Santa Cruz de la Sierra
14 Junio 2016

Este descubrimiento, realizado gracias al telescopio orbital estadounidense Kepler, se anunció el lunes en la conferencia de la American Astronomical Society, que se celebra esta semana en San Diego (California).

Este exoplaneta circumbinario gaseoso del tamaño de Júpiter, bautizado Kepler-1647b, también cuenta con la mayor órbita para este tipo de planetas, al girar en torno a estas dos estrellas en 1.107 días, o un poco más de tres años terrestres.

Se trata del undécimo exoplaneta circumbinario descubierto desde 2005. Estos planetas son a veces denominados "Tatooines", en referencia a la saga de Star Wars y el planeta desierto donde creció Luke Skywalker.

Kepler-1647b tiene 4.400 millones de años de edad y se encuentra en la constelación de Cygnus, a 3.700 años luz (un año luz equivale a 9.460 billones de kilómetros) de la Tierra.

Las dos estrellas son similares a nuestro Sol, una de ellas ligeramente más grande que la otra, precisaron los astrónomos, cuyo descubrimiento fue aceptado para ser publicado en la revista Astrophysical Journal.

Los científicos detectan los exoplanetas cuando pasan frente a sus estrellas, lo que que provoca una disminución pasajera de la luminosidad.

Esta técnica, llamada de tránsito astronómico, permite deducir la masa del planeta y la distancia a la que está de su estrella.

"Pero hallar exoplanetas circumbinarios es mucho más difícil", dijo William Welsh, astrónomo de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) y uno de los coautores de este descubrimiento.

"El paso del planeta por delante de las dos estrellas no está regularmente espaciado y por ende su duración puede variar", dice.

Una vez que un exoplaneta candidato es descubierto, los astrónomos utilizan sofisticados programas informáticos para determinar si efectivamente se trata de un planeta, un proceso que puede ser largo y arduo.

El astrónomo Laurance Doyle, del SETI Institute y otro de los coautores, había observado el tránsito de este planeta por primera vez en 2011. Pero no había recolectado y analizado más datos desde hacía varios años para confirmar que este tránsito astronómico era de hecho un exoplaneta circumbinario.

El planeta Kepler-1647b se distingue también porque está más alejado de sus dos estrellas que lo que lo están en general los exoplanetas circumbinarios conocidos.

Pero Kepler-1647b además se sitúa a una distancia que lo hace habitable, ni demasiado caliente ni demasiado frío, donde podría existir agua en estado líquido. Tratándose de un planeta gaseoso, es poco probable que se desarrolle vida, pero podría eclosionar en eventuales lunas que orbiten el planeta.

"Además de su habitabilidad potencial, el Kepler-1647b es importante porque podría señalar la existencia más frecuente de una población de grandes exoplanetas circumbinarios con órbitas alejadas de sus astros", sostiene William Welsh.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

08 Diciembre 2015

¿A quién no le gustaría vivir para siempre? Lo hemos visto en las películas o la literatura fantástica. Temas como la eterna juventud o cómo vivir más allá de los límites para un humano común y corriente han sido aspectos más que recurrentes no solo en la ciencia ficción, sino que en la medicina.

Hasta ahora, los investigadores han encontrado varias técnicas para preservar los cuerpos después de morir como la criogenización. Pero ahora, un grupo de científicos busca dar un paso más allá para encontrar una manera de regresar de la muerte.

Estos expertos dirigen una empresa que ha anunciado su intención de “resucitar” a los muertos mediante el almacenamiento de los recuerdos y el uso de la inteligencia artificial para devolverlos a la vida. Y planean hacerlo en un plazo de 30 años; su límite es el año 2045.

Los científicos de la empresa Humai buscan almacenar los “estilos de conversación, patrones de comportamiento, los procesos de pensamiento e información acerca de cómo funciona el cuerpo” en un chip de silicio usando la inteligencia artificial y la nanotecnología, de acuerdo con su página web.

Según el director y fundador de Humai, Josh Bocanegra, el primer paso es seleccionar a los voluntarios correctos para tal emprendimiento. Así, se almacenará la información relativa a su vida, sus rutinas, gustos, sueños, y antes de morir su cerebro será congelado para después implantar un chip con su “personalidad” en un nuevo cuerpo artificial, que a su vez será controlado por el huésped mediante ondas cerebrales del mismo modo que hoy se dispone de prótesis avanzadas.

Para ello, Bocanegra apuntó a la utilización del software de inteligencia artificial llamado “Soul” (Alma), que tendrá la misión de replicar la voz y la personalidad del “resucitado”.

“Pienso en hacer de la muerte algo opcional. Personalmente no puedo imaginar por qué alguien querría morir, aunque respeto sus deseos”, indicó Bocanegra. La idea es “contribuir a la experiencia humana haciendo la muerte más fácil de aceptar”, añadió.

Inteligencia artificial

En estos momentos, el equipo de investigadores está integrado por cinco personas divididas en distintas labores: nanotecnología, sensores, biónica, inteligencia artificial e incluso un “embajador”, el que tiene la misión de dar a conocer el objetivo de la compañía y buscar potenciales inversores. Aún no se tienen claros los costos, el tiempo ni más detalles del insólito procedimiento.

Bocanegra también explicó el proceso diciendo que usarían la tecnología criónica para congelar y almacenar un cerebro después de la muerte hasta que la tecnología sea tan segura como para permitir insertarlo en un cuerpo artificial. La compañía incluso llega a sugerir que un día la muerte podría ser opcional con su método.

En declaraciones a IEET, Bocanegra agregó que mientras que otras compañías de inteligencia artificial están tratando de hacer versiones virtuales de las personas después de su muerte, su proyecto fue el primero en traer de hecho a la gente “de vuelta a la vida”.

“No creo que las lápidas, fotos, videos o nuestros propios recuerdos sean las mejores maneras de recordar a alguien que ha muerto”, dio a conocer.

“En lugar de ello creo en una versión artificial e inteligente de un ser querido, con quien se pueda interactuar a través de texto y voz, que es más deseable”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

30 Noviembre 2015

Los dos grados centígrados, la referencia más importante en las conversaciones sobre cambio climático que empiezan esta semana en París con la asistencia de líderes de cerca de 150 países, han guiado durante décadas las negociaciones en torno a un tratado, pero algunos científicos cuestionan su validez.

Muchos investigadores han argumentado que un alza de dos grados en la temperatura promedio del aire del planeta por encima de los niveles previos a la industrialización desatará cambios climáticos catastróficos.

Numerosos científicos, sin embargo, subrayan que se trata de un umbral algo arbitrario, basado en investigaciones poco convincentes y que, por lo tanto, es un incentivo poco práctico para la adopción de medidas.

“Surgió de una agenda política, no de un análisis científico”, dice Mark Maslin, profesor de climatología del University College de Londres. “No es un objetivo sensato y racional debido a que los modelos ofrecen un rango de posibilidades, no una respuesta única”.

Los formuladores de políticas suelen asumir que la meta de los dos grados expresa una opinión científica robusta, pero no es así. Los informes exhaustivos publicados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) son considerados como los análisis más completos de la ciencia sobre el calentamiento global. Sin embargo, el límite de los dos grados centígrados no es mencionado en ninguno de ellos.

De todas formas, muchos científicos están dispuestos a respaldar la meta ya que la consideran como una forma de dar a los responsables de políticas un objetivo claro al que apuntar en la lucha contra el calentamiento global.

La mayoría de los climatólogos están convencidos de que la Tierra se está calentando y que las emisiones de gases de efecto invernadero son la principal causa. Sin embargo, la pregunta sobre cuándo se llegará al momento crítico con consecuencias catastróficas sigue sin resolverse.

Algunos efectos importantes, como el derretimiento en verano del hielo del océano Ártico y los glaciales en Groenlandia, ya son evidentes, pese a que la temperatura promedio es un grado más alta que los niveles preindustriales y, por lo tanto, todavía tiene camino por delante para alcanzar la diferencia de dos grados.

Por otra parte, algunas de las consecuencias más peligrosas del calentamiento global podrían no ser evidentes hasta mucho después de que se cruce la barrera de los dos grados. “Toda la metáfora apocalíptica es engañosa”, advierte Carlo Jaeger, presidente de la junta del Foro Global del Clima, un centro de estudios alemán, y profesor de la Universidad de Potsdam.

“No se va a desatar el infierno a los dos grados; demorará cientos de años”. William Nordhaus, profesor de Economía de la Universidad de Yale, parece haber sido el primero en mencionar los dos grados en un artículo publicado en 1977. Sin embargo, su cálculo no se basó en un análisis científico sólido.

No obstante, el punto de referencia lentamente cobró impulso. Los científicos esgrimieron que las temperaturas del aire a nivel global no han aumentado más de 1,5 o dos grados en la historia de la humanidad, y que mayores cambios de temperatura en eras anteriores tuvieron consecuencias catastróficas en los niveles del mar. Calcularon, entonces, que un techo de dos grados sería un límite natural de seguridad.

“La idea era: ‘No saquemos la actividad humana de un régimen evolutivo al que nos hemos adaptado’”, dice Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, quien jugó un papel importante en la popularización de la meta de los dos grados.

En una reunión en Bonn en 1994, Schellnhuber se sentó con Angela Merkel, quien era ministra de Medio Ambiente de Alemania. Ya que ambos estudiaron física, Schellnhuber ofreció tablas y cifras complicadas para que Merkel consultara detenidamente.

“Presenté lo que yo llamo el enfoque de ‘ventanas tolerables’”, recuerda Schellnhuber, quien era entonces el principal asesor del gobierno alemán sobre el clima. “En términos de temperatura, la ventana tolerable se limitaba a dos grados”.

Merkel respaldó el objetivo y el año siguiente logró que el Consejo de la Unión Europea lo apoyara formalmente.

Un estudio de 2003 concluyó que más allá de los dos grados, “los riesgos aumentan muy sustancialmente, incluyendo potenciales grandes extinciones o incluso colapsos de ecosistemas, importantes aumentos de hambrunas y riesgos de escasez de agua, así como daños socioeconómicos, en particular en los países en desarrollo”.

En octubre de 2014, David Victor, profesor de relaciones internacionales de la Universidadde California en San Diego, y Charles Kennel, profesor del Instituto Scripps de Oceanografía en La Jolla, California, escribieron una aguda crítica del punto de referencia de dos grados en la revista Nature.

Sostuvieron que el criterio era científicamente débil porque reflejaba sólo una pequeña porción de perfil climático del planeta. Más de 93% del exceso de calor, señalaron, termina en el océano y no en la atmósfera. Por esa razón, agregaron, las autoridades también deberían monitorear el contenido de calor en los océanos y otros parámetros a la hora de fijar las metas de emisiones.

Victor también dice que la referencia de dos grados debería ser descartada porque dejó de ser viable. “La trayectoria de las emisiones en la que estamos es tan empinada ahora, que es demasiado tarde”, sostiene. “No hay un escenario bajo el cual esto pueda ser contenido por debajo de los dos grados; el juego llegó a su fin”.

Schellnhuber es más optimista y asevera que hace unos cinco años se proyectaba que el calentamiento para fines del siglo fuera de entre 3,5 y 4 grados por sobre los niveles preindustriales. Sin embargo, al incorporar las promesas de los países de reducir las emisiones en la antesala de la cumbre de París, los modelos climáticos sugieren que al menos un grado de calor adicional se ha eliminado de las estimaciones previas. “Veo señales de esperanza en el camino”, dice. “Veo que la meta está al alcance”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

29 Octubre 2015

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció que este mes se ha medido el tercer mayor agujero de la capa de ozono registrado, aunque aclaró que esto no contradice el proceso de recuperación de esta protección natural contra los rayos solares.

"Esto muestra que el problema del agujero de ozono sigue con nosotros y que hay que mantenerse vigilante, pero no hay razón para una alarma indebida", aseguró el científico Geir Braathen, del Servicio Atmosférico de la OMM.

La disminución de la capa de ozono ocurre anualmente durante la primavera en el hemisferio sur debido a las temperaturas extremadamente frías en la estratosfera (ubicada a unos 25 kilómetros de altura) y a la presencia en la atmósfera de gases que devoran el ozono.

De acuerdo con la OMM, el promedio calculado durante 30 días del agujero de ozono ha sido de 26,9 millones de kilómetros cuadrados, lo que representa la tercera medida más importante después de los récords registrados en el 2000 y el 2006.

Los científicos calcularon el récord para un solo día el pasado dos de octubre, cuando el agujero de capa de ozono alcanzó 28,2 kilómetros cuadrados, su dimensión máxima para este año.

Las temperaturas en la estratosfera antártica varían de año en año, lo que hace que algunos años el agujero de la capa de ozono sea relativamente pequeño y otros relativamente grande.

"De manera general, esto no revierte la recuperación de largo plazo para la capa de ozono que se proyecta en las próximas décadas", indicó la OMM.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

28 Octubre 2015

Científicos en un laboratorio en Inglaterra han creado una barra de chocolate que supuestamente reduce la apariencia de las arrugas y mejora tu piel.

 La compañía Lycotec le reportó al periódico inglés The Daily Mail que han creado la primera barra de chocolate para la belleza, llamada Esthechoc.

 El Dr. Ivan Petyaev le reveló a The Telegraph que participantes en un estudio clínico vieron los beneficios después de comer Esthechoc todos los días. Según el doctor, los participantes tenían más de 50 años, y después de comer el chocolate por un tiempo, sus pieles parecían las de personas de 20 o 30 años.

 Cada barra de 7.5 gramos, contiene la misma cantidad del antioxidante flavonol que una barra 10 veces más grande según Lycotec. La compañía que está promocionando Esthechoc, Cambridge Chocolate Technologies, le dijo a The Telegraph que cada barra también contiene la misma cantidad de astaxantina, un antiinflamatorio, que un salmón de 10 onzas.

 Las barras de sólo 38 calorías aún no se han lanzado al mercado. Cada caja de Esthechoc tendrá 21 barras, una dosis diaria por tres semanas. Se espera que se empiecen a vender en tiendas de lujo en Gran Britania en marzo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

23 Octubre 2015

La conclusión de Albert Einstein era clara. Por un lado señalaba que nada había más rápido que la velocidad de la luz; y por otro, enseñaba que el universo no permitía sucesos aleatorios, es decir, que no hay lugar para el azar. Pero al parecer, el científico alemán no estaba en lo cierto, e investigadores de la Universidad de Tecnología de Delft (TUDelft), Holanda, encontraron la solución al enigma.

El principio de "realismo local", como lo bautizó Einstein, fue refutado gracias al uso por parte de estos científicos de un "dado cuántico" desarrollado por el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona (ICFO). Los investigadores de TUDelft señalaron que, "posiblemente, una de estas dos ideas, o incluso las dos, sea falsa", indicó el profesor Morgan Mitchell, en respuesta a los propuesto por el físico alemán.

Hasta el arribo de la Física Cuántica, las leyes de la Física habían enseñado que existía un orden preestablecido, "perspectiva filosófica compartida por Einstein", según el académico consultado por el diario La Vanguardia. Pero el genio alemán no creía en las predicciones de la teoría cuántica a la que llamaba "acción fantasmal".

El experimento entrelazó dos electrones atrapados en el interior de dos cristales de diamante distintos, tras lo cual midió la orientación de los electrones analizados. En Física Cuántica, el entrelazamiento es poderoso y misterioso: matemáticamente, los dos electrones son descritos por una sola "función de onda" que sólo especifica si coinciden o no, dejando de lado la dirección o giro.

Con los resultados a la vista, los electrones aparecen al azar de forma individual, aunque coincidan muy bien. Según los analistas, estos no pudieron haber tenido orientaciones preexistentes. Este comportamiento sólo es posible si los electrones se comunican entre sí, algo llamativo y curioso para electrones encerrados en cristales diferentes.

En el experimento, los diamantes estaban en diferentes edificios a 1,3 km de distancia el uno del otro. Por otra parte, las mediciones se hicieron tan rápido que no hubo tiempo para que los electrones se comunicasen, ni siquiera a la velocidad de la luz. Esto pone un manto de duda sobre la teoría del "realismo local". Según la tradición física, si las orientaciones de electrones son reales, éstos han tenido que comunicarse de alguna modo; y si se comunicaron, tuvieron que hacerlo a una velocidad superior a la de la luz, lo que contradiría a Einstein en eso de que nada puede ser más rápido.

Este experimento fue posible gracias al "dado cuántico" desarrollado por científicos del ICFO. "Se trata de un sistema que genera un número aleatorio de manera muy rápida. Un valor del cual no se puede predecir. Coincide con la idea del dado lanzado al aire, no se puede predecir el número que saldrá", sentencia Mitchell.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

09 Octubre 2015

Un equipo de investigadores españoles ha demostrado, por primera vez, que producir especies reactivas de oxígeno de manera puntual en la piel de un organismo vivo tiene un potente efecto estimulador que activa las células madre del tejido y promueve su regeneración.

Los investigadores del grupo de Dermatología Experimental y Biología Cutánea del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria -IRYCIS- del Hospital Universitario Ramón y Cajal han hecho el estudio con ratones de laboratorio.

El trabajo se ha publicado en la revista científica Journal of Investigative Dermatology, perteneciente al grupo Nature, informó el Hospital en un comunicado.

Las especies reactivas de oxígeno -ROS- son tremendamente tóxicas de modo que las células de los organismos aeróbios (los que necesitan oxígeno para vivir) han desarrollado múltiples mecanismos para eliminarlas eficazmente.

Sin embargo, el daño biológico que causan se va a acumulando en los tejidos asociándolo al proceso de envejecimiento.

A partir de estas observaciones, los investigadores quisieron demostrar que una producción endógena de especies reactivas de oxígeno en un organismo vivo podía tener efectos fisiológicos estimuladores y reguladores, y no simplemente una respuesta defensiva en el tejido.

Los investigadores desarrollaron una tecnología que permite activar transitoriamente la producción endógena de pequeñas cantidades de ROS en células en cultivo, con lo que estimularon potentemente y de forma controlada la proliferación celular sin efectos letales.

Posteriormente, realizaron este mismo procedimiento sobre la piel del ratón: aplicaron los precursores en forma de crema sobre regiones específicas del tejido e irradiaron la zona del animal deseada, todo ello "con resultados sorprendentes".

El trabajo ha servido para demostrar por primera vez que activar de forma transitoria una producción de ROS en el tejido, activa la proliferación de las células madre de la piel y los programas homeostáticos de regeneración tisular.

Como consecuencia, es posible utilizar este procedimiento para acelerar de forma espectacular el crecimiento del pelo o el proceso de cicatrización de quemaduras.

Además, se ha abierto la posibilidad de aplicar este procedimiento en la práctica clínica rutinaria para el tratamiento eficaz y barato de patologías y lesiones cutáneas que tienen una alta incidencia en la población, como las úlceras crónicas en personas mayores y diabéticas, las heridas quirúrgicas, las quemaduras extensas o las alopecias.

En breve se prevé comenzar ensayos de prueba de concepto en voluntarios para trasladar los resultados obtenidos en el ratón a la piel humana.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

17 Septiembre 2015

Un grupo de científicos demuestra cómo los videojuegos cambian los cerebros de sus usuarios habituales. Entre las ventajas se encuentran la mejora de la memoria o la concentración pero también pueden causar adicción y fomentar conductas desviadas entre sus usuarios.

Los videojuegos moldean nuestro cerebro. Ahora lo confirman los científicos, recoge BBC News. Algunos afectan de manera positiva a las capacidades cognitivas del mismo. Otros alertan de que con frecuencia los videojuegos generan adicción, pérdida del sentido de la realidad y pueden fomentar conductas crueles o desviadas.

Entre los defensores de los efectos positivos de los videojuegos se encuentra, por ejemplo, el profesor Adam Gazzaley de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.), que diseñó el videojuego Neuroracer para abordar el deterioro mental de los mayores. Las pruebas realizada por demostraron que los usuarios de mayor edad mejoraron su memoria y la capacidad de concentración.

En este sentido, la profesora Daphne Bavelier, de la Universidad de Ginebra, que estudia cómo el cerebro se adapta a los permanentes cambios ambientales, demostró en un experimento que los usuarios de los videojuegos presentaron mejor capacidad de visión que el resto gracias a los numerosos movimientos y acciones que implican aquellos. Ello se debe a que los jugadores tienen que reaccionar muy rápidamente y distribuir su atención a lo largo de pantalla de ordenador.

Además, los videojuegos pueden tener aplicación práctica en campos como la medicina. El doctor Henk ten Cate Hoedemaker, un cirujano laparoscópico asociado a la Universidad de Groningen, diseñó un juego que permite desarrollar la motricidad y la agilidad en esta técnica quirúrgica a través de una lente óptica. Su objetivo es que los cirujanos principiantes practiquen. Quienes tienen éxito en el juego aprueban con mejores resultados las tareas educativas quirúrgicas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno envía una invitación al Colegio…

Gobierno envía una invitación al Colegio Médico para hablar del SUS

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, anunció este lunes que se enviará una invitación por...

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal…

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal ejemplo” para sus hijos

Aracely Arámbula orgullosa de su espléndida figura, ha publicado en los últimos días unas fotos...

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos e…

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos en Potosí

Los cinco integrantes de una familia, el padre y cuatro de sus hijos, fallecieron este...