Santa Cruz de la Sierra
09 Junio 2015

Científicos de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.) han hallado una relación entre la salud de las personas y el mes de su nacimiento. Tras analizar una base de datos médica de la ciudad de Nueva York, encontraron que 55 enfermedades se relacionan con la época en la que nacen en el año.

El estudio fue llevado a cabo entre los años 1985 y 2013, periodo en el cual los científicos de la Universidad de Columbia analizaron datos sanitarios de alrededor de 1,7 millones de pacientes. Del total de 1,688 enfermedades que presentaron las personas, 55 estaban directamente relacionadas con su mes de nacimiento.

Así, las personas nacidas en los meses de julio u octubre son las más propensas a sufrir ataques de asma en tanto que quienes llegaron al mundo en marzo presenta un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares e insuficiencia cardíaca.

Otra conclusión a la que se llegó es que las personas nacidas en el mes de noviembre tienden a presentar trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Las personas que presentaron menos problemas de salud, según el trabajo, nacieron en mayo y los más propensos a sufrir enfermedades más graves cumplen años en el mes de octubre.

“Las computadoras y los registros de salud electrónicos están acelerando el ritmo de descubrimientos en este tipo de estudios”, señala María Regina Boland, la autora principal del estudio. “Estamos trabajando para ayudar a los doctores a resolver problemas clínicos importantes al aprovechar estos datos”, añade en la nota.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

08 Junio 2015

Marzo de 2014, Rennes, noroeste de Francia, un equipo de arqueólogos trabaja en las profundidades del Convento de los Jacobinos. Acaban de destapar cuatro ataúdes de plomo del siglo XVII, abren tres y dentro encuentran esqueletos, claro. Pero al abrir el cuarto se quedan petrificados: un cuerpo incorrupto de 358 años aparece ante sus ojos.

Los restos son los de una mujer de un metro y 45 centímetros llamada Louise de Quengo, según revelan ahora los arqueólogos del instituto Inrap.

Una viuda de la nobleza que conservaba sus ropajes y la carne de su cuerpo, aunque con aspecto desagradable.

En sus carnosas manos sostenía un crucifijo. Y un último detalle escabroso: le faltaba el corazón.

La ausencia del corazón se debe a que se lo extrajeron después de fallecer (a los 60 años), al igual que el de su marido, para meterlo en un cofre de un rito funerario de la época.

Pero, ¿el cuerpo? ¿Por qué conservaba su piel, músculos e incluso órganos?

No es el primer caso de cadáveres que se descubren en un excepcional estado de conservación.

Por distintos motivos, hay cuerpos incorruptos de santas, de Papas, de monjes budistas, de revolucionarios rusos, de hombres de la edad de bronce o anónimos contemporáneos de los pueblos de Noruega.

Más allá de creencias místicas, la ciencia explica los motivos para la buena conservación de éstos cadáveres.

En unos casos el proceso es natural y en otros reciben la ayuda (confesada o no) del hombre.

Según explica el antropólogo forense, José Manuel Reverte Coma, en sus estudios para el panameño Instituto Gorgas de Estudios de la Salud, estos cadáveres que aparecen conservados no tienen nada de mística o magia.

"La sequedad produce la momificación espontánea o natural", explica Reverte.

Se trata de un proceso de desecación espontánea o natural que impide la putrefacción y descomposición del cadáver.

"Este fenómeno se da en algunos lugares como son las criptas de algunos monasterios donde la sequedad del ambiente y la ausencia de insectos, unido quizás al hecho de que el cuerpo estaba […] exento de grasa y a la existencia de un medio interno adecuado para destruir las bacterias responsables de la putrefacción, permite que el cuerpo se deseque en forma natural conservándose incorrupto por tiempo indefinido", cuenta.

Algo que parece encajar con el caso de la noble francesa.

Otro camino, opuesto al anterior, es cuando el cadáver queda en un ambiente de humedad relativa, pero estéril.

"Se produce el fenómeno llamado 'adipocira' (de adipós, grasa y cira, cera)", relata Reverte.

Primero se produce una saponificación (transformación de los tejidos en jabones mediante la grasa) y luego una fase plástica, durante la cual las partes blandas se transforman en algo parecido a la plastilina.

"La piel queda elástica convirtiéndose en una especie de badana, como si la hubiesen curtido".

En algunos casos, los tejidos se transforman en cera. "Como la de una vela derretida, que mantiene la forma de los órganos con gran precisión", apostilla el científico.

"La transformación del adipocira en cera cadavérica es lo que ha dado origen a la creencia de que hay cuerpos incorruptos debido a causas sobrenaturales y no hay tal cosa", zanja Reverte.

Otro caso que puede darse es la petrificación, transformación del cadáver en material pétreo debido a la infiltración por hidrioxipatita y carbonato cálcico.

Estos procesos dejan hallazgos impactantes, como las momias de los pantanos de Tollund, en Dinamarca o el hombre de Cashel, en Irlanda.

El aislamiento del cuerpo del oxígeno es un factor importante para la conservación de sus órganos.

Esa es una de las conclusiones que sacaron unos investigadores del York Achaeological Trust de Reino Unido que encontraron un cerebro de 2.600 años de antigüedad perfectamente conservado.

Las grasas y las proteínas del tejido cerebral se unieron entre sí para formar una masa que lo aislaba.

"Como no había ninguna traza de oxígeno en el cerebro y no hay movimiento, éste estaba protegido y preservado", explica el estudio de los arqueólogos.

Y estos sorprendentes fenómenos pueden ser provocados, pero de un modo no intencionado... y que puede suponer un problema.

Es lo que ocurre en Noruega, donde tienen problemas de espacio en sus cementerios porque los cadáveres no se descomponen, según publicó "The Wall Street Journal".

El motivo es que después de la Segunda Guerra Mundial establecieron como medida higiénica enterrar a los muertos envueltos en una funda de plástico. Este aislamiento hace que el descanso eterno esté siendo más largo de lo deseado para los cuerpos físicos de los noruegos.

Para resolverlo están perforando las bolsas con una tecnología especial e inyectando una sustancia para descomponer los cadáveres.

Pero la momificación es un proceso que el hombre hace de forma intencionada desde hace miles de años, mediante procesos de embalsamamiento y momificación, normalmente como ritos funerarios.

En la antigua Persia, por ejemplo, los cadáveres se conservaban con cera y entre los pueblos arios, con miel.

Según el antropólogo Reverte, primero extraían el cerebro del cadáver por la nariz, para hacer después pasar al cuerpo y sacar los intestinos ("que purifican con vino de palma" y "sustancias aromáticas molidas"). O así lo relato, al menos, el filósofo griego Herodoto.

Estas vísceras se ponían en cuatro vasijas cuyas tapaderas representaban las cabezas de los cuatro hijos de Horus, genios funerarios protectores de los órganos.

Después, llenaban el vientre de mirra pura molida, canela y otras substancias aromáticas y "salaban el cuerpo recubriéndolo con natrón (carbonato de sodio decahidratado)". Así quedaba el cuerpo recubierto durante 70 días. Luego lo envolvían con vendas.

Pero no hace falta remontarse tantos años para encontrar famosos cuerpos momificados, ya con técnicas más modernas.

Es el caso del revolucionario Vladimir Lenin, padre de la Unión Soviética. Por decisión de su sucesor, Joseph Stalin, fue embalsamado tras su muerte en 1924.

O también el papa Juan XXIII, de cuyo cuerpo incorrupto se creó una leyenda de componente religioso, puesta en entredicho en 2001, cuando el médico Gennaro Goglia declaró a la revista católica "Famiglia Cristiana" haber inyectado 10 litros de un líquido embalsamador al cuerpo del pontífice.

"Practicamos un corte en la muñeca derecha del Papa y le introdujimos la aguja y el líquido", dijo.

Aún hoy se ha dado un paso más y se utilizan técnicas de crionización o congelación en nitrógeno líquido a 150º bajo cero. Otro milagro, de la ciencia.

Redacción: Leo.bo

Fuente: BBCMundo

05 Junio 2015

Su nombre científico es Regaliceratops peterhewsi, pero los paleontólogos que lo han descubierto lo apodan Hellboy. Es un tipo de dinosaurio con cuernos que vivió hace unos 70 millones de años y cuyo rasgo más distintivo es una especie de gola que tiene en el cuello, con forma similar a una corona.

El cráneo de este nuevo dinosaurio, parecido en muchos aspectos al Triceratops, fue localizado hace diez años por un hombre, Peter Hews (en cuyo honor lleva el nombre), que encontró algunos huesos que sobresalían de un acantilado en el río Oldman al sureste de Alberta (Canadá).

Ahora, los paleontólogos Caleb Brown y Donald Henderson lo han presentado en sociedad en un artículo que publica hoy Cell Press Current Biology.

"El espécimen viene de la región geográfica de Alberta, donde no se habían hallado dinosaurios cornudos con antelación, por eso, desde el principio, sabíamos que era importante", relató Brown, del Museo Real Tyrrell de Paleontología en esa ciudad canadiense.

Los coautores del estudio, Brown y Donald Henderson, bautizaron al nuevo dinosaurio como Regaliceratops peterhewsi, en referencia a la especie de gola o volante y al hombre que informó de su existencia el museo.

"Obviamente se trataba de una nueva especie, una inesperada, muchos investigadores en dinosaurios con cuernos que visitaron el museo lo miraron dos veces la primera vez que lo vieron en el laboratorio", señaló Brown, quien recordó que su singularidad es tan obvia que "se podía decir que era una nueva especie sólo con verlo a cien metros".

Lo que hacía inconfundible a este dinosaurio era el tamaño y el aspecto de sus cuernos faciales y la gola, como un escudo, en la parte posterior del cráneo.

Esta nueva especie es similar, en muchos aspectos, al Triceratop, excepto porque su cuerno nasal es más alto, mientras que los dos pequeños sobre sus ojos son "casi ridículamente pequeños".

Pero el rasgo más distintivo es el ornamento del cuello, que Brown describe como un halo de grandes placas pentagonales que se proyecta hacia fuera y con un pico central, el resultado de esos elementos tienen el aspecto de una corona", consideró.

Lo más importante de este ejemplar es, según los autores del estudio, las implicaciones que tiene en la evolución de los cuernos ornamentales de los dinosaurios.

Tradicionalmente los dinosaurios con cuernos se dividen en dos grupos los Chasmosaurus, con un pequeño cuerno sobre la cabeza, otros más grandes sobre los ojos y una larga gola, y los Centrosaurios, que se caracterizaban por un largo cuerno sobre la nariz, dos más pequeños en los ojos y una pequeña gola.

Esta nueva especie es un Chasmosaurus, pero su ornamentación se parece más a la de un Centrosaurio, y vivió tras la extinción de los Centrosaurios, señaló Brown.

Todo sumado, este nuevo ejemplar es el primer ejemplo de una convergencia evolutiva entre los dinosaurios con cuernos, lo que significa que esos dos grupos evolucionaron independientemente con características similares.

Los investigadores esperan encontrar nuevos especímenes de Regaliceratops peterhewsi, mientras trabajan en la reconstrucción digital del cráneo encontrado, pues aunque está intacto, el fósil se ha deformado tras pasar 70 millones de años en las estribaciones de las Montañas Rocosas.

"Este descubrimiento también sugiere que es posible que haya más dinosaurios con cuernos pero que aún no los hemos encontrado, por lo que -señaló Brown- buscaremos otras especies nuevas".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

03 Junio 2015

Científicos chinos afirman haber desarrollado dos compuestos químicos que podrían curar a los infectados con el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) o nuevo coronavirus y proporcionar tratamiento de emergencia a los grupos de riesgo, informó hoy el diario oficial Global Times.

Estos medicamentos son el resultado de las investigaciones de científicos de la Universidad Fudan de Shanghái (China) sobre esta enfermedad que se cobró este martes sus dos primeras víctimas mortales en Corea del Sur, país del que procede el único caso de infección que se ha detectado de momento en China.

Los investigadores de Fudan aseguran que un anticuerpo llamado m336, que han desarrollado conjuntamente con la red de Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) de Estados Unidos, eliminó el virus casi instantáneamente en las pruebas de laboratorio.

Además, han trabajado en otro compuesto, el HR2P-M2, que podría usarse en grupos de alto riesgo, como los equipos médicos o familiares en contacto con los pacientes, para reducir el riesgo de contagio.

El HR2P-M2 podría ser aplicado también a las personas infectadas con el coronavirus, para reducir la emisión de partículas del virus.

"Si las autoridades y los pacientes de MERS aceptan usar el m336 y el HR2P-M2 para tratamiento de emergencia, podría salvar sus vidas", dijo Jiang Shibo, director del equipo de investigación que está detrás de estos compuestos químicos, en declaraciones reproducidas por el Global Times.

Jiang señaló también que hay "escasas" posibilidades de que se produzca un brote de MERS en China.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica en su página web que, con la información que se tiene hasta el momento, no hay pruebas de una transmisión sostenida del virus entre humanos y que no parece pasar fácilmente de persona a persona.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

01 Junio 2015

Un equipo de investigadores del Centro de Estudios Avanzados de Blanes, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEAB-CSIC), en conjunto con investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de la organización conservacionista Oceana, publicaron en la revista PLoS ONE el hallazgo de un arrecife de esponjas 'roca'. Un ecosistema único en el mundo, situado entre la costa de Valencia y la isla de Ibiza. Sus estructuras se creían extintas hace millones de años.

Estas esponjas solo se conocían en el Atlántico, desde la Macaronesia hasta el Caribe, pero en el Mediterráneo no se habían hallado y esto supone un descubrimiento de una nueva especie que tiene la forma de una montaña submarina.

“El hallazgo proporcionará claves importantes para comprender cómo se desarrollaron los singulares arrecifes de esponjas del Jurásico y cuáles fueron las razones de su desaparición, un declive que ocurrió casi paralelamente en el tiempo al de los dinosaurios", aseguró Manuel Maldonado, especialista en esponjas del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del CEAB-CSIC y líder la investigación.

Los arrecifes de silíce, construidos por esponjas y no por corales, fueron comunes en los mares Jurásicos y Cretácicos. En 1987 se descubrió un arrecife de sílice vivo a 200 metros de profundidad en la costa del Pacífico canadiense, formado por esponjas hexactinellidas ("esponjas de cristal").

Pero este segundo arrecife, recién descubierto, compuesto de esponjas "roca”, es una variedad arrecifal aún más rara, ya que la inmensa mayoría de las especies de esponjas “roca” se extinguieron tras el Cretácico. Se pensaba que las pocas especies que sobreviven en nuestros días, confinadas en aguas profundas tropicales y templadas, habían perdido la capacidad de formar agregaciones arrecifales.

Estas agregaciones de esponjas llegan a medir cerca de metro y medio de altura. El descubrimiento del arrecife se ha realizado por medio de un robot submarino a bordo del buque Oceana Ranger, que ha permitido filmar y recoger información de las especies asociadas a este ecosistema, como otras esponjas, corales, gorgonias, cangrejos de profundidad y congrios. Sin embargo, la mayor parte de los aspectos funcionales de este singular hábitat como la alimentación, reproducción, crecimiento y longevidad están por investigar.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

28 Mayo 2015

Aunque la expansión del ébola se ha estabilizado y la labor de los investigadores comienza a dar resultados positivos, la comunidad científica no debe "bajar la guardia" ante un posible repunte del virus, precisaron este jueves los principales responsables de la lucha contra el ébola en Francia.

"Hay que afrontar el estado actual de la enfermad, pero sobre todo debemos prepararnos para futuras epidemias, porque las habrá", alertó en una conferencia de prensa el director general del Instituto Pasteur, Christian Bréchot.

Esa institución, que alberga este jueves y el viernes un simposio internacional sobre el ébola, ha impulsado dos proyectos de vacuna en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La primera es de carácter preventivo, basada en una implementación de la ya existente contra el sarampión, y otra tiene un carácter terapéutico y por tanto podría aplicarse a pacientes que ya han sido expuestos al virus.

Para el presidente del Instituto Nacional francés de la Salud y la Investigación Médica (INSERM), Yves Lévy, la movilización llevada a cabo hasta ahora ha sido "correcta", pero la coordinación de la comunidad científica internacional debe ir más allá del desarrollo de una vacuna estable.

Urge saber, según destacó, cómo circula el virus entre humanos y animales, y cuáles son las consecuencias que experimentan los supervivientes de una enfermedad cuya tasa de mortalidad puede rondar el 90 %, aunque la media de los casos actuales oscile entre el 53 % y el 55 %.

"Hay que poner en marcha un sistema que localice futuros virus y garantice una detección precoz", afirmó, por su parte, el investigador del Pasteur y presidente de la London School of Hygiene, Peter Piot, quien aseguró que la epidemia ha evidenciado el fracaso de la OMS , que siempre reaccionó "demasiado tarde".

El científico belga sí celebró, sin embargo, el hecho de que sea la primera vez que la labor investigadora se haya puesto en marcha en plena expansión de la epidemia y no a posteriori.

"Queda mucho trabajo y no deberíamos desaprovechar la oportunidad de conocer mejor la enfermedad", sentenció Piot, antes de negarse a descartar futuros repuntes del virus.

Según datos suministrados el pasado 17 de mayo por la OMS, el número de víctimas de la epidemia de ébola que asola África Occidental desde marzo de 2014, la más mortal hasta la fecha, asciende a 11.135 entre Guinea, Liberia y Sierra Leona.

El virus, que se ha manifestado en su cepa más letal, la conocida como Zaire, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales.

El Instituto Pasteur, que comprende 33 institutos en 26 países, coordina 10 centros de investigación en África, una posición de privilegio que, en opinión de Bréchot, le obliga a asumir un "rol fundamental" en la formación de la comunidad científica africana.

Fundado en 1887 y galardonado con siete premios Nobel, el Pasteur es una de las fundaciones sin ánimo de lucro más prestigiosas del mundo en la investigación de enfermedades infecciosas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

22 Mayo 2015

Un nuevo tipo de implante cerebral puede sentir la intención de un paciente tetrapléjico de mover su brazo robótico, lo que ofrece una gran promesa a las personas que padecen parálisis o que han perdido una extremidad, dijeron investigadores.

Erik Sorto, de 34 años, es “la primera persona en el mundo que tiene una prótesis neural implantada en una región del cerebro donde se generan las intenciones“, señala el estudio publicado en la revista especializada Science.

Sorto, quien quedó paralizado del cuello para abajo a los 21 años por una herida de bala, ahora puede hacer gestos como un apretón de manos, beber de un vaso e incluso jugar “piedra, papel o tijeras” con su brazo robótico.

Otros intentos de utilizar implantes cerebrales para controlar las prótesis ya se han realizado previamente, colocando el artilugio en la corteza cerebral motora que controla los movimientos.

Este experimento se realizó colocando dos series de microelectrodos en la corteza parietal posterior (CPP). Esta zona del cerebro procesa la planificación de movimientos como alcanzar y agarrar.

“Cuando uno mueve un brazo, realmente no piensa qué músculos activar y los detalles del movimiento, como levantar el brazo, extender el brazo, alcanzar el vaso, cerrar la mano en torno al vaso, y así sucesivamente“, dijo el principal autor del estudio, Richard Andersen, profesor de neurociencia en Caltech.

“En cambio, uno piensa en el objetivo del movimiento. Por ejemplo: ‘Quiero agarrar este vaso de agua’. Así que, en este experimento, fuimos capaces de decodificar estas intenciones pidiéndole al sujeto que simplemente imagine el movimiento como un todo, en lugar de dividirlo en una miríada de componentes.”

El resultado es un movimiento más fluido que el tipo de movimientos bruscos que se han visto en experimentos previos, dijeron los científicos.

Sorto recibió su implante cerebral en 2013 y ha estado practicando con él en el centro de rehabilitación Rancho Los Amigos desde entonces, para aprender a controlar un brazo robótico que no está adherido a su cuerpo.

Pudo controlar el brazo en su primer intento, cerca de dos semanas después de la cirugía cerebral.

“Me sorprendió lo fácil que era“, dijo. “Bromeo diciendo que quiero ser capaz de tomar mi propia cerveza a mi ritmo (...) Creo que si fuera suficientemente seguro, me encantaría cuidar de mí mismo: afeitarme, cepillarme los dientes. Realmente extraño esa independencia.”

La prueba clínica se realizó en colaboración entre Caltech, la escuela de medicina Keck de la Universidad del Sur de California (USC) y el centro de rehabilitación.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

17 Abril 2015

Un grupo de investigadores aseguró haber descubierto qué genera ese peculiar ruido, gracias a diversos experimentos con resonancias magnéticas. Según los expertos, lo que causa el crujido en nuestras manos es la creación de cavidades de gas en el líquido sinovial que tenemos entre los huesos. El crujido sucede en menos de 310 milisegundos.

Los investigadores también detectaron que inmediatamente antes del crujido se crea dentro de nuestras manos un "flash blanco", aparentemente causado por el roce del mencionado líquido.

"A mí me gusta bastante el sonido, pero esto ya es un tema personal", explicó Greg Kawchuk, un profesor de medicina de rehabilitación en la Universidad de Alberta, en Canadá, que ha dirigido el estudio, publicado en la revista científica PLOS ONE.

El primer estudio científico sobre la materia, de 1947, ya sugirió que el sonido venía de la formación de cavidades de gas. Sin embargo, un estudio posterior, de 1971, rechazó esta teoría y argumentó que lo que generaba ese sonido eran pequeñas burbujas que estallaban dentro de nuestras manos.

La resonancia magnética permitió descifrar y registrar lo que ocurre realmente dentro de nuestras manos cuando las crujimos. El equipo de investigadores utilizó la cámara lenta para determinar lo que sucede y se confirmó que el sonido es causado por una cavidad que se forma rápidamente dentro de la articulación cuando se tira.

En todos los casos, el agrietamiento y la separación de la articulación se asoció con la rápida creación de una cavidad llena de gas en el líquido sinovial, una sustancia natural que lubrica las articulaciones. "Es como la formación de un vacío", concluyó Kawchuk.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

Últimas Noticias

Prev Next

Turbulencias latinoamericanas (I)

Latinoamérica sigue siendo el continente de más turbulencias políticas en el mundo, porque es el...

Transparentar gestión

Hay varias autoridades ediles con procesos judiciales, por supuestamente haber estado cometiendo ilícitos durante su...

Dos empresas cruceñas Llevarán 31 t de r…

Dos empresas cruceñas Llevarán 31 t de residuos electrónicos a los EEUU

Hasta fin de año, la Fundación para el Reciclaje (Fundare) y la empresa Boliviana de...