Universidad de Glasgow, Reino Unido, aseguró a la BBC que, tras este hallazgo, los científicos están en el umbral de una nueva comprensión de los agujeros negros.

“Es tentador ver esta nueva historia de cómo los agujeros negros se formaron y evolucionaron a través de la historia del cosmos. Esta información está casi a nuestro alcance, pero todavía no hemos llegado a ella”, aseguró.

Los agujeros negros se forman al final de la vida de las supernovas, una estrellas de gran masa que implosionan, es decir, estallan hacia adentro y generan un campo magnético tan fuerte que puede incluso absorber la luz.

Qué son las ondas gravitacionales

Según Einstein, todos los cuerpos en movimiento en el espacio se “hunden” por su peso en la malla del espacio-tiempo y generan ondas, como cuando una piedra cae en un río.

La astronomía de las ondas gravitacionales permite poner a prueba la Teoría General de la Relatividad de Einstein.

Su detección se considera uno de los avances en física más importantes de las últimas décadas.

Percibir las distorsiones en el espacio-tiempo representa un cambio fundamental en el estudio del Universo, ya que permite observar antiguos eventos invisibles a los radiotelescopios o a los telescopios ópticos.

Mientras que la luz se dispersa al atravesar distintos medios -como por ejemplo, cuando llueve y se forma el arcoíris-, esto no ocurre con las ondas gravitacionales cuando se desplazan por el espacio desde su lugar de origen hacia la Tierra.

Esto permite a los científicos tener una certeza más profunda sobre lo que ocurrió en estrellas ubicadas a millones de años luz de nuestro planeta.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: BBCMundo

03 Octubre 2017

La innovadora técnica de edición genética utilizada fue descrita por el científico que la desarrolló como una “cirugía química” de precisión. Ahora, un equipo de científicos chinos logró usarla por primera vez para corregir una enfermedad genética en un embrión humano.

Los investigadores alteraron el ADN de embriones humanos creados en laboratorio para corregir la beta- talasemia, una enfermedad de la sangre, hereditaria y potencialmente letal.

La pionera técnica que utilizaron se conoce como “edición de base” , y fue desarrollada el año pasado por el científico estadounidense David Liu y su equipo de la Universidad de Harvard.

Se trata de un nuevo enfoque para modificar el genoma, distinto de la edición de “corta y pega” conocida como CRISPR, que ya está revolucionando la ciencia.

Pero los investigadores chinos lograron usarla por primera vez para corregir una enfermedad en un embrión humano.

“Somos los primeros en demostrar la viabilidad de la curación de enfermedades genéticas en embriones humanos mediante el sistema de edición de base”, le dijo a la BBC Junjiu Huang, uno de los investigadores chinos.

¿En qué consiste la “edición de base”?

En esencia, en lugar de “cortar y pegar” parte del ADN, como se hace con la técnica CRISPR, este nuevo enfoque edita la base del ADN, convirtiendo una base en otra.

El ADN está formado por combinaciones de cuatro “bloques” diferentes: la adenina, la citosina, la guanina y la timina. Los científicos se refieren a estos “bloques base” por sus iniciales, A, C, G y T.

Todas las instrucciones sobre cómo se desarrolla y funciona el cuerpo humano están codificadas en combinaciones de esos cuatro “bloques”.

David Liu le dijo a la BBC que la técnica “tiene el potencial de corregir directamente, o reproducir con fines de investigación, muchas mutaciones patogénicas”.

¿Cómo la utilizaron los científicos chinos?

Los investigadores de la universidad Sun Yat-sen de Guangzhou, usaron la “edición de base” para eliminar la beta-talasemia de un embrión humano.

Esta enfermedad está causada por un único cambio en un sola base dentro de todo el código genético de una persona.

Lo que lograron los científicos chinos fue corregir ese punto de mutación en el embrión: para ello escanearon toda la secuencia de ADN en busca del error y lo encontraron en medio de 3,000 millones de “letras” de código genético.

Después, cambiaron una G por una A, y así corrigieron el error genético que causa la enfermedad.

Los experimentos fueron realizados en tejidos tomados de un paciente con la enfermedad sanguínea y en embriones humanos creados mediante la clonación, que no fueron implantados.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la universidad Sun Yat-sen de Guangzhou, China, fue publicado en la revista científica Protein and Cell .

Dilemas éticos

Según Junjiu Huang, su estudio abre nuevas avenidas para tratar a los pacientes y para prevenir el nacimiento de bebés con beta-talasemia, “e incluso con otras enfermedades hereditarias”.

El equipo de investigadores de su universidad ya había sorprendido antes al mundo científico, cuando anunciaron ser los primeros en usar la otra técnica de edición genética, CRISPR, en embriones humanos.

Robin Lovell-Badge, del instituto de investigación biomédica Francis Crick de Londres, describió partes del estudio como “ingeniosas”.

Pero también cuestionó por qué no hicieron más investigación con animales antes de hacerlo con embriones humanos y dijo que las reglas sobre investigación con embriones en otros países habrían sido “más rigurosas”.

El estudio de la universidad Sun Yat-sen es el último ejemplo de la creciente capacidad de los científicos para manipular el ADN humano.

Sus resultados alimentan un profundo debate social y ético sobre lo que es aceptable y lo que no en la lucha contra las enfermedades.

Lovell-Badge dijo que estas técnicas no se van a usar clínicamente en el futuro cercano .

“Tendría que haber mucho más debate, sobre las cuestiones éticas, y sobre cómo estas técnicas deberían ser reguladas”.

“Y en muchos países, China incluida, tienen que establecerse mecanismos mucho más robustos para la regulación, la supervisión y el seguimiento a largo plazo”.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: BBCMundo

02 Octubre 2017

Luce y sabe como limonada, pero es sólo agua. Investigadores en Singapur aseguran haber inventado una "limonada virtual" a base de electrodos capaces de imitar el sabor de la bebida; pero no sólo eso, la idea es que también se pueda compartir a través de internet.

Los científicos realizaron el trabajo en el centro NUS-Keio CUTE, de la Universidad Nacional de Singapur, en colaboración con la Universidad Keio de Japón, y su principal meta, en principio, era lograr imitar el sabor ácido de la limonada.

Pero al ir más allá también quieren lograr hacer una "transferencia de sabores". Para lograr esto, ambos usuarios deben contar con un vaso equipado con un sistema especial. Un sensor sumergido en un vaso de limonada real (o alguna otra bebida) recoge información sobre la acidez, color y PH, la cual es transmitida posteriormente a través de Bluetooth hasta unas láminas metálicas en el borde del segundo vaso, el cual deberá estar lleno de agua simple.

De acuerdo con el video presentado por el grupo de científicos, la información se comparte con ayuda de una aplicación especialmente desarrollada para el sistema. Cuando la persona coloca el vaso en sus labios y toca el borde con la lengua, los electrodos actúan simulando el sabor de la limonada, mientras que una serie de LED se enciende para igualar el color de la original.

"Nuestro principal motivo es que actualmente las interacciones digitales no permiten que compartamos bebidas o alimentos, algo tan común en nuestra vida diaria", explicó Nimesha Ranasinghe, encargado del equipo investigador.

De acuerdo con Ranasinghe, esta nueva tecnología también es capaz de recrear sabores ácidos y salados, lo que además podría ayudar a personas bajo dietas estrictas que limitan la ingesta de sal y calorías.

"Incluso podemos ayudar a las personas que desean controlar su consumo de calorías", añadió el científico. "Si a una persona se le antoja una limonada, puede optar por una versión virtual con la que tendrá la misma experiencia pero sin las calorías".

Sin embargo, el diseño aún requiere algunas mejoras, según explica Genevieve Low, una estudiante que se ofreció como voluntaria en las pruebas.

"Creo que el asunto está en que la lengua llegue a tocar la superficie del vaso, porque nadie se animaría a beber agua y al mismo tiempo tocar los electrodos", dijo la joven.

Por otro lado, Wang Pan, otro estudiante voluntario, estaba sorprendido por el sabor de la limonada electrónica.

"Primero pensé que el electrodo sabría mal, pero en realidad sabe bastante real para mí, suave y dulce. Es menos amargo que la verdadera limonada".

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: vice.com

29 Septiembre 2017

Un equipo de científicos de Estados Unidos ha desarrollado un material sintético suave y elástico que reproduce las características de los músculos humanos y permitirá mejorar la fabricación de robots, informa la revista "Nature Communications".

Los expertos del laboratorio de Máquinas Creativas de la Facultad de Ingeniería de Columbia, dirigido por Hod Lipson, han resuelto así uno de los grandes obstáculos en la creación de robots suaves "cuyas acciones puedan emular los actos y movimientos de sistema biológicos naturales", se explica en el artículo.

Este tejido, que cuenta con una "habilidad expansiva intrínseca" -no depende de un mecanismo externo-, es tres veces más fuerte que el músculo humano, tiene una gran capacidad de estiramiento y resistencia y es suave al tacto, señalan los expertos.

El material, que se puede imprimir en tres dimensiones con la forma deseada, fue elaborado por Aslan Miriyev con una goma de silicona con etanol distribuido a través de microburbujas.

Según los investigadores, es "fácil de fabricar, barato y está elaborado con materiales seguros para el medio ambiente".

Tras ser imprimido en tres dimensiones, los científicos probaron este músculo artificial activándolo eléctricamente en varias funciones robóticas.

En esos experimentos, demostró una gran capacidad de expansión y contracción, entre otras propiedades que pueden ser útiles "para la fabricación de robots que deben interactuar con el público", por ejemplo en el sector sanitario, indican.

"Nuestro material suave y funcional puede servir como un músculo suave pero fuerte, y posiblemente revolucionará el modo en que hoy se diseñan las soluciones para la robótica suave", afirmó Moriyev.

"Puede empujar, estirar, doblar, retorcer y levantar peso. Es el material artificial más parecido al músculo humano que tenemos", asegura.

Lipson señaló que, si bien se han hecho grandes avances "en los cerebros de los robots", sus cuerpos "aún son primitivos".

Con el nuevo material, se ha "superado una de las principales barreras para la fabricación de robots de apariencia humana", agrega.

Según se apunta en el artículo, los investigadores seguirán desarrollando el material y sus funciones, para mejorar su velocidad de respuesta y su durabilidad, y su intención final será introducir inteligencia artificial para emular un movimiento natural.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: EFE

29 Septiembre 2017

Al parecer las siestas a mitad del día ya no deben ser vistas como algo prohibido. O al menos eso es lo que expertos de la Universidad de Pensilvania creen, al afirmar en un reciente estudio que tomarse un breve descanso para renovar energías es algo saludable y hasta recomendable.

Fue específicamente el doctor David Dinges citado por el Wall Street Journal y jefe de la división de sueño y cronobiología de la escuela de medicina Perelman, quien compartió los consejos para llevar adelante y de manera eficiente una práctica milenaria, que según el contexto histórico y cultural, ha ido gozando de mayor o menos prestigio.

Dinges, un prestigioso miembro de la Academia Americana de la Medicina del Sueño, compartió al periódico financiero que existen básicamente dos formas de siesta: la voluntaria y aquella que se da de forma involuntaria, en la mayoría de los casos por una fatiga excesiva.

"Las siestas voluntarias vienen a completar los requerimientos de sueño y tienen grandes beneficios para la salud" afirmó el galeno, quien resaltó la diferencia con las siestas involuntarias. "Estas son signo de que alguien no tiene la fortaleza de permanecer despierto".

El especialista agregó que si una persona puede dormir al menos seis horas cada noche y sumar unos 45 minutos de siesta durante el día, no existe riesgo de desarrollar lo que el denominó como "deuda de sueño". Los doctores coinciden que 7 horas de sueño cada 24 horas es el ideal a alcanzar.

Todos aquellos que no logren cumplir con la cuota recomendada pueden intentar dormir una siesta reparadora alrededor del mediodía, algo para lo que los humanos están biológicamente preparados según los científicos, a pesar de que vivimos en un mundo que no alienta el descanso sino la vorágine imparable de la rutina diaria.

Tanto Dinges como varios de sus colegas rescatan que la civilización humana evolucionó mayormente en climas ecuatoriales, donde las altas temperaturas obligaban a muchos a tomar una siesta reparadora durante el día para mejorar el rendimiento laboral.

Los expertos recomiendan no complicarse demasiado a la hora de elegir dónde tomar una siesta. El sitio para llevar adelante el ritual de relajación deberá cumplir con pocos requisitos básicos: deberá ser fresco, oscuro y silencioso. Además, todo dispositivo electrónico deberá ser abandonado al menos por unos minutos dado que la luz de las pantallas puede afectar la habilidad para conciliar el sueño.

Otro aspecto que muchos olvidan priorizar es que aquel que toma la siesta deberá sentirse en un entorno seguro, por lo que un lugar público como un aeropuerto, el tren de regreso a casa o una oficina con paredes de vidrio podrían no ser los lugares ideales para realmente dejarse llevar por el sueño.

Independientemente del lugar y el momento del día, todos aquellos que decidan tomar una siesta deberán ponerse una alarma para no dormir de más. Los expertos recomiendan que el período de descanso no sea menor a 15 minutos ni mayor a una hora, para de esta forma no afectar el hábito de sueño nocturno.

Una taza de café resultará ideal para poder volver a funcionar durante el resto del día y retomar las obligaciones hasta llegada la noche. "Estar despierto es como cargar una mochila sobre la espalda" aseguró el doctor Dinges. "Cuanto más tiempo permaneces despierto, mayor peso le agregarás".

Al parecer tomar una siesta ayuda a alivianar esa carga y son solo 15 minutos los que cualquier persona necesita para sentirse renovada. Ese breve período alcanzará para alivianar algo de la presión de sueño que generan las actividades diarias y poder funcionar de manera más eficiente durante la semana.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: isalud.com

28 Septiembre 2017

En los últimos días, mucho se ha hablado acerca de los terribles sucesos ocurridos en el planeta, destacando el eclipse total de Sol, la ola de huracanes que han azotado en el Atlántico, así como el fuerte terremoto que sacudió a México.

A esto hay que agregarle los resultados de una investigación realizada por un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), en donde se advierte de una “extinción masiva de seres vivos en el planeta”.

De acuerdo a este estudio, esta sexta extinción se producirá por las altas emisiones de dióxido de carbono, lo cual desencadenará para el 2100 un proceso de desequilibrio, lo cual traerá como consecuencia el exterminio de prácticamente todos los seres vivos.

La gente del MIT ha calculado que para ese año, se habrían acumulado cerca de 310 mil millones de toneladas de carbono en los océanos, lo que generará que la Tierra entre en un “territorio desconocido”, pues se producirá un rompimiento en el ciclo del carbono, un hecho que ha sido asociado con con extinciones masivas del pasado.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: Tvnws

19 Septiembre 2017

El ácido acetilsalicílico, mucho más conocido como aspirina, es uno de los fármacos más utilizados a nivel mundial. Se define como un medicamento compuesto de los ácidos acético y salicílico que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antitérmicas. Y una extensa lista de efectos y uso potenciales para el organismo.

Con el tiempo su popularidad aumentó a medida que se fueron conociendo nuevas funciones más allá de las originales. Por ejemplo, mutó de ser un analgésico para el dolor de cabeza, a ser un anticoagulante sanguíneo que previene, en pequeñas dosis, enfermedades cardiovasculares. Y el último y más reciente hallazgo lo vincula también a la salud bucodental.

Un estudio científico de la Universidad de Queen's de Belfast (Irlanda del Norte), reveló un beneficio inesperado: la aspirina podría ayudar a reparar los efectos de la caries dental, ya que estimulan las células madre de los dientes favoreciendo su regeneración.

La caries se caracterizan por la destrucción de los tejidos y la inflamación del nervio de la pieza dental. Es la enfermedad dental más común en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la padecen entre el 60 y el 90% de los niños y casi el 100% de los adultos del globo.

El tratamiento actual implica la aplicación de empastes, un relleno de material sintético utilizado para restaurar la cavidad producida. Sin embargo, la nueva investigación apuntó que la aspirina podría ser el actor principal de un nuevo abordaje, una solución "innovadora e inmediata" que promovería la autorreparación de los dientes.

En la conferencia anual de la Sociedad Británica para la Investigación Oral y Dental, los especialistas mostraron los resultados de su ensayo de laboratorio. Combinando técnicas de genómica y bioinformática, observaron que el tratamiento de las células madre de los dientes con dosis bajas de aspirina aumentó la mineralización y la expresión de los genes responsables de la formación de la dentina significativamente.

Sucede que los dientes tienen naturalmente una cierta capacidad regenerativa, aunque limitada: pueden producir una fina capa de dentina cuando la pulpa dental se queda expuesta, pero no reparar una gran cavidad. El ácido acetilsalicílico potenciaría esta respuesta.

Ikhlas El Karim, autora principal de la investigación, señaló que "este enfoque novedoso no solo podría aumentar la supervivencia a largo plazo de los dientes, sino también podría dar lugar a grandes ahorros en los sistemas sanitarios de todo el mundo".

La profesora de la facultad de Medicina, Odontología y Ciencias Biomédicas de la Universidad de la Reina indicó que el próximo paso será desarrollar un sistema de suministro adecuado para probar la eficacia del fármaco en un ensayo clínico. "Esperamos poder desarrollar una terapia para que los dientes se puedan autorreparar", dijo.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

17 Septiembre 2017

Aunque pareciera que tenemos conocimiento de cada rincón del planeta y por ende, quedara muy poco por descubrir, la Tierra nos sorprende cada día con “secretos” que resguarda con gran recelo y que de a cuenta gotas nos va mostrando.

Fue así como unos científicos de la Universidad de Australia hallaron en la Antártida un sistema de cuevas en el monte Erebus, un volcán activo que se encuentra en la isla de Ross, y que pudiera ser el sitio en donde habitan seres aún desconocidos.

Los analistas tomaron muestras de ADN que hallaron en las orillas de las cuevas y algunas corresponden a musgos, algas y pequeños invertebrados, pero muchos otros no pudieron ser identificados, por lo se especula que un ecosistema se ha desarrollado debajo de la helada superficie.

Las cuevas y los túneles se formaron debido a la actividad volcánica de la región. El vapor, el clima dentro de las cuevas puede ser lo suficientemente cálido para propiciar la vida de diversas especies de animales y plantas, pues la temperatura podría llegar hasta los 25°C. Además, hay luz natural que se filtra por las capas de hielo y las entradas.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

Por observaciones a registros-El TSE ofi…

Por observaciones a registros-El TSE oficializó rechazo a personería de Sol.Bo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que ha emitido la Resolución TSE/RSP/JUR N° 062/2018, mediante...

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial…

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial abre con Día de la Familia

La mayor vitrina comercial del país abre sus puertas a partir de hoy. La primera...

Castigo corporal

Hace unos días recibí una llamada de una emisora preguntando mi opinión sobre una sanción...